¿Cómo negociar una deuda médica efectivamente?

Cómo negociar una deuda médica
13
min de lectura

foto de perfil

Editado por

Compromiso editorial

Si bien no somos asesores financieros, nos esforzamos por ayudarte a tomar decisiones financieras más inteligentes. Aunque nos adherimos a una estricta integridad editorial, este post puede contener referencias a productos publicitados. Aquí tienes una explicación de cómo ganamos dinero.

Mas información

Lo que debes saber

Es clave solicitar y revisar minuciosamente la factura médica para identificar errores, como cargos duplicados, facturación indebida o errores en códigos médicos.

Conocer tus derechos, como lo estipula la Ley Sin Sorpresas, y comparar los costos de los servicios médicos con los precios promedio pueden ser estrategias efectivas.

Puedes negociar planes de pago con intereses bajos con el hospital o buscar ayuda gubernamental, hospitalaria o de ONGs.

Cerca del 59% de los estadounidenses se preocupa por pagar sus facturas de salud para el año siguiente. Y es que, la tasa de deudas médicas es bastante alta en este país. Lo bueno es que siempre puedes negociarlas para saldarlas cuanto antes (y hasta pagar menos). Para eso:

  • mantén la calma
  • pide una factura detallada al hospital, y
  • verifica todos los montos minuciosamente.

Si en tu recibo médico encuentras algún error, haz una reclamación en el Departamento de Facturación del hospital. También puedes comparar la factura con los detalles cobrados por tu proveedor de seguro médico y asegurarte de que no haya inconsistencias.

Noticias Relacionadas

Como sabemos que negociar una deuda puede ser frustrante, decidimos brindarte las mejores estrategias, consejos y consideraciones para que reduzcas el monto de tu factura con éxito.

1. Verifica los detalles de la factura médica

Como primer paso, te recomendamos solicitar una factura médica detallada (si no te la han dado) y verificar los cobros. Recuerda que nadie es perfecto y el Departamento de Cobranzas puede cometer errores en la facturación.

Asegúrate de revisar cada artículo y servicio cobrado, incluyendo:

  • Cargos duplicados, que son los más fáciles de reconocer
  • Facturación indebida (que te hayan cobrado un servicio que no recibiste)
  • Errores de códigos médicos (numeración que identifica un procedimiento médico específico)
  • Si el monto es superior de lo que debería (por ejemplo, que te hayan cobrado más por un procedimiento que costaba mucho menos)

2. Conoce tus derechos como consumidor

Tus derechos como consumidor podrían ayudarte a reducir tu deuda. Por ejemplo, la Ley Sin Sorpresas (No Surprises Act) prohíbe que un proveedor de salud facture los cuidados médicos de emergencia y cierta atención de rutina sin un contrato con tu plan de seguro.

Si tu proveedor de salud cobra algún cargo restringido inesperadamente, puedes disputarlo para eliminarlo de tu factura.

Por otro lado, si careces de un seguro de salud y necesitas atención hospitalaria, puedes solicitar previamente un presupuesto. Después, si tu factura supera el presupuestado en $400 o más, puedes apelar los cargos excedentes.

3. Investiga el costo promedio de los servicios médicos

Puedes buscar el precio aproximado de los servicios (en tu estado o localidad) en sitios web y compararlo con el monto que aparece en tu factura. Si notas un cobro excesivo, puedes iniciar una reclamación.

Por ejemplo, Healthcare Bluebook y FAIR Health Consumer son dos opciones que hemos probado y funcionan bastante bien para encontrar precios típicos de tratamientos en localidades específicas. Te servirán para hacer las comparaciones y poder negociar tu deuda.

4. Compara la factura médica con tu Explicación de Beneficios

Tras cada visita médica, tu proveedor de seguro debería enviarte una Explicación de Beneficios (EOB) a tu correo electrónico. Este documento detalla los servicios cobrados, el monto cubierto, entre otras cosas. Cuando lo tengas, compáralo con tu factura médica y verifica:

  • montos incorrectos
  • cobro de un servicio no prestado
  • montos no cubiertos por el seguro que sí debieron pagarse

Si notas algún error, ponte en contacto con tu proveedor de seguro médico y espera a que haga una auditoría para comprobar las fallas. Si realmente hay un error, lo más seguro es que el monto total adeudado al hospital se reduzca.

