Cómo comprar acciones de Canadá

Canadá es una de las naciones más ricas del mundo, con un producto interno bruto nominal de aproximadamente 1,7 billones de dólares. Mientras que la industria de servicios domina su economía, los extensos recursos naturales del país impulsan sus exportaciones. Estos factores han contribuido a hacer de Canadá uno de los principales destinos de inversión mundial, en particular para los inversores de los Estados Unidos. Continúa leyendo para saber qué pasos seguir para comprar acciones en Canadá, así como conocer qué empresas tienen un buen pronóstico.

¿Por qué comprar acciones en Canadá?

Hay varias razones para invertir en la economía canadiense. Su gran sector de recursos naturales le da al país una fuente masiva de riqueza tanto actual como potencial, mientras que, al mismo tiempo, ha desarrollado una economía basada en servicios equiparable a la de los Estados Unidos y Europa. Este tipo de economía es relativamente rara para un país con tantos recursos naturales, como también lo es su relativamente baja tasa de inflación.

Asimismo, otro factor de suma importancia al considerar comprar acciones canadienses es la estabilidad de la economía del país. Las políticas financieras, empresariales y bancarias aplicadas en Canadá a lo largo del tiempo han protegido su economía nacional de muchos de los peores excesos de la economía mundial en las últimas décadas. Si bien se podría decir que Canadá ha desaprovechado el crecimiento producto de la especulación bursátil de los últimos 30 años, también se ha protegido eficazmente de muchas de las peores crisis y desaceleraciones.

Además, con una baja inflación y déficit presupuestario, Canadá tampoco ha experimentado el peor de los extremos políticos que parecen plagar muchas de las economías de los países desarrollados, lo que hace poco probable que el país experimente una conmoción económica de origen político. En conjunto, esto convierte a Canadá en un excelente mercado para los inversores que desean una estabilidad a largo plazo con la promesa de crecimiento.

Riesgos de comprar acciones en Canadá

Una ventaja y desventaja de la economía canadiense es su estrecha relación con la de los Estados Unidos. Después de todo, este es su mayor socio comercial, lo que significa que el país puede no ofrecer tanta diversificación a los inversores provenientes de su vecino del sur en comparación a otros mercados.

Además, la economía de Canadá obtiene gran parte de su fuerza económica de los recursos naturales, por lo que el país no tiene mucha presencia manufacturera, así como tampoco a nivel competitivo de investigación y desarrollo.

Ahora bien, el mercado de valores no es tan complicado como parece

En el pasado, invertir en el mercado de valores se consideraba algo que solo los ricos hacían; sin embargo, ahora es más fácil que nunca. Atrás quedaron los días en que el precio de las acciones quedaban registradas en cintas de teletipos, ya que ahora con solo unos clics puedes adentrarte en el mundo de las inversiones. 

Además, los costos de las comisiones se han reducido muchísimo, y los inversores interesados en las acciones canadienses pueden empezar a comprarlas por precios tan bajos como un centavo. En consecuencia, las barreras de entrada para los potenciales inversores interesados en el mercado canadiense se han reducido considerablemente, puesto que ahora pueden empezar a comprar acciones con tan sólo 500 dólares sin que las comisiones mermen demasiado sus ganancias.

Primero lo primero: Investiga listados de Estados Unidos 

Aunque parezca mentira, la forma más fácil para los inversores de comprar acciones de Canadá es a través de una cotización en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Muchas empresas canadienses, en particular las que se dedican al comercio de divisas o tienen oficinas en el extranjero, han sido aprobadas para cotizar en esta bolsa, incluidos los cinco principales bancos que hacen negocios fuera de Canadá.

Si te interesa una empresa en específico, puedes consultar con el corredor de bolsa de tu preferencia para saber si ofrece una cotización en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Si es así, puedes comprar sus acciones de la misma manera que lo harías con una empresa estadounidense y comerciar utilizando el dólar estadounidense sin tener que preocuparte por los impuestos, las leyes y las tasas internacionales.

