Cómo declararse en bancarrota en Estados Unidos

Cómo declararse en bancarrota
21
min de lectura

Compromiso editorial

Si bien no somos asesores financieros, nos esforzamos por ayudarte a tomar decisiones financieras más inteligentes. Aunque nos adherimos a una estricta integridad editorial, este post puede contener referencias a productos publicitados. Aquí tienes una explicación de cómo ganamos dinero.

Mas información

Declararse en bancarrota en Estados Unidos es un proceso doloroso, pero que debe ser realizado. Sin embargo, no te apresures. Lo ideal antes de tomar una decisión tan importante es conocer cómo declararse en bancarrota y las consecuencias de presentar la quiebra.

En este artículo te acercamos toda la información que necesitas: el paso a paso para declararse en bancarrota en USA, cuáles son los requisitos para declararse en bancarrota, las distintas solicitudes que puedes presentar y qué pasa si te declaras en bancarrota.

Noticias Relacionadas

Cómo declararse en bancarrota

¿Cómo declararse en bancarrota?

Si intentaste reducir los pagos de tus deudas pero no tuviste éxito y estás contemplando la posibilidad de presentar la quiebra, te contamos cuáles son los pasos a seguir y cómo declararse en bancarrota en USA.

Pasos para declarar la bancarrota
1. Evalúa tus opciones Ordena tus documentos e información financiera para evaluar si puedes evitar la bancarrota y considerar otras formas de salir de deudas.
2. Elige el tipo de declaración de bancarrota Los tipos más comunes de bancarrota son la del Capítulo 7 y la del Capítulo 13. Debes elegir el tipo que mejor se adecúe a tu situación.
3. Busca un abogado Aunque puedes representarte a tí mismo, considera tus opciones porque necesitarás asistencia profesional.
4. Haz el curso de asesoramiento crediticio Debe realizarse antes de presentar la solicitud.
5. Completa los formularios Descarga los formularios según tu tipo de presentación y complétalos siguiendo las instrucciones.
6. Abona las tasas judiciales Toda presentación de bancarrota tiene costos judiciales y administrativos que se sumarán a tus deudas existentes.
7. Presenta los formularios en el tribunal Deberás acercarte personalmente con todos los formularios completos y listos para ser ingresados.
8. Reúnete con los acreedores Es obligatorio y se realiza bajo juramento. Los acreedores y el síndico estarán presentes.
9. Haz el curso de educación del deudor Al ingresar el pedido de bancarrota, deberás asistir a un curso para completar tu educación para deudores.
10. Cancela tus deudas Recibirás una notificación cuando los acreedores liquiden tus deudas. El tiempo varía según el tipo de bancarrota.

Evalúa tus opciones

Reunir toda tu información financiera y organizarla es una buena manera de estudiar tu situación. Si no es extrema, considera solicitar asesoramiento crediticio o intentar planes de gestión, consolidación y liquidación de deudas.

Declararse en bancarrota en USA debe analizarse como última opción, ya que la quiebra permanecerá en tu informe crediticio de siete a diez años, demorando la mejora de tu crédito y dificultando tu plena reinserción en el mundo financiero.

Además, ten en cuenta que declarar bancarrota puede ayudar a eliminar muchas de tus deudas pero las deudas por impuestos impagos, deberes de asistencia familiar, pensión alimenticia y algunos tipos de préstamos estudiantiles seguirán bajo tu responsabilidad.

Elige el tipo de declaración de bancarrota

En Estados Unidos, las personas que se declaran en bancarrota pueden hacerlo bajo dos disposiciones del Código de Bancarrota: el Capítulo 7 y el Capítulo 13.

La bancarrota del Capítulo 7, también conocida como bancarrota directa, es la más común. Para solicitarla, los ingresos del deudor en los últimos seis meses deben estar por debajo del ingreso medio de su estado.

Bajo este tipo de bancarrota, el deudor entrega voluntariamente todas sus posesiones y se designa un fideicomisario para convertir los bienes en dinero en efectivo, que será repartido entre los acreedores.

En caso de que el deudor gane más que la media estatal, se puede presentar una solicitud de bancarrota del Capítulo 13 o plan de asalariados.

Bajo esta solicitud, el deudor propone un plan de pagos en cuotas por un período de tres a cinco años. La ventaja principal es la posibilidad de detener los procedimientos de ejecución hipotecaria, si los hubiere.

Busca un abogado

Si estás pensando cómo hacer una bancarrota, es entendible que no quieras sumar a tus deudas algunas facturas de asistencia legal. Para evitar ese gasto, consulta si calificas para recibir asesoría jurídica gratuita.