5. Solicita ayuda hospitalaria, gubernamental o de ONG

No temas preguntar por descuentos o programas para personas de bajos recursos que te ayuden a negociar tu deuda. Te aconsejamos visitar nuestra guía “Ayuda para pagar un bill del hospital en USA” para conocer más detalles.

Lo más importante es que cumplas con los requisitos para calificar y reducir el monto de la factura impaga, como:

  • ser mayor de edad
  • demostrar bajos ingresos
  • Contar con una cobertura de seguro médico
  • tener una enfermedad cubierta por el fondo de asistencia

Sigue leyendo: Programas de ayuda del gobierno de EE.UU: Renta, comida, servicios y salud

6. Negocia un acuerdo con el proveedor de salud

Puedes negociar una deuda médica con el hospital si ofreces saldar solo una parte de la factura lo más pronto posible (lograrás conseguir hasta un 20% de descuento); te pueden pedir pruebas de incapacidad para pagar completo (como la declaración de impuestos).

Incluso si tus ingresos son estables, es posible que califiques a una reducción de pago (siempre que pagues de inmediato) si demuestras que las facturas médicas te están dando problemas financieros.

7. Acuerda un plan de pagos

Si no logras acordar un precio más bajo para tu factura impaga ¡no te preocupes! Puedes negociar con la oficina de facturación del hospital un plan de pagos con intereses bajos que te permita pagar una cuota mensual sin que te afecte demasiado.

Antes de convenir un monto mensual, prioriza tus deudas más altas y que tengan consecuencias inmediatas (como la hipoteca o el pago del alquiler) que pueden ocasionar, por ejemplo, una ejecución hipotecaria o el desalojo del lugar que habitas.

8. Solicita el perdón de las facturas médicas

Tu proveedor de salud puede perdonar tu deuda (no aplica en todos los casos) si demuestras que no puedes pagar la factura médica, ya sea por una discapacidad que te impida trabajar, estar en bancarrota o cualquier otra situación de gravedad.

Aún si tu solicitud no da resultados positivos, algunas organizaciones sin fines de lucro pueden ayudarte a saldar una fracción o la totalidad del monto adeudado, como CancerCare o la Fundación PAN.

9. Crea una campaña en sitios de recaudación de fondos

Listamos esta opción aquí porque, aunque los sitios de recaudación de fondos no te ayudarán a negociar tu deuda médica, sí te permitirán ahorrar dinero suficiente como para pagarla, reduciendo así tu contribución económica directamente.

Algunos sitios donde te puedes registrar para crear una campaña son:

Algunos tips para negociar una factura médica

A continuación te daremos cuatro consejos que pueden mejorar tus posibilidades de negociar una deuda médica. Veamos:

1. Sé amable y educado

Haz todo lo posible por ser amable y educado con los representantes del Departamento de Facturación. Expresarte sin faltas de respeto ni agresividad te ayudarán a explicar tu situación financiera de forma más fácil y generarás más empatía sobre tu caso.

2. Comprende el funcionamiento de los códigos médicos

Los códigos médicos representan diagnósticos, tratamientos y algunos procedimientos clínicos en un formato numérico. Es importante reconocerlos (puedes saber su significado en Internet), ya que facturar alguno de forma incorrecta aumentaría el monto de tu factura.

3. Lleva un registro de actividades

Cada vez que negocies una factura médica, ten a la mano un registro de actividades que te ayude a recordar con quién has hablado, su número telefónico y la fecha de la conversación.

Esto te ayudará a tener un historial que demuestre tus intentos por reducir la factura (y tu intención de pagarla lo antes posible) y te puede ayudar a generar más empatía.

4. Obtén la ayuda de un defensor del paciente

Este profesional se encargará de verificar, validar tus datos y tu situación médica-financiera, y negociará con el hospital y con la agencia de cobro de deudas.

