Cómo invertir 20.000 dólares de manera inteligente

Muy bien, tienes en tus manos 20.000 dólares ¡Genial! Ahorrar no es fácil y una suma de 20.000 dólares es un gran logro. Ahora es el momento de averiguar qué hacer con esa gran cantidad de dinero. Si tienes cuentas de tarjeta de crédito pendientes, debes pagarlas primero. Además, es recomendable que guardes lo suficiente como para cubrir entre tres y seis meses de gastos básicos, así podrás utilizarlos si surge una emergencia. Si ya lo has hecho, entonces debes comenzar a pensar en cómo invertir 20.000 dólares de manera inteligente.

Cómo invertir 20.000 dólares

Cómo invertir 20.000 dólares de manera inteligente: factores a considerar

Primero, debes evaluar cinco factores que dictarán tu próximo movimiento antes de invertir tus 20 mil dólares.

1. Metas

El primer paso es determinar lo que pretendes hacer con estos 20.000 dólares. ¿Esperas que esta cantidad de dinero sea tu primer gran impulso para afrontar todos los gastos de vida durante tu jubilación dentro de unos treinta años? ¿O es la herencia que recibiste de un familiar y quieres usarla en el pago inicial de un apartamento más grande para no tener que vivir en un lugar pequeño y estrecho? 

2. Horizonte de tiempo

Esto se refiere al tiempo que planeas mantener una inversión particular. En general, si tienes un horizonte de tiempo corto, querrás seguir una estrategia de inversión menos agresiva. Un inversor que necesita que la inversión total de 20.000 dólares esté disponible en tres semanas, tres meses o incluso tres años, probablemente querrá evitar una estrategia en la que deba invertir mucho en acciones (también conocidas como renta variable).

En la renta variable, por lo general, el valor de las acciones fluctúa mucho más que otras inversiones, como los bonos respaldados por el gobierno. Si necesitas tu dinero a corto plazo, lo último que quieres es tener que retirarlo todo cuando el mercado esté con tendencia a la baja. El tiempo que puedas mantener el dinero invertido es muy importante a la hora de elegir dónde invertir tus 20.000 dólares. Si tu inversión es para la jubilación, tu horizonte de tiempo se verá afectado por tu edad y los años que transcurran desde ahora hasta el momento en que planees jubilarte. Cuanto más tiempo haya entre el presente y tu jubilación, más largo será el horizonte de tiempo.

3. Circunstancias

¿Qué edad tienes? ¿Cómo estás de salud? ¿Cuánto ganas? ¿Cuánto ahorras? ¿Hay alguna posibilidad de que pronto te cases o divorcies? Aunque las preguntas anteriores cubren todos los temas que, según nuestras madres, son poco apropiados para mencionar en una cena, son de gran importancia a la hora de entender tu situación actual y enfocar el futuro. De las diferentes circunstancias depende cuánto dinero tienes ahora y cuánto dinero recibirás en el futuro, a través de factores como la herencia, por ejemplo. El dinero puede ser beneficioso cuando tienes un colchón del cual puedes depender y que no necesitarás durante un largo período de tiempo. En ese caso, invertir puede ser una buena opción para ti.

4. Tolerancia al riesgo

Todos los factores anteriores dictarán tu tolerancia al riesgo, un término que simplemente significa cuánto de tu inversión puedes permitirte perder. Si pierdes los 20.000 dólares y tu vida no se ve afectada materialmente de ninguna manera, significa que tienes una tolerancia al riesgo increíblemente alta. Pero, si al perder tus 20.000 dólares no podrás pagar la hipoteca del mes que viene, tu tolerancia al riesgo es extremadamente baja. En una situación como esta, probablemente querrás poner la totalidad de tus 20.000 dólares en algún lugar donde haya menos riesgo, tal vez un equivalente en efectivo que genere algún interés. Una cuenta de ahorros o una cuenta de inversión de ahorros de alto interés podría ser una buena opción.

