6 maneras de comenzar a invertir con poco dinero

Para muchos, la palabra “invertir” está reservada solo para personas con una gran cantidad de dinero depositada en el banco. Pero esta no es la realidad, lo cierto es que no importa cuánto dinero extra tengas para comenzar. Desde esos $25 que quedan en tu tarro de galletas hasta los $1,000 que tienes en tu cuenta de ahorro podría servirte para convertirte en un inversionista principiante.

En este artículo aprenderás que no es necesario tener miles de dólares para convertirte en un inversionista. De hecho, algunas de las más grandes fortunas a nivel mundial comenzaron por invertir con poco dinero. Piensa que hay formas de poner tu capital, por muy pequeño que sea, a generar intereses compuestos o a crecer en un depósito a plazos, por ejemplo.

La clave para invertir bien y multiplicar el dinero está en desarrollar buenos hábitos financieros, no en el monto de tu cuenta bancaria. Algo tan simple como renunciar a tu café preferido en Starbucks y reemplazarlo por un buen café casero podría darte la liquidez que necesitas para comenzar con tus inversiones. A continuación, veremos 6 formas para que tus intentos de invertir corran el menor riesgo posible.

1. Abrir una cuenta de ahorro de alto rendimiento o un certificado de depósito

Puede que esta sea una de las formas más seguras y rápidas de invertir con poco dinero. Y es que, en términos financieros, el ahorro está íntimamente ligado a la inversión. Tanto es así que, podría decirse que no podrías invertir sin ahorrar primero. Y sí, puede que guardar el dinero en casa sea un comienzo, pero el próximo paso debería ser animarte a poner ese monto en efectivo en una cuenta de ahorro.

Ahora bien, las cuentas de ahorro de alto rendimiento son las mejores para multiplicar el dinero. ¿Por qué? Porque pagan entre 20-25 veces más que las cuentas de ahorro clásicas. Puedes comenzar con una cifra pequeña e ir depositando de vez en cuando. Si eres capaz de ahorrar al menos $5 por semana, tendrás unos $260 extra al finalizar el año.

Lo bueno de las cuentas de ahorro de alto rendimiento es que ganan entre 1.80% y 2% de interés o APY, lo cual es muchísimo, al menos si se le compara con las cuentas de ahorro simples. ¿Lo mejor? Siempre que los intereses se capitalicen por día o al mes, ¡tu dinero crecerá exponencialmente!

¿Qué bancos pagan más intereses en los Estados Unidos?

Conocer qué bancos pagan más intereses en los Estados Unidos podría ser clave para aumentar tus ahorros. Recuerda que, si depositas el dinero extra en una cuenta con altas tasas de interés, podrías ganar mucho más gracias a los intereses compuestos.

Las cuentas de ahorro en línea son el equivalente electrónico al tarro de galletas de la casa. Es una cuenta que está separada de tu cuenta corriente, no está vinculada a la tarjeta de débito y podrás comenzar con una cantidad pequeña de dinero e ir aumentándola cuando te sientas cómodo con el proceso de ahorro. ¿Lo mejor? A diferencia del tarro de galletas, la cuenta de ahorro trabaja con intereses sobre intereses, por lo que, al finalizar el año, tendrás un monto superior que si te hubieses decantado por guardar tus ahorros en casa.
Nota: Si escoges la opción de la cuenta de ahorro del Chase, podrás vincular todos tus productos y tenerlos en un mismo lugar. ¿De qué hablamos? De las cuentas corrientes, certificados de depósito, hipotecas, tarjetas de crédito, entre otros.

Prueba con certificados de depósito (CD)

Esta es quizás una de las formas más antiguas de invertir el dinero, al menos cuando se es un particular sin experiencia en el mundo de las inversiones. ¿Por qué? Porque con los certificados de depósito tu inversión siempre estará segura y, además, sabrás desde el comienzo con cuánto dinero terminarás al finalizar el plazo.

Puedes comprar un certificado de depósito a una tasa fija para calcular cuánto generará tu inversión una vez que venza el plazo. ¿Qué hará el banco con tu dinero? Se lo prestará a ciertas empresas y compartirá contigo las ganancias.

Lo único malo de los certificados de depósito es que el rendimiento que ofrece es un poco más bajo que el de otro tipo de inversiones. ¿A qué se debe esto? Principalmente, al riesgo. Como es una inversión segura, el riesgo es menor y, por ende, las ganancias también lo son.

