¿Qué es balance transfer y cómo funciona?

Trasladar la deuda pendiente de una tarjeta de crédito a otra, normalmente una nueva, se conoce como balance transfer o transferencia de balances. Este procedimiento suele ser utilizado por los consumidores que desean transferir el saldo de una tarjeta de crédito a otra con una tasa de interés más baja, menos penalidades y mejores beneficios, como puntos de recompensa o millas de viaje.

¿Qué es una tarjeta de crédito balance transfer? Muchas compañías de tarjetas de crédito ofrecen transferencias de saldo gratuitas para atraer clientes. A menudo, ofrecen un período promocional o introductorio de seis a 18 meses en el que no se cobran intereses por la suma transferida.

Nota: al realizar las balance transfer estás trasladando un saldo mensual. Y aunque tengas una tasa de interés del 0%, al terminar el período de gracia podrías tener que asumir cargos sorpresa en las nuevas compras.

Los consumidores inteligentes pueden aprovechar estos incentivos y evitar las altas tasas de interés mientras pagan la deuda, pero es recomendable estudiar estas ofertas con mucho cuidado.

Información clave:

  • Las balance transfer de tarjetas de crédito suelen ser utilizadas por los consumidores que desean trasladar la cantidad que deben en una tarjeta de crédito a otra tarjeta de crédito con un tipo de interés más bajo.
  • Las balance transfer a menudo vienen con un período introductorio sin intereses.
  • Muchas transferencias de crédito implican condiciones y cargos inesperados.
  • Cualquier incumplimiento en los acuerdos puede hacer que los intereses salten a una tasa de penalización severa.

¿Qué se busca con la tarjeta de balance transfer?

Con las balance transfer puedes ahorrar dinero. Digamos que tienes un saldo de 5.000 dólares en una tarjeta de crédito con una tasa de porcentaje anual (APR o annual percentage rate) del 20%. Con esa tasa, asumir el saldo te cuesta alrededor de $1,000 al año. Después de asegurar una transferencia de saldo de 12 meses al 0% en una nueva tarjeta de crédito, tendrías un año para pagar los 5.000 dólares sin intereses y sólo un cargo por transferir el saldo.

Pero los detalles y sorpresas con este procedimiento podrían ser muchos. Después de la transferencia, por ejemplo, todavía tienes que hacer el pago mínimo mensual en la tarjeta antes de la fecha de vencimiento para mantener en beneficio del 0%. Además, debes prestar atención a la tasa de interés, porque la nueva tarjeta podría tener una tasa de interés por defecto más alta que la de tu tarjeta actual.

Del mismo modo, el incumplimiento de cualquiera de las cláusulas del contrato, como hacer pagos tardíos, exceder el límite de crédito o rebotar un cheque, puede hacer que el interés salte a una tasa de penalización hasta del 29,99%.

La tasa de 0% usualmente es válida por 12 o 18 meses, a veces más. Así que debes responder las siguientes preguntas: ¿Puedes pagar el saldo transferido durante ese período? Si no es así, ¿qué tasa de interés se aplicará después del período de gracia? No esperes un recordatorio de la compañía de la tarjeta de crédito sobre la fecha en la que culmina la tasa de promoción. Debes estar atento.

Posibles escollos

En el caso de las cuentas que implican una nueva tarjeta de crédito, los términos requerirán que el titular de la tarjeta complete la balance transfer dentro de un cierto tiempo (generalmente uno a dos meses) para recibir la tasa de promoción. El día después de que finaliza este período, comienzan las tasas de interés regulares.

Un pago atrasado o una declaración de quiebra del titular de la tarjeta, también puede dar lugar al rechazo de la transferencia.

Sin una oferta de tasa al 0%, una Balance transfer podría funcionar, pero debes hacer bien las cuentas. Digamos que tienes un saldo de 3.000 dólares con una tasa de interés del 30%. Esto se traduce en 900 dólares al año en intereses. Transferir el saldo a una tarjeta con una tasa de interés anual del 27% y un cargo por transferencia del 3% significa pagar $810 en intereses al año, más un cargo por transferencia de saldo de $90. Sólo puedes alcanzar el punto de equilibrio después de un año.