5. Tus emociones

Lo creas o no, tu habilidad para manejar las emociones juega un gran papel si quieres decidir en qué invertir. Lo último que debes hacer es empezar a operar por tu cuenta, entrar en pánico cuando el mercado se desploma un poco y vender en ese momento. Cualquier inversión que sea volátil requerirá cierta fuerza de voluntad para mantener tu estrategia de inversión a través de las tormentas.

Si te estás rascando la cabeza preguntándote cómo se aplica todo esto a tu estrategia de inversión, puede ser un buen momento para evaluar los riesgos que ofrecen muchos servicios de inversión automatizados. Ellos construirán una cartera personalizada para tí basada en estos y otros factores.

Cómo invertir 20.000 dólares de manera inteligente: las mejores cuentas

No subestimes el poder de elegir la cuenta de inversión adecuada para guardar tus 20.000 dólares. Los impuestos son como termitas de inversión, que masticarán tus ahorros si los dejas. Lo ideal es que hagas todo lo que puedas legalmente para reducir tu pago de impuestos. El gobierno ha creado reducciones de impuestos para incentivar a los ciudadanos a ahorrar para la jubilación y otros grandes gastos de la vida. Haciendo las cosas bien, se puede ahorrar una gran cantidad de dinero invirtiendo lo máximo posible en lo que se conoce como cuentas «con ventajas fiscales». Estas herramientas permiten que las inversiones crezcan dentro de ellas, libres de impuestos o que sólo sean gravables cuando se retira el dinero años después de la jubilación. Siempre que el horizonte de tiempo de estas cuentas se ajuste a tus objetivos, toma la mayor cantidad de «dinero gratis» que puedas, sacando primero el máximo de estas cuentas.

Piensa en las cuentas con ventajas fiscales como las copas superiores de esas torres de champán; sólo después de que las copas superiores se llenen, tu dinero se filtrará a otros tipos de cuentas. Entonces, será una buena idea abrir una cuenta de inversión personal donde puedas guardar todas tus otras inversiones.

Abre una RRSP y/o abre una TFSA, ya que ambas ofrecen ventajas fiscales que deberías aprovechar antes de invertir en otro tipo de cuenta. ¿Cuál de ellas? Bueno, realmente depende. Veamos:

TFSA 

Las TFSA son excelentes para dos tipos de inversores: los que no ganan grandes salarios y/o los que planean hacer algo con la inversión antes de jubilarse, porque a diferencia de los RRSP, no pagará impuestos si retiras el dinero antes de la jubilación.

RRSP 

Los RRSP son una buena opción para las personas que están ganando más ahora de lo que prevén que ganarán en la jubilación, ya que cuando retiren los fondos, pagarán menos impuestos de los que pagarían ahora. Aunque los RRSP tienen la reputación de ser imposibles de abrir antes de la jubilación sin grandes penalizaciones fiscales. Si deseas financiar el pago inicial de una casa o financiar tu educación o la de tu cónyuge, puedes tomar un préstamo sin intereses de tu RRSP, siempre que lo pagues antes de que el plan se quede sin dinero.

RESP

Si quieres que parte de tus 20.000 dólares se utilicen para financiar la educación universitaria de tu hijo, deberías considerar la posibilidad de abrir un RESP. Los RESP son excelentes por tres razones. Primero, el dinero crece dentro de ellos libre de impuestos. Además, no se considera ingreso imponible cuando se retira y se utiliza en gastos educativos. Y lo mejor de todo, gracias a un programa llamado Canadian Education Savings Grant (CESG), el gobierno igualará el 20% de tus contribuciones, hasta un límite de por vida de más de 7.000 dólares por niño. Sí, aunque no lo creas, el gobierno está dispuesto a darle a tu hijo el equivalente a un coche en efectivo para su educación.

Cuenta de inversión personal

Si ninguna de las cuentas con ventajas fiscales satisface tus necesidades, siempre puedes abrir una cuenta de inversión personal. Esta es una cuenta que te permite comprar y vender valores, acciones y bonos, sólo que no vienen con excelentes ventajas fiscales como las que mencionamos antes.

