Deudas médicas en Estados Unidos: ¿Afectan el crédito?

Las deudas médicas en Estados Unidos pueden ser extremadamente difíciles de eliminar de los informes de crédito, pero no imposible. Sin embargo, para poder entender cómo deshacerse de ellas, es conveniente saber, en primer lugar, cómo se obtuvieron.

En este artículo, vamos a repasar una serie de pasos que puedes seguir para a eliminar de tus informes de crédito los efectos negativos de las deudas médicas.

¿Qué son las deudas médicas?

Empecemos por la terminología básica. Técnicamente, a las deudas médicas en Estados Unidos que pueden afectar el historial de crédito se le llaman en inglés “medical collection accounts”, es decir, cuentas a cobrar por gastos médicos.

Seguramente te preguntas qué es, exactamente, una cuenta a cobrar por gastos médicos. Típicamente, estas cuentas son el resultado de deudas que no han sido pagadas a tiempo. Sin embargo, contrario a lo que se podría pensar, esto no significa que una cuenta debe ser pagada tan pronto como se vence la fecha de pago.

Normalmente, una cuenta “entra en cobro” de 90 a 180 días después de haberse vencido la fecha de pago. En ese momento, la empresa original a la que se le debe el dinero puede considerar la deuda como pérdida, cancelarla y después venderla a una agencia de cobro de deudas, convirtiéndose de esa manera en una cuenta a cobrar.

Por tanto, una cuenta a cobrar por gastos médicos se refiere específicamente a una deuda médica que puedes haber olvidado, o incluso dejado de pagar, por cualquier situación o motivo. En este sentido, una cuenta a cobrar sin pagar, tendrá un impacto negativo significativo en tus puntuaciones de crédito. Esto es porque el historial de pago es considerado, generalmente, un factor de crédito de alto impacto. Pero eso no significa necesariamente que tu historial crediticio se vaya al traste.

¿Hay algo que se pueda hacer para limitar el impacto negativo?

No todas son malas noticias, ya que hay varias maneras de lidiar con los efectos negativos que las deudas médicas tienen en tus informes de crédito, especialmente si estas se deben a errores o inexactitudes en la información. Si este es el caso, puedes ponerte en contacto y trabajar con las tres principales agencias de crédito al consumidor (Equifax, TranUnion y Experian) para corregir la información.

En el caso contrario, es decir, de que la información en el informe sea exacta, la cuenta a cobrar puede permanecer en tus informes de crédito hasta siete años, más 180 días a partir de la fecha en que la cuenta se venció por primera vez. El impacto negativo en tus puntuaciones típicamente disminuye con el tiempo hasta que la cuenta desaparece o es eliminada de tus informes.

En este sentido, Alexander Lowry, profesor de finanzas de la Gordon College, afirma que “la mayoría de los modelos de puntaje crediticio le dan menos peso a los ítems negativos a medida que envejecen. En otras palabras, el daño que una deuda médica provoca en el historial crediticio de una persona puede disminuir con el tiempo, y desaparecer por completo después de siete años».

Esto puede parecerte poco menos que un consuelo. Sin embargo, una cosa que tienes que tener en cuenta es que las cuentas a cobrar por deudas médicas no se miran de la misma manera que otros tipos de cuentas a cobrar.

Entonces, ¿las cuentas a cobrar por deudas médicas son diferentes de otros tipos de cuentas deudoras?

Hasta hace poco, no había una distinción significativa entre las cuentas a cobrar por concepto de deudas médicas y otros tipos de cuentas deudoras, al menos en lo que respecta a su impacto en los informes de crédito. Sin embargo, en los modelos de puntaje crediticio más recientes, como VantageScore 4.0 y FICO® Score 9, ha sido minimizado el impacto que las cuentas a cobrar por gastos médicos impagas tienen en los puntajes crediticios de los consumidores.

Para darte un poco más de contexto, a continuación te mostramos cómo cuatro de los modelos de puntaje más utilizados sopesan el impacto de las cuentas a cobrar, incluidas aquellas por concepto de deudas médicas. Como verás, los modelos más recientes, VantageScore 4.0 y FICO® Score 9, tienden a reducir el impacto de estas cuentas.

