¿Qué es el saldo en una tarjeta de crédito?

Explicado de manera simple, el saldo en una tarjeta de crédito es la cantidad total de dinero que debes en un momento dado, y esta “deuda” se ve reflejada, por supuesto, en la cuenta de la tarjeta de crédito. El saldo cambia según la actividad de tu cuenta: Cuando haces una compra, tu saldo aumenta. Cuando haces un pago, disminuye.

Sin embargo, las compras no son el único factor que tiene un efecto en el saldo. Cargos incurridos durante el ciclo de facturación, como adelantos de efectivo, transferencias de saldos, cargos por intereses, así como cualquier tasa (las tasas anuales o las tasas por retraso, por ejemplo), pueden aumentar el monto total de tu deuda.

Si no puedes pagar tu cuenta en su totalidad y a tiempo cada mes, el saldo restante es transferido al siguiente ciclo de facturación. En este caso, se acumulan cargos por intereses por el monto del saldo que no has pagado.

Pero tener saldo en una tarjeta de crédito significa otras cosas más, así que continúa leyendo para conocer qué impacto puede tener en tu salud financiera.

Sigue leyendo: ¿Qué es una tarjeta de crédito virtual y cómo funciona?

¿Qué significa exactamente llevar saldo en una tarjeta de crédito?

Como hemos explicado, si no pagas la cuenta de la tarjeta de crédito a tiempo y en su totalidad cada mes, lo que quede (el saldo impagado) se transfiere al siguiente ciclo de facturación. Si tienes un saldo, lo más probable es que te cobren intereses por ello.

¿Qué es un buen saldo en una tarjeta de crédito?

En general, no es una buena idea tener saldo en una tarjeta de crédito. Pero la vida pasa y a veces no es posible pagar todas las cuentas a tiempo, ¿a que sí? Si te encuentras en esta situación, presta atención a cuánto estás gastando en comparación con tu límite de crédito.

Si has alcanzado tu límite de crédito o te estás acercando a él, una de las siguientes tácticas podría ayudarte a reducir el impacto en tus puntuaciones de crédito. La clave aquí es disminuir tu índice de utilización de crédito.

  • Pide a la compañía de tu tarjeta que aumente su límite de crédito (sólo recuerda que esto podría resultar en una consulta dura de tu crédito);
  • Cada mes, haz más de un pago en tu cuenta de tarjeta de crédito en lugar de esperar y pagar una suma global. Esto puede ser de gran ayuda para que el saldo no sea demasiado alto.

Sigue leyendo: Cómo aplicar para una tarjeta de crédito (y que te aprueben) en 6 pasos

¿Cuál es la diferencia entre pago mínimo, estado de cuenta, y el saldo en una tarjeta de crédito?

Aunque el saldo de tu tarjeta de crédito es la deuda total en tu cuenta, es probable que veas otros números en el estado de cuenta que recibes cada mes, como por ejemplo:

  • Pago mínimo. Esta es la cantidad mínima de dinero que tienes que pagar a la compañía de tu tarjeta de crédito antes de la fecha de vencimiento para evitar que te cobren cargos por retraso.
  • Estado de cuenta. Compuesto por todos los cargos que aparecen en tu tarjeta de crédito al final del ciclo de facturación, aquí aparecerá cualquier saldo que lleves así como los interés acumulados. No incluye cosas como compras adicionales, adelantos de efectivo o transferencias de saldo añadidas a tu saldo después de que dicho ciclo de facturación ha pasado.

Para obtener la información más actualizada de tu cuenta, puedes ingresar a tu cuenta en línea o llamar a la compañía emisora de la tarjeta.

Sigue leyendo: Cómo pagar mi tarjeta de crédito: Consejos para evitar intereses

¿Por qué es importante llevar un registro del saldo de mi tarjeta de crédito?

Prestar atención al saldo en tu tarjeta de crédito puede ser de gran ayuda para mantener tus finanzas en orden y mejorar tu salud crediticia. A continuación te explicamos por qué.

