Atraso en el pago del carro: Lo que debes saber sobre la ley en USA

Si te atrasas más de 90 días en el pago del carro, se te considera como “seriamente moroso”, lo cual puede tener consecuencias muy graves, e incluso puede provocar el proceso de reposesión del auto. En este artículo vamos a explicarte lo que tienes que saber sobre el atraso en el pago del carro y cómo lidiar con ello en caso de que suceda.

Atraso en el pago del carro

Pero, ¿qué es exactamente la morosidad?

Por lo general, la mora o morosidad se utiliza para describir una situación en la que un prestatario no cumple con la fecha de vencimiento de un único pago programado para una forma de financiación, como préstamos estudiantiles, hipotecas, saldos de tarjetas de crédito o préstamos para automóviles, así como préstamos personales no garantizados.

Las consecuencias de la mora son variadas, dependiendo del tipo de préstamo, la duración y la causa de la mora.

Por ejemplo, supongamos que un recién graduado universitario no hace un pago de sus préstamos estudiantiles en dos días. Su préstamo permanece en estado de mora hasta que paga, aplaza o anula su préstamo.

¿Es lo mismo que el default?

El default, es decir, no pagar un préstamo, y ser moroso no tienen el mismo peso en términos de las consecuencias. Cuando estás en mora, simplemente significa que no has hecho el pago mensual a tiempo.

Generalmente, tienes 30 días desde la fecha de vencimiento antes de que ocurran acciones serias, pero eso no significa que estés libre de consecuencias, ya que cuando hagas el pago correspondiente tendrás que afrontar un cargo por pago tardío.

Y si no te pones al día con el pago del carro, corres el riesgo de entrar en default. Una vez que esto sucede, el prestamista puede embargar el vehículo sin previo aviso.

Además de las marcas negativas en tu reporte de crédito por estar moroso, tener información de un embargo consecuencia del incumplimiento de tu préstamo para automóvil, reduce aún más tu puntaje crediticio.

Tendencias en la morosidad de los préstamos para automóviles 

En los últimos años, los prestatarios de alto riesgo han tenido que luchar cada vez más para hacer frente a sus obligaciones financieras, lo que ha tenido como consecuencia que la morosidad en los préstamos para automóviles haya aumentado.

En este orden de ideas, el segundo trimestre de 2019, el 4,64% de los saldos de los préstamos para automóviles tenían un retraso de 90 días o más, el segundo porcentaje más alto desde 2011, de acuerdo a un informe del Banco de la Reserva Federal de Nueva York. Por otro lado, durante ese período el 2,34% entró en default, sin duda alguna una de las peores tasas desde 2010.

A pesar de la solidez de la economía, más prestatarios con puntajes crediticios inferiores a 620, es decir, aquellos considerados como una apuesta más arriesgada, están o han entrado en una grave morosidad. En el cuarto trimestre de 2018, el 8,18% de los saldos de sus préstamos para automóviles se atrasaron más de 90 días, siendo este el nivel más alto desde 2010.

¿Por qué están empeorando los atrasos? 

Las tasas de default en general han sido definitivamente peores, hasta el 5,27% en 2010, cuando el país comenzaba a salir de la Gran Recesión. Pero los investigadores de la Reserva Federal dicen que han estado observando un deterioro importante en los últimos años.

Una explicación puede ser simplemente que más personas están pidiendo préstamos para automóviles que antes, por lo que ahora hay más prestatarios de alto riesgo que nunca, y este tipo de prestatario tiene un mayor riesgo de quedarse atrás.

«El número sustancial y creciente de prestatarios en apuros sugiere que no todos los estadounidenses se han beneficiado del fuerte mercado laboral y justifica la vigilancia y el análisis continuos de este sector», escribieron los investigadores en un informe de febrero de 2019.

No es sorprendente que sean los estadounidenses más jóvenes, que pueden tener salarios más bajos y muchas deudas de préstamos estudiantiles, los que más enfrentan estos problemas financieros. De hecho, las tasas de default más altas se encuentran en los prestatarios de 18 a 29 años, seguidos por aquellos de 30 a 39 años.

¿Cómo puedo evitar caer en mora o default?

Si te has atrasado en el pago del carro, no te asustes, pero actúa rápido. Dos o tres pagos atrasados consecutivos pueden llevar a una reposesión, lo que perjudicará gravemente tu puntaje de crédito. Incluso, algunos prestamistas han adoptado tecnología que permite deshabilitar remotamente los autos después de un solo pago atrasado

Ahora bien, tienes opciones para enfrentar esta situación, y lo más probable es que tu prestamista esté dispuesto a trabajar contigo para buscar una solución. Tanto si te has olvidado de hacer el pago como si no puedes pagar la cantidad total, tener una conversación clara y honesta con el prestamista es clave para limitar el daño.

