Cómo calcular la tasa de interés de tus ahorros (con fórmulas y hojas de cálculo)

Quienes desean que sus ahorros crezcan, necesitan comprender cómo funciona la tasa de interés. Incluso, quizás se podría afirmar que tener una noción básica como esta no es suficiente, a menos que se conozca cómo calcular la tasa de interés.

Piensa que solo así podrás ser capaz de planificar mejor tu futuro porque te permitiría comparar el rendimiento de una cuenta u otra, decidir si deberías trasladar tus ahorros a otro banco o si, por el contrario, tus ganancias no podrían ser mejores que las que estás obteniendo.

¿Te preguntas cómo calcular la tasa de interés de tus ahorros? Es muy fácil y más con las técnicas que te daremos en esta entrada. 

Consejo: En este artículo aprenderás a calcular el interés simple, el interés fijo de los certificados de depósito, el interés compuesto y el rendimiento de las inversiones en curso, como el de los depósitos mensuales, por ejemplo. Los métodos podrían resumirse en tres: fórmulas, calculadoras gratuitas en línea y hojas de cálculo de Google Docs.

¿No quieres leer todo el artículo porque prefieres aprovechar este tiempo para calcular tu tasa de interés? ¡No te preocupes! Te dejamos una hoja de cálculo de intereses para que puedas hacerlo. Para usarla, es importante que descargues la plantilla o guardes una copia en tu propia computadora o disco de almacenamiento en la nube, ¡como prefieras!

Sigue leyendo: ¿Qué es la regla 50/30/20 para ahorrar con éxito?

¿Cómo calcular la tasa de interés de tus ahorros?

Antes de comenzar con las fórmulas, es importante destacar que existen dos tipos de intereses. La tasa de interés de un préstamo o crédito (APR o Annual Percentage Rate), que es, prácticamente, lo que te cuesta pedirle dinero prestado al banco; y la tasa de interés de tus ahorros (APY o Annual Percentage Yield), que es lo que recibes por depositar tu dinero en el banco o hacer determinadas inversiones, como por ejemplo, en un certificado de depósito.

Nota: Cuando realizas un depósito en tu cuenta de ahorros o aplicas para un certificado de depósito (CD) que ofrezca cualquier banco o cooperativa de crédito, le estás prestando dinero al banco. ¿Qué quiere decir esto? Que el banco tomará tu dinero y lo invertirá para multiplicarlo o que se lo prestará a otras personas a través del otorgamiento de préstamos personales, préstamos para carros, créditos rotativos, líneas de crédito, créditos hipotecarios, entre otros. 

Advertencia: Esto no quiere decir que si necesitas tu dinero de inmediato no estará disponible. El banco o cooperativa siempre se asegurará de salvaguardar tu capital.

Antes de calcular la tasa de interés de tus ahorros, ¡organízate!

Para calcular el APY de tus ahorros (o cualquiera de las tasas de interés a las que estén sujetas tus cuentas e instrumentos de ahorros) reúne la siguiente información:

  • El monto de tu depósito, que será tu saldo o el capital invertido o depositado. A esta variable la identificaremos con la letra “P”.
  • La frecuencia de la aplicación de los intereses, que puede ser mensual, anual o diaria. A esta frecuencia la denominaremos como “N”
  • La tasa de interés aplicada, que será introducida a la fórmula con la letra “R”. Recuerda que no usaremos un porcentaje, sino que convertiremos a este número en un decimal.
  • El tiempo de la aplicación de intereses, que será el plazo en el que tu capital estará generando intereses. Usaremos la letra “T” para poner este término de tiempo en años.

¿Cómo calcular el interés simple?

Vamos a comenzar calculando el interés simple. Supongamos que depositas $100 en una cuenta de ahorros que genera intereses anualmente al 5%. ¿Cuánto tendrás en un año si dejas el capital y los intereses intactos?

Para poder determinar la rentabilidad, usaremos una de las fórmulas más básicas, que es la del interés simple:

Intereses = P x R x T

Entonces, vamos a introducir los datos del ejemplo en la fórmula:

Intereses= $100 x 0.05 de interés x 1 año = $5

Esta fórmula te servirá si tu tasa de interés se calcula con un rendimiento porcentual anual, es decir, un APY, y siempre que el cálculo se realice por un solo año. La mayorías de los bancos anuncian el APY con el que trabajan, ya que este factor suele ser más alto que la tasa de interés regular y, además, es una forma fácil y rápida de demostrarle al cliente qué capitalización tendrá su dinero.

¿Cómo calcular el interés compuesto?

Cuando hablamos de capitalización, nos referimos a la aplicación de lo que se conoce como intereses sobre intereses, es decir, que tu capital genera una cantidad de intereses que, al final de un plazo, se suman al capital principal. Para el segundo año, por ejemplo, a ese capital más intereses generará aún más interés. Por ende, generará más dinero.

Vamos a verlo en un ejemplo. Supongamos que ganaste $5 en el primer año. Para tu segundo año, el monto de tu cuenta ya no será de $100, sino de $105. Al aplicar la tasa del 5%, obtendrás $5.20 en intereses. En consecuencia, el saldo final de tu cuenta al término del segundo año ahora será de $110.20. Nota que, en el primer año, tus ahorros generaron tan solo $5, mientras que en el segundo -cuando se aplicaron intereses sobre intereses- alcanzaste los $5.20.

