¿Qué es el deducible de un seguro médico?

Si quieres saber qué es el deducible de un seguro médico, debes saber que es una de las tantas maneras de reducir tu total de impuestos. Es posible que puedas deducir gastos médicos calificados siempre que sean superiores al 7.5% de tu ingreso bruto ajustado (AGI).

Si tú o tus dependientes han estado en el hospital o han tenido otros gastos médicos o dentales costosos, conserva esos recibos, ya que podrían ayudarte a reducir tu factura de impuestos.

A continuación, te mostramos cómo funciona la deducción de gastos médicos y cómo puedes aprovecharla al máximo.

¿En qué consiste el deducible de un seguro médico?

En general, puedes deducir gastos médicos calificados y no reembolsados que sean más de 7.5% de tu ingreso bruto ajustado (AGI)  en 2020 (ese umbral solía ser del 10%, pero los cambios legislativos a fines de 2019 lo redujeron al 7,5%).

Por ejemplo, si tu seguro bruto ajustado es de $ 40,000, cualquier cantidad más allá de los primeros $ 3,000 de su facturas médicas, o el 7.5% de tu AGI, podría ser deducible.

Si acumulaste $ 10,000 en facturas médicas, entonces, $ 7,000 podrían ser deducibles en este ejemplo.

¿Qué gastos son deducibles de un seguro médico?

La Publicación 502 del IRS tiene la lista completa, pero aquí te mostramos un pequeño resumen.

  • Pagos a médicos, dentistas, cirujanos, quiroprácticos, psiquiatras, psicólogos y otros profesionales médicos.
  • Atención hospitalaria y de enfermería
  • Acupuntura
  • Programas de adicción, incluso para dejar de fumar.
  • Programas de pérdida de peso para enfermedades diagnosticadas por el médico, incluida la obesidad (pero los alimentos de dieta y las cuotas del club de salud generalmente no cuentan)
  • Insulina y medicamentos recetados
  • Admisión y transporte a conferencias médicas sobre enfermedades que tanto como tú y tu cónyuge o sus dependientes tienen (pero las comidas y el alojamiento no cuentan)
  • Dentaduras postizas, anteojos de lectura o recetados, lentes de contacto, audífonos, muletas, sillas de ruedas y animales de servicio.
  • Costos de transporte hacia y desde la atención médica.
  • Primas de seguro para atención médica o seguro de atención a largo plazo si no son pagadas por tu empleador y debas pagarla de tu bolsillo después de impuestos.

Otras reglas de los deducibles de un seguro médico

  • Solo puedes incluir los gastos médicos que pagaste durante el año
  • No puedes incluir los gastos que te reembolsaron (por lo tanto, si el seguro pagó la factura, no es deducible).

¿Qué no es deducible de un seguro médico?

  • Gastos funerarios.
  • Medicamentos de venta libre.
  • Dentífricos, artículos de tocador y cosméticos.
  • Vacaciones, prevención contra quemaduras del sol.
  • La mayoría de las cirugías estéticas.
  • Chicles y parches de nicotina que no requieren receta médica.

¿Cómo reclamar el deducible de un seguro médico?

Para ello, deberás seguir los siguientes pasos:

Detallar deducciones

Primero, deberás detallar en lugar de tomar la deducción estándar. Eso puede significar pasar más tiempo en preparación de impuestos, pero si tu deducción estándar es menor que tus deducciones detalladas, deberías detallar y ahorrar dinero. 

Si tu deducción estándar es mayor que tus deducciones detalladas, toma la deducción estándar y ahorra algo de tiempo. 

En caso de que no sepas mucho sobre estos tipos de deducciones comenzaremos por explicarte lo que son las deducciones detalladas. Estas son básicamente gastos permitidos por el IRS que pueden disminuir tu ingreso imponible. Hay docenas de deducciones detalladas por ahí.

Por el contrario, la deducción estándar es la contrapartida de la deducción detallada, básicamente es una reducción de dolares fijos y sin la necesidad de hacer preguntas en tu ingreso bruto ajustado.

Usa el Anexo A

El Anexo A (formulario del IRS utilizado para reclamar deducciones detalladas en tu declaración de impuestos) te permitirá hacer los cálculos para tu deducción. Tu software de impuestos puede guiarte a través de los pasos.

En el portal IRS.gov te ofrecen software gratuito para el cálculo de impuestos según tu nivel de ingreso.

Considera tu estado civil

Si estás casado podrías hacer una presentación por separado, esto te da la probabilidad de obtener una mayor deducción por gastos médicos. Sin embargo, este movimiento es arriesgado porque podrías perder otras exenciones de impuestos. 

El portal oficial USA.gov una tabla con las tasas y categorías del 2019.

Por ejemplo, digamos que tu cónyuge acumuló $ 6,000 en facturas médicas el año pasado. Si presentas una declaración conjunta y su AGI combinado es de $ 100,000; entonces solo la parte de tus facturas médicas que superen el 7.5% de esa cantidad, o la parte superior a $ 7,500, es deducible.

Por lo tanto, en este escenario, no puedes deducir ninguno de tus $ 6,000 en facturas médicas.

Ahora, digamos que tienes que hacer una presentación por separado. Tu AGI es de $ 75,000 y el AGI de tu cónyuge es de $ 25,000. Debido a que las facturas médicas son de tu cónyuge, él o ella podría deducir algo más del 7.5% de esos $ 25,000 AGI, o $ 1,875. Eso significaría una deducción de impuestos de $ 4,125 por haber hecho una presentación por separado.

Mantener buenos registros

Cuelga esas facturas y solicita los registros de tu farmacia u otros proveedores de atención para completar esos agujeros, esto fue lo que dijo Peter Gurian, un contador público certificado en el área de Dallas.

“Si estás tomando esta deducción, probablemente estés bastante enfermo o tengas algunos problemas que deben abordarse. Si ese es el caso, entonces la clave es realmente hacer un buen trabajo para realizar un seguimiento de cada gasto y gasto”, dijo.

Umbrales estatales para la deducción de gastos médicos

Tu estado podría tener un umbral AGI más bajo, lo que podría ahorrarte dinero, dice Chris Whalen, contador público certificado en Red Bank, Nueva Jersey. En ese estado, por ejemplo, el umbral AGI para deducir gastos médicos es solo del 2%. 

Esto significa que los contribuyentes pueden obtener una exención de sus impuestos estatales sobre la renta, incluso si no pueden obtener uno en sus impuestos federales sobre la renta.

Whalen dice que es importante averiguar cuál es la regla de tu estado; De lo contrario, podrías dejar dinero en la mesa. «Lo veo todos los años, todo el tiempo», dijo.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!