Además, algunas empresas de corretaje de los Estados Unidos ofrecen conexión gratuita o de bajo costo con sucursales subsidiarias que comercian en los mercados internacionales. Aunque esta opción suele estar limitada a los corredores más grandes, es una forma sencilla de comerciar directamente en el mercado canadiense.

Ahora bien, si lo que te interesa es invertir (de manera sencilla) en el mercado canadiense en su conjunto en lugar de una empresa o industria en particular, tus mejores opciones son el Banco de Montreal, el Banco Imperial Canadiense de Comercio, y el Royal Bank of Canada.

Estudia los tipos de cambio y las leyes fiscales

Si estás operando desde los Estados Unidos, es probable que tengas el dólar estadounidense (USD o United States Dollar) como moneda base. Por tanto, cuando trabajes con un corredor canadiense, es probable que te pida que conviertas tu divisa a dólares canadienses (CAD o Canadian Dollar) antes de empezar las negociaciones.

El tipo de cambio de USD a CAD cambia tanto a diario como a cada hora. Es conveniente que estés siempre estés al tanto sobre los cambios del valor de tu dinero mediante un servicio como XE.com, el cual proporciona actualizaciones en tiempo real de casi todos los valores de las divisas en el mercado.

Ahora bien, es necesario también que tengas en cuenta que tendrás que cambiar de moneda cuando vendas tus acciones, por lo que vale la pena tener un convertidor de moneda marcado en tu computadora para un acceso rápido.

Por otro lado, gracias al United States – Canada Income Tax Convention, tu corredor internacional eliminará automáticamente las contribuciones del impuesto sobre la renta canadiense de tus ventas de acciones y dividendos. Sin embargo, puedes reclamar este dinero llenando el Crédito de Impuestos Extranjeros en tus impuestos cuando llegue el mes de abril, así que asegúrate de llevar un registro de cada cuota o porcentaje que pagues.

Elige una de las plataformas de trading para comprar acciones en Canadá

Una vez que comprendas todo lo relacionado a las tasas de cambio y los impuestos, ¡es hora de elegir una plataforma de trading!

Puedes investigar y contactar con los corredores de bolsa canadienses de la misma manera que elegirías un corredor en los Estados Unidos; además, tambien hay varias plataformas de trading en línea que puedes utilizar para facilitar tus operaciones.

Algunas de las opciones más comunes para operar en el mercado canadiense incluyen:

1. Corredores interactivos

A los comerciantes internacionales les encantan los corredores interactivos porque ofrecen a los ciudadanos estadounidenses una ventanilla única para comerciar con acciones, bonos y divisas canadienses.

Las comisiones son increíblemente bajas, llegando tan bajo como 0,01 CAD por acción negociada con una comisión mínima de 1 CAD y una comisión máxima de 0,5% del valor de la transacción.

2. E-Trade

E-Trade es una plataforma de comercio en línea muy popular que permite a los usuarios comerciar con acciones, bonos y fondos cotizados en los mercados internacionales.

Los servicios bancarios de E-Trade, las interfaces intuitivas para escritorio y móvil, así como la posibilidad de hacer investigaciones extensivas sobre el mercado, son populares entre los comerciantes novatos y experimentados.

Ahora bien, para comerciar en la bolsa de valores canadiense, debes convertir tu moneda a CAD y luego comprar acciones en la bolsa de Toronto o Vancouver a través de la plataforma de E-Trade.

3. PennTrade

PennTrade cobra la enorme suma de 29,95 dólares de comisión por cada transacción, por lo que sólo es una plataforma rentable para los grandes comerciantes que buscan evitar las comisiones porcentuales.

Sin embargo, PennTrade no cobra ninguna comisión adicional por órdenes de bolsa, órdenes limitadas o acciones pequeñas que se negocian por debajo de 1 dólar de valor,¡e incluso ofrecen una de cada 10 operaciones gratis!

Aunque estas tres plataformas son consideradas en gran medida como las más populares, otras opciones que debes considerar son Questrade y Scottrade.