  • Puede ayudarte a controlar tus gastos. Cuando haces compras con una tarjeta de crédito, es fácil olvidar cuánto has gastado y en qué lo has hecho. Llevar un registro de tu saldo puede ayudarte a mantenerte dentro de tu presupuesto.
  • Puede ayudarte a evitar cargos por intereses. Controlar tus compras puede ayudarte a mantener tus gastos bajo control y así no tendrás problemas para pagar la cuenta en su totalidad y a tiempo, lo cual, al mismo tiempo, evitará que acumules intereses.
  • Puede ayudarte a mantener tu utilización de crédito en un nivel bajo. Si con frecuencia sobrepasas el límite máximo de tus tarjetas de crédito o te acercas demasiado, tu índice de utilización de crédito, que se refiere a la cantidad que has utilizado de tu crédito disponible, puede ser alto. En este orden de ideas, hacer seguimiento de tus gastos puede ayudarte a mantenerte por debajo de tu límite de crédito y a tener una utilización baja, lo cual tiene a su vez un efecto positivo en tu crédito.

Sigue leyendo: Cómo consultar el saldo de la tarjeta de crédito

Consideraciones especiales

Pagar el saldo de tu tarjeta de crédito

Un saldo cero en una tarjeta de crédito es el mejor enfoque para gestionar el crédito de manera eficaz. Un saldo cero también ayuda a evitar las altas tasas de interés asociadas a un saldo positivo.

Ahora bien, en el caso de tener saldo, lo más recomendable es que hagas el pago mínimo mensual más una cantidad adicional. Porque así no solo pagarás la deuda más rápido, sino que también tendrás menos intereses.

Sin embargo, a veces no es así de sencillo. Puede que te encuentres en una situación en la que sólo puedes hacer el pago mínimo. En este caso, te tomará algún tiempo pagar el saldo en tu tarjeta, pero mantendrás tu puntaje de crédito bajo control.

Sigue leyendo: Cómo cancelar un pago de tarjeta de crédito

Saldos de tarjetas de crédito y puntajes crediticios

Como hemos mencionado, llevar un saldo en tu tarjeta de crédito generalmente no es una buena idea. ¿Por qué? Pues porque puede afectar tu puntuación de crédito. Llevar un saldo de este tipo tiene un efecto en el cálculo de tu utilización de crédito, que comprende el 30% de tu puntuación. En este orden de ideas, tu porcentaje de utilización debería ser idealmente del 20% o menos del crédito total disponible.

Pongamos un ejemplo. Si tienes un límite de crédito de $ 5.000 dólares y mantienes un saldo de $ 4.000, entonces la utilización de crédito es del 80%, lo cual es extremadamente alto. Esto le dice a los acreedores y prestamistas que no eres responsable con tu crédito y que es probable que incumplas con los pagos de un futuro préstamo o de la misma tarjeta de crédito. Del mismo modo, una baja utilización de crédito muestra a los acreedores y prestamistas que eres capaz de manejar el crédito de manera responsable.

Importante: Como ya hemos explicado anteriormente, habla con la compañía de tu tarjeta de crédito para aumentar el límite de la tarjeta, ya que esto disminuirá tu utilización de crédito.

Sigue leyendo: 7 formas de consolidar deudas de tarjeta de crédito

En resumen

«Las tarjetas de crédito pueden ser una herramienta poderosa para construir o reconstruir el crédito, pero es necesario asegurarse de usarlas de forma inteligente», afirma Ash Exantus, director de educación financiera de BankMobile.

Debido a que llevar un saldo puede tener un impacto negativo en tu salud crediticia, y esos pagos de intereses pueden acumularse, lo mejor siempre es pagar cualquier saldo en una tarjeta de crédito tan pronto como sea posible.

Para evitar acumular un saldo en primer lugar, Exantus aconseja a los consumidores que no utilicen las tarjetas de crédito para nada que no puedan pagar con dinero en efectivo.

Sigue leyendo: 

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!