¿Debería pedir un préstamo con un co-firmante?

Si crees que tu puntaje de crédito no es lo suficientemente bueno como para pedir y obtener un préstamo personal, contar con un co-firmante que tenga un excelente crédito podría ser una buena opción. ¿Por qué? Porque, sin duda, ese puntaje de crédito estelar te ayudaría a calificar casi de inmediato.

Sin embargo, no todo son buenas noticias. Recuerda que si esa persona decide ayudarte estaría corriendo un gran riesgo. Y es que, legal y financieramente, será tan responsable como tú de efectuar los pagos. Así que, si no cumples con tu parte del trato, podrías afectar su situación financiera (y la relación entre ambos) enormemente y quizás para siempre.

Puede que, llegados a este punto, te estés preguntando: ¿debería pedir un préstamo con un co-firmante? Pues, nosotros trataremos de ayudarte a encontrar la respuesta identificando contigo algunos factores de necesitas tomar en cuenta antes de pedirle a alguien que estampe su firma en tu próximo contrato de préstamo.

¿Qué es un co-firmante?

El co-firmante, también denominado codeudor, es una persona que aplica con un solicitante a un crédito conjunto, es decir, como fiador del préstamo. Al hacer esto, su puntaje de crédito también se tomará en cuenta para la aprobación del préstamo. Por supuesto, la historia no termina ahí: al firmar el documento, adquiere -además- la responsabilidad legal y financiera de pagarlo. 

Otra de las consecuencias de la firma conjunta del préstamo es que ese crédito también aparecerá en su historial y afectará su tasa de utilización de préstamos. La idea principal de solicitar un préstamo con un co-firmante es darle la suficiente confianza al prestamista de que podrás pagar el dinero por completo y en el plazo indicado

Nota: Si tu co-firmante tiene buen crédito, quizás tengas más beneficios que acceder al préstamo. Piensa que si su puntaje es estelar, también podrías disfrutar de las tasas de interés más bajas del mercado.

¿A quién debería elegir como co-firmante?

Un co-firmante puede ser cualquier persona, pero es preferible que sea alguien cercano y de confianza, como un familiar, un amigo o incluso tu cónyuge. Normalmente, los prestamistas no requieren que las parejas firmen conjuntamente un préstamo, a menos que, por supuesto, ambos estén aplicando a él, como en el caso de una hipoteca

Pero si estás casado con una persona que tiene un puntaje de crédito elevado y tu pareja no está solicitando ese préstamo contigo, entonces pedirle que sea tu co-firmante sería una fantástica opción.

A continuación, te mostramos algunas características que deberías tener en cuenta para encontrar un buen co-firmante:

  • Tu potencial co-firmante debería poder pagar las mensualidades del préstamo si tu no puedes, al menos en esencia. Aunque te comprometas a pagar el préstamo, debes ser capaz de demostrarle al prestamista que sus finanzas son lo suficientemente fuertes como para cubrirte en caso de que caigas en mora.
  • Por lo general, debería tener un crédito bueno o excelente en los tres burós de crédito más grandes del país. Estamos hablando de un puntaje mayor a 700 (en una escala de 300 a 850 puntos) que es lo que el sector finanzas considera muy bueno.
  • Su situación financiera debería ser lo suficientemente sólida como para aceptar la firma conjunta, a pesar de la nota de préstamo en su historial. Recuerda que una deuda más en el score de tu co-firmante podría disminuir sus posibilidades de obtener un préstamo en el futuro.

¿Qué deberías considerar antes de pedir un préstamo con un co-firmante?

Antes de pedirle a alguien cercano y con buen crédito que firme el contrato de préstamo contigo, deberías considerar algunos de los riesgos y limitaciones que podrían encontrarse en el camino:

No todos los prestamistas aceptan co-firmantes

Aunque la mayoría de los bancos, cooperativas de crédito y prestamistas en línea suelen aceptar los préstamos con co-firmantes, asegúrate de verificar que la institución que has escogido lo permite. Nota que no todos ellos ofrecen préstamos conjuntos.

Ambos estarían asumiendo un riesgo financiero significativo

Si bien la mayoría de las personas que piden un nuevo préstamo al banco lo hacen con la mejor de las intenciones, es decir pagar a tiempo y quizás invertir parte del dinero en un negocio lucrativo, la vida da tantas vueltas que la situación financiera de ambos podría cambiar de la noche a la mañana. Esto podría llevarte a no pagar las cuotas, a caer en mora y, por ende, a afectar el score de tu amigo o familiar.

Y sí. Puede que un retraso en los pagos no parezca la gran cosa, pero toma en cuenta que, tanto el puntaje de tu co-firmante como el tuyo recibirán un golpe duro. Lo peor sucedería en caso que no puedas pagar la mensualidad de tu préstamo, ya que le tocará a la otra persona pagar esa cuota que debes para poder librarse de una nota de mora en su historial de pagos. Si tu co-firmante tampoco puede pagar, entonces la cuenta pasará a la oficina de cobros y los montos aumentarían vertiginosamente, al igual que las consecuencias.