Comprar tus primeras acciones en Canadá

Vamos a ser sinceros: Comprar acciones canadienses no es difícil, pero tampoco fácil. Cualquiera puede invertir, al igual que cualquiera puede coger un palo de golf y tratar de golpear la pelota. Es decir, no significa que vayas a ser bueno en ello.

Y aunque ser un mal golfista puede resultar en risas y chistes, en el caso de las acciones tu dinero es lo que está en juego, lo cual sin duda alguna no es un asunto de risas.

Hoy en día, hay muchas maneras de invertir en Canadá. Cosas como bonos, fondos cotizados, fondos de inversión en bienes raíces, fondos mutuos, e incluso productos básicos, pueden ser productos de inversión de gran valor.

Incluso, hay fondos cotizados que siguen un conjunto de acciones muy enfocadas, como los de la banca canadiense, que incluyen seis de los bancos más grandes del país.

¿Debería comprar acciones preferentes o comunes?

Esta es, por mucho, la pregunta más común que se hace en el mundo de las inversiones, y para el 99% de los inversionistas minoristas como tú, la respuesta siempre va a ser acciones comunes.

¿Por qué? Bueno, la mayoría de las veces las empresas ni siquiera emiten acciones preferentes. Aunque son significativamente menos volátiles que las acciones comunes, los precios de las acciones preferentes fluctúan menos, y actúan de manera muy parecida a un bono en el hecho de que sus precios cambian significativamente en función de las tasas de interés.

Las acciones comunes, aunque se encuentran en el fondo del tótem en cuanto a su importancia, tienen un riesgo mayor, y por lo tanto una recompensa mucho mayor en comparación a las acciones preferentes.

Entonces, has encontrado unas acciones que te llaman la atención…¿Cómo las compras?

Ejecutar una acción de compra, llamada orden de bolsa, es tan simple como hacer un clic. Sin embargo, es importante que conozcas la terminología básica antes de sumergirte en el mundo de la bolsa de valores. Al fin y al cabo, actuar con demasiada rapidez podría terminar costándote mucho dinero.

La orden de bolsa

Si quieres comprar una acción rápidamente, la orden de bolsa es tu opción. Es la más básica de todos los tipos de órdenes, ya que simplemente le dice al corredor de bolsa que compre o venda una acción sin importar el precio. Ahora bien, la agencia de corredores seguirá obteniendo el mejor precio posible por tus acciones, sin embargo la liquidez entra en vigor.

Aunque una orden probablemente no te perjudicará en una acción de alto volumen de dividendos (como una del Royal Bank of Canada, por ejemplo), puedes ser castigado severamente por una acción que no se comercialice mucho.

Por ejemplo, si colocas una orden de bolsa para una acción como del Royal Bank, a menudo la orden se cumplirá en unos pocos segundos, y por el precio actual de la transacción, más o menos unos centavos. Esto es simplemente por la oferta y la demanda. En un solo día, más de 1,5 millones de acciones del Royal Bank podrían ser negociadas.

En cambio, si trabajas con una acción que no se comercializa mucho, alguien que busca comprarlas o venderlas puede haber fijado su precio significativamente más bajo o más alto que el precio actual. Y esto es algo que hay que tener siempre en cuenta.

Aquí es donde entra en juego la indiferencia por el precio. La agencia de corredores de bolsa llenará la orden tan rápido como pueda, y tú puedes terminar pagando 25 dólares por una acción de 15 o vendiendo tu acción de 15 por 5.

La orden de límite

En pocas palabras, la orden límite te ayuda a controlar el monto al comprar o vender una acción canadiense. Básicamente, con una orden límite puedes establecer condiciones en tu compra o venta.

Por ejemplo, si posees una acción de $ 20 y estás buscando vender, puedes establecer un «límite» en el precio de $ 19,50, lo que significa que si no puedes vender las acciones por $ 19,50, la orden no se ejecuta. Lo mismo se aplica para comprar una acción. Si estás buscando una acción que actualmente se cotiza a $ 20 y que sea un comprador de no más de $ 21, puedes establecer un límite en la orden de compra.