En este ejemplo, para que el movimiento tenga sentido, necesitas un trato en el que la APR sea menor al 27%. Podrías pedir al emisor de la tarjeta una reducción de la tasa de interés al 27% o menos, ahorrando el cargo por transferencia de saldo.

Durante la actual crisis del coronavirus, las compañías de tarjetas de crédito están ofreciendo ayuda a los titulares de tarjetas que están experimentando dificultades financieras. Los emisores de tarjetas están alentando a los titulares que se encuentran en esta situación a que hablen con un representante sobre posibles opciones. Entre ellas: la reducción de su tasa de interés, la omisión de pagos o el impedir cargos por mora.

¿Dónde buscar?

Si consultas algún sitio web de comparación de tarjetas de crédito, ten en cuenta que estos sitios suelen recibir comisiones de las compañías de tarjetas cuando alguien realiza una solicitud a través del sitio web y es aprobada. Además, algunas compañías manipulan la información que estos sitios web publican sobre sus tarjetas de crédito, por este motivo los detalles sobre los costos podrían no ser totalmente claros.

La Oficina de Protección Financiera del Consumidor ofrece una guía sobre cómo comprar en los sitios de emisión y comparación.

¿Cómo hacer una transferencia de saldo de tarjeta de crédito o balance transfer?

Después de obtener una tarjeta con una oferta de transferencia de saldo de 0% de interés, averigua si esa tasa es automática o depende de una verificación de crédito. El siguiente paso es determinar qué saldos se deben transferir; las tarjetas con altas tasas de interés deben ser las primeras.

El saldo no necesariamente tiene que estar a nombre del titular de la tarjeta para calificar para una transferencia.

A continuación, calcula la comisión por transferencia, que suele ser del 3% al 5% (de 30 a 50 dólares por cada 1.000 dólares transferidos). Averigua si hay un límite en la comisión, eso puede hacer con que la balance transfer más grande valga la pena. Comprueba también el límite de crédito de tu nueva tarjeta. La transferencia de saldo solicitada no puede exceder la línea de crédito disponible y los cargos por transferencia de saldo cuentan para ese límite.

Solicitar la transferencia

Aunque se llama balance transfer, realmente una tarjeta de crédito paga a la otra. El proceso es el siguiente:

Cheques de transferencia de saldo

El nuevo emisor de la tarjeta a la que se transfiere el saldo suministra cheques al titular y éste elabora uno a nombre de la compañía de la tarjeta que quiere pagar.

Algunas compañías de tarjetas de crédito permiten que el titular elabore el cheque a su nombre, pero en este caso asegúrate que esto no se considera un adelanto en efectivo.

Transferencias en línea o por teléfono

El titular suministra la información de la cuenta y el monto a la compañía de la nueva tarjeta de crédito y ésta organiza la transferencia de fondos para saldar la cuenta.

Por ejemplo, pagas un saldo de 5.000 dólares en tu tarjeta Visa y piensas transferir ese saldo a una MasterCard con una oferta del 0%. En ese caso, tendrás que proporcionar a MasterCard el nombre, la dirección de pago y el número de cuenta de tu tarjeta Visa e indicar que deseas que se paguen 5.000 dólares a esa cuenta.

Depósito directo

El titular de la tarjeta debe proporcionar el número de ruta de la cuenta bancaria en la que depositar los fondos de la transferencia.

Deja pasar al menos dos o tres días (tal vez hasta 10) para que el nuevo acreedor pague al antiguo y luego consulta ambas cuentas para comprobar que se ha concretado la balance transfer.

Atención con el período de gracia de las balance transfer

La gente que aprovecha estas ofertas a veces se encuentra con cargos de intereses inesperados. Aunque disfrutes una tasa de interés del 0% sobre el saldo transferido, al finalizar el período de gracia de la tarjeta puedes tener que pagar intereses sorpresa en las nuevas compras.

Se considera como período de gracia al tiempo entre el final del ciclo de facturación de la tarjeta de crédito y la fecha de vencimiento de la factura. Durante ese tiempo (de al menos 21 días, por ley) el titular de la tarjeta no tiene que pagar intereses por las nuevas compras.

Pero el período de gracia sólo se aplica si el titular no tiene saldo en la tarjeta. Lo que muchos consumidores no se dan cuenta es que trasladar el saldo completo de una tarjeta a otra afecta el período de gracia.