1. Tienes que saber cuánto debes y cuánto puedes pagar

Si simplemente pasaste por alto el pago pero puedes cubrirlo, genial. Sigue al paso 2 de esta lista. Pero si te cuesta trabajo reunir el dinero suficiente, es necesario que hagas una pequeña investigación.

Conoce los detalles de tu préstamo. Asegúrate de que entiendes el balance de tu préstamo, la tasa de interés y el plazo (cuánto tiempo dura el préstamo). Comprueba si hay algún cargo por pago tardío o por falta de pago.

Sepa lo que puedes pagar. Revisa tu presupuesto para ver si puedes recortar algún gasto para que puedas poner más en el pago de tu préstamo. (Si no tienes un presupuesto, comienza al menos uno simple tan pronto como te sea posible). También te recomendamos que trates de juntar algo de dinero extra.

Una vez que hayas identificado cuánto puedes pagar este mes, echa un vistazo honesto a tu situación general. Piensa en si este es un mes difícil o si el pago del carro es un problema constante. En general, trata de mantener los gastos del auto, incluyendo los pagos del préstamo, el seguro, la gasolina y el mantenimiento, en no más de un 20% de tu salario neto.

2. Entiende tus opciones

La forma de proceder depende de si el incumplimiento del pago es un problema de una sola vez o una señal de que el préstamo es inasequible.

Si puedes permitirte el pago

Para un pago que simplemente olvidaste hacer, llama al prestamista y hazle saber que pagarás tan pronto como puedas. Como hemos mencionado anteriormente, es posible que tengas que pagar un recargo por no cumplir con la fecha de vencimiento. En el futuro, tal vez desees considerar la posibilidad de establecer pagos automáticos para evitar que esta situación vuelva a repetirse.

Y si no tienes el dinero para asumir el pago…

Un único pago atrasado. El aplazamiento del préstamo es una solución común para un pago aislado atrasado. El pago omitido se empuja al final del plazo del préstamo, y por lo general sólo tendrás que pagar el interés adeudado este mes. Algunos prestamistas también pueden renunciar a los cargos por mora. En general, los prestamistas son más indulgentes cuando has tomado la iniciativa de comunicarte y has hecho un esfuerzo para resolver el problema.

Problema constante. Si no puedes afrontar el pago del carro porque el préstamo es inasequible, tendrás que lidiar con el problema de este mes primero buscando un aplazamiento. Esto detendrá la amenaza inmediata de una baja en el puntaje crediticio debido a un pago tardío, o una reposesión. Entonces, inmediatamente busca soluciones a largo plazo, como la refinanciación o el cambio del auto por uno más asequible. 

3. Llama a tu prestamista

Una vez que sepas lo que puedes pagar y tus opciones, es hora de levantar el teléfono. Explica tu situación y pregunta a tu prestamista sobre las posibles soluciones, como el aplazamiento. Recuerda que estás pidiendo ayuda, así que sé cortés en lugar de estar a la defensiva o enojado.

Vince Shorb, CEO del Consejo Nacional de Educadores Financieros, tiene un consejo: Conoce tu historia. Explicar el contexto de tu pago atrasado, y lo que harás para resolverlo, puede hacer que los prestamistas se inclinen más a darte un respiro.

«Si tienes una buena historia y ves esa luz al final del túnel, el prestamista puede estar más dispuesto a trabajar contigo que alguien que está en una espiral descendente», dice Shorb. «Si se sienten seguros de que podrás pagar el préstamo, se sentirán más cómodos trabajando contigo».

Es probable que tengas que probar tu historia. Por ejemplo, si no puedes pagar este mes porque has perdido tu trabajo recientemente, pero tienes uno nuevo que comienza pronto, tu prestamista puede pedirte documentos que prueben tu situación.

Ahora bien, antes de firmar cualquier ajuste del préstamo, como un aplazamiento, asegúrate de que entiendes completamente los términos y de que tienes u obtendrás una copia por escrito para futuras referencias.

La buena noticia es que tu prestamista quiere que tengas éxito en el pago de tu préstamo en lugar de gastar su dinero y tiempo embargando el auto. Además, seguir estos pasos puede serte de gran ayuda para evaluar, entender y comunicar tu situación financiera.

Sigue leyendo: 

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!