¿Qué es un certificado de depósito (CD)? Todo lo que debes saber

Los expertos siempre recomiendan que, antes de entrar de lleno en cualquier tipo de inversión, se debe investigar muy bien su funcionamiento. Y es que, solo a través del estudio exhaustivo de un instrumento financiero, se puede calcular el riesgo y, por supuesto, su rentabilidad.

Aunque los bonos y fondos mutuos suelen ser las inversiones favoritas de los estadounidenses -dejando de lado los planes de jubilación- hay otro elemento que suele pasar desapercibido: los certificados de depósito.

¿Qué es un certificado de depósito (CD) y cómo funciona? Pues, eso es lo que descubriremos de seguida.

Qué es un certificado de depósito

Índice del Artículo

¿Qué es un certificado de depósito (CD)?

Un certificado de depósito (CD) es un producto bancario. En resumen, la institución financiera -un banco o una cooperativa de crédito- le ofrece al cliente el pago de una tasa de interés alta a cambio de que deje la suma global depositada en su cuenta por un tiempo determinado. Durante ese plazo, el cliente no podrá tocar, transferir o disponer del dinero. En cuanto a los intereses, se sumarán al capital global de forma trimestral o mensual.

Casi todas las instituciones financieras ofrecen certificados de depósito, aunque las condiciones del CD dependerán de cada banco o cooperativa de crédito. Entre los factores que cambian de una institución a otra están la tasa de interés, las penalizaciones por retiro anticipado y el término.

Si ves a los certificados de depósito como una opción, es fundamental que busques varias opciones y las compares entre sí. ¿Por qué lo decimos? Porque las diferentes instituciones financieras trabajan con una gama de alternativas sorprendentemente amplia.

Por ejemplo, mientras que tu banco local podría ofrecerte poco dinero por un CD de larga duración, un banco en línea o una cooperativa de crédito podría pagarte de tres a cinco veces a la media nacional

Como suele suceder en el mundo financiero, la mayoría de las ofertas atractivas se encontrarán a través de promociones especiales en las que se manejan por períodos de depósito inusuales (de 13 a 21 meses) en vez de los populares 3, 6 y 12 meses que encontrarías en el mercado estándar.

También podría suceder que consigas que el banco te ofrezca un muy buen monto de “recompensa”, siempre que el cliente decida que el monto de las ganancias se refleje anualmente en vez de cada mes o trimestre. 

Nota: Un factor importante que debes tomar en cuenta es que las tasas de los certificados de depósito están relacionadas con las que fija la Reserva Federal y también con los precios de los metales preciosos en el mercado de inversiones.

¿Cómo funcionan los certificados de depósito?

La apertura de un CD es muy similar a la de cualquier cuenta bancaria estándar. La diferencia es lo que se acuerda cuando se firma el contrato, ya sea en físico o en línea. A la hora de identificar qué certificado de depósito comprar, deberías tomar en cuenta los siguientes factores:

La tasa de interés

Las tasas fijas son percibidas como positivas y el por qué es simple: proporcionarán un retorno de la inversión claro y predecible. El banco no podrá cambiar la tasa más tarde y, por lo tanto, reducir tus ganancias. 

Nota: Un rendimiento fijo podría perjudicarte si las tasas de interés aumentan sustancialmente en el futuro. Esto te haría perder la oportunidad de aprovechar un certificado de depósito que te pague más por tu dinero.

El término del CD

El término del CD es el período de tiempo durante el cual te comprometes a dejar tus fondos depositados para evitar cualquier penalidad (por ejemplo, un CD de 6 meses, un CD de 1 año, un CD de 18 meses, etc.). El plazo termina en la “fecha de vencimiento”, es decir, cuando el certificado de depósito ha madurado por completo. Justo en ese momento, podrás retirar tus fondos y sus intereses sin tener que asumir o pagar ninguna penalidad por ello.

El capital

Con la excepción de algunos certificados de depósito especializados -que conoceremos más adelante- esta sería la cantidad de dinero que te comprometes a depositar y mantener intacta cuando abras el CD.

La institución

El banco o la cooperativa de crédito donde abras tu certificado de depósito determinará los aspectos que rigen el acuerdo, como las penalidades por retiro anticipado (EWP) o si tu CD se reinvertirá automáticamente en caso que no gires otras instrucciones antes de su vencimiento.

Una vez que hayas abierto y financiado tu certificado de depósito, el banco o la cooperativa de crédito que hayas escogido lo administrará, tal como sucede con la mayoría de las demás cuentas de depósito e inversión. Podrás revisar los estados de cuenta del CD de forma mensual o trimestral y, por lo general, también cuánto ha generado por concepto de intereses. 