En el caso de que no califiques, existe la posibilidad de conseguir asistencia a precios accesibles consultando en el Colegio de Abogados de Estados Unidos o de tu estado, o en una clínica local.

Comunícate por teléfono con distintos abogados especializados en bancarrota y consulta: muchas veces ofrecen una primera reunión sin costo, en la que podrás evacuar dudas y conocer tus derechos.

Representarte a ti mismo puede parecerte una buena opción para economizar pero es probable que no obtengas buenos resultados: tendrás diez veces más probabilidades de que desestimen tu caso, según un estudio del American Bankruptcy Institute.

Haz el curso de asesoramiento crediticio

Dentro de los 180 días anteriores a la presentación de la solicitud, debes realizar un curso de asesoramiento crediticio en alguna de las organizaciones aprobadas por el gobierno. Con esa información podrás decidir si continuar con la presentación o ir por una alternativa.

El costo de estos cursos ronda los $50 y puedes elegir cursar en modalidad telefónica, presencial o en línea. Recibirás un certificado que deberás presentar en el tribunal cuando ingreses tu caso.

Completa los formularios

Ingresa en el sitio web del Poder Judicial de Estados Unidos y descarga los formularios necesarios: declararse en bancarrota en USA exige que presentes una gran cantidad de documentos y no se admite margen de error.

Este es un buen momento para obtener asesoría. Lee todo con detenimiento antes de completar los papeles y presta atención a las instrucciones. Algunos formularios son opcionales, por lo que es buena idea consultar si es beneficioso presentarlos.

Abona las tasas judiciales

Como todo procedimiento administrativo, declarar la bancarrota tiene costo. La presentación de casos en tribunales cuesta $235, más $75 por cargos administrativos, aproximadamente. Para las quiebras bajo Capítulo 7, se suman $15 de recargo de fideicomisario.

Estas tasas se abonan en tribunales al momento del ingreso de la solicitud de bancarrota aunque, en algunos casos los deudores pueden pagar a plazo o en cuotas, con el permiso del tribunal.

Presenta los formularios en el tribunal

Cuando tengas todos los documentos listos y hayas abonado las tarifas correspondientes, podrás presentar tu caso en el tribunal. Deberás hacerlo en persona ante el secretario.

Una vez receptada toda la documentación, el tribunal nombrará un síndico que se hará cargo del caso y será el encargado de comunicarse contigo.

NOTA: En el tribunal solo pueden recibir la documentación, allí no se brinda asesoría sobre casos particulares ni podrán ayudarte con las consultas que tengas acerca de los formularios o el procedimiento. Lleva todo listo y consulta tus dudas antes, con un profesional.

Reúnete con los acreedores

La sección 341(a) del Código de Bancarrota requiere que, después de declarar bancarrota, se lleve a cabo una reunión presidida por el fideicomisario designado para que acreedores y fiduciarios despejen sus dudas sobre la situación del deudor.

Es obligatorio que el deudor asista a la reunión y puede hacerlo acompañado de su abogado. La fecha, hora y ubicación del encuentro son notificados a todos los interesados por la oficina del secretario.

NOTA: Recibirás una notificación con el título “Notificación de Declaración de Bancarrota del Capítulo 7/11/13, Reunión de Acreedores, Fechas Límite.”

Haz el curso de educación del deudor

Para completar el proceso de declararse en bancarrota en USA tendrás que tomar un curso posterior a la presentación de tu caso, con el objetivo de enseñarte a administrar tu dinero y a utilizar el crédito sin perjudicarte.

De la misma forma que el curso de asesoramiento crediticio, debes cursar esta formación en alguna de las instituciones aprobadas y obtener tu certificado para presentar en el tribunal.

Deberás abonar una tarifa de entre $50 y $100. No obstante, si tus ingresos familiares son menores al 150% del nivel de pobreza, puedes solicitar una exención o reducción del costo.

Cancela tus deudas

La cancelación de la deuda te será notificada cuando los acreedores hayan liquidado el adeudo. La demora depende del tipo de bancarrota que hayas presentado y de que todos los pasos se hayan completado correctamente.

Cuando recibas la notificación, estarás libre de las deudas que incluiste dentro de la solicitud. Recuerda que sigues siendo responsable de pagar las deudas que no son compatibles con este procedimiento.

¿Cuáles son los requisitos para declararse en bancarrota?

Declarar bancarrota no es una opción aplicable a toda situación de deuda: existe una serie de requisitos para declararse en bancarrota. Detallamos a continuación los requerimientos generales y, luego, los específicos para los Capítulos 7 y 13.

