¿Cómo comprar un carro sin crédito?

Puede que tengas trabajo, dinero para un buen pago inicial y una buena trayectoria de pago de facturas. Sin embargo, si no tienes historial de crédito o puntaje de crédito, se te podrían presentar dificultades al solicitar un préstamo de auto. A continuación analizaremos este tema en profundidad y te explicaremos cómo comprar un carro sin crédito

Dependiendo de con quién converses sobre tu situación, podrías escuchar que es difícil o imposible comprar un auto cuando no tienes crédito. Pero no te preocupes porque no estás solo. Alrededor de 100 millones de personas en Estados Unidos no tienen crédito o es tan insignificante que no tienen puntaje crediticio, dice Matt Joiner, gerente de productos automotrices de Experian, una de las tres principales agencias de crédito de los EE.UU.

¿El lado positivo? A pesar de las dificultades, conseguir ese préstamo para el auto (y hacer todos los pagos a tiempo) establecerá tu crédito. Por lo tanto, es probable que este sea un problema de una única vez. Cuando necesites otro crédito ya tendrás en tu historial la compra de tu primer carro. 

Intentar obtener ese primer préstamo puede hacerte sentir en la base del Everest mientras miras hacia arriba, pero no te desesperes. comprar un carro sin crédito puede ser difícil pero no imposible. A continuación te indicamos los pasos a seguir.

Cómo comprar un carro sin crédito

Cómo comprar un carro sin crédito

A continuación te hablaremos de 6 opciones para comprar un carro sin crédito:

  1. Consigue un co-firmante
  2. Prueba en los datos de crédito alternativos
  3. Considera la financiación de los distribuidores
  4. Considera los bancos comunitarios y las cooperativas de crédito
  5. Préstamos de mercado
  6. Aprovechando tu cuenta de retiro

1. Consigue un co-firmante

Si vas a un banco o concesionario de coches sin crédito en algún momento alguien te preguntará si puedes conseguir un co-firmante.

Un co-firmante te permite «tomar prestado» su buen historial de crédito para que puedas obtener un prestamo para el carro.  También se compromete a realizar los pagos si no puedes hacerlos tú.

Lo que los prestamistas no suelen mencionar es que este es un trato muy malo para el co-firmante ¿Por qué?

  • Son completamente responsables de tu préstamo, si no cumples con tu obligación.
  • Cualquier pago atrasado o no realizado pasará a formar parte de su historial de crédito (y reducirá su puntuación).
  • Tu préstamo se contará entre sus deudas cuando solicite préstamos o tarjetas de crédito.

Esto significa que los emisores de tarjetas podrían aumentar sus tasas o reducir sus líneas de crédito, a la luz del nuevo préstamo para el co-firmante. Esto podría hacer que le resulte más difícil (o costoso) obtener un crédito en el futuro.

2. Prueba con datos de crédito alternativos

No tienes una tarjeta de crédito o una hipoteca. Pero podrías tener una cuenta corriente, un móvil, una factura de servicios o un pago de alquiler.

Y algunas fórmulas de puntaje de crédito, como FICO XD, incluirán algunos de estos elementos, a menudo datos de crédito alternativos o no tradicionales, porque no son utilizados por los modelos tradicionales de puntaje de crédito. Si has sido responsable con las facturas, puedes demostrar tu capacidad de hacer pagos regulares y puntuales.

El punto negativo de esta opción: No hay pruebas concluyentes de que los prestamistas de automóviles estén usando modelos alternativos de puntuación de crédito de manera normal.

Otra opción, Experian Boost, no es un modelo de puntaje separado -sino una forma de incrementar potencialmente tu puntaje existente de Experian usando datos alternativos. Y es el consumidor, no el prestamista, quien elige si lo usa o no.

¿Cómo funciona? Te inscribes en el programa con Experian y le das a la compañía acceso a los registros de tu cuenta corriente en línea. El programa filtra y te da crédito por los pagos recurrentes y puntuales. Los pagos atrasados o los datos negativos son ignorados.

Entre los consumidores que ven un aumento, los puntajes suben un promedio de 13 puntos, también hay casos como el de un editor de CreditCards.com que vio subir su puntaje crediticio 44 puntos en sólo 10 minutos al inscribirse en Experian Boost. Los consumidores también pueden descontinuar el servicio cuando quieran.

En contrapartida, tu prestamista de autos tiene que usar los datos de Experian en tu suscripción (diferentes prestamistas usan diferentes oficinas). Además, tienes que estar inscrito en banca online. Y estarás compartiendo tus datos bancarios con otra entidad.

3. Considera la financiación de los distribuidores

Has visto los anuncios de venta: «Mal crédito, sin crédito – no hay problema».

Entonces, ¿puede un comprador con poco o ningún crédito obtener un préstamo de coche en un concesionario de coches de marca? Eso depende del concesionario.