Como explicamos anteriormente, comprar acciones canadienses que se negocian a volúmenes más altos probablemente no te meterá en problemas con una orden de bolsa, pero te sugerimos que uses la orden límite cada vez que realices una compra. Usarla es un muy buen hábito, puesto que reduce las posibilidades de que ejecutes accidentalmente una orden de bolsa por una acción altamente volátil o de bajo volumen.

Evaluando qué acciones valen la pena comprar en Canadá

Ahora bien, por el simple hecho de que sepas cómo comprar una acción no significa que debas invertir en la primera que encuentres. El análisis de inversiones es una habilidad que puede tomar años, incluso décadas para dominar. Pero no hacerlo podría ponerte, sin que te des cuenta, en una situación donde compres acciones ridículamente caras.

Por ello, hemos recopilado una serie de conceptos que vamos a explicarte para que tengas el conocimiento básico para identificar rápidamente acciones sobrevaloradas a evitar, así como acciones subvaloradas a tomar en cuenta. ¡Empecemos!

El ratio precio/beneficio (PER o Price-to-Earnings)

Este es, sin duda alguna, la métrica de inversión más común para los inversores hoy en día. Básicamente, el ratio precio-beneficio es una comparación del precio de las acciones de una compañía con sus ganancias reales.

El precio de las ganancias por sí solo no te dice mucho sobre una acción. Una acción con una relación precio-beneficio de 15 podría significar que está sobrevalorada, mientras que una de 30 podría ser señal de un fuerte descuento.

La clave aquí es mirar el promedio de la industria. Por ejemplo, comparemos dos acciones una al lado de la otra. El Royal Bank actualmente tiene un ratio de 12,6, mientras que el Constellation Software tiene uno de 52,63. Es obvio que Constellation cotiza con una prima mucho más alta que Royal Bank. Sin embargo, el promedio de la industria en el sector financiero canadiense es de 20,12, mientras que el sector tecnológico canadiense tiene un promedio de 283,27.

El Royal Bank cotiza a un 59% por debajo de los promedios de la industria, mientras que Constellation cotiza a un 438% por debajo.

El ratio precio/beneficio a crecimiento (PEG o Price-to-Earnings Growth)

Una ingeniosa mejora del ratio PER es el ratio precio/beneficio a crecimiento (PEG). Como regla general, busca empresas con un PEG cercano a 1.0, lo que implica que las expectativas del mercado se basan en suposiciones realistas sobre las perspectivas de crecimiento de la empresa.

Supongamos que el ratio PER de una empresa es 10, y la tasa de crecimiento esperada es del 5%. En este caso, el PEG es 2 (10 dividido por 5). A pesar de que un PER de 10 podría ser bajo en comparación con el promedio de la industria de 15, el PEG levanta una gran bandera roja.

La rentabilidad para el accionista (Return On Equity)

Básicamente, este ratio representa el ingreso neto expresado como un porcentaje contra las inversiones de los accionistas. Traducción: Una medida de la capacidad de la administración para usar el dinero invertido en el negocio. Si deseas ganarle al mercado, un ROE de al menos 10% es esencial.

La relación Deuda/Capital (D/C)

Esta es una métrica de mucha importancia. Demasiada deuda puede paralizar un negocio durante períodos difíciles, lo que eventualmente lleva a la bancarrota.

Y como ya te habrás imaginado, este ratio es una buena forma de evaluar los reclamos de la administración. Por ejemplo, pueden afirmar que van a duplicar el negocio pidiendo prestado dinero de los bancos. Pero si el índice D/C es de 2, ningún banco extenderá un préstamo a la empresa. En consecuencia, te recomendamos que busques empresas con un D/C inferior a 0.5.

La propiedad institucional

Esta métrica representa el porcentaje de acciones propiedad de grandes instituciones como fondos mutuos, fondos de pensiones, fondos patrimoniales, o fondos de cobertura.

Hay dos formas de analizar esta métrica. En primer lugar, una alta propiedad institucional significa que los grandes analistas confían en las perspectivas futuras de la empresa. En segundo, esto también limita la compañía al alza, ya que las acciones no están «ocultas» a los grandes jugadores. Alrededor de un 50% de propiedad institucional se considera un porcentaje óptimo.

