¿Qué es un HELOC y cómo funciona?

Qué es un heloc
14
min de lectura

Compromiso editorial

Si bien no somos asesores financieros, nos esforzamos por ayudarte a tomar decisiones financieras más inteligentes. Aunque nos adherimos a una estricta integridad editorial, este post puede contener referencias a productos publicitados. Aquí tienes una explicación de cómo ganamos dinero.

Mas información

Lo que debes saber

HELOC es una línea de crédito con garantía hipotecaria, ofrece liquidez con bajos intereses utilizando el valor neto de la vivienda como garantía.

Las HELOC tienen tasas variables, lo que puede aumentar el costo del préstamo si suben las tasas de interés.

Al igual que las hipotecas, las HELOCs presentan riesgos, incluyendo la posibilidad de perder tu casa si no se pueden hacer los pagos.

HELOC, en español Línea de Crédito con Garantía Hipotecaria, es una segunda hipoteca que te permite obtener un préstamo en función del valor líquido de tu vivienda. A diferencia de otras opciones de refinanciamiento, se parece más a una tarjeta de crédito.

Este tipo de herramienta financiera es ideal para quienes quieran decidir cuándo y cuánto dinero utilizar para financiar proyectos importantes. No obstante, su tasa de interés variable puede hacer que no sea la opción correcta para ti.

Noticias Relacionadas

Para que tomes la mejor decisión, te explicaremos cómo funciona un HELOC, sus requisitos y qué otras alternativas existen.

¿Cómo funciona el HELOC?

Un HELOC funciona como una línea de crédito renovable, es decir, te permite usar los fondos del préstamo contra el valor líquido de la vivienda según necesites. Luego, podrás pagar lo gastado para volver a disponer del dinero.

El límite de crédito que establece el prestamista es de hasta el 85% del valor del inmueble menos lo que debas de la hipoteca principal.

Como la tasa de interés suele ser variable, las cuotas mensuales pueden aumentar o disminuir con el tiempo. La ventaja es que solo pagas intereses sobre la cantidad que utilices.

Veamos con un ejemplo cómo funciona el HELOC. Supongamos que tienes una casa valorada en $300,000, que aún debes $100,000 y que necesitas un préstamo para realizar mejoras a tu propiedad.

Si el prestamista te permite acceder hasta el 85% de tu home equity, entonces podrás pedir prestado $155,000, que correspondería a la diferencia entre el tope del préstamo ($255,000) y tu deuda hipotecaria.

Una vez aprobado el HELOC, podrás usar los fondos aprobados. Eso sí: la forma de emplear el dinero dependerá de en qué fase del préstamo estés:

  • Retiro. Durante este período (que suele ser de diez años) podrás pedir prestado el total del límite aprobado. Siguiendo el ejemplo, $155,000. Solo pagarás intereses sobre la cantidad de efectivo que retires.
  • Amortización. Una vez terminada la fase de retiro, tendrás un período (que suele ser de 20 años) en el cual no podrás sacar más dinero: solo pagarás mensualmente el capital más los intereses.

Durante la fase de amortización, las cuotas pueden duplicarse. Entonces, para ahorrar dinero a largo plazo, es recomendable que pagues parte o la totalidad del préstamo junto con los intereses durante el período de retiro.

Cómo obtener un préstamo HELOC

Si estás considerando solicitar un HELOC, es necesario evaluar los requisitos más comunes y, además, seguir el paso a paso para obtener el préstamo.

Requisitos para un HELOC

Cada prestamista tendrá su propia serie de requisitos. Algunos pueden exigir que contrates un seguro de propiedad específico y otros no. Estos son los criterios básicos de elegibilidad:

Para más información, consulta con tu banco o visita la página Consumer Advice de la Federal Trade Commission (Consejos para los consumidores de la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos).