La mala noticia es que la mayoría de los defensores del paciente suelen cobrar honorarios ($20 por hora o más). Sin embargo, algunas ONG, como Patient Advocate Foundation (PAF) ofrecen servicios sin costo a personas elegibles.

¿Cómo apelar mi reclamo del seguro de salud?

Si encontraste algún error en el monto de tu factura médica, debes apelar el reclamo de seguro de la siguiente forma:

  • Solicitando una revisión interna. Puedes presentar una apelación interna para que el proveedor de seguro evalúe los montos de tu factura (El Programa de Asistencia al Consumidor brinda este tipo de apoyo).
  • Pedir una revisión externa. Si el proveedor de seguro de salud te niega el derecho a una apelación interna, puedes solicitar una revisión externa ante el estado, generalmente, a través del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

Es posible que la revisión externa tarde hasta 45 días en procesar la apelación presentada, así que debes tener paciencia.

Consejos para reducir las deudas médicas

Antes de visitar un médico y hacerte algún procedimiento, debes considerar algunos aspectos que te ayudarán a evitar un mayor estrés y hasta ahorrar (en ciertos casos) en tu factura final:

  • Investiga cómo funciona tu seguro de salud. Averigua cuál es la cobertura de tu póliza de salud para saber si cubrirá tu procedimiento médico y los tratamientos (o un porcentaje de todo).
  • Trata de calificar para atención de caridad. Gracias a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA) algunos hospitales sin fines de lucro ofrecen descuentos o asistencia sin costo a personas necesitadas.
  • Evita cargar la deuda en una tarjeta de crédito. Trata de no endeudarte con una tarjeta de crédito (a menos que sea 0% APR y pagues a tiempo) porque puedes agregar más intereses y perjudicar tu puntaje de crédito.
  • Prioriza tus deudas. Si es posible, salda primero tu obligación financiera de mayor impacto (como una hipoteca), ya que, a diferencia de las facturas médicas, puede tener consecuencias negativas a corto plazo (como un desalojo).

¿Negociar las facturas médicas afecta mi puntaje de crédito?

Sí, puede afectar tu crédito. Pero todo dependerá de la situación en la que te encuentres. Lo peor sería declararte en bancarrota para liquidar la deuda, ya que se le informará a los tres burós reduciendo tu puntaje por diez años, aproximadamente.

Ahora bien, tus deudas médicas no afectarán tu historial de crédito durante el primer año o si son de $500 o menos, gracias a un acuerdo entre las agencias Experian, TransUnion y Equifax.

¿Qué pasa si no puedo pagar la cuenta del hospital en Estados Unidos?

Si no pagas el hospital, podrías tener que:

  • pagar cargos adicionales por el retraso,
  • negociar con un cobrador de deudas (sucede después de 90-180 días de mora),
  • afrontar una demanda por el impago de la factura médica, o
  • dañar tu historial de crédito.

¿Cómo hacer un plan de pagos de deudas médicas?

El plan de pagos lo determinarás junto al proveedor de salud. Ambos evaluarán qué porcentaje puedes pagar cada mes, la fecha de inicio y de finalización en función de tus otras deudas (si las tienes), tus ingresos, el tamaño del hogar, entre otros aspectos.

¿Qué pasa si mi proveedor de seguro de salud no me da un EOB?

Deberás contactar a tu proveedor de póliza de salud por teléfono, correo electrónico o a través de su sitio web, y solicitar el EOB.

Ten en cuenta que si tienes Medicare Original, el documento se llamará “Resumen de Medicare”, pero si cuentas con Medicare Advantage y Medicare Parte D, tendrá su nombre tradicional, “Explicación de Beneficios”.

Sobre el autor

Axel es ingeniero pero desde hace más de 6 años publica contenido sobre finanzas y marketing digital. En Créditos en USA se especializa en brindar información valiosa a la comunidad latina de Estados Unidos para que tengan seguridad y tomen decisiones más acertadas financieramente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados

En esta página

Noticias destacadas

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y noticias actuales

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y últimas noticias.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.