Esta aplicación de intereses suele sumarse al monto depositado en el CD. Esto hará que los fondos crezcan aún más rápido.

¿Debería abrir un certificado de depósito?

A diferencia de la mayoría de las inversiones, los certificados de depósito ofrecen tasas de interés fijas, seguras y -generalmente- aseguradas por el gobierno federal. Estas tasas de interés suelen ser más altas que las tasas que pagan las cuentas bancarias, incluyendo las de ahorro y las de alto rendimiento. A este factor habría que sumarle que, mientras más tiempo decidas dejar tus fondos en el banco, más alta será esa tasa de interés.

Los certificados de depósito se han convertido en una opción muy atractiva para aquellos ahorristas que desean ganar más de lo que pagan la mayoría de las cuentas de ahorro, corrientes o del mercado monetario, pero sin tener que asumir el riesgo o la volatilidad financiera.

Diferencias entre el certificado de depósito, la cuentas de ahorro y las cuenta del mercado monetario

Los certificados de depósito son un tipo especial de instrumento de ahorro. Al igual que una cuenta de ahorro o cuenta del mercado monetario, te permitirán ahorrar dinero para poder alcanzar un objetivo específico, como el pago inicial de una casa, la compra de un nuevo vehículo o hacer un gran viaje por el mundo; todo ello mientras obtienes una ganancia a la que denominaremos “rendimiento”.

¿La diferencia? Mientras que las cuentas de ahorro y las del mercado monetario te permiten variar el saldo haciendo transferencias o retiros -hasta seis por mes- los CD requieren de un depósito inicial que tendrá que permanecer en la cuenta hasta que llegue a su fecha de vencimiento, ya sea dentro de seis meses, un año o cinco años.

A cambio de renunciar al acceso a tus fondos, los bancos y las cooperativas de crédito te ofrecerán una tasa de interés mucho más alta, esto en comparación con las cuentas de ahorro y las cuentas del mercado monetario.

¿Cómo se calculan las tasas de interés de los certificados de depósito?

Si te apasiona seguir las tasas de interés del mercado o las noticias de finanzas en general, sabrás que la Junta de la Reserva Federal es quien fija las tasas de interés. Cada tasa fijada por ellos se calcula para que los ahorristas puedan multiplicar su dinero o para estimular el consumo a nivel nacional. ¿Cómo funciona esto? ¡Vamos a verlo!

Cada seis u ocho semanas, el Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC) decide si aumentar, bajar o dejar intactas las tasas de los fondos federales. Esta tasa representa el interés que los bancos pagan por pedir dinero prestado a través de la Reserva Federal

En diciembre de 2008, la Reserva Federal redujo su tasa al nivel más bajo posible. Prácticamente, estaba en cero; esto para sacar a la economía estadounidense de la Gran Recesión. Lo peor para los ahorristas fue que esta decisión dejó las tasas ancladas allí durante siete años completos. Durante ese tiempo, las tasas de depósito de todo tipo -ahorros, mercado monetario y CDs- se mantuvieron intactas.

Sin embargo, a partir de diciembre de 2015, la Reserva Federal comenzó a aumentar gradualmente la tasa de los fondos federales a la luz de las últimas mediciones. ¿Por qué lo hizo? Porque mostraban el crecimiento y la fortaleza de la economía de los Estados Unidos. Como resultado, los intereses que los bancos pagaban por los depósitos comenzaron a aumentar, y los tipos de interés de los CD eran cada vez más altos y atractivos para los ahorristas.

La tasa de los fondos federales comenzó a disminuir en la última mitad de 2019, y luego se redujo a entre el 0% y el 0,25% en marzo de 2020. ¿Por qué volvió a descender? Pues, para tratar de sortear las dificultades financieras que dejó el impacto de la pandemia COVID-19. 

En sí, si te fijas, lo que hace la Reserva Federal es estimular o desanimar el consumo o el ahorro. Si quiere estimular el consumo, reduce las tasas de interés de los préstamos para que las familias adquieran créditos y compren más productos y servicios, moviendo así la economía. Esto tiene como consecuencia que se “penalice” el ahorro. Por ende, en casos como estos, las tasas de interés de inversión y ahorro disminuyen.

Si el consumo está al límite, la Reserva Federal desalentará el consumo. En un escenario como este, las tasas de interés de los préstamos subirán mientras que los bancos y cooperativas le pagarán más a los ahorristas por su dinero. 

Importante: Antes de abrir tu certificado de depósito, préstale atención a los movimientos y planes de fijación de tasas de la Reserva Federal. Abrir un CD a largo plazo justo antes de una subida de los tipos de interés de la Reserva Federal podría perjudicar tus ganancias futuras.