Pasos para obtener un préstamo HELOC

Solicitar un HELOC es similar a pedir una hipoteca o refinanciamiento. Pueden existir más o menos pasos dependiendo del prestamista, pero suelen ser los siguientes:

  1. Evalúa tu situación financiera. Revisa tus ingresos, deudas y determina tu presupuesto mensual, y calcula tu FICO score. Define también cuál es tu necesidad actual de efectivo y pregúntate cuánto puedes pagar mensualmente.
  2. Determina si cumples con los requisitos de un HELOC. Si no llegas al puntaje crediticio que deberías tener o debes mucho dinero, será difícil obtener este préstamo. De hacerlo, puede que te ofrezcan términos menos favorables.
  3. Busca prestamistas y verifica tus opciones. Cada institución financiera te ofrecerá un porcentaje de tasa anual, además de términos y condiciones diferentes. Compáralas para encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades.
  4. Reúne los documentos necesarios. Como, por ejemplo, pruebas de ingresos, Formularios W-2 de años anteriores, certificados bancarios, documentos sobre deudas y empleo, y tus últimas declaraciones de impuestos.
  5. Presenta una solicitud. Esto se puede hacer en línea o en la sucursal del prestamista.
  6. Espera la aprobación. Si cumples con los requisitos, te darán el préstamo. En ese caso, recibirás los términos y condiciones, incluyendo la tasa de interés y la duración del período de retiro.
  7. Revisa con detenimiento los documentos que recibas del prestamista. Asegúrate de que el HELOC se ajuste a tus necesidades. Los pagos no deben superar tu presupuesto mensual.
  8. Cierra y recibe los fondos. Al aceptar el préstamo, firma la documentación para tener acceso a tu nueva línea de crédito.
  9. Usa el HELOC y realiza los pagos. Retira los fondos que necesites, pero no más allá de lo que puedas pagar cómodamente. Cumple con las cuotas y las condiciones del préstamo.

¿Qué determina el límite de crédito de un HELOC?

El límite de crédito de un HELOC se determina principalmente a partir del valor de tu propiedad y tu nivel de equidad. Otros factores que pueden intervenir son tu credit score, tus deudas pendientes y tu capacidad de pago.

Los prestamistas suelen limitar el crédito a no más del 85% del valor de tasación de tu casa menos lo que debas de la hipoteca original. Si, por ejemplo, tu vivienda está valorada en $400,000 y aún debes $300,000, tu equidad es de $100,000.

En este caso, la cantidad máxima que podrías pedir prestada será de $40,000 dólares. De no haber otros gravámenes sobre tu hogar, así es como se calcula el límite del HELOC:

  • Valor de mercado de la casa: $400,000
  • 85% del valor de la casa: 340,000
  • Restando el saldo de la hipoteca: $340,000 – $300,000
  • Posible línea de crédito: $40,000

Condiciones del préstamo HELOC

Las condiciones de un HELOC pueden variar según el prestamista que, a fin de cuentas, es quién determina cómo puedes emplear los fondos, cuánto durará el HELOC y qué tipo de tasa se te aplicará.

¿Cómo se utilizan los fondos de HELOC?

Si te aprueban para un HELOC, los prestamistas definirán un período de tiempo en el que podrás retirar el dinero como desees. Este plazo es conocido como fase de retiro.

Una vez esta primera fase termine, el prestamista puede permitirte renovar la línea de crédito. De no ser así, tendrás que devolver el monto adeudado de una vez o durante la fase de amortización.

¿Cuál es la duración de un HELOC?

La duración de un HELOC varía, pero podría ser hasta 30 años. Lo normal es que te aprueben un período de retiro de diez años más 20 años de amortización.

¿Cómo es la tasa de interés de un HELOC?

El interés de un HELOC suele ser variable, es decir, puede cambiar en el tiempo. Además, se calcula tomando como base la tasa preferencial más un margen de ganancia, que el prestamista ajusta a discreción.

Cuanto mayor sea tu puntaje, menor será el beneficio del banco. Para atraerte, te pueden ofrecer un margen bajo o incluso negativo en un principio, y luego cambiarlo a lo largo de la vida del préstamo.

En promedio, la tasa de interés anual para un préstamo HELOC es del 7.75%, pero puede ser tan bajo como de 6.24% o tan alto como de 8.82%.

¿Hay algún cargo adicional?

Aunque no haya costos de cierre, obtener tu HELOC podría implicar gastos en cargos adicionales, como el costo de la tasación, las tarifas de mantenimiento y:

  • Apertura. El prestamista puede cobrar una tarifa por abrir la línea de crédito HELOC. Esta comisión puede variar y representa un porcentaje del préstamo.
  • Retiro. Puede haber cobros adicionales por utilizar el HELOC, es decir, cada vez que retires dinero de la línea de crédito.
  • Cancelación anticipada. Algunos prestamistas pueden cobrarte si decides cancelar la línea de crédito antes de la fecha de vencimiento.
  • Seguro. Quizás debas contratar un seguro de propiedad para la casa que usaste como garantía.
  • Cheques. Si quieres retirar tus fondos a través de un cheque de caja, te pueden cobrar una tarifa adicional.

