Diferencias entre una deuda garantizada y una no garantizada

Diferencias entre una deuda garantizada y una no-garantizada
11
min de lectura

Compromiso editorial

Si bien no somos asesores financieros, nos esforzamos por ayudarte a tomar decisiones financieras más inteligentes. Aunque nos adherimos a una estricta integridad editorial, este post puede contener referencias a productos publicitados. Aquí tienes una explicación de cómo ganamos dinero.

Mas información

Lo que debes saber

Una deuda garantizada requiere un bien como garantía (casa, auto, etc.), y si no se paga, el prestamista puede tomar el activo.

Las deudas no garantizadas no tienen respaldo de bienes; si no se paga, el acreedor buscará cobrar la deuda.

Las deudas garantizadas ofrecen tasas de interés más bajas y plazos de pago extendidos, mientras que las no garantizadas tienen tasas más altas y plazos más cortos.

Al pedir dinero prestado puedes obtener el financiamiento mediante una deuda garantizada o una deuda no garantizada. Estas son diferentes categorías de deudas y debes saber la diferencia entre una deuda garantizada y una no garantizada.

En el caso de una deuda garantizada hay un bien como garantía (casa, auto, etc.), si no devuelves el dinero el prestamista puede tomar posesión del activo. Una deuda no garantizada no tiene ese respaldo. Si no pagas, el acreedor buscará cobrar la deuda.

Noticias Relacionadas

En este artículo te explicaremos en detalle en qué se diferencian las deudas garantizadas y no garantizadas, ejemplos de cada una. Además, las ventajas y desventajas que tienen y consejos sobre cómo pagarlas.

Deudas garantizada frente a deuda no garantizada

Entre los distintos aspectos que diferencian una deuda garantizada de una no garantizada están la garantía, los requisitos de financiamiento y el historial crediticio necesario. Veamos cada una de estas características en detalle.

Requisitos de garantía

Este es el aspecto más distintivo entre ambos tipos de deuda y también condiciona al resto de criterios. Para acceder a una deuda garantizada, debes poner un bien como garantía. Puede ser tu casa, tu carro o incluso un depósito en efectivo.

Si no cumples con los pagos, el prestamista puede embargar tu activo para cobrar el dinero que le debes. Por tanto, con este tipo de deudas te arriesgas a perder ese bien si no cumples con los términos acordados.

En una deuda no garantizada no hay ningún bien, ni monto como garantía y el prestamista debe confiar en que le devolverás el dinero prestado. Lo cual, implica un riesgo y por tanto será más cuidadoso al momento de elegir a su prestatario.

Condiciones de financiamiento

Al tener una deuda garantizada, puedes acceder a una tasa de interés menor e incluso a aumentar el límite de financiamiento y tener un plazo de pago extendido.

Cuando la deuda no está garantizada, las tasas de interés son mayores y los plazos más cortos. Sobre todo, para los prestatarios con un crédito malo.

Historial crediticio

Los productos financieros con deudas garantizadas pueden aceptar a personas con bajo puntaje de crédito. Por tanto, si tienes un puntaje de crédito bajo o estás construyendo crédito desde cero, una deuda garantizada puede ser la mejor opción.

Además, también puede ayudarte a reconstruir tu crédito luego de una bancarrota, por ejemplo. Siempre que cumplas con los pagos.

Mientras que las deudas no garantizadas se reservan a personas con un historial crediticio positivo. O bien, algunos prestamistas aceptan a personas con mal crédito pero establecen mayor tasa de interés, tarifas y condiciones adicionales.

Tipos de deudas garantizadas

Existen distintos productos financieros con deuda garantizada, donde el activo se coloca como garantía para el pago, tienen menor tasa de interés y pueden acceder personas con bajo puntaje de crédito. Entre ellos, podemos mencionar:

  • Préstamos para automóviles. Si adquieres un préstamo para comprar un carro usado o nuevo y no lo pagas, luego de varias cuotas impagas el prestamista podría pedir la reposesión del auto.
  • Hipotecas. Aquí la vivienda se pone como garantía y si no cumples con los pagos de la hipoteca, el prestamista puede embargar la propiedad y venderla para recuperar el dinero.
  • HELOC (Línea de crédito con garantía hipotecaria). Este tipo de préstamos ofrecen liquidez con bajos intereses, pero al igual que las hipotecas puedes perder tu casa si no pagas.
  • Préstamos FHA. Este es un tipo de deuda garantizada por un tercero, en este caso por el gobierno desde la Administración Federal de la Vivienda. Pueden calificar personas con un credit score de 500.
  • Tarjetas de crédito aseguradas. Funcionan como una tarjeta de crédito tradicional, pero requieren un depósito como garantía. Si te atrasas con los pagos, el prestamista puede tomar ese dinero para cobrar lo que le debes.
  • Préstamos estudiantiles federales. Están garantizados por una agencia federal del gobierno. No requieren verificación de crédito y tienen las tasas de interés más bajas respecto a otros préstamos para estudiantes.
  • Pedir préstamo con cofirmante. Es otro tipo de deuda garantizada ya que un tercero se hará cargo de pagar la deuda si tú no puedes. Aunque no siempre puede ser conveniente acudir a esta opción.