Nota: Más allá de las acciones de la Fed, cada institución financiera puede determinar por cuenta propia cuánto pagar por depósitos directos específicos. Por ejemplo, si el negocio de préstamos de un banco está en auge y necesita una cantidad cada vez mayor de depósitos para financiar esos préstamos, el banco podría ser más agresivo con la rentabilidad para tratar de atraer a más clientela y así aumentar sus reservas. Esto le permitirá prestar más dinero y seguir ganando más con cada préstamo.

¿Los certificados de depósito son seguros?

Los certificados de depósito son tan solo uno de los instrumentos de ahorro o inversión más seguros que existen, por dos razones. En primer lugar, su tasa de interés no solo es fija, sino que también está garantizada, por lo que no habrá riesgo de que el rendimiento de tu certificado se reduzca -o incluso fluctúe- a lo largo del tiempo. Lo que firmaste al abrir el certificado es lo que obtendrás a la fecha de su vencimiento, ni un centavo más, ni un centavo menos.

Por otro lado, debes saber que los certificados de depósito están protegidos por el mismo seguro federal de las cuentas de ahorro. En el caso de los bancos, el seguro es provisto por la FDIC y, en el caso de las cooperativas de crédito, por la NCUA.

Cuando abres un CD con una institución asegurada por la FDIC (Federal Deposit Insurance Corporation) o la NCUA (National Credit Union Administration), hasta $250,000 de tus fondos estarán protegidos por el gobierno de los Estados Unidos. ¿Qué quiere decir esto? Que si esa institución quiebra, no perderás tu dinero.

Nota: Las quiebras bancarias son excepcionalmente raras, al menos en la actualidad. Sin embargo, es bueno saber que la quiebra de un banco no pondría tus fondos en peligro.

Ahora bien, la clave para asegurarte de que tu dinero estará 100% seguro es escoger una institución financiera que tenga un seguro del FDIC o de la NCUA (la gran mayoría lo tiene, pero una pequeña minoría trabaja con un seguro privado). 

Otro truco que podrías usar para mantener tus finanzas a salvo es evitar excederte de los $250,000 de depósito por banco o cooperativa. Si tienes más de esa suma, lo que puedes hacer es distribuir tu dinero entre varias instituciones. Así, siempre estarás protegido.

¿Cuándo es buena idea abrir un certificado de depósito?

Los certificados de depósito son útiles en una gran cantidad de situaciones. Tal vez tengas dinero en efectivo que no necesitas por el momento, pero que querrás tener a tu disposición dentro de los próximos años. 

Puede que ese dinero sea un ahorro para irte de vacaciones o comprar una casa nueva, renovar el carro o quizás convertirte en el dueño de un barco. Para usos a corto plazo como estos, el mercado de valores no es tan adecuado, ya que podrías perder dinero antes que llegue la fecha de la compra.

Pero si quieres invertir tus ahorros -o parte de ellos- de una forma conservadora y segura -y, al mismo tiempo, evitar por completo el riesgo y la volatilidad del mercado- quizás te convenga un certificado de depósito. 

Piensa que, aunque los CDs no ofrecen el potencial de crecimiento de las inversiones en acciones o en la deuda, tampoco conllevan un riesgo mayor. ¿Traducción? Tu dinero, sin duda alguna, crecerá y se multiplicará.

Una de las desventajas de los CDs podría ser vista como un beneficio para algunos ahorristas. El plazo fijo de los certificados de depósito, si bien es una molestia para algunos, podría darle la oportunidad a aquellos que no tienen la disciplina financiera de ahorrar sin tocar su fondo de emergencia.

De hecho, muchos suelen dividir su fondo de emergencia entre una cuenta de ahorros de máximo rendimiento y un certificado de depósito. Esto les permite tener suficientes reservas a la mano en caso de una urgencia o accidente. Además, algunos bancos trabajan con términos libres de penalizaciones o que reducen la multa dependiendo del estado de necesidad del cliente. 

Por otro lado, el hecho de tener que pagar una penalidad podría ayudarte a mantener esos fondos en crecimiento, a menos que realmente los necesites.

Ventajas de los certificados de depósito

  • Ofrecen una tasa más alta de la que podrías obtener con una cuenta de ahorros o del mercado monetario.
  • Pagan una tasa de rendimiento garantizada y predecible, evitando así la volatilidad y las pérdidas que suelen estar a la orden del día en el mercado de acciones y bonos.
  • Están asegurados federalmente, esto siempre que se abra en un banco asegurado por la FDIC o en una cooperativa de crédito asegurada por la NCUA.
  • Pueden ayudar a reducir la tentación de gastar el dinero ahorrado, ya que retirar los fondos antes de tiempo conlleva al pago de una penalización.