Dónde invertir 20.000 dólares

¿Por fin estás listo para invertir esos 20 mil dólares? Hay infinitas maneras de sacar partido a tu dinero.

Es necesario advertirte que las inversiones son especulativas y que los resultados del pasado nunca deben ser entendidos como predictores del rendimiento futuro.

Dicho esto, aquí están los destinos más inteligentes para tus 20.000 dólares.

Mercado de acciones

He aquí una opinión totalmente irrefutable. Si la historia fuera algo a lo que pudiéramos recurrir, una de las formas potencialmente más rápidas de hacer crecer tus 20.000 dólares habría sido abriendo una cuenta de operaciones e invirtiendo en el mercado de valores. Pero, ¿qué acciones deberías haber comprado? Lo más probable es que hayas escuchado historias sobre un tipo que invirtió mil dólares en Amazon en 1997 y que ahora vive en un castillo. Sin embargo, lo que no escuchas tanto son las historias de otro tipo, en las que alguien se metió de lleno en Snapchat y ahora vive en el sótano de su madre. 

Hacer una buena selección de acciones es extraordinariamente difícil. El famoso y rico corredor de bolsa Warren Buffett ha pasado las últimas décadas recomendando no intentar ganar dinero con una selección de acciones individuales. De hecho, ha animado a sus herederos a invertir la mayor parte de su herencia en fondos de acciones de bajo coste y altamente diversificados.

Bonos

Los bonos son otra opción para tus ahorros. Son esencialmente como un acuerdo de préstamo, en el que una parte le da a otra dinero con el entendimiento de que será devuelto en el futuro con intereses. Hay muchos tipos de bonos, desde los bonos del gobierno, que proporcionan al gobierno el dinero que necesitan para pagar sus cuentas, hasta los bonos municipales, que proporcionan los fondos para completar proyectos de ciudades locales como puentes y parques. 

Los bonos son vistos como una inversión menos riesgosa si se comparan con algo como las acciones. Por ello, muchos inversionistas tienen algunas de sus inversiones en bonos. Invertir parte de tu dinero en bonos podría verse como una forma de contrarrestar la volatilidad del mercado de valores.

Aunque entrar en el área de los bonos no es para principiantes, resulta un poco más fácil que otros tipos de inversiones más complejas. Los bonos pueden comprarse directamente del gobierno, a través de intermediarios o brokers. También pueden adquirirse en línea, como parte de una cartera de inversión.

Bienes raíces

Si te dejas llevar por lo que se ve en las películas asumirás que cualquiera con una cinta métrica y un barril de gel para el cabello puede hacer millones de dólares en bienes raíces. En realidad, es un negocio con enormes riesgos que puede arruinar a especuladores imprudentes. La propiedad de la vivienda ha sido durante generaciones una especie de plan de ahorro forzado para inversores indisciplinados. Sin el pago mensual de la hipoteca, muchos no habrían ahorrado nada. Hay una manera de beneficiarse del mercado de bienes raíces sin tener que utilizar la mayoría o la totalidad de tus 20.000 dólares en un apartamento o una casa. Los fideicomisos de inversión de bienes raíces, o REIT, son empresas que venden acciones de sus  inversiones de bienes raíces. Los bienes raíces también pueden ser parte de algunas carteras de inversión creadas por robo-asesores.

ETFs

Los fondos negociados en bolsa (ETF) son un término general que se utiliza para describir los paquetes de acciones que pueden negociarse en la bolsa de valores. Lo bueno de los ETFs es que como muchos de ellos invierten tu dinero en cientos de acciones, minimizarás el riesgo evitando poner todos los huevos en una sola cesta. Algunos ETFs contienen acciones, otros bonos, y algunos tienen inversiones en bienes raíces. Puedes comprar ETFs abriendo una cuenta con un proveedor de inversiones y haciendo operaciones. 

Los ETFs que buscan imitar una gran parte o todo el mercado de valores, son partes particularmente valiosas de una cartera equilibrada ya que, si un sector no está funcionando bien, no arrastrará toda tu inversión.