Los honorarios del HELOC son determinados por el prestamista. Por eso, es recomendable investigar estos detalles antes de entrar en cualquier acuerdo. Algunas condiciones podrían estar abiertas a la negociación.

Los riesgos de un HELOC

Existen varios riesgos con los HELOC, pero el más importante es caer en mora. Como la propiedad está en garantía, el incumplimiento podría resultar en la ejecución hipotecaria o en un short sale (venta en corto de la casa). Entre otros riesgos que debes considerar, tenemos:

  • Reducción o congelación de la línea de crédito. Esto sucede si hay pagos atrasados o cambios en el patrimonio de tu casa. También puede ocurrir en medio de una crisis financiera.
  • La tasa de interés del préstamo puede aumentar. Y, de ser así, la cuota mensual también se elevará, lo que reducirá tu capacidad de cumplir con el pago.
  • Si el valor de la propiedad disminuye, tu primera y segunda hipoteca podrían quedar bajo el agua. Es decir, vas a deberle al banco más de lo que vale tu casa.
  • Acumulación excesiva de deuda. Para evitar esto, no tomes más dinero del que puedas pagar cómodamente.

Algunas alternativas a un HELOC

Existen otras opciones para obtener efectivo a partir de la equidad de la vivienda. Evalúa cuál de todas se adapta mejor a tu situación financiera:

Home Equity Loan Cash Out Refinance HELOC
Segunda hipoteca Refinanciamiento de la hipoteca original Segunda hipoteca
Los fondos se pagan en una suma global y por adelantado Los fondos se pagan en una suma global Es una línea de crédito
Tasa de interés fija Tasa de interés fija o ajustable Tasa de interés variable
Los pagos son capital más intereses Los pagos son capital más intereses Se paga solo intereses durante el retiro. Luego, capital más intereses
Los costos de cierre están entre el 2% y 5% Los costos de cierre están entre el 2% y 5% Los costos de cierre son bajos, pero pueden venir con cargos adicionales
Requiere de un home equity del 15% al 20% Requiere de un home equity del 20% Requiere de un home equity del 15% al 20%
Mayor riesgo al ser una segunda hipoteca Menor riesgo en comparación con otros Mayor riesgo debido a la acumulación de deuda

Un home equity loan puede ser una opción adecuada si sabes cuánto dinero necesitas y prefieres pagos fijos mensuales. Así, no te verás tentado como con la línea abierta que obtienes con un HELOC.

Si no quieres tener una segunda hipoteca, entonces quizás un cash out refinance sea lo mejor, ya que te permite refinanciar el préstamo original y obtener parte del valor líquido de la vivienda sin agregar otra deuda a tu lista.

Si prefieres no poner en riesgo tu casa, tienes los préstamos personales. Solo ten en cuenta que probablemente la tasa sea más alta. Además, el límite de crédito puede ser menor y los intereses no son deducibles de impuestos.

¿Puedo abrir un HELOC y no usarlo?

Sí, pero podrías tener que pagar costos de cierre u otros cargos adicionales por abrir un HELOC y no usar la línea de crédito otorgada.

¿Cuánto capital necesito para HELOC?

Para solicitar un HELOC, se requiere de un capital de al menos el 15% de equidad sobre la vivienda. Este porcentaje dependerá de varios factores, como el valor de la propiedad, el historial crediticio y los requisitos del prestamista.

¿Por cuánto tiempo son los préstamos HELOC?

Suelen tener una duración entre cinco y diez años, siendo este el tiempo en el cual puedes utilizar el préstamo. Esto va a depender del prestamista y de los términos del HELOC.

Sobre el autor

Andreina es Economista y cuenta con seis años de experiencia en la creación de contenido. En Créditos en USA se enfoca en crear contenido útil y claro para ayudarte a navegar con facilidad en el mundo financiero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados

En esta página

Noticias destacadas

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y noticias actuales

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y últimas noticias.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.