¿Puedo obtener un préstamo para un carro si no tengo trabajo?

Las personas sin trabajo creen que obtener un préstamo para comprar un carro es una misión imposible, pero no siempre tiene por qué ser así. Recuerda que tu foto financiera se compone de ciertos elementos y el trabajo es tan solo uno de ellos, aunque sí, coincidimos contigo: tener un empleo es un factor muy importante.

¿Qué quiere decir esto? Que los prestamistas también podrían considerar otros aspectos, como otras fuentes de ingresos, un crédito saludable, un co-firmante o un monto inicial considerable. Pero, ¿qué pasa si falta alguna de estas variables? Pues, aún así tendrías opciones.

Por ejemplo, si no tienes buen crédito, puedes comprar tu carro en un concesionario “buy here, pay here”. El truco aquí está en evaluar muy bien las tasas de interés y su aplicación, ya que podrían ser mucho más altas de las que encontrarías en un banco o cooperativa de crédito.

Por eso, si piensas que estás en un punto muerto y que no podrás comprar -o renovar- tu vehículo, te equivocas. Sí es posible y te enseñaremos cómo hacerlo. Además, estamos convencidos de que estar rodando en la calle -y tener cómo transportarte de un lado a otro- te abrirá más puertas a la hora de buscar empleo.

Entonces, comencemos: ¿qué puedes hacer para obtener un préstamo para carro si no tienes trabajo? Veamos las opciones.

¿Puedo obtener un préstamo para un carro si no tengo trabajo?

¿Cómo obtener un préstamo para carro si no tengo trabajo?

No hay una respuesta única a esta pregunta, ya que todo dependerá de tu caso particular. De hecho, puede que -si no estás trabajando- quieras evitar los préstamos a toda costa para no complicar aún más tu presupuesto mensual y añadir un estrés innecesario a tu vida financiera. 

Sin embargo, hay ocasiones en las que comprar un carro no es tan mala idea, en especial si quieres ampliar tu búsqueda de trabajo. Si este es tu caso, responder a las siguientes preguntas te ayudará a determinar tus alternativas:

#1 ¿Cuentas con otra fuente de ingresos?

Durante el proceso de solicitud, la mayoría de los prestamistas -es decir, bancos y cooperativas de crédito- te pedirán que reveles tus fuentes de ingresos. Puede que aquí te preguntes: ¿qué fuentes de ingresos podrías incluir en tu solicitud si estás desempleado? Aquí te dejamos algunos ejemplos:

  • Pensiones
  • Seguro Social
  • Pensiones alimenticias
  • Propiedades en alquiler
  • Dividendos de una o varias inversiones

Si mensualmente recibes un ingreso que corresponde a cualquiera de estas fuentes, deberías incluirlo en tu solicitud, ya que esto podría ayudarte -y mucho- a calificar para un préstamo de carro.

#2 ¿Qué tan bueno es tu puntaje de crédito?

El crédito juega un papel fundamental en la aprobación de un préstamo y este principio aplica a cualquier persona, desempleada o no. Un puntaje de crédito saludable le demuestra a tus prestamistas que tomas buenas decisiones en materia financiera y que sueles manejar tus deudas con cuidado.

Si unes un buen puntaje de crédito con otras fuentes de ingresos no vinculadas al empleo, podrías encontrar varias opciones de financiamiento para la compra de tu vehículo, incluso si no tienes trabajo actualmente. Por ejemplo, puedes usar tu crédito para tratar de obtener la preaprobación de un préstamo, incluso antes de visitar el concesionario. Esto te dará la oportunidad de conocer la tasa de interés aproximada que aplicará el banco y también los términos del préstamo.

Nota: Debes saber que los bancos o cooperativas de crédito pueden solicitarle a los principales burós una copia de tu puntaje, incluso durante el proceso de preaprobación. Esto podría generar una nota de búsqueda exhaustiva (hard inquiry) en tu crédito. Por ende, te conviene preguntarle al prestamista si realizará una hard inquiry o, por el contrario, una búsqueda suave (soft inquiry).

Lamentablemente, obtener un préstamo de carro con mal crédito puede ser una meta difícil de lograr en un banco o cooperativa de crédito. Algunos concesionarios de vehículos conocidos como “buy here, pay here” podrían aceptar a personas con mal crédito, pero el problema aquí estaría en las tasas de interés. Recuerda que suelen ser más altas que las que encontrarías en un banco, por ejemplo.