El beneficio por acción (BPA)

Las ganancias por acción son la porción de las ganancias de una empresa dedicada a acciones comunes. Un ejemplo simple sería el siguiente: Si una empresa ganara $ 100 y tuviera 100 acciones en circulación, su BPA sería de $ 1,00. Si la compañía registrara una pérdida de $ 100, su BPA sería de $ 1,00. En los términos más simples posibles, el BPA es una buena cifra para analizar la rentabilidad de una compañía.

El ratio precio-valor contable (P/VC)

Esta métrica, en palabras simples, toma el precio de mercado de la empresa por acción y lo divide por su valor contable, que a menudo se calcula utilizando el balance general. Un ratio precio-valor contable bajo, como algo por valor de 1,00, puede significar una subvaloración.

¿Cómo desarrollar una estrategia de inversión en acciones canadienses?

Así que sabes que quieres empezar a comprar acciones canadienses, y has abierto tu cuenta de trading y tienes algunos métodos básicos de evaluación de acciones en tu arsenal. Entonces, el siguiente paso será decidir qué tipo de inversor vas a ser. Básicamente, existen tres tipos principales de estrategias de inversión, y la elección de una dependerá de tu tolerancia al riesgo y tus objetivos financieros.

Inversión en valor

La inversión en valor se basa en el análisis del verdadero valor de una empresa, comparándolo con el precio de mercado y capitalizando la compra de acciones que están por debajo de su valor intrínseco.

La inversión en valor es una de las formas más gratificantes, y a la vez más desafiantes, de comprar acciones. Requiere una investigación exhaustiva y un profundo conocimiento de los fundamentos de la empresa, así como el análisis de sus balances, declaraciones de ganancias trimestrales y los informes anuales.

Inversión en ingresos

A los efectos de este artículo, especialmente con la mayoría de las personas que lo leen que acaban de empezar a comprar acciones de Canadá, vamos a combinar la inversión de dividendos (ingresos) con la inversión de crecimiento de dividendos.

Esta es probablemente la estrategia de inversión más popular que existe, y es algo que los nuevos inversionistas que buscan aprender a comprar acciones de Canadá pueden utilizar con bastante facilidad.

La inversión en ingresos es en su mayor parte una inversión en empresas que proporcionan un dividendo, ya sea trimestral o mensual. Los inversionistas buscan compañías establecidas, de alto rendimiento y de primera línea, para obtener ganancias a través de los pagos recibidos por la compañía en forma de un dividendo.

Los inversionistas que quieren una exposición más amplia pero un mayor rendimiento podrían recurrir a los ETF (Exchange Traded Fund), que ofrecen a los inversionistas canastas de acciones. O, incluso, pueden comprar ETFs de REIT (Real Estate Investment Trust), que dan a los inversores una alta exposición al sector inmobiliario sin comprar realmente bienes raíces.

Inversión en crecimiento

La inversión en crecimiento se centra en que los inversores encuentren empresas de crecimiento potencial que proporcionen rendimientos de mercado superiores a la media. Debido a que estas compañías no emiten dividendos, tienden a gastar los flujos de caja y las ganancias en cosas como adquisiciones y expansión. Muchas acciones de crecimiento canadienses se considerarían acciones de pequeña capitalización, y pueden estar en industrias jóvenes como 5G o energía renovable.

La inversión en crecimiento es una de las estrategias de inversión más arriesgadas, especialmente para los principiantes que acaban de aprender a comprar acciones de Canadá, pero con una ejecución cuidadosamente planificada y una sólida experiencia, es probable que sea la estrategia más rentable que un inversor pueda desplegar por sí mismo.

Desarrolla una mentalidad de inversor

Como dijimos al principio de este artículo, comprar acciones en Canadá se ha vuelto ridículamente fácil. Y con eso también la habilidad de entrar y salir rápidamente de posiciones sin pensarlo dos veces. Mientras que la mayoría de los aspirantes a inversionistas esperan ser comerciantes a gran escala, hay alrededor de un 95% de probabilidades de que terminen con la cartera vacía.