Desventajas de los certificados de depósito

  • No se pueden liquidar antes de su vencimiento, a menos que al cliente no le importe incurrir en una penalización por retiro anticipado.
  • Típicamente, pagan menos dinero en ganancias que el mercado de acciones o de los bonos, especialmente en períodos largos.
  • La tasa de rendimiento que usa el banco o cooperativa será fija, por lo que si los intereses aumentan durante el plazo de vigencia del CD, no podrás beneficiarte de ello.

¿Dónde abrir un certificado de depósito en los Estados Unidos?

Prácticamente, todos los bancos y cooperativas de crédito ofrecen -al menos- un certificado de depósito, y la mayoría de ellos tienen una amplia gama de ofertas. Por lo tanto, no solo encontrarás opciones en tu banco local, sino también en todos los bancos o cooperativas de crédito de tu comunidad, de los Estados Unidos e incluso de aquellos bancos que ofrezcan sus servicios en línea.

Una de las cosas que podría ayudarte a la hora de abrir un certificado de depósito es saber que también podrás escoger uno a través de tu cuenta de corretaje. De todas formas, volveremos a este punto más adelante para que lo entiendas en detalle.

¿Por qué es importante comparar varios certificados de depósito?

Antes de la aparición de Internet, las opciones de certificados de depósito se limitaban, esencialmente, a lo que podías encontrar en los bancos y cooperativas de tu comunidad. Pero con la explosión de la comparación de tarifas en línea, el número de certificados de depósito al que puedes acceder hoy es asombroso

Para que te hagas una idea, ahora es posible comprar CDs en unos 150 bancos que aceptan a clientes de cualquier parte del país. Para abrir uno, tienes varias opciones, aunque la preferida -por encima del correo postal- es el formato en línea

Este simple cambio en las reglas de juego te permitirá comparar varias tarifas, acceder a bancos que no están cerca de tu domicilio y hacer crecer mucho más tu dinero.

Lo que debes tomar en cuenta a la hora de analizar tus opciones es que el rango de las tasas de los certificados de depósito pueden variar ampliamente entre una institución y otra. Por ende, abrir un CD en tu banco actual podría ser un error, al menos antes de considerar otras alternativas.

Afortunadamente, en Creditosenusa.com siempre podrás encontrar textos comparativos que evalúan dos o más certificados de depósito disponibles a nivel nacional. Utilizar una plataforma comparadora de tasas o APYs también podría servirte para tomar la decisión acertada.

Nota: Los CD de mayor pago en el país suelen pagar de tres a cinco veces más que la tasa media nacional. Recuerda esto al momento de abrir tu certificado.

¿Cuánto necesitas para abrir un certificado de depósito?

Cada banco y cooperativa de crédito trabaja con un depósito mínimo. A veces, un banco establece una misma política de depósito mínimo en todos los CD que ofrece, mientras que otras instituciones podrían trabajar con varios niveles de tasas. En este último caso, el APY (Annual Percentage Yield) más alto se aplicará a los certificados de depósito de mayor cuantía y viceversa. 

En teoría, tener más fondos disponibles para tu nuevo certificado de depósito podría garantizarte un mayor rendimiento. Pero, ¡cuidado! En la práctica, no siempre es así. Por ejemplo, si cuentas con $25,000 listos para abrir tu certificado podrías abrir un CD que quizás con condiciones que no están disponibles para una cantidad menor.

No obstante, ¡no te desanimes! Muchas de las mejores tasas en materia de certificado de depósito que conseguirás en el mercado están disponibles incluso para cantidades modestas, como $500 o $1,000.

¿Qué duración debería elegir en un certificado de depósito?

Hay dos consideraciones importantes que te ayudarán a determinar cuál es el plazo de duración más adecuado para ti. La primera se centra en tus planes para el dinero. Si es para un objetivo o proyecto específico, la fecha de inicio estimada de ese proyecto te permitirá calcular cuál debería ser la duración de tu certificado de depósito. En cambio, si no tienes un proyecto en mente -y solo deseas ver cómo tu dinero crece- podrías optar por un plazo mayor solo para maximizar tu tasa de interés.

Lo segundo que deberías considerar es qué se espera que suceda con las tasas de la Reserva Federal. Si se prevé que la Reserva Federal aumentará sus tasas -y, por lo tanto, es probable que el APY de los CD de los bancos y las cooperativas de crédito aumenten- los CD a corto y mediano plazo tendrán mucho más sentido que un CD a largo plazo. A fin de cuentas, no querrás comprometerte con una tasa inalterable por cinco años completos, al menos no si sabes que se duplicará en un año, por ejemplo.

¿Qué es un certificado de depósito escalonado y por qué deberías construir uno?

