Cómo reconstruir crédito luego de una bancarrota

El proceso de declararse en bancarrota puede ser financieramente turbulento y desafiante. Sin embargo, una vez que sucede puedes empezar a trabajar para dirigir tus finanzas en la dirección correcta y reconstruir tu crédito. Comprende los detalles de reconstruir crédito luego de bancarrota.

Ahora bien, dependiendo del tipo de bancarrota que hayas presentado, esta puede permanecer en tus informes de créditos por hasta 10 años. Pero de acuerdo a Ruth Susswein, subdirectora de prioridades nacionales de Consumer Action, es completamente posible reconstruir tu crédito mucho antes.

Por ello, hemos recopilado diferentes métodos que te pueden ayudar a reconstruir tu crédito después de haberte declarado en bancarrota.

Primero lo primero: planea una estrategia financiera post-bancarrota

Es posible que pienses que eres un paria a los ojos de los prestamistas y los emisores de tarjetas de crédito, pero eso no es del todo cierto. Tendrás que probarte a tí mismo, por supuesto, pero se puede hacer.

Aunque tu objetivo, reconstruir tu crédito, es el mismo que el de alguien que empieza de cero, tu situación es diferente, ya que tu problema no es que los acreedores no sepan nada de ti, sino que saben mucho.

Primero, evalúa tu situación. Puedes hacerlo revisando tus informes de crédito anuales. Tus puntuaciones de crédito se calculan utilizando la información de tus informes de crédito, por lo que cualquier información negativa imprecisa puede hacer que tu situación se vuelva un poco más difícil. En consecuencia, si encuentras errores, reportalos y haz que sean corregidos.

Por supuesto, encontrarás también información negativa. Tus informes mostrarán tu bancarrota durante 10 años. Además, los pagos atrasados y las deudas que van al cobro permanecen en los informes hasta siete años después de la mora. Declararse en bancarrota borra las deudas, pero no la información contenida en tus informes de crédito.

En segundo lugar, comprueba tu puntuación de crédito. Hay varias maneras de obtener un puntaje de crédito gratis, y sitios web de finanzas personales y algunos emisores de tarjetas de crédito ofrecen este servicio. Es inteligente hacer un seguimiento de tu puntaje crediticio mes a mes, y es crucial que obtengas siempre el mismo puntaje

Ahora bien, y contrario a lo que podrías pensar, tu puntaje crediticio después de la bancarrota puede no ser tan malo como creerías en primer lugar. De hecho, es totalmente posible que después de un año de haberte declarado en quiebra tengas un puntaje crediticio más alto. Esto se debe a que, básicamente, en ese momento dejaste de luchar contra tu situación financiera y comenzaste a reconstruir tu crédito. En este sentido, limpiar tus informes crediticios y saber qué puntaje verán los prestamistas te puede ayudar a saber con exactitud qué productos crediticios debes (y puedes) solicitar.

Revisa con frecuencia tus informes de crédito para detectar cualquier error

Tenemos que ser sinceros, los informes de crédito no son perfectos. De hecho, en un estudio de la Comisión Federal de Comercio de 2012, cerca del 25% de los consumidores estadounidenses identificaron errores en sus informes crediticios que podrían haber afectado sus puntuaciones. Por tanto, y como hemos explicado ya, revisar tus informes regularmente puede ayudarte a encontrar y disputar cualquier error.

En este sentido, después de que tu bancarrota se ha completado, asegúrate de que:

  • Las cuentas que fueron descartadas en la quiebra sean reportadas como tal.
  • Que las mismas tengan un saldo de 0.
  • La fecha de presentación de la quiebra sea correcta. Ya que la bancarrota permanece en las cuentas hasta 10 años a partir de esa fecha, es importante que esa información sea correctamente presentada siempre y en todos los casos.

Puedes usar una tarjeta de crédito asegurada o retail

Sin duda la bancarrota puede dañar tu poder adquisitivo, pero hay formas de mitigar esta situación. A pesar de tu situación financiera en ese escenario, aún te es posible solicitar ciertos tipos de tarjeta de crédito.