Recomendación: Examina la opción que ofrece el CIT Bank. Este banco en línea trabaja con tasas de CD bastante competitivas. Además, también ofrece cuentas de ahorro de alto rendimiento y Money Market Accounts

Si te interesan los certificados de depósito, te dejamos tres de los CD con más rentabilidad en los Estados Unidos:

Banco / InstituciónAPYPlazoDepósito mínimoGanancias estimadas
Alaska USA FCU1.00%1 año$500$250 (con depósitos de $25,000)
Able Banking0.60%1 año$1,000$150 (con depósitos de $25,000)
Alaska USA FCU1.15%3 años$500$872 (con depósitos de $25,000)

2. Apuntarte al plan de jubilación de tu empleador

Si tienes un presupuesto demasiado ajustado, incluso inscribirte en el plan 401 (k) de tu empleador, o en cualquier otro plan de jubilación que maneje, podría parecer algo que esta más allá de tus posibilidades. Pero no necesariamente es así. Hay formas de comenzar a invertir en un plan de jubilación patrocinado por tu empleador usando montos tan pequeños que no afectarán tus finanzas. Recuerda que aquí tú podrías elegir el monto de tu aporte, que puede ser hasta $5 de tu cheque de pago o el 1% de tu sueldo mensual, lo que prefieras.

Si inviertes solo el 1% de tu salario en el plan de jubilación, como es una cifra pequeña, es posible que ni siquiera te haga falta. Además, te permitirá ahorrar un poco en materia del pago de impuestos. Una vez que te comprometas a destinar el 1% de tu sueldo en el plan de jubilación, podrías considerar ir aumentando la cifra paulatinamente cada año.

Ahora bien, ¿por qué los planes de jubilación son atractivos? Porque muchos empleadores igualan los aportes de sus trabajadores. Por ejemplo, si tú destinas el 3% de tu sueldo al plan 401 (k), tu empleador podría destinar esa misma cantidad cada mes. Por ende, el aporte mensual de tu plan no será del 3% -que es lo que tú has invertido- sino del 6%.

Consejo: Lee nuestra guía sobre cómo escoger el mejor proveedor del plan 401(k).

3. Poner tu dinero a trabajar en un fondo mutual

Los fondos mutuos o mutuales son instrumentos de inversión que te permiten invertir en una cartera específica de acciones y bonos de la deuda a través de una sola transacción. Esto los convierte en una alternativa perfecta para nuevos inversionistas, en especial si no tienen mucha experiencia.

El único problema de los fondos mutuales es que la mayoría de las empresas y bancos que los ofrecen requieren de una inversión mínima que se sitúa entre $500 y $5,000. Si no cuentas con mucho dinero para invertir, quizás prefieras pasearte por otras opciones de la lista o, al menos, ahorrar un poco antes de aventurarte con un fondo mutual. ¿Otra recomendación? Busca y compara varios catálogos, ya que hay ciertas instituciones que aceptan un monto mínimo de $50 o $100.

Las inversiones automáticas con los fondos mutuales son una de sus características principales, al igual que pasa con las cuentas ETF IRA. Dentro de las más populares del país, están Dreyfus, T. Rowe Price y Transamerica. Quizás quieras ver qué te ofrecen estas antes de buscar otras alternativas disponibles en el mercado.

Recomendación: Los fondos mutuales de inversión automática son particularmente atractivos si se pueden hacer a través de la cuenta de ahorros o de nómina. Por lo general, por medio de la banca en línea podrás configurar el monto de la inversión y hacer un depósito de forma instantánea. Si quieres hacerlo con tu cuenta de nómina, pregúntale al departamento de recursos humanos de tu empleador cómo puedes configurar el depósito mensual automático.

4. Comprar oro y metales preciosos

Invertir en metales preciosos es la práctica más antigua de los inversionistas. Recuerda que metales como el oro y la plata tienden a revalorizarse año tras año. Aunque hay personas que no creen en este método de inversión, lo cierto es que podría ser una opción tan válida como cualquier otra.

La desventaja es que no verás dividendos: cuando compras oro, tendrás una pieza de metal en casa. La ganancia la verás una vez que vendas la pieza que compraste. ¿No te anima mucho esta idea? Pues, ¡piénsalo dos veces! En los últimos 30 años, el precio del oro ha subido más del 300%.

Recomendación: La subida de los precios del oro no está escrita. Siempre que la demanda aumente, el precio se elevará y viceversa. Normalmente, en tiempos de recesión y de inestabilidad, el precio del oro se dispara. Por ejemplo, el 5 de febrero de 2020 -antes de la pandemia COVID-19- el precio de la onza de oro era de $1,553.18 mientras que el 20 de mayo -durante la pandemia- se cotizó en $1,748.25.

Nota: Si quieres invertir en metales preciosos, compra oro o plata en la Casa de la Moneda de los Estados Unidos o en una joyería especializada en la venta de lingotes en miniatura o monedas

5. Invertir en bonos del Tesoro

No muchos inversionistas (al menos, no muchos principiantes) se aventurar a invertir en los bonos del Tesoro de los Estados Unidos, pero esto no quiere decir que sea una mala decisión. Sí, es posible que no multipliques tu dinero de la noche a la mañana con los bonos del Tesoro, pero podría ser una fantástica manera de invertir y ganar intereses, incluso más que en una cuenta de ahorros

Además, conocer cómo funciona la compraventa de bonos te permitirá adquirir cierta experiencia como inversionista para después comenzar el viaje con otras inversiones con riesgos un poco más elevados. Los títulos del Tesoro, también conocidos como bonos de ahorro, son fáciles de adquirir. Podrás comprarlos a través de la página web del Tesoro de los Estados Unidos.