Hay una táctica inteligente que ayuda a los ahorristas a protegerse de los cambios de las tasas de interés a lo largo del tiempo. Este método, a la vez, también los ayuda a maximizar un rendimiento. Hablamos de los CD escalonados. Esto te permitirá acceder a las tasas más altas -que suelen estar reservadas para los certificados de depósito de cinco años- pero con un cambio en las reglas del juego: tu dinero estará disponible periódicamente en vez de desbloquearse al término del certificado. ¿Interesado? Ya mismo te explicaremos cómo acceder a ello.

En primer lugar, lo que debes hacer es tomar la cantidad de dinero que quieres invertir en un certificado de depósito para dividirla entre cinco. Ahora, pones un quinto de los fondos en un certificado de depósito de un año. Debes asegurarte de elegir un plan que te dé una ganancia muy atractiva. Otro de los quintos lo pondrás en un certificado de depósito de dos años, también a una ganancia máxima. Y así sucesivamente con todos los quintos hasta llegar a tener:

  • Un certificado de depósito por un año.
  • Un certificado de depósito por dos años.
  • Un certificado de depósito por tres años.
  • Un certificado de depósito por cuatro años.
  • Un certificado de depósito por cinco años.

Digamos que tienes $25,000 para invertir, En este caso, tendrás cinco certificados de depósitos de diferente duración, cada uno de ellos por un valor de $5,000.

Una vez hecho esto, deberás esperar que el primer certificado de depósito se venza. Tomarás los fondos resultantes y abrirás un nuevo fondo de depósito por un plazo de cinco años, siempre asegurándote de elegir la tasa de interés más alta. Un año después de esto, tu certificado de depósito de dos años se habrá vencido. Invierte todo -fondos y ganancias- en un nuevo CD de 5 años

Continúa haciendo esto cada vez que un CD haya madurado por completo. Al finalizar, terminarás con un portafolio de cinco certificados de depósito de cinco años, todos con un APY atractivo, pero con una fecha de vencimiento diferente. Esto te permitirá acceder a un quinto de tu dinero cada año sin penalidad -en caso de necesitarlo- o también de aprovecharte de los ajustes en las tasas de la Fed.

Nota: Algunos inversionistas especializados en certificados de depósito han creado una versión más corta del CD escalonado. ¿Cómo? Cambiando el plazo más corto por el de seis meses y reservando los pisos más altos para los CD de 2-3 años de duración.

¿Por qué deberías considerar los certificados de depósito a plazo fijo?

No importa cuál sea tu objetivo: construir un certificado de depósito escalonado o invertir en uno para multiplicar tus ahorros y así poder cumplir con un objetivo específico. Lo ideal es que mantengas la mente abierta a las diferentes ofertas que encuentres en el mercado; esto en vez de ser fiel a un banco o cooperativa específica. La razón de andar examinando tasas y ofertas es simple: cada cierto tiempo, las instituciones financieras lanzan un certificado de depósito promocional para atraer a nueva clientela.

A menudo, estos CD promocionales están sujetos a un término no convencional. Por ejemplo, podrías encontrar plazos de tiempo tan raros como de 5 meses, 17 meses o 21 meses. Esta duración podría ser una estrategia para destacar entre su competencia o para celebrar el cumpleaños del banco, entre otras razones.

Independientemente de la causa, mantener tus ojos abiertos te permitirá encontrarte con una oportunidad que te pague una tasa mucho más alta por tu dinero.

¿Las ganancias de los certificados de depósitos pagan impuestos?

De hecho, sí. Cuando abres un certificado de depósito, el banco o la cooperativa de crédito aplicará los intereses a tu cuenta a intervalos irregulares. Estos intervalos suelen ser mensuales o trimestrales, y se reflejarán en tu estado de cuenta como intereses percibidos. Al igual que ocurre con los intereses que te paga el banco por tu cuenta de ahorros, cada monto percibido se acumulará al saldo de la cuenta y tendrás que declararlos al año siguiente como intereses devengados.

En ocasiones, las personas se confunden con la gravación de las ganancias de los certificados de depósito porque, a fin de cuentas, no es que puedan retirar esos fondos para utilizarlos en otra cosa. Por lo tanto, esperan que el pago de los impuestos se haga cuando retiren sus fondos o al vencimiento del certificado de depósito. Esto, lamentablemente, no funciona así. 

A los efectos del IRS, las ganancias de tu certificado de depósito se gravan al momento que el banco los aplique en tu cuenta, independientemente de cuándo ocurra su retiro efectivo.

¿Qué pasa cuándo un certificado de depósito se vence?