Tarjetas de crédito aseguradas

Las tarjetas de crédito aseguradas requieren un depósito por adelantado, lo que ayuda a proteger al prestamista en caso de que el solicitante no pueda hacer los pagos correspondientes. A cambio, este obtendrá un límite de crédito que normalmente es igual al monto depositado. Pero antes de solicitar una, ¡lee las letras pequeñas! Ya que en algunas ocasiones tu solicitud no será aceptaba hasta que hayas resuelto la bancarrota.

Tarjetas de crédito retail

Las tarjetas de crédito retail también pueden ser útiles después de haberse declarado en bancarrota, ya que, por lo general, tienen requisitos de crédito menos estrictos que otras tarjetas no garantizadas. Pero cuidado: muchas tienen altas tasas de interés, e incluso multas.

Ahora bien, con cualquiera de estos dos tipos de tarjeta se aplican los objetivos básicos para el proceso de reconstrucción de crédito: No tener más crédito del que necesitas, hacer pagos a tiempo y mantener los saldos bajos. En este sentido, establecer pagos mensuales automáticos y alertas de saldo puede ayudarte a alcanzar estas metas.

En el siguiente cuadro te presentamos varias tarjetas de crédito garantizadas que pueden ayudarte a reconstruir tu crédito después de una bancarrota.

Discover it® Secured Credit CardTe permite recuperar tu depósito después de ocho meses.
Capital One® Secured Mastercard®Te da la posibilidad de incrementar la línea de crédito después de hacer tus primeros cinco pagos mensuales a tiempo.
Navy Federal Credit Union® nRewards® Secured Credit CardTiene un APR variable del 18% en compras y transferencias de saldo.

Considera pedir un crédito o un préstamo garantizado

Por si no lo sabías, existen créditos especialmente diseñados para reconstruir crédito luego de una bancarrota, lo cual, sin duda alguna, puede ser una herramienta de gran ayuda para ti. 

Ahora bien, estos funcionan un poco diferente a otros tipos de préstamos. En lugar de obtener el dinero por adelantado, el prestamista pone el producto del préstamo en una cuenta de ahorros hasta que se hayan hecho todos los pagos. Al final del plazo del préstamo, puedes cobrar el dinero en efectivo, y si has hecho los pagos a tiempo, entonces habrás ayudado a reconstruir tu crédito.

Debes tener en cuenta que un préstamo «constructor de crédito» puede tener más de un significado, por lo que debes asegurarte de comprender el tipo de préstamo que estás solicitando antes de comprometerte.

Otra buena opción son los préstamos garantizados. Este tipo de préstamos están respaldados por una garantía, como los fondos de una cuenta de ahorros o un vehículo, que puede ser reclamada por el prestamista si no puedes pagar el préstamo.

Estos préstamos pueden ser buenas opciones si una tarjeta garantizada o retail podría tentarte a gastar más de la cuenta. Sin embargo, antes de solicitar el préstamo asegúrate de que puedes pagar la tasa de interés, los cargos y los pagos mensuales.

Pide que los pagos que hagas sean comunicados a las oficinas de crédito al consumidor

Si pagas el alquiler a tiempo todos los meses, ¿por qué no hacer que estos te ayuden a reconstruir tu crédito? Pídele a tu propietario que reporte tus pagos mensuales a las tres principales agencias de crédito al consumidor (Equifax, Experian y TransUnion), o deja que compañías como RentTrack se ocupen de ello por ti.

Sin embargo, tenemos que advertirte que aunque la información llegue a tus informes de crédito, no todos los modelos de puntaje crediticio utilizan esa información. Ciertos modelos de puntaje de crédito, como las puntuaciones FICO® 9 y VantageScore® basadas en los informes de crédito de Experian, utilizan la información disponible sobre el pago de alquileres cuando calculan las puntuaciones, y la puntuación FICO® XD incluso utiliza los pagos de teléfonos celulares y servicios públicos reportados.

