Qué es una Credit Union o unión de crédito y cómo se diferencia de los bancos tradicionales

Las Credit Union o unión de crédito ofrecen una alternativa a los bancos tradicionales y otras sociedades diseñadas para el ahorro y el préstamo. En algunos casos pueden tener tasas de interés superiores a las que habitualmente se consiguen. Aquí te explicamos cómo encontrar una cooperativa de crédito, cómo mantienen tu dinero seguro y cuándo debes usarlas.

¿Qué es una Credit Union o unión de crédito?

1. Proveedor de ahorros y préstamos de la comunidad

Tradicionalmente las Crédit Union o unión de crédito (cooperativas de crédito) han sido pequeñas organizaciones financieras sin fines de lucro establecidas por un grupo de personas con algo en común para beneficiar a su comunidad.

Ese factor en común puede ser, vivir en la misma ciudad, trabajar en la misma industria (por ejemplo, la Cooperativa de Crédito de la Policía) o pertenecer a un sindicato en particular.

Muchas cooperativas de crédito se están profesionalizando, haciéndose cada vez más modernas al adaptarse a las nuevas tecnologías para captar ahorristas y ofrecer préstamos. Actualmente, muchas ofrecen productos en línea y la mayoría tienen algún tipo de local comercial.

2. Las Credit Union o unión de crédito son para todos

Las Credit Union están allí para proporcionar una comunidad financiera. La idea es que los miembros se beneficien mutuamente ya que no hay ningún beneficio para algún tercero, como por ejemplo un accionista.

Con ellas se busca ayudar a quienes no pueden acceder a los productos bancarios ordinarios. Son una excelente opción en las comunidades menos favorecidas y para la gente que tiene serios problemas financieros. Además, pueden ser una alternativa viable a los Préstamos de Día de Pago o a los préstamos de Título de Vivienda.

3. Las Credit Union ofrecen ahorros y préstamos. Algunas ofrecen cuentas corrientes e incluso hipotecas

La mayoría de las Credit Union no ofrecen tasas de interés diseñadas para grandes préstamos o ahorros, solo muy pocas por lo que siempre vale la pena informarse bien. Ten en cuenta que al poner dinero en una Credit Union, estás ayudando a otros en la comunidad ya que estas cooperativas primero deben recibir dinero para poder prestarlo.

Si buscas instituciones que paguen más por tus ahorros, primero compara lo que te ofrece la cooperativa de crédito con las tasas de otro tipo de entidad.

Actualmente, las tasas están en mínimos históricos, así que buscar entre las distintas opciones seguramente te dará buenos resultados.

4. No siempre calificarás para una Credit Union o unión de crédito

Por lo general, para formar parte de una Credit Union, es necesario que tengas algún «vínculo común» con los miembros de la organización, ya sea porque vives en una zona determinada o porque tienes la misma profesión.

Una vez que eres miembro, puedes involucrarte en la toma de decisiones asistiendo a las asambleas generales u otras reuniones de miembros. En algunos casos, las cooperativas de crédito más pequeñas pueden estar buscando miembros que se involucren en la administración y toma de  decisiones.

Casi siempre podrás permanecer en la cooperativa si el vínculo original ya no existe por alguna razón, como por ejemplo si te mudas de casa o cambias de trabajo. Ten presente que algunas cooperativas más pequeñas pueden no ser tan flexibles. Cabe señalar que desde hace algún tiempo las cooperativas de crédito están aceptando como miembros tanto a personas como a organizaciones, lo cual amplía el rango de miembros de la misma.

5. Es fácil saber si eres elegible para unirte a una Credit Union

Hay varias maneras de encontrar una cooperativa de crédito cerca de ti y comprobar de la mejor manera lo que ofrece: En algunos países existen Asociaciones de Cooperativas de Crédito y mediante sus sitios web puedes buscar (por código postal, tipo de empleo u otro enunciado que consideres) la cooperativa más cercana a tu vivienda o la que tenga más afinidad con tu actividad profesional. 

6.  No tienen fines de lucro y tu dinero está seguro

Las cooperativas de crédito tienen como objetivo ayudarte a tomar el control de tu dinero animándote a ahorrar todo lo que puedas y a pedir prestado sólo lo que puedas pagar. En esencia, son cooperativas de ahorro y préstamo, donde los miembros juntan sus ahorros para prestarse unos a otros y además colaborar en la dirección de la organización.

Una Credit Union es una organización «sin fines de lucro», por lo que el dinero en efectivo sólo se utiliza para financiar los servicios y compensar a los miembros que trabajan allí. No se dedica ninguna cantidad de dinero para pagar a los accionistas externos como ocurre en la mayoría de las  instituciones financieras comunes.