Al mes -o quizás a los dos meses- anteriores a la fecha de vencimiento de tu certificado de depósito, el banco o la cooperativa de crédito que hayas escogido te notificará sobre su vencimiento. Esta comunicación también incluirá instrucciones sobre qué hacer con tus fondos de inversión. Por lo general, te ofrecerán tres opciones:

  1. Pasar el certificado de depósito a un CD nuevo en el mismo banco. Usualmente, el banco te ofrecerá un CD con un término parecido al que ya tienes activo. Por ejemplo, si tu CD principal es de 15 meses, es probable que te propongan transferirlo a uno nuevo de un año.
  2. Transferir los fondos principales más los intereses devengados a una cuenta bancaria dentro del mismo banco. Las opciones suelen incluir cuentas de ahorro, cuentas corrientes o cuentas del mercado monetario.
  3. Retirar los fondos. En este caso, los fondos podrán ser transferidos a una cuenta bancaria externa o, si lo prefieres, ser enviados a tu dirección de domicilio por correo postal (cheque).

Toma en cuenta que la comunicación también estipulará el plazo estimado de tiempo que tienes para hacerle llegar tus instrucciones al banco. Si necesitas orientación, podrás comunicarte con la oficina dentro de ese plazo para obtener asesoramiento profesional. 

Nota: Aunque no se repite en la mayoría de los casos, el movimiento por defecto será pasar tus fondos a un nuevo certificado de depósito.

Si no le informas al banco o cooperativa tu decisión dentro del plazo señalado, este podría renovar el CD de forma automática. En caso que necesites los fondos antes del término, tendrás que incurrir en una penalización costosa por haber retirado el dinero antes de la fecha de vencimiento. Por eso te recomendamos estar pendiente de todas las comunicaciones de tu banco y, por supuesto, del término de tu CD.

¿Es conveniente renovar un certificado de depósito?

Por regla general, no es aconsejable dejar que tu certificado de depósito se convierta en otro CD de forma automática. Si aún no necesitas el dinero y deseas abrir un nuevo CD, lo ideal es, sin duda, evaluar la tasa de renovación antes de decantarte por ella. Recuerda que tu intención principal es obtener más dinero por tu inversión y quizás hay otra institución que puede ofrecerte un mejor trato.

Como hemos mencionado anteriormente, el truco aquí es que compares varios CD, términos y APYs antes de abrir uno nuevo o renovarlo.

Nota: También deberías tomar en cuenta que las posibilidades de que ese banco te vuelva a ofrecer una buena tasa de interés son bajas.

¿Qué pasa si necesitas el dinero del CD antes de tiempo?

Abrir un certificado de depósito implica mantener los fondos intactos por un período de tiempo determinado, pero eso no significa que no tengas opciones bajo la manga en caso que necesites acceder a ellos. Ya sea que se te presente una emergencia -o que tu situación financiera cambie repentinamente- hay maneras de terminar con el certificado y retirar los fondos de forma anticipada.

Eso sí. Debemos advertirte que salirte del trato no será gratis. De hecho, tendrás que pagar un alto costo. La forma más común en que las instituciones financieras manejan un retiro anticipado de los fondos (conocido como EWP) es aplicando una penalización de acuerdo con los términos del contrato. ¿Qué significa esto? Que, si bien tienes que pagar por ello, antes de abrir el CD ya sabrás cuánto deberías perder si necesitas el dinero antes de tiempo.

Por lo general, el EWP se cobra de la siguiente manera. El banco podría reducir los intereses devengados por tres meses, esto en caso que estemos hablando de un CD de doce meses; por seis meses para los CD de tres años; y un año completo para los CD a largo plazo. Por supuesto, esto son solo ejemplos. Cada banco o cooperativa de crédito trabaja con su propio plazo de penalización por retiro anticipado. 

Recomendación: Antes de abrir un certificado de depósito, revisa muy bien lo que tendrías que pagar por retiros anticipados.

¿Qué tendrías que evaluar? Principalmente, te recomendamos tener cuidado con aquellas políticas de retiro anticipado que afecten a tu capital principal. Lo ideal sería decantarse por un certificado de depósito que trabaje con base en los intereses y no con la cantidad de dinero que hayas utilizado para abrir el CD. De esta forma, el banco solo se llevará una parte de los intereses devengados.

Nota: También existen penalizaciones que trabajan con un porcentaje fijo. Esto podría ser más oneroso para ti, porque esa tasa podría superar lo que has ganado con el certificado de depósito, tocando así tu capital inicial.

Importante: Hagas lo que hagas, revisa siempre las políticas de retiro anticipado de tu banco antes de comprometerte con un certificado de depósito. De lo contrario, podrías llevarte una sorpresa en el futuro.