Ahí encontrarás varias opciones, desde bonos de renta fija con vencimiento a 30 días a bonos con vencimientos de hasta de 30 años. Las denominaciones varían mucho entre ellas. De hecho, podrás conseguir bonos tan bajos como de $100.

Nota: También puedes usar Treasury Direct para comprar valores protegidos contra la inflación, conocidos popularmente como TIPS. Estos instrumentos no solo pagan intereses, sino que además hacen ajustes periódicos para que la inflación no perjudique tus ganancias.

Tal como ocurre con los fondos mutuales, podrás programar tus inversiones en el Tesoro de los Estados Unidos a través de tu cuenta de nómina.

6. Invierte en crowdfunding inmobiliario

Para invertir en el mundo del real estate no se necesita ser millonario. Hay muchas opciones de crowdfunding para el sector de bienes raíces, lo que hace que esta alternativa sea posible para quienes no cuentan con un buen puntaje de crédito como para pedir una hipoteca, o con un monto alto como para adquirir el inmueble de sus sueños de contado.

¿Cómo funciona el crowdfunding inmobiliario? Muy simple: tu dinero se une al de otros inversionistas inmobiliarios y se compra con el monto total un bien inmueble. Esto te convierte en el copropietario de una propiedad y cualquier ganancia que ese inmueble obtenga, por alquiler o venta futura, te beneficiará.

Con Fundrise, que es una plataforma en línea muy fácil de usar, solo necesitarás una inversión mínima de $500 para así poder invertir en el mercado inmobiliario. Por tanto, si eres un inversionista no acreditado, podrás administrar tu propia cartera de inversiones de real estate. Si administras tu propia cartera, las tarifas de costos solo llegan al 1%. ¿Lo mejor? Fundrise ofrece una garantía de satisfacción a 90 días.

¡Bonus! Considera invertir con poco dinero en un Worthy Bonds

Por tan solo $10, podrías invertir en los Worthy Bonds. ¿De qué estamos hablando? De unos bonos de interés fijo que sirven para financiar a las empresas estadounidenses más solventes. Los bonos tienen un plazo de duración de 36 meses, pero los intereses se pagan de forma semanal (algo que es perfecto para comenzar) y la plataforma te permitirá retirar tu dinero en cualquier momento, es decir, cuando lo necesites y sin penalización alguna. Sin dudas, una gran oportunidad para invertir cuando tienes poco dinero.

Con Worthy Bonds, podrás comprar tantos bonos de $10 como desees. La idea de Worthy Bonds es simple: el dinero de los inversionistas se utiliza para darle préstamos a las grandes empresas americanas. Como recompensa, los inversionistas obtendrán un retorno del 5%. ¿En conclusión? Las empresas ganan, pero tú también lo harás y a una tasa fija que no representa un riesgo para tu capital.

Esta plataforma está abierta para todos los inversionistas estadounidenses y puede ser una estupenda manera de diversificar tus inversiones sin tener que asumir un alto riesgo.

Recuerda: Worthy solo trabaja con préstamos garantizados con activos líquidos que tengan un valor significativamente más alto que el del monto del préstamo, por lo que tu inversión estará bastante segura.

6 maneras de comenzar a invertir con poco dinero

¿Cómo comenzar a invertir con pocos dólares? Un resumen

Como ves, hay muchas formas de invertir sin ser millonario o tener miles de dólares disponibles para comprar bonos, acciones y monedas extranjeras. ¿Qué es lo más recomendable? Estudiar cada opción de la lista y elegir las que más se ajusten a tus intereses o las más fáciles de implementar para ti.

Ante todo, debes decantarte por una alternativa que te dé seguridad y tranquilidad. Más adelante, sería recomendable que dividas tus inversiones en varios instrumentos financieros. Puedes tener una parte de tu dinero en una cuenta de ahorros con un buen APY, abrir un certificado de depósito con un monto cómodo para ti, tener un fondo mutual a plazos o comprar varios Worthy Bonds para obtener el 5% de rendimiento sin mover ni un dedo.

Como ves, comenzar a invertir con poco dinero es algo bueno. A medida que pase el tiempo, esos primeros dólares que invertiste al principio se multiplicarán y podrás utilizarlos para lo que quieras: un nuevo negocio, un vehículo o la compra de tu propia casa.

Sigue leyendo:

Puntuación:

Puntuación:

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Créditos en USA