VantageScore 3.0VantageScore 4.0FICO Score 8FICO Score 9
No toma en cuenta las cuentas a cobrar que ya han sido pagadas.No toma en cuenta las cuentas a cobrar por deudas médicas que tienen menos de 6 meses de antigüedad.

En comparación a otros tipos de cuentas a cobrar, le da menos importancia a aquellas por concepto de deudas médicas.

No toma en cuenta las cuentas “de poco valor” que tenían un saldo original de 100 dólares o menos.

Trata las cuentas a cobrar por gastos médicos, incluyendo aquellas con saldo cero, como cualquier otra cuenta a cobrar.

No toma en cuenta las cuentas a cobrar que ya han sido pagadas.

En comparación a otro tipos de cuentas a cobrar, le da menos importancia a aquellas por concepto de deudas médicas.

Nuevas disposiciones legales para las cuentas médicas por cobrar

Es posible que hayas notado un ligero aumento en tu puntuación crediticia últimamente. Esto podría tener algo que ver con el Plan Nacional de Asistencia al Consumidor (NCAP o National Consummer Assistance Plan), que es el resultado de las discusiones y un acuerdo entre las tres principales oficinas de crédito al consumidor y los 31 fiscales generales del estado alcanzado en 2015.

Además de la reciente eliminación de los gravámenes fiscales y las sentencias civiles de los informes de crédito de los consumidores, otros cambios en los informes de crédito afectan a las cuentas a cobrar por deudas médicas.

Específicamente, el NCAP prohíbe agregar deudas médicas a los informes de crédito hasta después de 180 días desde el momento en que la cuenta fue reportada a la agencia de informes de crédito. También ordena la eliminación de las cuentas a cobrar por deudas médicas previamente reportadas que han sido o están siendo pagadas por un seguro.

En conclusión, las cuentas a cobrar por deudas médicas pueden tener un impacto diferente en tu crédito que las cuentas a cobrar asociadas con tarjetas de crédito y préstamos para automóviles, por ejemplo. Sin embargo, aunque en la práctica no sean tan perjudiciales, tienes que pensarlo dos veces antes que ignorarlas.

Formas de eliminar de tus informes de crédito las cuentas a cobrar por gastos médicos

A continuación, hemos enumerado varias maneras que tienes para eliminar las cuentas a cobrar por gastos médicos. Dado que cualquier cuenta a cobrar que figure en tus informes puede contener información errónea, hemos consolidado nuestras sugerencias para tratar con varios tipos de situaciones.

Reúne toda tu información crediticia y comprueba si hay errores

Como ya podrás haber concluido, el primer paso es reunir toda la información de la cuenta a cobrar por deudas médicas tal y como aparece en tus informes de crédito. Una vez que tengas esa información, compárala con los detalles que aparecen en tu factura médica original.

En este orden de ideas, el abogado Donald Peterson afirma que “siempre es importante determinar la cantidad adeudada, así como la atención médica que supuestamente se recibió, y si ambas cosas se corresponden”. Peterson es experto en representar a deudores que presentan demandas contra cobradores que podrían estar violando la ley de Prácticas Justas de Cobro de Deudas (FDCPA o Fair Debt Collection Practices Act). Peterson también considera que «es común que se produzcan errores de facturación, por lo que si tenías cobertura de un seguro, y se la proporcionaste al proveedor de salud pero colocaron la información errónea, tienes que señalarlo».

Pide una prueba de la deuda médica

Si has sido contactado por un cobrador de deudas sobre una cuenta a cobrar, tienes derecho a exigir una prueba de la deuda. De hecho, la FDCPA otorga a los consumidores el derecho a tener la siguiente información por escrito dentro de los cinco días siguientes a la comunicación inicial del cobrador de deudas:

  • El monto de la deuda.
  • El nombre del acreedor al que se le debe la deuda (más sobre esto en la siguiente sección).
  • Una declaración de que, a menos que el consumidor impugne la validez de la deuda, o de cualquier parte de ella, dentro de los 30 días siguientes a la recepción de la notificación, el cobrador de deudas asumirá la validez de la misma.
  • Una registro que indique que, si el consumidor notifica por escrito al cobrador de deudas dentro del período de 30 días que se impugna la deuda, o cualquier parte de ella, el cobrador obtendrá la verificación de la deuda o una copia de una sentencia contra el consumidor. El cobrador de deudas debe enviar por correo una copia de esta verificación o sentencia al consumidor.
  • Una declaración en la que se indique que, previa solicitud por escrito del consumidor dentro del período de 30 días, el cobrador de deudas proporcionará al consumidor el nombre y la dirección del acreedor original, si es diferente del acreedor actual.
Es buena idea obtener una prueba de deuda antes de dar los siguientes pasos, especialmente si crees que la deuda no es tuya.