¿Nuestro consejo? Tal vez sea mejor que intentes obtener un préstamo de carro en un banco u otro prestamista tradicional, incluso si tu puntaje de crédito no es tan bueno como desearías. ¿La otra opción? Esperar a que mejore tu puntaje para solicitar el préstamo.

Consejo: Aunque no tengas trabajo actualmente, hay maneras de mejorar tu puntaje. Te dejamos nuestra guía “Cómo mejorar tu crédito si no tienes ingresos” para ayudarte.

#3 ¿Puedes solicitar el préstamo con un co-firmante?

Incluso quienes tienen trabajo y un puntaje de crédito aceptable o bueno podrían tener problemas para recibir la aprobación de un préstamo de carro, al menos mientras estén desempleados. En este caso, acudir al banco con un co-firmante que tenga ingresos estables -y también un buen puntaje- podría servir para mejorar tus probabilidades.

Eso sí: antes de pedirle a alguien que sea tu co-firmante, evalúa muy bien las ventajas y desventajas de esta decisión. Recuerda que el co-firmante será tan responsable como tú de los pagos del préstamo y que, de no cumplir con tu parte del trato o de retrasarte con los pagos, estarás afectando también su puntaje de crédito. 

Si estás seguro de que puedes cubrir las mensualidades y pagas cada cuota a tiempo, ambos podrían beneficiarse. Si el crédito de tu co-firmante es muy bueno, es posible que el banco reduzca tus tasas de interés al mínimo, por lo que pagarás menos cada mes. Y, por otro lado, si cumples con los términos del contrato, el co-firmante ganará un par de puntos en las principales agencias de crédito del país.

#4 ¿Tienes otras deudas pendientes por pagar?

Uno de los factores clave que afectan la capacidad de una persona para acceder a un préstamo es su relación deudas / ingresos. Para calcular tu DTI en casa, suma todos los pagos mensuales que realizas y luego divídelos por tus ingresos brutos. Por ejemplo, si tienes $500 en deudas y $2,000 de ingresos brutos, tu DTI será del 25%.

Consejo: ¿Qué se considera un buen DTI? Pues, para evitar ahogarte -financieramente hablando- deberías tener un DTI que no supere el 40%.

Nota: Puedes mejorar tu DTI antes de acudir al banco o prestamista. Si tus deudas son pequeñas, tienes la opción de pagarlas de contado antes de pedir el préstamo de carro. Esto ampliará tus posibilidades de ser aprobado.

#5 ¿Qué tan grande es tu inicial?

El pago inicial está diseñado para reducir el monto total de financiamiento. Por ende, tener un pago inicial grande podría ahorrarte mucho dinero en el proceso

Por ejemplo. Digamos que aunque no tengas trabajo calificas para un préstamo de carro de cinco años con un 6% de tasa fija y que el vehículo que tienes en mente cuesta unos $15,000. Esto quiere decir que tendrás que pagar un total de $2,400 en intereses durante la vida útil del préstamo. Pero si haces un pago inicial del 20% -es decir, de $3,000- los intereses totales se reducirían a $1,920. ¿Conclusión? Estarías ahorrándote $480.

Nota: Si estás planeando comprar un carro, tener un buen pago inicial podría hacerte ahorrar mucho dinero. Sin embargo, hacer un gran pago inicial no siempre es la mejor opción. Por ejemplo, si tu meta es adquirir un vehículo para arrendarlo, querrás mantener tu pago inicial lo más bajo posible.

Obtener un préstamo para un carro si no tienes trabajo: Recomendaciones

Algunos prestamistas no tienen problemas en aprobarle un préstamo a una persona que esté desempleada, especialmente si tienen otras fuentes de ingresos que sean 1) seguras, 2) estables y 3) regulares. Eso sí: antes de comprar tu carro o de pedir una preaprobación, comprueba tu puntaje de crédito para ver si todo está tan bien como debería.

Si estás pensando trabajar para reparar tu crédito o estás por comenzar un nuevo empleo, deberías pensar en postergar la solicitud del préstamo. Esperar un poco más hará que tu situación financiera mejore y esto te permitirá conseguir una mejor tasa de interés y un pago mensual más asequible.

Sigue leyendo:



Artículos relacionados:

Deja un comentario

Créditos en USA