Ventajas y desventajas de una deuda garantizada

Dependiendo de tu situación, una deuda garantizada puede ser adecuada o no. En general estos son los pros y contras de este tipo de deudas.

Ventajas

  • Menor tasa de interés
  • Puedes acceder con crédito malo o regular
  • Límite de préstamos más altos
  • Posibilidad de deducciones fiscales para el pago de intereses

Desventajas

  • Riesgo de perder el bien puesto como garantía
  • Pueden requerir un seguro adicional
  • Limitaciones para el uso del dinero
  • Pueden aplicarse tarifas para evaluar el valor de la garantía

Tipos de deudas no garantizadas

Al no haber un activo o un tercero como garantía para el pago, los tipos de deudas no garantizadas tienen condiciones menos favorables para el prestatario. Como ejemplos podemos nombrar:

  • Préstamos personales. La mayoría no tienen garantía y si no pagas el prestamista puede demandarte o enviar la deuda a cobranza. Además, las tasas de interés serán mayores y te exigirán un buen credit score.
  • Tarjetas de crédito tradicionales. No hay depósitos como garantía y tu historial crediticio influirá en el límite de crédito que obtendrás y el APR.
  • Préstamos estudiantiles. Aquellos que no estén respaldados por el gobierno pueden requerir un determinado credit score. Además, no pagar un préstamo estudiantil te traerá consecuencias.
  • Facturas médicas. Este es otro tipo de deuda sin garantía. Debes saber que las deudas del hospital afectan tu crédito. Aunque, puedes negociar una deuda médica para minimizar las consecuencias.

Las facturas de servicios públicos, los impuestos e incluso una membresía del gimnasio son otros tipos de deudas no garantizadas y no cumplir con los pagos puede afectar seriamente tu puntaje de crédito.

Ventajas y desventajas de una deuda no garantizada

Las deudas garantizadas también tienen pros y contras que debes considerar al momento de adquirir un producto financiero sin garantía.

Ventajas

  • Sin riesgo de perder tus activos
  • Mayor libertad para usar el dinero
  • No hay tarifas para evaluar garantías
  • La solicitud puede procesarse más rápido

Desventajas

  • Mayor tasa de interés
  • Requieren un credit score de bueno a excelente
  • Límites de crédito más bajos
  • El atraso en los pagos dañan el puntaje de crédito

¿Qué deuda debo pagar primero?

Probablemente quieras pagar primero las deudas garantizadas, ya que estás en riesgo de perder el activo que pusiste como garantía, como la vivienda o el carro. No obstante, puedes adoptar dos enfoque para pagar tus deudas:

  • Método de la avalancha: Consiste en pagar las deudas más grandes y con mayor APR. Mientras que solo cubres cuotas mínimas del resto de deudas. Esto alivia tu presupuesto para luego afrontar las deudas menores.
  • Bola de nieve: Contrario a la avalancha consiste en hacer pagos mínimos de las deudas más grandes y pagar lo más que puedas de las deudas menores.

La efectividad de estos métodos dependerá de tu situación. Si tienes varias tarjetas de crédito para pagar puede ser más efectivo el método de la bola de nieve.

Pero si tienes una hipoteca o necesitas tu coche para ir al trabajo, no puedes arriesgarte a perder el activo y en ese caso deberías considerar saldar las deudas que más impacto tengan en tu vida y tus finanzas.

No obstante, siempre debes procurar pagar tus deudas. Si necesitas más información al respecto, lee nuestra guía para salir de deudas paso a paso.

¿Declararme en bancarrota me libra de pagar una deuda no garantizada?

Sí. Declararte en bancarrota puede librarte de la responsabilidad legal de pagar la deuda, aunque debes considerar las consecuencias de declararse en bancarrota. Una de ellas es el daño severo a tu puntaje de crédito.

¿Qué pasa si no pago un préstamo?

Hay varias consecuencias por no pagar un préstamo. Desde multas y cargos por retraso, posibilidad de que la deuda entre en colección y hasta demandas judiciales para obligarte a pagar lo que debes.

¿Puedo mudarme a Estados Unidos teniendo deudas en mi país de origen?

Probablemente, no. Si intentas obtener una visa para ir a USA, analizarán tu historial crediticio y al descubrir que debes dinero, puede que te la nieguen. Así que, no es tan sencillo que puedas irte de tu país con deudas.

¿Qué hago si me cobran una deuda que ya no tengo?

Si un colector de deudas te persigue para pagar una deuda que ya no debes, a eso se le llama deuda zombie. Para lidiar con ella debes comprobar que no es una deuda legítima o que su cobro ya caducó.

Sobre el autor

Fabrina es Licenciada en Periodismo y Comunicación. Se especializa en ayudar a la comunidad latina en Estados Unidos a tomar decisiones informadas sobre sus bolsillos. Con un enfoque en la educación financiera y la inclusión, Fabrina busca empoderar a sus lectores a través de consejos prácticos y recomendaciones de productos financieros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados

En esta página

Noticias destacadas

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y noticias actuales

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y últimas noticias.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.