Tipos de certificados de depósito especiales

La clase de certificado de depósito más común es la fórmula estándar que hemos visto hasta ahora: depositas una cantidad específica de dinero y la dejas intactas hasta que finalice el plazo. Al término, podrás retirar los fondos o renovar el depósito, lo que prefieras. Pero, dentro del mundo de los certificados de depósito, hay algunos que se denominan “especiales”. ¿Cuáles son?

CD Bump-up o certificado de depósito de pago

Los CD de pago le ofrecen la oportunidad a los ahorristas de acceder a una tasa más alta. Generalmente, esto ocurre una sola vez durante el período de vigencia del CD. Por ejemplo, si tienes un certificado de depósito de cinco años y las tasas suben durante ese período, tendrás una sola oportunidad de cambiar el APY por uno más alto y así ganar más dinero mientras dure el contrato.

Ocasionalmente, podrías encontrarte también con CDs Bump-up que te ofrezcan este cambio no una sino dos veces durante su plazo de vigencia, pero esto suele reservarse solo para los certificados de depósito de largo plazo. 

Certificados de depósito adicionales

También conocidos como CDs Add-on. Esta modalidad te permitirá jugar con la cantidad de tu depósito en lugar de la tasa de interés. ¿Qué significa esto? Pues, que podrías abrir tu certificado de depósito con una cantidad de dinero y hacer transferencias adicionales para aumentar tu capital invertido.

Algunos bancos te permitirán incrementar tu saldo principal las veces que desees, otros solo te darán un número determinado de depósitos por hacer. Algunos te dejarán aumentar tu capital ilimitadamente, pero solo durante un período de tiempo específico. Las opciones son muchas.

Certificados de depósito sin penalización

Los certificados de depósito sin penalización suelen ser tentadores porque parecieran darte la oportunidad de hacer crecer tu dinero y, al mismo tiempo, retirarlo anticipadamente -y de forma gratuita- cuando lo necesites. No obstante, los CD sin penalización tienen un precio: suelen ofrecer un APY mucho más bajo que los CDs tradicionales

Si realmente quieres ganar más que con una cuenta de ahorros, evitar la volatilidad del mercado y tener la oportunidad de acceder a tu dinero cuando quieras, podrían ser una buena opción. Pero si lo que deseas es obtener una mayor rentabilidad, también garantizada y segura, los CDs convencionales o un CD escalonado podría ser mucho mejor.

Certificados de depósito Jumbo

A la hora de abrir un certificado de depósito, podrías encontrarte con este término. ¿Qué es un certificado de depósito Jumbo? Pues, no es otra cosa que un CD clásico con un límite mínimo de depósito muy alto. Ningún órgano rector fija el límite para llamar “Jumbo” a un CD. 

Por ende, podría decirse que cada banco maneja sus propios términos. Esto haría que, por ejemplo, te encuentres con CD Jumbos de $50,000, otros de $25,000 y algunos de $100,000. 

Certificados de depósito IRA

Los certificados de depósito también pueden ser un vehículo de ahorro útil para hacer que los fondos de jubilación crezcan (y con creces). Muchos bancos y cooperativas de crédito ofrecen CDs IRA. Algunos de ellos tienen un menú separado de CDs que están disponibles como IRAs, mientras que otras instituciones permiten que cualquiera de sus CDs estándar sea configurado como un CD IRA. 

La principal diferencia que encontrarás con los CDs clásicos es que, en cualquiera de los casos, necesitas tener una cuenta IRA abierta.

¿Deberías abrir un certificado de depósito directo o con intermediarios?

¿Recuerdas que hablamos sobre la posibilidad de abrir un CD a través de una cuenta de corretaje? Justamente ahora hablaremos de ello. Si ya trabajas con un broker, puede que hayas notado que ofrecen certificados de depósito. ¿Te preguntas qué diferencias existen entre estos CDs y los que puedes abrir directamente en el banco o cooperativa de crédito?

Modalidad de apertura

La principal diferencia entre los certificados de depósito que puedes abrir en el banco y los CD de los brokers es la modalidad de apertura. Los primeros están disponibles en la institución financiera y podrás abrirlos directamente, ya sea en línea, por correo postal o en sus oficinas. Los segundos, en cambio, se abren a través de un intermediario, que es tu broker.

Las tasas de interés

Aunque los certificados de depósito con intermediados suelen ofrecer tasas competitivas, lo típico es que sean más bajas que las de la banca tradicional. Si tu plan es priorizar las ganancias, quizás sea mejor que vayas directamente a la institución financiera de tu preferencia.