Tomar prestado de una Credit Union

Uno de los principales atractivos de las cooperativas de crédito es que están muy orientadas a los préstamos pequeños, lo que la mayoría de los bancos comunes no hacen. Algunas cooperativas de crédito incluso pueden conseguir dinero en efectivo el mismo día.

Hace algunos años, las primeras cooperativas de crédito mantenían una regla estricta de que sólo prestarían a aquellos miembros que ya tenían ahorros en la organización, pero esto está cambiando; actualmente algunas cooperativas autorizan préstamos a miembros que han ingresado recientemente.

Ahorrar con una Credit Union

Generalmente, puedes ahorrar pequeñas o grandes cantidades de dinero, semanalmente, mensualmente o cuando tengas dinero para ello.

Las cooperativas de crédito más grandes pueden tener incluso banca en línea, lo que significa que puedes pagar vía web. Suelen tener sucursales y puntos de recolección como las oficinas de correos locales; aunque algunas cooperativas más pequeñas tendrán sólo un par de horas de apertura a la semana y, probablemente, tengan su sede en un centro comunitario o en el salón de una iglesia.

Cuentas de ahorro

Las cooperativas de crédito suelen ofrecer un tipo de dividendo en lugar de un tipo de interés. Esto significa que depende de lo bien que le vaya a la cooperativa de crédito ese año, así que no sabes lo que obtendrás por tus ahorros hasta el final del año.

Este rendimiento también dependerá del país en el que te encuentres. Por ejemplo, en el Reino Unido, las tasas de dividendo son del 1-3%, pero incluso dependiendo de las circunstancias  puede ser de 0% o de un máximo del 8% de la suma ahorrada.

Los dividendos se pagan antes de impuestos, por lo cual quedará de tu parte declarar los impuestos sobre cualquier ganancia. Sobre todo, dependerá de la legislación fiscal donde te encuentres el hecho de que tengas o no que pagar impuesto por estos dividendos.

Ahorros fijos

Algunas cooperativas de crédito, generalmente las más grandes con miles de miembros, ofrecen desde hace poco tiempo cuentas con tasas de interés como las cuentas de ahorro bancarias. Puedes identificarlas ya que tendrán una tasa indicada y posiblemente se identifiquen como «AER» Tasa Anual Equivalente (Annual Equivalent Rate).

La mayoría de los rendimientos que ofrecen estas cuentas de las cooperativas no son de las mejores, pero hay algunas tasas que pueden valer la pena si buscas cuidadosamente.

¿Están mis ahorros seguros en una Credit Union o una unión de crédito?

Las cooperativas de crédito son organizaciones pequeñas que carecen de los enormes recursos de los bancos. Por otro lado, las regulaciones impuestas por los organismos de control suelen estar enfocadas en que estas cooperativas deben ser bastante prudentes en el manejo de sus fondos.

Como con cualquier tipo de ahorro, lo más importante a considerar es «en caso de que la cooperativa de crédito quebrara, ¿está mi dinero protegido?». La respuesta es sí.

Los ahorros de la cooperativa de crédito suelen tener algún tipo de protección de los entes gubernamentales que las regulan. En el caso de los Estados Unidos de Norteamérica desde 1970 la National Credit Union Administration (NCUA) provee respaldo a los ahorros de las cooperativas.

En el caso del Reino Unido, el dinero depositado en las Credit Union está respaldado por la Financial Services Compensation Scheme hasta un monto de 85.000 libras por persona por institución.

Para mayor tranquilidad te sugerimos que te informes en cuanto a los controles y regulaciones  impuestas a las cooperativa en el país en el que te encuentres.

¿Las cooperativas de crédito o Credit Union ofrecen otros servicios?

Si tu cooperativa provee un servicio de cuenta bancaria, seguramente funcionará de manera muy parecida a una cuenta bancaria básica.

La mayoría de las cooperativas de crédito te cobrarán por la cuenta, esto es para cubrir los costos, ya que son entidades sin fines de lucro. Normalmente este cargo suele ser una cantidad muy pequeña. El cobro por la cuenta te exonera de pago de honorarios por pagar tarde o cometer un error. Por lo demás, las cuentas bancarias de las cooperativas de crédito suelen funcionar como cualquier otra cuenta bancaria.

A través de algunas cuentas de cooperativas podrás recibir el pago de tu salario, establecer débitos directos y órdenes permanentes de las cuentas, sacar dinero en cajeros automáticos e incluso algunas cooperativas emitirán tarjetas de débito para que puedas usarlas en las tiendas.

Sin embargo, no tendrás la opción de sobregiro o un talonario de cheques, así que si esto es lo que necesitas, es mejor que busques opciones en la banca tradicional.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!