Desarrollar una mentalidad de inversionista cuando se compran acciones es algo que toma tiempo. Invertir en acciones te expone a una extrema volatilidad a corto plazo. Por ello, los inversores novatos a menudo se ven atrapados comprando acciones en sus picos y vendiendo acciones en sus bajos. Esto es a menudo debido al miedo y a lo que llamamos «ruido del mercado».

Sin embargo, hay una cosa segura: La inversión a largo plazo proporciona una gran recompensa. El largo plazo, al menos en el caso del mercado de valores, no es de uno, dos, o incluso cinco años. A menudo toma décadas para cosechar las verdaderas recompensas del mercado.

Probablemente has escuchado la frase “primero págate a ti mismo”. Esta es la fuerza impulsora número uno detrás de un exitoso inversor. Por ello, te aconsejamos que separes una cierta cantidad de dinero que puedas permitirte cada semana, dos semanas, o incluso un mes, y que la pongas en tu cuenta de inversión, para después utilizarla en tu siguiente estrategia de inversión, siempre con el objetivo de bloquear el ruido de mercado y continuar por el camino del aprendizaje y el éxito.

Algunas interesantes acciones que puedes comprar en Canadá

Encontrar las mejores acciones canadienses para invertir puede ser un desafío. Después de todo, la bolsa de valores de Toronto es conocida por sus rendimientos mediocres en comparación con los mercados americanos; sin embargo, encontrar opciones rentables no es imposible, motivo por el cual hemos recopilado una lista de tres compañías que vale la pena tener en cuenta.

Alimentation Couche-Tard

Alimentation Couche-Tard es el mayor operador de tiendas de conveniencia en Canadá, y el segundo en América del Norte. Mientras expandía constantemente su presencia en los Estados Unidos y Europa, construyó con éxito una tienda de conveniencia que incluía productos de uso diario. Además, muchas de sus tiendas también incluyen estaciones de servicio. En este sentido, ATD opera 12.575 tiendas (9.794 en Norteamérica, Europa y Rusia, y 2.150 en otros mercados internacionales).

Pinnacle Renewables

Esta compañía tiene una posición única en el sector de la energía renovable. Su negocio se centra en proveer pellets de madera, que son utilizados por los generadores de energía térmica para producir energía renovable. Al mismo tiempo, la empresa posee 7 instalaciones en el oeste de Canadá y una instalación de producción en Estados Unidos.

Pinnacle Renewables opera en una industria que se encuentra en las primeras etapas de su ciclo de vida. Las energías renovables se convertirán en una fuente primaria de energía en el futuro, y Pinnacle Renewables ya está sacando provecho con 7.100 millones de dólares en proyectos.

Sin embargo, hay algunos riesgos significativos que tienes que tener en cuenta. Para que Pinnacle prospere, es necesario que el mundo haga el cambio hacia formas de energía más verdes, lo que está demostrando ser más fácil de decir que de hacer.

Pero en un tono más optimista, se espera que la demanda de los pellets de la compañía se duplique en los próximos dos años, y la compañía ha añadido más de 4.800 millones de dólares en contratos en los últimos dos. En este sentido, los analistas esperan que Pinnacle registre un crecimiento de más del 282% el año que viene, así que las expectativas son altas.

Shopify

Otra de las acciones que puedes comprar en Canadá es la de Shopify. Esta empresa es clasificada como una plataforma de comercio multicanal basada en la nube, la cual es utilizada por más de medio millón de empresas en más de 175 países. Desde 2012, ha experimentado más del 75% de crecimiento comercial, y gigantes como Canadian Tire, GE y Tesla utilizan sus servicios.

Por ello, los analistas han afirmado que la compañía crecerá a un ritmo del 58% anual durante los próximos cinco años, lo cual es una tasa asombrosa. Sin embargo, es importante tener en cuenta que se paga una prima por este crecimiento. Shopify está actualmente operando a más de 37 veces las ganancias de ventas, y 23 veces el valor contable.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!