Si ya has pagado la deuda en cuestión o si te han confundido con otra persona, por ejemplo, el cobrador de deudas puede no ser capaz de validar la deuda. Esto podría facilitar la eliminación de la cuenta a cobrar de tus informes de crédito.

Presenta una disputa ante las oficinas de crédito para eliminar la información inexacta

Una vez que hayas reunido tu información y pedido la prueba de deuda, estás listo para presentar una disputa ante las agencias de crédito. Ojo: Sólo lo harás, por supuesto, si la cuenta a cobrar por deudas médicas es realmente inexacta

Las disputas formales deben presentarse individualmente con cada agencia de crédito y, por lo general, pueden hacerse en línea a través del sitio web de cada una. Además de proporcionar tu nombre completo y tu número de seguro social, las oficinas de crédito pueden pedirte que proporciones detalles adicionales como: 

  • Una copia de la factura médica en disputa. 
  • Detalles específicos de las inexactitudes en tus informes de crédito. 
  • Razones por las que crees que estos detalles son inexactos, con pruebas de apoyo (por ejemplo, prueba de pago).

Ahora bien, si realmente pagaste la deuda pero la cuenta sigue figurando en tus informes de crédito, es probable que también quieras incluir documentación relacionada con el pago. Los registros de pago de tu hospital o consultorio médico podrían ser útiles en este caso. Si pagaste con cheque o tarjeta, los estados de cuenta del banco o de la tarjeta de crédito también pueden servir como prueba. 

En este sentido, cada oficina de crédito tiene su propio proceso y requisitos de documentación para presentar las disputas, así que lee las pautas cuidadosamente para evitar excluir cualquier información esencial.

Determina la antigüedad de la cuenta a cobrar 

Las agencias de cobro pueden demandarte para cobrar su deuda, y tienen un número limitado de años (llamado estatuto de limitaciones) para hacerlo. Por tanto, puedes seguir siendo responsable de la deuda después de que desaparezca de tus informes de crédito.

Para cada cuenta a cobrar por deudas médicas, averigua cuándo va a desaparecer, exactamente, la información de tus informes de crédito. El análisis de la antigüedad de tu deuda también puede ayudarte a determinar si todavía tienes responsabilidad legal o no. Incluso, si los cobradores te amenazan, ya no pueden hacer nada si el estatuto de limitaciones ha pasado.

Si esto suena demasiado bueno para ser verdad, aquí están las malas noticias: No siempre es tan sencillo como parece. En algunos estados si pagas cualquier monto de una deuda prescrita (o incluso prometes pagar cierta cantidad), la deuda se considera «revivida», lo que “reajusta” el reloj en el estatuto de limitaciones. También puede significar que el cobrador puede demandarte por el monto total de la deuda, más los intereses y honorarios adicionales que se hayan acumulado.

Si tienes preguntas acerca de si todavía eres responsable de tu deuda, puede ser útil que consultes tu situación con un consejero de crédito o un profesional legal.

Decide cómo y cuándo pagar

Recuerda: Las cuentas a cobrar por deudas médicas pueden afectar tu crédito de manera diferente a otros tipos de deudas. Por tanto, te conviene pagar la deuda, independientemente de que los modelos de puntaje crediticio hayan pasado a un segundo plano o ignoren por completo estas cuentas.

Por ejemplo, VantageScore 4.0 y FICO® Score 9. Ambas ignoran las cuentas a cobrar por deudas médicas ya pagadas, y también le dan mucha menos importancia a las cuentas sin pagar en comparación a otro tipo de deudas. Sin embargo, es casi seguro que una cuenta pagada será mucho mejor para tu crédito que una sin pagar. 