Si se trata de un concesionario de marca con una buena reputación vinculada a un gran fabricante de automóviles, podría valer la pena hacer una llamada telefónica al gerente de finanzas para hacer un par de preguntas: 

  • ¿Pueden realmente trabajar con alguien que no tiene puntaje de crédito (lo cual es muy diferente a tener mal crédito)?
  • Si es así, ¿qué necesitarían para hacer el préstamo? ¿Resguardos de pago e historial de trabajo? ¿Un cosignatario? ¿Y los préstamos sin crédito serían aceptados para todos los coches del lote o sólo para unos pocos?

Por último, pero no menos importante, ¿qué porcentaje tendrías que poner y qué rango de tasas de interés podrías asumir?

ADVERTENCIA: Existen cosas que debes evitar, como complementos innecesarios (seguro de vida, seguro de préstamo), contratos que no están completos o que no incluyen la tasa de interés y préstamos de auto que probablemente excedan la vida útil del auto, dice Rebecca Borné, consejera principal de políticas del Centro de Préstamos Responsables.

4. Considera los bancos comunitarios y las cooperativas de crédito

Algunos pequeños bancos y cooperativas de crédito independientes y comunitarios adoptan un enfoque más personal para los préstamos. Otros usan más o menos el mismo proceso que los grandes bancos.

El reto para los compradores de coches es averiguar lo que realmente pasa entre bastidores. Por lo tanto, buscar instituciones que ofrezcan programas para compradores primerizos es una buena opción. «Están diseñados para personas sin crédito o con poco crédito», dice Borné.

Estas instituciones también pueden usar lo que los profesionales llaman «aseguramiento manual» (cuando un prestamista mira tus registros financieros a mano, individualmente, en lugar de introducir los números en un programa automatizado).

Otra señal de que puedes obtener ayuda y atención especial: Busca un banco o una cooperativa de crédito más pequeña que haya sido designada como CDFI (Institución Financiera de Desarrollo Comunitario), dice Walter Merkle, vicepresidente de préstamos de la Cooperativa de Crédito Lower Valley con sede en Washington. Estos prestamistas se centran en hacer préstamos en áreas y poblaciones que necesitan un impulso económico.

Lower Valley tiene un programa para los compradores de primer coche, y utiliza la suscripción manual. «Tratamos de tomar nuestras solicitudes de préstamo caso por caso», dice.

El consejo de Merkle para encontrar algo en tu área: Encuentra a quién esté ahí afuera en tu comunidad, buscando ayudar a gente como tú, dice.

Si encuentras un prestamista dispuesto a colaborar contigo, normalmente mirará los talones de pago, la estabilidad laboral, las razones por las que no tienes crédito y tu historial de pago de facturas mensuales.

5. Préstamos de mercado

Hoy en día, hay un mercado para todo, incluyendo los préstamos. Y los préstamos del mercado son una opción a considerar.

Cómo funciona: Un corredor toma tus datos financieros personales, junto con el tamaño y el plazo del préstamo que deseas, y ofrece ese perfil a una gran cantidad de inversionistas, dice Anuj Nayar, el director de salud financiera de LendingClub, un corredor de préstamos del mercado.

Un inversor puede decidir conceder el préstamo o no. O puede decidir ofrecerte diferentes condiciones (menos dinero, diferentes plazos de pago, etc.).

Lo que debes saber: No todos los corredores trabajan con prestatarios sin crédito. Y no todos los corredores trabajan con préstamos para automóviles, aunque muchos facilitan préstamos personales (préstamos sin garantía que pueden utilizarse para un automóvil).

Con los préstamos de mercado, es recomendable investigar cuidadosamente a los corredores. Estarás compartiendo algunos datos personales, por lo tanto, toma  los corredores de marca que tienen un buen historial. Pregúntales cómo comparten tu perfil y qué sucede con él una vez concluido el proceso de préstamo, así como cuánto pueden prestar a un prestatario sin crédito y el rango de tasas.

6. Toma dinero de tu cuenta de retiro

Si no tienes crédito pero has estado guardando dinero en una cuenta de jubilación, podrías pedir un préstamo para comprar un carro. Pero debes leer la letra pequeña con cuidado, porque algunos tipos de cuentas de retiro lo hacen fácil, pero otros pueden venir con grandes cuotas y penalidades.

Por ejemplo, con un 401(k), el plan de tu compañía puede limitar cuánto puedes pedir prestado y para qué. También fijará la tasa de interés.

Ten en cuenta que si renuncias o te despiden, podrías tener tan sólo dos o tres meses (dependiendo de la compañía) para pagar el préstamo o tener que asumir una posible penalización del 10 por ciento.

Con una cuenta IRA Roth, puedes retirar cualquier dinero que hayas depositado (no los intereses) en cualquier momento y por cualquier motivo. Pero debes saber que puedes estar perdiendo décadas de intereses. Y en las cuentas de jubilación, esa es precisamente la magia que te ayuda a hacer crecer tu dinero.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:



Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!