Pero, ¿por qué los certificados de depósito de las cuentas de corretaje tienen un APY menos atractivo? Porque deben cobrar una comisión por el trámite y obtener ganancias. Sin embargo, tienen una ventaja: podrás tener a la mano todas las fechas de vencimiento de tus CDs de forma rápida con tan solo echarle un vistazo a tu cartera de inversión.

Comodidad y facilidad

Abrir un certificado de depósito a través de un intermediario es más fácil que hacerlo en una institución financiera. Como ya tienes una cuenta con la empresa de corretaje, la agencia tendrá todos tus datos a la mano. Esto te ahorrará todo el papeleo bancario, además del manejo de los extractos de la cuenta que te llegarían después de abrir el CD. 

El vencimiento del certificado de depósito también se simplifica: por lo general, cada vez que tu CD llegue a término, el broker depositará los fondos a tu cuenta de efectivo. 

Retiros anticipados

Esta es otra de las diferencias entre los certificados de depósito directos y los gestionados por un broker. Si quieres retirar anticipadamente el dinero en este último caso, tendrás que venderlo en el mercado secundario. Aunque esta operación será gestionada casi en su totalidad por tu agencia de corretaje, no hay garantías sobre cuánto podrás obtener con la venta del CD

El precio de ese certificado de depósito dependerá de muchos factores, aunque los más importantes es si está sujeto a una buena tasa de interés -en especial si la Fed incluyó negativamente en el APY bancario recientemente- y el término. 

Por supuesto, la venta de un CD en un mercado secundario no siempre es algo malo. A veces, podría dejarte con un rendimiento superior. El problema es el riesgo: así como podría ser una buena jugada, también podría ser una muy mala.

Nota: Otra de las desventajas de vender tu CD en el mercado es que estarías renunciando a uno de los beneficios principales del certificado de depósito, que es predecir cuándo podrías ganar (o cuánto podrías perder).

¿Cuáles son los certificados de depósito especiales de los brokers?

Los intermediarios también ofrecen certificados de depósito diferentes al estándar. Hemos reunidos algunos de los que solo podrías encontrar por medio de un broker:

Certificados de depósito con opción a compra

Se trata de un certificado de depósito en el que el banco emisor se reserva el derecho de compra. Por ejemplo, si abres un CD a cinco años y el banco desea comprarlo, podrá hacerlo en cualquier momento en que lo decida. En este caso, el banco te devolverá tus fondos. Por supuesto, esta opción no representará una pérdida de fondos o penalidades para ti, pero podría hacerte perder la oportunidad de seguir ganando dinero a una muy buena tasa de interés.

Y es que, los bancos suelen comprar los certificados de depósito cuando la tasa ofrecida por ellos es 2-5 veces mayor que la del mercado, es decir, cuando la Fed estimula el consumo. Eso sí: si decides abrir un certificado de depósito con opción a compra disfrutarás de un APY más atractivo que con otros CD no rescatables, por así decirlo.

Certificados de depósitos Zero-Coupon

Otro certificado de depósito especializado al que podrías acceder a través de tu agencia de corretaje es el CD Zero-Coupon. Estos instrumentos de inversión tienen un valor nominal, como los bonos de ahorro, y se venden por un precio inicial más bajo.

Lo más importante sobre los CD Zero-Coupon es que tendrás que pagar impuestos por los intereses ganados cada año, aunque no se verán reflejados en tu cuenta sino hasta su vencimiento. Por ende, si te gusta esta opción, te recomendamos planificar muy bien tus declaraciones y pagos de impuestos.

En resumen, ¿qué es un certificado de depósito (CD)? Lo que debes saber

Hay algunas claves importantes que deberías llevarte de este artículo:

  • Los certificados de depósito suelen trabajar con tasas de interés más altas que las mejores cuentas de ahorro del país y que otras cuentas del mercado monetario. ¿Por qué sucede esto? Porque el cliente deja los fondos en una cuenta y se compromete a no tocarlos por un período de tiempo previamente establecido.
  • Los certificados de depósito son una inversión más segura y conservadora que las acciones y los bonos. Si bien ofrecen una menor oportunidad de crecimiento, cuentan con una tasa de rendimiento no volátil y garantizada.
  • Prácticamente todos los bancos, cooperativas de crédito y empresas de corretaje ofrecen un amplio menú de opciones de CD. Por tanto, podrás elegir el que mejor se ajuste a tu caso particular.
  • Las principales tasas de CD disponibles a nivel nacional son de tres a cinco veces más altas que el promedio de la industria, por lo que buscar entre ellas podría ser una muy buena opción.
  • Aunque el cliente se comprometa a dejar su dinero intacto por un período de tiempo determinado, los bancos y cooperativas de crédito te ofrecen opciones para salir del certificado de depósito, usualmente si el cliente está ante una emergencia y necesita el dinero de inmediato.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!