Requerimientos generales

Para ingresar una solicitud de bancarrota en Estados Unidos, el deudor debe realizar un curso de asesoramiento crediticio dentro de los 180 días anteriores a la presentación, con el objetivo de obtener herramientas que le ayuden a evaluar las posibles alternativas a la bancarrota.

Ingresa al sitio web del Departamento de Justicia de Estados Unidos y busca dónde realizar el curso de educación financiera. Al finalizar, recibirás un certificado. Consérvalo porque deberás presentarlo junto a tu solicitud de quiebra.

Una vez que comprendas mejor el procedimiento de cómo hacer una bancarrota, podrás decidir si solicitarla o no. En caso de continuar con la quiebra, deberás elegir bajo qué capítulo presentarás tu solicitud.

IMPORTANTE: Una persona no puede presentar una solicitud de quiebra si en los 180 días previos se desestimó una solicitud de bancarrota anterior debido a que el deudor no se presentó ante el tribunal o no cumplió con las órdenes.

Requisitos para bancarrota del Capítulo 7

  • B 122A-1 – Declaración de ingresos mensuales actuales.
  • B 122A-2 – Cálculo de la prueba de medios: compara tus ingresos (y el ingreso del grupo familiar, si es necesario) con el ingreso medio del estado en el que vives. Si no superas la media estatal, puedes solicitar la bancarrota del Capítulo 7; si la excedes, deberás considerar el Capítulo 13.
  • B 101 – Petición voluntaria para personas que se declaran en bancarrota.
  • B 106 Declaration – Declaración sobre los registros de un deudor individual.
  • B 106 Summary – Resumen de activos y pasivos y cierta información estadística.
  • B 106A/B – Schedule A/B: Propiedad.
  • B 106C – Schedule C: Propiedad reclamada como exenta.
  • B 106D – Schedule D: Acreedores que tienen créditos garantizados por la propiedad.
  • B 106E/F – Schedule E/F: Acreedores que tienen reclamaciones no garantizadas.
  • B 106G – Schedule G: Contratos ejecutorios y arrendamientos no vencidos.
  • B 106H – Schedule H: Codeudores.
  • B 106I – Schedule I: Ingresos.
  • B 106J – Schedule J: Gastos.
  • B 107 – Declaración de asuntos financieros para quienes se declaran en bancarrota.
  • B 108 – Declaración de intención para individuos presentando bajo Capítulo 7.
  • B 121 – Declaración sobre los números de seguro social.
  • B 2010 – Aviso requerido por el Código de Bancarrota para personas que declaran la quiebra.
  • B 423 – Certificado de curso de gestión financiera.
  • Lista de acreedores, utilizando el formato determinado por el tribunal local de bancarrota.

Requisitos para bancarrota del Capítulo 13

  • B 101 – Petición voluntaria para personas que se declaran en bancarrota.
  • B 106 Declaration – Declaración sobre los registros de un deudor individual.
  • B 106 Summary – Resumen de activos y pasivos y cierta información estadística.
  • B 106A/B – Schedule A/B: Propiedad.
  • B 106C – Schedule C: Propiedad reclamada como exenta.
  • B 106D – Schedule D: Acreedores que tienen créditos garantizados por la propiedad.
  • B 106E/F – Schedule E/F: Acreedores que tienen reclamaciones no garantizadas.
  • B 106G – Schedule G: Contratos ejecutorios y arrendamientos no vencidos.
  • B 106H – Schedule H: Codeudores.
  • B 106I – Schedule I: Ingresos.
  • B 106J – Schedule J: Gastos.
  • B 107 – Declaración de asuntos financieros para quienes se declaran en bancarrota.
  • B 113 – Plan del Capítulo 13.
  • B 121 – Declaración sobre los números de seguro social.
  • B 122C-1 – Declaración de ingresos mensuales actuales y cálculo del período de compromiso.
  • B 122C-2 – Cálculo de ingresos disponibles.
  • B 2010 – Aviso requerido por el Código de Bancarrota para personas que declaran la quiebra.
  • B 423 – Certificado de curso de gestión financiera.
  • Lista de acreedores, utilizando el formato determinado por el tribunal local de bancarrota.

Además de los formularios, deberás adjuntar estos otros requisitos para declararse en bancarrota:

  • Declaraciones de impuestos de los últimos cuatro años.
  • Extractos bancarios y de jubilación (dos a seis meses).
  • Recibos de sueldo (dos a seis meses)
  • Estados de ganancias y pérdidas mensuales y anuales de tu negocio, de los últimos dos años.