Hay muchos ETFs para elegir. Los ETFs de índices imitan a un índice como el S&P 500, así que puedes comprar trozos de las 500 empresas más valiosas que cotizan en bolsa en América. Pero un ETF no hace una cartera diversificada; necesitarás varios ETF para lograr el tipo de diversificación que la mayoría de los asesores financieros recomiendan. Las plataformas de inversión en línea son especialmente valiosas para saber qué ETF comprar y cómo dividir tu cartera entre ellos.

Robo-asesores

Si la compra de acciones, ETFs o cualquier otro tipo de inversión te suena confuso, la inversión automatizada podría ser una opción importante a considerar. Las plataformas de inversión en línea, a menudo llamadas robo-asesores, te permiten hacer un análisis de riesgo y construir una cartera que se ajuste a tus objetivos de inversión. En lugar de preocuparte por los detalles, puedes crear una cartera especial de acuerdo con tu tolerancia al riesgo y tus objetivos y volver a las cosas verdaderamente importantes de tu vida.

Cómo invertir 20.000 dólares: la mejor manera de hacerlo

Las inversiones que le han servido a una persona no necesariamente le sirvan a otra, una talla no le queda absolutamente bien a todos. Así que, sin conocer tu situación específica, es difícil decirte con precisión dónde poner tus 20.000 dólares.

Ahora bien, existen algunas buenas prácticas que recomendamos para todas las inversiones.

Mantener las tarifas bajas

Al igual que los impuestos, los honorarios son como termitas de inversión; si no se controlan, devoran todo lo que tiene valor. Si te conviertes en un frío exterminador de honorarios, no creerás cuánto dinero podrás ahorrar a largo plazo. No es raro que un fondo de inversión gestionado activamente tenga un índice de gastos de gestión (MER) del 1%. Esto significa que cada año, independientemente de lo bien que se desempeñe, se deducirá el 1% de todo el fondo para pagar los salarios y gastos de todos los que trabajan en el fondo. Uno o dos por ciento puede no parecer una suma enorme, pero un asesor de inversiones demostró que una comisión de sólo el 2% podría disminuir las ganancias de las inversiones a la mitad en el transcurso de 25 años. Toma una calculadora de honorarios para ver cómo al cambiar los honorarios de un 2% al 0,5% podrías afectar una hipotética inversión de 20.000 dólares.

Invertir en una cartera pasiva

Es posible que pienses que si los gestores de fondos de inversión son muy buenos en la elección de las acciones de mejor rendimiento, las comisiones que cobran no deberían ser un problema. Posiblemente también pienses que los  fondos arrojarán rendimientos que superarán con creces los del mercado de valores en su conjunto. El problema es que no es así. La mayoría de los estudios demuestran que los profesionales pagados para escoger acciones no superarán el rendimiento del mercado a largo plazo. Así que, si los especialistas en activos no pueden vencer al mercado de valores y aún así cobran honorarios, ¿cuál es la mejor ruta? Para la mayoría de los objetivos, horizontes temporales y tolerancias de riesgo, una forma particularmente efectiva es a través de la inversión pasiva. Esto se puede hacer usando un robo-asesor. 

En lugar de intentar ganar al mercado, la mayoría de los robo-asesores intentan reflejar el mercado invirtiendo el dinero en muchos ETFs diferentes. Ese es un trabajo fácilmente manejado por un algoritmo de computadora. Las carteras pasivas de baja comisión de los ETFs pueden ser diseñadas con cualquier objetivo, horizonte temporal y tolerancia al riesgo.

Cómo invertir 20.000 dólares de forma segura

Si lo que buscas es seguridad, entonces tendrás que buscar inversiones de bajo riesgo, aunque debes saber que no hay garantías en casi ningún tipo de inversión. Las acciones, al ser naturalmente riesgosas, fluctuarán en su valor. A cambio de asumir este riesgo, los inversores serán generalmente recompensados con mayores rendimientos que los que obtendrían en inversiones menos arriesgadas. Si no puedes arriesgarte en absoluto a ninguna fluctuación, estarás mejor con una cuenta de ahorros o un producto de ahorro, que, normalmente, conllevan poco o ningún riesgo. 