Lamentablemente, no puedes controlar qué modelo de puntaje utiliza una entidad crediticia para analizar tu crédito; pero siempre puedes preguntar sobre esto antes de solicitar una nueva línea de crédito.

Conviértete en usuario autorizado de una cuenta

Esto significa que otra persona, típicamente un amigo cercano o un pariente, te añade a su cuenta de tarjeta de crédito. Por ello, tu crédito puede beneficiarse de su historial de cuenta positivo y de los pagos puntuales, y tu propio historial de crédito preexistente no perjudicará al de ellos. De hecho, puedes usar la tarjeta de crédito a tu nombre, pero no eres legalmente responsable de pagarla.

¿La otra cara de la moneda? Tu crédito puede sufrir a causa de los malos movimientos de crédito del titular principal de la cuenta, y puede ser difícil que te quiten de la cuenta. Considera este método de reconstrucción de crédito sólo si confías en la persona responsable de la cuenta.

El tiempo es tu aliado, así que no te retrases en tus pagos

Las dos cosas que más ayudan a reconstruir crédito luego de una bancarrota son el tiempo y los pagos positivos. Cuando recibas una nueva tarjeta de crédito, ya sea garantizada o no, asegúrate de hacer tus pagos a tiempo todos los meses. Mejor aún, paga el saldo total para evitar que vuelvas a tener problemas con deudas

Cada retraso de más de 30 días en un pago puede aparecer en tu informe de crédito y permanecer allí durante siete años. Añade eso a la declaración de bancarrota que ya aparece, y tu caso de solvencia se puede volver mucho más difícil de resolver.

Continúa pagando las cuentas que no fueron incluidas en la bancarrota

No todas tus cuentas serán incluidas en la bancarrota. Los préstamos estudiantiles, por ejemplo, normalmente no se pueden cancelar. Por tanto, cualquier cuenta que siga activa continuará afectando tu puntuación, así que asegúrate de seguir pagando los préstamos existentes a tiempo.

Tampoco ignores las cuentas que no están en tu informe de crédito. Éstas podrían ser reportadas eventualmente, sobre todo si te atrasas en los pagos, y esta es una situación que debes evitar a toda costa. Después de todo, tu objetivo fundamental es demostrar a los acreedores que tus percances financieros han quedado en el pasado.

Evita las compañías que ofrecen servicios de reconstrucción de crédito

Verás muchos anuncios y correos de compañías de reconstrucción de crédito que afirman pueden eliminar la bancarrota de tu informe de crédito. Sin embargo, si tu informe de bancarrota es correcto, no hay nada que estas compañías puedan hacer legalmente por ti que no puedas hacer por ti mismo. Con gusto te quitarán dinero para presentar una disputa, pero esto terminará en un callejón sin salida.

No le creas a nadie que te diga que puede quitar una bancarrota de tu informe de crédito. El tiempo es tu verdadero amigo: una vez que hayan pasado de siete a diez años, la bancarrota desaparecerá por sí sola de tu informe. En lugar de perder el tiempo tratando de borrar el pasado, concéntrate en construir un sólido futuro financiero.

Considera tener un consignatario

El que un familiar o amigo te respalde como consignatario puede ayudarte a calificar para mejores tarjetas o préstamos y, especialmente, reconstruir tu crédito con mucha más rapidez. Si tienes una persona dispuesta a ser tu consignatario, debes mantener un registro de pagos impecable en el futuro, y no sólo para tu propio beneficio. Si no cumples o si te retrasas con un solo pago, esta información afectará el informe de crédito de tu consignatario. 

Ahora bien, debes saber que muchas compañías de tarjetas de crédito no aceptan consignatario; sin embargo, algunas sí lo permiten para otros tipos de préstamos, como aquellos destinados a obtener un automóvil, por ejemplo. 