La falta de pagos y cobros también tendría un efecto negativo en los puntajes de crédito de ambos. ¿Lo peor? Esa nota se mantendrá en su historial de crédito hasta por siete años. Todo esto puede tener un gran impacto a nivel comercial, financiero y personal, además que es bastante probable que la relación con tu co-firmante quede dañada para siempre.

Si, por el contrario, se realizan todos los pagos a tiempo, estarías beneficiando también a tu co-firmante. Recuerda que el historial de pagos tiene un peso prominente en el cálculo de los puntajes de crédito. En consecuencia, si pagas a tiempo, el score de ambos se elevará por los cielos.

Sigue leyendo: Reparación de crédito: Cómo arreglar mi crédito rápido por mi cuenta

Es posible que no puedas remover a tu co-firmante del préstamo personal

En algún punto de la vida del préstamo, tu co-firmante podría pedirte que retires su nombre del contrato. El problema con este punto es que no todos los prestamistas permiten la liberación de responsabilidad de los prestatarios conjuntos. En algunos casos, sería posible solo si reduces el monto principal del préstamo a más del 50% y demuestras que los pagos se han venido realizando sin falta y a tiempo. 

Si tu puntaje de crédito se ha elevado con el pasar del tiempo, entonces también existiría la posibilidad de retirar a tu co-firmante del contrato. Si construyes un perfil crediticio mucho más sólido y eres capaz de eliminar la responsabilidad de esa persona que solicitó el préstamo contigo, también podrás refinanciar el préstamo o abrir una línea de crédito rotativa.

Alternativas a pedir un préstamo con un co-firmante

Si no te convence solicitar un préstamo con un co-firmante, ¡no te preocupes! Te traemos algunas alternativas que podrías considerar:

Sube tu puntaje de crédito

Si puedes esperar un poco para pedir el préstamo, ¡hazlo! Mientras tanto, enfócate en pagar a tiempo todas tus facturas y en reducir la tasa de uso de crédito. Esto podría ayudarte a mejorar el puntaje y así sería más factible que te aprueben un préstamo por tu cuenta o que te hagan una oferta con mejores tasas y condiciones. Si lo prefieres, obtén más trucos para subir tu crédito rápido con nuestra guía especial.

Obtén un préstamo que genere crédito

Si no necesitas el dinero con tanta urgencia, podrías decantarte por solicitar un préstamo que genere crédito. Este tipo de préstamos suelen ser por montos muy pequeños de dinero y la mayoría de ellos están disponibles en línea; pero lo bueno es que reportarán tus pagos a los principales burós del país, como Equifax, Experian o TransUnion. 

Eso sí: recuerda que con un préstamo de este tipo, el prestamista no te dará acceso al dinero hasta que pagues la totalidad del monto del préstamo. Como dijimos anteriormente, el punto a favor es que cada pago te servirá para subir tu puntaje de crédito. Así, serás capaz de solicitar un préstamo personal sin un co-firmante en el futuro.

Sigue leyendo: Cómo obtener un préstamo personal sin un co-firmante

Pide un monto de dinero más pequeño

Reducir la cantidad de tu aplicación podría incrementar tus probabilidades de aprobación. Los prestamistas podrían tener más confianza en tu capacidad para pagar un monto menor, esto después de analizar la base de tus ingresos e historial crediticio.

Solicita un préstamo con garantía

Puedes tener mayores probabilidades de aprobación si aplicas a un préstamo personal con garantía. ¿Qué puedes usar como garantía? Tu cuenta de ahorros o un certificado de depósito. Como el prestamista percibirá un menor riesgo, podrás acceder a más dinero o a una mejor tasa. 

Nota: Si no pagas el crédito a tiempo, el prestamista podría tomar tu garantía como forma de pago.

Recuerda: Los préstamos garantizados no necesariamente son préstamos de dinero por título de carro o hipotecas a la inversa.

En resumen, ¿deberías pedir un préstamo con un co-firmante?

Antes de pedirle a alguien que firme un crédito contigo, considera las alternativas. Si piensas que no puedes esperar para subir tu puntaje de crédito o solicitar un préstamo que te ayude a construirlo, entonces trata de escoger a la persona ideal. Un co-firmante perfecto debería ser una persona cercana a ti que tenga un puntaje de crédito y una solidez financiera lo suficientemente alta como para firmar contigo sin temer a las consecuencias.

Recuerda que, en este caso, el trato es que pagues la deuda a tiempo y sin demoras. Así que te conviene asegurarte de 1) solicitar un monto que sepas que puedas pagar, 2) evaluar muy bien el APR y las tarifas conexas, 3) preguntar si hay multas por pagos anticipados, y 4) verificar que tus ingresos son lo suficientemente fuertes como para poder cubrir el monto de las cuotas mensuales.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!