Cómo aplicar para una tarjeta de crédito (y que te aprueben) en 6 pasos

Una tarjeta de crédito usada de forma inteligente es la llave para acceder oportunamente a cualquier producto o servicio que de otra forma no sería posible. Para unos una necesidad, para otros un símbolo de estatus, te decimos cómo aplicar para una tarjeta de crédito y que te la aprueben en breves pasos

Aunque ser aprobado nunca es una garantía, aplicar de forma exitosa para una tarjeta de crédito es un proceso no tan corto. Comienza con la comprobación de tu puntuación de crédito y la elección de la tarjeta correcta, acorde con tus propósitos y estilo de vida.  

Solicitar una tarjeta de crédito y esperar la aprobación o el rechazo puede ser abrumador. 

Aplicar para una tarjeta de crédito. Primeras recomendaciones

El primer tip que te podemos ofrecer es tener confianza

De hecho, la palabra “crédito” en el latín antiguo significa “digno de confianza”. Debes demostrar al banco o emisor que eres digno de confiar para que te puedan emitir una tarjeta de crédito.  Tal vez el primer paso es abrir una cuenta bancaria en la institución con la que esperas forjar una relación financiera y llevar allí tu movilización de dinero. 

“Cuando estás solicitando tu primera tarjeta de crédito, esencialmente le estás pidiendo al emisor que te dé una oportunidad”, dice el educador de crédito John Ulzheimer del Grupo Ulzheimer.

¿Su consejo como experto? Sé realista con tus expectativas.

Con tu primera tarjeta «Es muy poco probable que vayas a obtener un límite de crédito muy grande, y puede que ni siquiera obtengas un límite de crédito modesto», dice Ulzheimer – “es algo normal”. Construir tu crédito o puntaje crediticio es un proceso, y tienes que empezar en algún momento.

Sólo recuerda: puede que no seas “digno de confianza” para solicitar una tarjeta de crédito en este momento, pero puedes tomar medidas proactivas que te preparen para que te la aprueben en el futuro próximo. 

Pasos para solicitar una tarjeta de crédito

Sin más preámbulo vamos a los seis pasos sobre cómo aplicar para una tarjeta de crédito:

Número 1: Consulta tu puntaje de crédito

Conocer tu puntaje crediticio y lo que hay en tu informe de crédito puede ayudarte a determinar qué productos deberías solicitar. La Oficina de protección financiera al Consumidor (CFPB o Consumer Financial Protection Bureau) nos enseña cómo obtener una copia de nuestro informe de crédito

Por ejemplo, si tienes un puntaje de crédito normal, es posible que no desees solicitar una tarjeta de elite con la que se indique claramente que sólo se aprobarán los solicitantes con un crédito excelente.

Tómate un tiempo para revisar tu informe. Como lo señala la CFPB, tu informe de crédito puede contener errores, tales como cuentas de cobro antiguas que ya deberían haber sido retiradas de tu informe, algo así podría impedir que tu solicitud sea aprobada.

¿Cómo puedo corregir algún error en mi informe de crédito?

Los errores en los informes de crédito no son raros y la forma en que abordarás un error dependerá del tipo de error que reportes. 

Algunos errores pueden estar relacionados con la cuenta. Por ejemplo, un pago atrasado de más de siete años o con información personal incorrecta como un nombre incorrecto.

Número 2: Determina qué tipo de tarjeta necesitas

Si es tu primera solicitud de tarjeta de crédito, probablemente sea una buena idea optar por una tarjeta con cuota anual. Idealmente con cuota de mantenimiento baja, o sin ellas y con una tasa de interés baja. 

No apliques para múltiples tarjetas a la vez. En la mayoría de los casos, una tarjeta debería ser suficiente para empezar. Esto limita el riesgo de que te confundas por las múltiples fechas de vencimiento de los pagos.

Si no tienes aún un historial de crédito o has tenido problemas para que le aprueben una tarjeta de crédito en el pasado, deberías tratar de solicitar una tarjeta de crédito garantizada

Una tarjeta de crédito con garantía requiere un depósito en efectivo, por aproximadamente el límite de crédito solicitado y se utiliza comúnmente para iniciar o reconstruir un historial de crédito.

Otra recomendación que podemos darte es que solicites una tarjeta de crédito departamental o emitida por alguna cadena de tiendas. 

Julie Marie McDonough, autora de “Cómo hacer que tu puntuación crediticia se dispare” (How to Make Your Credit Score Soar), describe a las tarjetas minoristas como las “rueditas de entrenamiento” de las tarjetas de crédito, ya que los emisores tienden a ser más flexibles en cuanto a quién califica para una tarjeta de éste tipo.

