¿Qué es y cómo funciona una tarjeta de crédito asegurada?

Tarjetas de crédito aseguradas
10
min de lectura

foto de perfil

Editado por

Compromiso editorial

Si bien no somos asesores financieros, nos esforzamos por ayudarte a tomar decisiones financieras más inteligentes. Aunque nos adherimos a una estricta integridad editorial, este post puede contener referencias a productos publicitados. Aquí tienes una explicación de cómo ganamos dinero.

Mas información

Lo que debes saber

Las tarjetas de crédito aseguradas están respaldadas por un depósito en efectivo. La línea de crédito obtenida será igual o menor a ese monto.

Estas tarjetas informan a las principales agencias de crédito, por lo que pueden ayudar a construir o reconstruir crédito si se utilizan correctamente.

Aunque las tarjetas de crédito aseguradas pueden tener un APR más elevado y no ofrecen grandes límites de crédito, pueden ser una herramienta útil para establecer buenos hábitos financieros.

Una tarjeta de crédito asegurada es un tipo de tarjeta de crédito que está respaldada por un depósito en efectivo que realizas al momento de abrir la cuenta. La garantía definirá el límite de la línea de crédito que tendrás disponible; puede ser igual o menor al depósito.

Son tarjetas de crédito ideales para hacer crédito, o si tienes un credit score inferior a 600 y quieres subirlo. Pero no te servirán si estás buscando financiar una compra importante.

Noticias Relacionadas

Si quieres saber si te conviene tener una tarjeta de crédito asegurada, aquí te explicamos cómo funciona, sus ventajas y desventajas, cómo usarla para construir crédito, entre otros detalles clave.

¿Cómo funciona una tarjeta de crédito asegurada?

Las tarjetas aseguradas funcionan como una tarjeta de crédito normal y puedes usarla en los mismos lugares, su única diferencia es que el límite del crédito estará determinado por la cantidad de efectivo que coloques en una cuenta de depósito.

Para que entiendas mejor el funcionamiento de una tarjeta asegurada, analizaremos sus características principales.

  • Depósito de garantía: Este es el monto inicial que debes abonar para obtener la tarjeta. Generalmente, varía entre $200 y $3,000 y actúa como colateral. Si no cumples con los pagos, podrías perder este depósito.
  • Línea de crédito: El límite de crédito de estas tarjetas suele ser igual o menor al depósito realizado. Por ejemplo, un depósito de $3,000 no garantiza automáticamente un límite de crédito de la misma cantidad; podría ser menos.
  • Uso de la tarjeta: La utilizas como una tarjeta de crédito regular, compras y pagas después. Sin embargo, el depósito de seguridad no se utiliza para cubrir tus gastos y permanece en la cuenta como garantía.
  • Historial de crédito: Es fundamental verificar que el emisor reporte a los burós de crédito para ayudar a construir tu historial crediticio. Siempre y cuando uses la tarjeta de manera responsable y hagas los pagos a tiempo para tener un buen historial.
  • Costos asociados: A pesar de ser tarjetas de crédito con un depósito de garantía, pueden tener un APR más alto, lo que las hace menos ideales para un uso prolongado.
  • Cargos e intereses: Si no pagas el saldo total, se generarán intereses. En caso de no pagar la tarjeta, el emisor puede usar tu depósito para cubrir la deuda, además de aplicar cargos extra y reportar la situación los burós de crédito.

Ventajas de una tarjeta de crédito asegurada

  • Son más accesibles: Es más fácil que te aprueben una tarjeta asegurada, especialmente si tienes un puntaje de crédito bajo o no tienes crédito.
  • Permiten construir o reconstruir tu crédito: Al reportar a los burós de crédito, te ayudan a construir o reparar tu crédito si tu puntaje es menor a 600, siempre que las uses responsablemente.
  • Ayudan a establecer buenos hábitos financieros: Como el depósito de seguridad suele establecer el límite de crédito, incentivan la responsabilidad financiera y te ayudan a evitar el sobreendeudamiento.
  • Posibilitan graduarte a tarjetas no aseguradas: Después de un cierto período de uso responsable y pagos puntuales, eso mejorará aún más tu crédito y te traerá más beneficios.
  • Brindan seguridad: Al igual que con las tarjetas de crédito tradicionales, ofrecen protección contra fraudes y transacciones no autorizadas.
  • Acceso a recompensas y beneficios: Aunque no es lo común. Muchas tarjetas aseguradas te permiten acceder a reembolsos en efectivo o puntos.

Desventajas de una tarjeta de crédito asegurada

  • Requieren un depósito de seguridad para solicitarlas: Esto puede ser un obstáculo, especialmente si no dispones de fondos adicionales.
  • Tienen límites de crédito bajos: Lo que puede limitar la flexibilidad en las compras y la capacidad de manejar emergencias financieras.
  • Poseen altas tasas de interés: Lo que puede resultar costoso si mantienes un saldo.
  • Pueden tener tarifas adicionales: Algunas tarjetas aseguradas pueden incluir tarifas anuales o de mantenimiento, lo que añade un costo adicional al uso de la tarjeta.
  • Ofrecen menos beneficios y recompensas: En comparación con las tarjetas de crédito tradicionales, esto puede ser limitante si buscas incentivos adicionales.
  • Impactan en el flujo de efectivo: No poder usar el depósito de seguridad para los gastos puede ser un problema si tienes un presupuesto ajustado.