¿Qué es la bancarrota?

La bancarrota es un proceso judicial al que recurren las personas que no pueden afrontar las deudas que han tomado y necesitan sanear su situación económica. Se solicita en Tribunales Federales y, hasta arribar a una solución, los acreedores deben cesar sus esfuerzos de cobro.

Para que una situación de deuda califique como bancarrota en USA debe demostrarse que la insolvencia es sostenida en el tiempo y que la situación del deudor es insalvable. De ser así, se evalúan las opciones y se presenta una solicitud de bancarrota del tipo que corresponda.

Las quiebras más comunes son la del Capítulo 7, en la que el deudor entrega voluntariamente sus bienes para que sean gestionados por un fideicomisario y los acreedores cobren de allí su adeudo; y la del Capítulo 13, que exige la elaboración de un plan de pagos.

Existen otros tipos de bancarrota, por lo que es importante conseguir asesoría profesional para evitar confusiones con la terminología (como sucede con la bancarrota simple), elegir el tipo de quiebra acorde y arribar a la mejor solución posible.

¿Quién debería declararse en bancarrota?

Toda persona que haya acumulado una deuda que supere ampliamente sus ingresos, que no pudiera cumplir con sus obligaciones financieras por un período prolongado y que no posea herramientas para gestionar la situación, debería considerar la bancarrota.

También es una opción para aquellas personas que poseen un ingreso mensual estable. En estos casos, la quiebra se utiliza como una herramienta de planificación financiera a partir de la elaboración de un plan de pagos estricto.

NOTA: la posibilidad de la bancarrota debe evaluarse entendiendo las consecuencias de declarar la quiebra y los posibles escenarios que se le presentarán al deudor. Busca asesoría legal y despeja todas tus dudas antes de tomar una decisión.

Tipos de bancarrota

Existen seis tipos de quiebra estipulados por el Código de Bancarrota de Estados Unidos: Capítulo 7, 9, 11, 12, 13 y 15. Cada uno aplica a diferentes situaciones y propone distintas soluciones.

Bancarrota del Capítulo 7

Luego de solicitarla se designa un fideicomisario que gestiona la totalidad de los bienes no exentos del deudor, los vende y utiliza el dinero para saldar las deudas con los acreedores. Una de sus consecuencias puede ser la pérdida de la propiedad.

Bancarrota del Capítulo 9

Ideada para municipios, aldeas, condados, distritos fiscales y escolares con el propósito de protegerlos de los acreedores mientras elaboran un plan para saldar las deudas.

No existe en este capítulo la posibilidad de liquidación de bienes. Se proponen alternativas como extender el vencimiento de las deudas o reducir el interés de las mismas.

Bancarrota del Capítulo 11

Se enfoca en un plan de reorganización que se presenta a los acreedores y al tribunal para que sea aprobado, mientras que el deudor permanece en posesión de su negocio y puede continuar con la actividad comercial.

Generalmente involucra a una corporación o sociedad, aunque también aplica a individuos bajo determinadas circunstancias.

Bancarrota del Capítulo 12

Diseñada para que las familias de agricultores o pescadores con ingresos anuales regulares propongan y ejecuten un plan para saldar sus deudas en un período de tres a cinco años.

Para acceder a este tipo de bancarrota, no se debe exceder el tope máximo de deuda según la actividad: $11,097,350 para agricultura y $2,268,550 para pesca.

Bancarrota del Capítulo 13

Este capítulo permite que el deudor conserve la propiedad (deteniendo los procesos de ejecución hipotecaria) y elabore un plan de pagos de acuerdo a sus ingresos, en un período de tres a cinco años.

Está pensada para individuos que cuentan con un ingreso mensual estable y que posean una deuda inferior a los $2,750,000.

Bancarrota del Capítulo 15

Promulgada para tratar casos de insolvencia en los que alguna de las partes interesadas involucre a más de un país.

Promueve la cooperación de los tribunales norteamericanos con los tribunales y autoridades competentes de países cuyos ciudadanos estén involucrados en casos de insolvencia transfronteriza.

Sigue leyendo:

Sobre el autor

En su primer trabajo en un call center de Capital One, Agustín percibió la carencia de información financiera de calidad en español para los latinos que viven en EEUU. Tras años de experiencia como editor en varios medios, fundó Créditos en USA, una plataforma para la comunidad latina dedicada a proveer información precisa y confiable sobre el sistema financiero norteamericano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados

En esta página

Noticias destacadas

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y noticias actuales

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y últimas noticias.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.