Sin período de gracia, las compras con la nueva tarjeta después de completar la balance transfer acumulan cargos por intereses. 

Cuidado con las promociones

La Oficina de Protección Financiera del Consumidor dice que muchos emisores de tarjetas no dejan claros sus términos en sus ofertas promocionales. Se le exige a los emisores que informen a los consumidores sobre el funcionamiento del período de gracia. Tanto en el proceso de comercialización como en el proceso de solicitud y en los estados de cuenta, entre otras comunicaciones. 

Ten en cuenta que muchas ofertas estipulan que el puntaje crediticio del titular de la tarjeta determina el número real de meses de tasa 0% en el período introductorio.

Si los términos del período de gracia para las compras después de una transferencia de saldo no están claros, debes parar el proceso y buscar una opción con términos más claros. Por ejemplo, aceptar una oferta de balance transfer del 0%, pero no usar la tarjeta para ninguna compra hasta que la transferencia de saldo esté saldada; o elegir una tarjeta de crédito que ofrezca una APR introductoria del 0% tanto en balance transfer como en compras nuevas.

Transferencias a las tarjetas existentes

Las balance transfer también pueden hacerse con una tarjeta existente, especialmente si el emisor está llevando a cabo una promoción especial. Sin embargo, esto puede ser complicado si la tarjeta existente ya tiene un saldo que la transferencia sólo aumentará.

Supongamos que el titular de una tarjeta debe 2.000 dólares en una tarjeta con una tasa de interés anual del 15% antes de transferir un saldo de 1.000 dólares de una segunda tarjeta. La tasa de balance transfer que se ofrece es del 0% por seis meses. El titular paga 1.000 dólares en seis meses, pero como la parte del 0% de la deuda de la tarjeta de crédito se paga al principio, la tasa del 15% de APR para seis meses se aplica a los 2.000 dólares que no fueron afectados por los pagos. Mientras tanto, la tarjeta de la que se transfirieron los $1,000 tiene una tasa de APR del 12%, representando una pérdida del 3%.

Cómo afecta al puntaje de crédito

Considera también que agregar una gran suma a una tarjeta afectará la tasa de utilización de crédito. En otras palabras, el porcentaje de crédito disponible que ha sido utilizado, que es un componente clave de tu puntaje crediticio.

Digamos que tienes una tarjeta con un límite de 10.000 dólares y un saldo de 1.250 dólares. Estás usando el 12,5% de tu límite de crédito. Si luego transfieres $5,000, creando un saldo total de $6,250, ahora estás usando el 62.5% de tu límite de crédito. Este aumento en el saldo de una tarjeta podría perjudicar tu puntuación de crédito y, en última instancia, hacer que la tasa de interés aumente en esta y otras tarjetas. Sin embargo, esto puede ser compensado por el saldo inferior de 5.000 dólares en la tarjeta de mayor interés.

Comparación de préstamos personales

Algunos asesores financieros consideran que las balance transfer entre tarjetas de crédito sólo tienen sentido si el titular de la tarjeta puede saldar toda o la mayor parte de la deuda durante el período de la tasa de promoción. Una vez finalizado ese período, es probable que el titular de una tarjeta se enfrente a otro tipo de interés elevados sobre su saldo. En este caso un préstamo personal (con tasas que tienden a ser más bajas o fijas) sea probablemente la mejor opción.

Sin embargo, si el préstamo personal tiene que ser garantizado, quizá el titular de la tarjeta no se sienta cómodo otorgando activos como garantía. La deuda de la tarjeta de crédito no está garantizada y, en caso de incumplimiento, es poco probable que el emisor de la tarjeta demande y persiga los activos del titular. Con un préstamo personal garantizado, el prestamista puede tomar activos para recuperar las pérdidas.

Conclusión

La balance transfer de una tarjeta de crédito debería ser una herramienta para escapar de la deuda más rápidamente y gastar menos dinero en intereses sin incurrir en cargos o dañar tu calificación crediticia.

Aceptar una oferta de 0% de interés en una nueva tarjeta podría ser una jugada astuta, después de entender la letra pequeña de los términos, hacer los cálculos correctos y crear un plan realista donde se pague el saldo antes de hacer nuevas compras.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!