Mantén tus balances bajos

Por si no lo sabías, los consumidores con los mejores puntajes de crédito mantienen bajos los saldos de sus tarjetas de crédito. Pero contrario a lo que podrías pensar, no se trata de cuánto de su saldo pagan cada mes, sino más bien de cuánto cobran en primer lugar.

En este sentido, el emisor de una tarjeta de crédito puede informar el saldo de una tarjeta de crédito en cualquier momento del mes, por lo que debes asegurarte de que tu saldo total nunca sea superior al 30% de tu límite de crédito. Menos del 10% es aún mejor, especialmente cuando estás en proceso de reconstruir tu crédito luego de una bancarrota.

Solicita nuevos préstamos cada cierto tiempo 

Parte de tu puntuación de crédito se basa en la cantidad de solicitudes de crédito nuevas que hagas. En consecuencia, debes evitar hacer varias solicitudes de tarjetas de crédito o préstamos nuevos a la vez, especialmente si éstas son rechazadas constantemente. Las solicitudes nuevas harán que los prestamistas duden en aprobar cualquier solicitud que hagas, ya que pensarán que podrías estar desesperado por un crédito. Si no tienes suerte, concéntrate en pagar tus deudas actuales y vuelve a intentarlo varios meses después.

No cometas los mismos errores

Es fácil pensar que declararse en bancarrota es como hacer borrón y cuenta nueva, y hasta cierto punto, eso es cierto. Sin embargo, si no aprendes de los errores que te llevaron a ese lugar y tomas medidas para mejorar tu salud financiera, no estarás mejor a largo plazo. En consecuencia, analiza honestamente tus hábitos de gastos y tu presupuesto y averigua dónde necesitas recortar gastos o ejercer más autocontrol en el futuro.

Sigue leyendo: 

Tómate la situación con paciencia

Si tienes demasiada prisa, podrías terminar cometiendo un error que sólo retrasaría el progreso de reconstruir tu crédito luego de una bancarrota. Por tanto, te recomendamos que te tomes todo el asunto con absoluta paciencia. Concéntrate en hacer las cosas bien, en hacer tus pagos con puntualidad y en no incurrir en nuevas deudas. Puede tomar algunos años, pero eventualmente reconstruirás tu puntaje crediticio.

Conclusiones finales

Es posible que en un principio no te parezca así, pero reconstruir tu crédito luego de una bancarrota es posible. Considera algunos de los métodos que hemos enumerado aquí para ayudarte a empezar el proceso.

Controla tus informes de crédito, utiliza una tarjeta asegurada de manera responsable, considera un préstamo asegurado o un préstamo para la construcción de crédito, investiga para que tus pagos sean informados a las agencias, o barajea la posibilidad de conseguir un consignatario.

Para tener en cuenta

¿Cuánto tiempo se tarda en reconstruir crédito?

Como hemos mencionado antes, la bancarrota puede permanecer en tu informe de crédito hasta 10 años, dependiendo del tipo de bancarrota que hayas presentado; y es muy probable que tu puntaje crediticio sea más bajo de lo que te gustaría hasta que tu bancarrota sea cancelada.

Sin embargo, si estás haciendo tus pagos a tiempo y manteniendo bajo tu uso de crédito, podrías comenzar a ver que tu puntaje sube en unos pocos meses.

¿Aumentará mi puntaje crediticio después de la rehabilitación de la bancarrota?

Una bancarrota rehabilitada no es lo mismo que una bancarrota que ha desaparecido de tu informe de crédito. En este sentido, mientras la bancarrota aparezca en tu informe esta tendrá un efecto negativo. Sin embargo, puedes tomar medidas para aumentar tu puntaje crediticio mientras la bancarrota sigue vigente, y así reducir los altos montos de deuda y hacer pagos a tiempo de manera consistente.

¿Cuánto aumentará mi puntaje crediticio después de la bancarrota?

El aumento de tu puntaje crediticio cuando se produce una bancarrota depende de tu historial crediticio individual. Muchas personas obtienen un aumento de entre 50 y 100 puntos.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!