Tarjetas de crédito aseguradas frente a otras alternativas

Aunque una tarjeta asegurada tiene similitudes con las tarjetas de crédito no aseguradas y a las tarjetas de débito prepagadas. No obstante, también hay diferencias que debes conocer para determinar cuál es mejor para ti.

Tarjeta de crédito no asegurada Tarjeta de débito prepagada
No requieren que hagas un depósito de garantía. Utilizas el depósito que haces para pagar tus compras. Es decir, no ofrece línea de crédito.
Tienen requisitos de calificación más estrictos. Necesitas un buen credit score mayor a 670. No están vinculadas a tu cuenta bancaria y, por ello, debes realizar un depósito.
Suelen ofrecer mejores beneficios y recompensas, así como un menor APR. No contribuye a construir crédito en USA porque los emisores no le reportan a los burós.

Las tarjetas de crédito aseguradas son preferibles a las no aseguradas si estás buscando reconstruir tu crédito. No obstante, ten en cuenta que también hay tarjetas de crédito aseguradas para mal crédito.

Por otro lado, si no estás buscando mejorar tu historial crediticio o no quieres una línea de crédito, puedes optar por una tarjeta de débito prepagada u otro tipo.

¿Cómo se usa una tarjeta de crédito asegurada para hacer crédito?

Construir o mejorar tu historial crediticio con una tarjeta asegurada requiere un uso responsable y constancia. Aquí te damos algunos consejos:

  • Usa la tarjeta con moderación y no utilices más del 30% del límite
  • Paga el saldo completo. Para evitar intereses y demostrar que puedes manejar el crédito de manera efectiva.
  • Confirma que se está reportando a los burós. Algunos no reportan la tarjeta a las agencias de crédito.
  • No gastes de más. Conoce de cuánto es tu límite de crédito y no te excedas.
  • Vigila tu informe de crédito. Chequea tu puntaje de crédito con cierta frecuencia. Puedes hacerlo gratis en AnnualCreditReport.com.

¿Qué tener en cuenta antes de obtener una tarjeta asegurada?

Si tienes un credit score inferior a 600 y quieres reconstruir tu crédito, puede ser una buena idea pedir una tarjeta asegurada. Sin embargo, antes de obtenerla, evalúa estos aspectos:

  • Límite de crédito. No será demasiado grande. Por lo tanto, las tarjetas de crédito aseguradas no son una opción si estás buscando financiar una compra importante.
  • Porcentaje de tasa anual (APR). Suele ser mayor a las que se aplican para tarjetas de crédito tradicionales. No te conviene acumular deuda con ella.
  • Beneficios. Las tarjetas de crédito aseguradas no suelen ofrecer beneficios en forma de recompensas por usar la tarjeta. No obstante, algunas sí lo hacen.
  • Depósito de garantía. Para solicitar esta tarjeta deberás de contar con efectivo por adelantado. Si no tienes muchos ahorros, es recomendable que encuentres una con un requisito de depósito bajo.

¿Cómo solicitar una tarjeta de crédito asegurada?

Es similar a solicitar una tarjeta de crédito tradicional. Sin embargo, a continuación encontrarás los pasos estándares para obtener la mejor tarjeta asegurada para ti:

  1. Investiga y compara. Compara la tasa de interés, las tarifas y los requisitos de calificación. Asegúrate de que reporten a los burós de crédito.
  2. Aplica en Línea o en Persona: La mayoría de los emisores permiten solicitar en línea, lo cual es conveniente y rápido. Algunos bancos también ofrecen la opción de aplicar en persona.
  3. Haz el depósito de garantía. Cuando solicitas una tarjeta de crédito asegurada deberás indicar el número de ruta de tu cuenta bancaria para procesar el depósito. Tras la aceptación de este, ya tendrás tu tarjeta de crédito disponible.

¿Puedo recuperar el depósito de la tarjeta asegurada?

. Si pagas el saldo total de la tarjeta antes de cerrar la cuenta. También, si te cambias a una tarjeta no asegurada del mismo emisor.

¿Cómo cambiar a una tarjeta de crédito no asegurada?

Tendrás que usar al menos seis meses la tarjeta asegurada de manera responsable y manteniéndote al día con los pagos, así mejorará tu credit score y el emisor podría permitirte pasar a una tarjeta de crédito no asegurada.

¿Cómo puedo cancelar una tarjeta de crédito asegurada?

Comunicándote con el emisor de la misma, bien sea por vía online o por teléfono. Ten en cuenta que te pedirán cancelar cualquier deuda que tengas.

Sobre el autor

Fabrina es Licenciada en Periodismo y Comunicación. Se especializa en ayudar a la comunidad latina en Estados Unidos a tomar decisiones informadas sobre sus bolsillos. Con un enfoque en la educación financiera y la inclusión, Fabrina busca empoderar a sus lectores a través de consejos prácticos y recomendaciones de productos financieros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados

En esta página

Noticias destacadas

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y noticias actuales

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y últimas noticias.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.