Sin embargo, las tarjetas de crédito minoristas o departamentales tienen algunos inconvenientes. Entre ellos, los altos tipos de interés, las comisiones y un servicio al cliente ligeramente deficiente en términos comparativos, por lo que es importante utilizarlas de manera responsable.

Número 3: Elige dónde solicitarla y abre una cuenta antes

¿Ya tienes una cuenta de cheques o de ahorros en un banco o cooperativa de crédito? 

McDonough dice que solicitar una tarjeta de crédito de una institución financiera en la que tengas una cuenta bancaria resulta ser una buena idea, ya que tienes un historial de productos financieros ya establecido allí.

Andrew Fiebert, cofundador de la organización financiera personal Listen Money Matters, ratifica esta pauta. 

«Una relación bancaria preexistente podría mejorar tus posibilidades de que te aprueben una solicitud de tarjeta de crédito«, dice Fiebert, «especialmente si has manejado tu cuenta bancaria de manera responsable, por ejemplo, sin sobregiros».

Número 4: Comprueba si estás precalificado

Algunos de los grandes bancos, como JP Morgan Chase, Bank of America y Capital One, te permiten conocer si estás precalificado para una tarjeta de crédito.

Es algo que ocupa un poco de trabajo de tu parte. Normalmente necesitas llenar un pequeño formulario y enviar información personal básica, incluyendo tu número de seguro social

Así inicia un proceso de revisión somera o Soft Inquiry, que, al igual que la comprobación de tu crédito, no afectarán tu puntuación crediticia.

Si obtienes un estatus de «pre-aprobado» o «pre-calificado», ¡adelante! Haz cumplido con todos los criterios del prestamista hasta ahora.

Sin embargo, todavía tienes que solicitar la tarjeta y el hecho de ser aprobado dependerá de otros factores, incluyendo sus ingresos formales, de los que puedas presentar soportes. 

Ten presente que tratándose de una precalificación, no es una garantía absoluta de tu aprobación. 

Número 5: Prepárate para una “consulta dura” de tu historial de crédito

Cuando solicitas una nueva tarjeta de crédito, por lo general se desencadena lo que se conoce como una “investigación dura” o “Hard Inquiry” en inglés, en tu informe de crédito. Es una consulta a tu historial de crédito que generará una traza en él. 

Las “consultas duras” generalmente ocurren cuando una institución financiera, como un prestamista o un emisor de tarjetas de crédito, revisa tu informe de crédito con el propósito de tomar una decisión de préstamo.

Tener varias investigaciones o consultas duras en un breve período de tiempo puede disminuir tu puntaje de crédito ligeramente y puede permanecer en tu informe de crédito hasta por dos años. 

La buena noticia es que una sola investigación dura puede no afectar tu puntuación de forma significativa y el daño suele disminuir o desaparecer con el paso del tiempo.

Número 6: aplica las mejores prácticas de tarjetas de crédito

Si te aprueban una tarjeta, ¡felicidades! 

Una tarjeta de crédito puede ser una herramienta realmente útil para ayudar a construir tu record y puntaje de crédito con el tiempo. Sin embargo, ahora que la tienes, recuerda se trata de una herramienta que requiere mantenimiento y atención de tu parte.

Infórmate sobre las mejores prácticas de las tarjetas de crédito. Cómo hacer pagos completos o “totaleros” y de forma oportuna; asimismo mantener un uso de crédito bajo; preferiblemente por debajo del 30 por ciento de tu límite total.

BBVA nos recuerda cómo usar responsablemente nuestras tarjetas de crédito. 

¿Qué sucede si su solicitud es rechazada?

En primer lugar, no te desesperes

Muchas personas han experimentado un rechazo de una solicitud de tarjeta de crédito en más de una ocasión, y muchas han sido aceptadas posteriormente por otras tarjetas. Por eso, es de vital importancia que sepas cómo aplicar para una tarjeta de crédito antes de iniciar el proceso.

En segundo lugar, sopesa tus opciones. 

Tal vez quieras intentar solicitar una tarjeta de crédito estándar no garantizada o de menores beneficios ofrecidos e ingresos requeridos. 

También puede considerar solicitar una tarjeta de crédito asegurada, que requiere un depósito en efectivo, el cual, se convierte en la garantía para tu límite de crédito.

Sin embargo, trata de ser selectivo con respecto a las solicitudes adicionales, recuerda las “consultas duras”, ya que cada varias de ellas en un período breve pueden perjudicar su crédito.

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

2 comentarios en “Cómo aplicar para una tarjeta de crédito (y que te aprueben) en 6 pasos”

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!