En este orden de ideas, pagar una deuda generalmente resulta en una mejor relación con el prestamista en cuestión, y también puede hacer que tu historial sea más atractivo para los prestamistas que trabajen contigo la próxima vez que necesites un préstamo.

Entonces, ¿qué pasa si simplemente no tienes el dinero para pagar la deuda? Es posible que puedas negociar un acuerdo con un cobrador de deudas, en el que te comprometas a pagar una cantidad más realista para saldar la deuda de forma definitiva. Sin embargo, es importante señalar que un acuerdo puede tener consecuencias diferentes para tu responsabilidad fiscal y tu crédito que el simple pago de la deuda original. En este sentido, la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB o Consumer Financial Protection Bureau) ofrece algunas directrices útiles sobre la negociación de la deuda en caso de que estés interesado en investigar más a fondo.

Trabaja en un plan de pago

Si sabes de antemano que no podrás pagar una deuda en su totalidad y a tiempo, ponte en contacto con el proveedor médico e intenta elaborar un plan de pago. Si la factura aún no ha entrado en cuenta a cobrar, tienes una gran posibilidad a tu alcance. En caso de que no sea así, puedes ponerte en contacto con el proveedor médico para que revierta la situación a cambio de que comiences a hacer pagos.

No obstante, un proveedor médico no tiene que aceptar un plan de pago. Si debes una gran suma de dinero, por ejemplo, y sólo pagas 25 dólares al mes, el proveedor todavía puede convertir la deuda en una cuenta a cobrar.

Por ello, los pagos tienen que ser lo suficientemente grandes como para que el proveedor los acepte, pero tú querrás asegurarte de que el pago se ajuste a tu presupuesto, lo cual puede complicar la situación. Contrariamente a la creencia popular, no es ilegal que un proveedor convierta una deuda en cuenta a cobrar independientemente de que hagas los pagos.

Ahora bien, si tú y el proveedor pueden acordar un pago mensual, entonces asegúrate de obtener el acuerdo de pago por escrito. Tener esta documentación es algo que puede ser útil, especialmente si llegas a disputar los cobros.

Sigue leyendo: Cómo cambiar plan médico Medicaid

Tarjetas de crédito para pagar deudas médicas

Hay tarjetas de crédito que pueden ayudar a pagar las facturas médicas. Las tarjetas de crédito que se ofrecen a través de Care Credit han sido diseñadas específicamente para cuentas a cobrar por deudas médicas.

En este sentido, obtener una tarjeta de crédito con un período de introducción de 0% APR también puede ser muy útil si tienes un crédito bueno o excelente pero no cuentas con el efectivo que necesitas para pagar tus deudas médicas. Si puedes calificar para una de estas tarjetas y usarla para pagar tus cuentas, la deuda no se convertirá en cuenta, y podrás pagarla a tu propio ritmo.

Ahora bien, tienes que tener en cuenta que si solicitas una de estas tarjetas de crédito, querrás tener el saldo completamente pagado antes de que la tasa porcentual anual (APR o Annual Percentage Rate) inicial expire, de lo contrario también tendrás que pagar intereses.

En conclusión

Un tratamiento médico puede dejar una cicatriz, y cuando esta se traduce en una gran factura médica que no puedes pagar, también puede dejar una marca en tu puntuación de crédito. Esta es una situación en la que una onza de prevención vale una libra de cura. Toma unas cuantas precauciones simples siempre que recibas tratamiento médico, y así evitarás que tus deudas médicas afecten tu puntuación de crédito.

Además, como ya has visto, las cuentas a cobrar por deudas médicas no son fatales para tu puntuación de crédito. Pero eso no significa que debas ignorarlas.

Si ves una factura médica en tus informes de crédito, y es inexacta o no es tuya en absoluto, puedes disputarla con cada agencia de crédito y potencialmente hacer que la eliminen. Y si una cuenta aparece correctamente en tus informes, te conviene pagarla, ya que las cuentas a cobrar pagadas generalmente se reflejarán mejor en tus puntuaciones de crédito que aquellas aún pendientes.
Sigue leyendo:
¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!