Sin embargo, no puedes esperar el tipo de rendimiento que podrías obtener de la inversión en ETFs compuestos por acciones, bonos y bienes raíces. De hecho, los tipos de interés han estado últimamente tan bajos que es probable que la inflación supere los intereses. A largo plazo, esencialmente estarás perdiendo dinero al mantener tu dinero atascado. Los bonos del gobierno tienen menos riesgo, pero también proporcionan rendimientos comparativamente bajos.

Debes saber que cuanto más largo sea tu horizonte de inversión, mayor será la proporción de acciones y bonos que tu cartera pueda contener. Si no necesitas retirar dinero a corto plazo, puedes permitirte entrar en el mercado de valores. Verás, las acciones se comportan un poco como un centavo lanzado al aire; cuantas más veces lo hagas, más probable es que llegues a una relación de cara a cara, y cuanto más tiempo mantengas una acción, más predecibles serán los resultados. La gama de resultados tiende a reducirse con el tiempo. Por lo tanto, aquellos que mantuvieron una gran variedad de inversiones en acciones durante más de una década, obtuvieron rendimientos que recompensaron cualquier riesgo a corto plazo.

¿Cuánto puedes ganar invirtiendo 20.000 dólares? ¡Si lo supiéramos!

Sin el uso de las artes oscuras, es imposible saber cómo convertir 20.000 dólares en mucho más. Si tuviéramos esa respuesta, todos seríamos ricos. Con una inversión, puedes ganar dinero, pero también puedes perderlo. 

Si desempolvamos los libros de historia, podemos saber lo que ocurrió en el pasado. Entre los años 1950-2009, el mercado de valores (S&P 500) creció en promedio un 7% por año. Así que, si hubieras invertido 20.000 dólares en algún momento dentro de ese tiempo, el milagro de la capitalización podría haber convertido tus 20.000 dólares en unos 56.978 dólares (en un plazo de 15 años). Esto se basa en el crecimiento histórico del mercado. 

Cuando se trata de consejos de inversión, hay una muy buena razón por la que a menudo se oye «el rendimiento pasado, no equivale a los resultados futuros». Y esto es porque sencillamente nada garantiza que un comportamiento pasado del mercado se repita en el futuro. Aclarado esto, ten en cuenta que si eres disciplinado, tu riesgo se minimiza a través de un portafolio altamente diversificado y de comisiones que se mantienen bajas. De esta forma, estarás muy contento con tus 20.000 creciendo a largo plazo.

Sigue leyendo:

2.5/5 - (2 votos)
consolidacion de deudas
Qué es una consolidación de deudas ¿Es conveniente?

En Estados Unidos es común tener varias deudas con entidades financieras diferentes. Cada una de esas deudas está sujeta a Leer más

cómo declararse en bancarrota
Cómo declararse en bancarrota en Estados Unidos

Declararse en bancarrota es un recurso legal muy común cuando el monto de las deudas sobrepasan la capacidad de pago Leer más

cuanto tengo acumulado en mi seguro social
¿Cómo saber cuánto tengo acumulado en mi Seguro Social?

Ya sea que trabajes en relación de dependencia o de forma autónoma, seguramente te estarás preguntando "¿cómo saber cuánto tengo Leer más

Ayuda para vivienda de madres solteras
Ayuda a madres solteras para vivienda

Cientos de miles de madres solteras buscan ayuda para poder pagar sus rentas y mantener sus viviendas en Estados Unidos. Leer más

apartamentos para mayores de 55 años
Cómo encontrar apartamentos para mayores de 55 años

Muchas personas mayores viven con ingresos fijos. Desafortunadamente, los programas como la Seguridad Social no siempre son suficientes para pagar Leer más

deuda en colección
Cuánto tiempo dura una deuda en colección

Es realmente irritante y frustrante tener tan solo una deuda en colección. Ya sea que tengas una deuda médica, una Leer más

Deja un comentario