Ahora bien, para calcular el interés compuesto de una cuenta de ahorros, debes tener dos elementos en cuenta:

  • La frecuencia del pago periódico. Muchas cuentas de ahorro pagan intereses más de una vez al año. Por ejemplo, tu banco podría sumar los intereses al capital de tu cuenta al final de cada mes.
  • Cómo crece tu saldo bancario. Piensa que, cualquier pago de intereses mensual, alterará el cálculo de los intereses posteriores. ¿Por qué? Porque tu saldo crecerá mes a mes.

Veamos cómo se calcula el interés compuesto de una cuenta de ahorros en una fórmula. Para hacerlo, tomaremos los mismos datos del ejemplo anterior. Solo modificaremos esta información: el banco paga los intereses mensualmente y no anualmente. Ahora bien, la fórmula que te presentamos de seguida te ayudará a calcular estos intereses al plazo de un año. ¡Vamos a verla!

Interés = P (1 + R / N)^ NT

Nota: El símbolo “^” significa “elevado a la potencia”, es decir, se trata de una ecuación exponencial. Busca este número en la calculadora científica de tu teléfono inteligente o en la de la computadora y podrás completar la operación sin problemas.

Entonces, tomando los datos del ejemplo, vamos a ver cuánto ganarías con un interés compuesto:

Interés = $100 x (1 + 0.05 de interés / 12 meses)^(12 meses x 1 año)

Interés = $100 x (1.004167)^ (12)

Interes = $100 x 1.051

Interés = $105.1166 (o $105.12 si tu banco redondea la cifra)

Nota que el resultado de la ecuación demuestra que la capitalización mensual aumenta tu rendimiento anual. Mientras que con la fórmula del interés simple solo ganaste $5, con la del interés compuesto ganarías $5.12. Aunque la tasa de interés en ambos ejemplos es la misma -el 5%- el APY en el ejemplo del interés compuesto es de 5.12% y no del 5%.

Mientras más frecuente sea la capitalización de los intereses que te ofrece tu banco, más alto será el APY que ganarás en un año. Puede que 12 centavos adicionales no te parezcan una ganancia tan elevada, pero toma en cuenta que este número cambiará a lo largo del tiempo. Además, también podría verse influenciado si el depósito inicial no es de $100 sino de $10,000. En este caso, ganarías $512.

¿Cómo calcular la tasa de interés de tus ahorros con una hoja de cálculo?

La hojas de cálculo podrían ser perfectas para ti en caso de que quieras automatizar el proceso y ahorrar tiempo. Piensa que, además, si usas una hoja de cálculo podrías modificar los datos cuando quieras y obtener un resultado de forma casi inmediata. Para calcular tus ganancias, tendrás que usar la fórmula de “valor futuro” que encontrarás en el menú de cualquier programa de cálculo, como Microsoft Excel o Google Sheets. Esta fórmula se denomina “FV”.

Al principio del artículo, te dejamos una hoja de cálculo ya programada con una tasa del 5%. Descarga la plantilla y modifica los valores dependiendo de tu caso. ¿Prefieres hacer tu propia hoja de cálculo desde cero? ¡No hay problema! Ingresa la siguiente información en tu celda para calcular los intereses simples:

= FV (0.05,1,0,100)

Nota que cada factor está separado por una coma:

  • La tasa de interés, que es del 5%, se introduce en decimales. (Para obtener tu porcentaje en decimales, divídelo entre 100)
  • El número de períodos, que es de 1 porque los intereses se pagan una vez al año según el ejemplo.
  • El pago periódico, que en el ejemplo es cero porque no se prevé que hagas depósitos en el futuro.
  • El valor actual, que es de $100. Este valor corresponde al capital inicial de tu cuenta.

Consejo: Si quieres crear una hoja de cálculo mucho más avanzada, ingresa la tasa, el tiempo y el saldo principal en celdas separadas. Luego, selecciona estas celdas a la hora de escribir tu fórmula. Así, podrás adaptarla con facilidad a diferentes montos en el futuro.

Nota: Si quieres adaptar esta fórmula al interés compuesto, tendrás que ajustar algunos valores. Primero, para cambiar la tasa anual a una tasa mensual, divide el 5% de la tasa entre 12 meses (0.05/12). Esto te dará 0.004167. Después, aumenta el número de períodos a 12, ya que el interés se refleja de forma mensual. Para calcular la capitalización mensual durante varios años, usa la cantidad de meses equivalentes a los años. Por ejemplo, para cuatro años sería de 48 meses.

¿Cómo calcular la tasa de interés de tus ahorros si realizas depósitos continuamente?

Los ejemplos anteriores suponen que realizas un depósito único, que es el inicial. Pero esto no es usual entre los ahorristas. De hecho, lo común es hacer algunos depósitos pequeños en la cuenta regularmente. Con un pequeño ajuste en las fórmulas, podrás contabilizar también esos depósitos adicionales. ¡Veamos cómo!

Nota: Esta fórmula te ayudará a calcular la rentabilidad de los depósitos que realices al final de cada mes en lugar de un depósito único. 

Tomaremos los datos de los ejemplos anteriores para explicar cómo se aplica la fórmula. Es decir, los datos serán los mismos, a excepción del depósito inicial. En este caso, supongamos que comienzas el año con $0 y haces varios depósitos de $100 al mes por cinco años:

= FV (0.004167,60,100)

Toma en cuenta que vamos a utilizar una tasa de interés mensual calculada con el 5% anual, es decir, tendrás que dividir 0.05 entre 12 meses. Para calcular la rentabilidad a cinco años, multiplica los 12 meses -que es un año- por 5 (60 meses).

Para hacer esta operación sin una hoja de cálculo, usaremos la fórmula del valor futuro. En esta fórmula “PMT” será el monto de los pagos mensuales, “R” la tasa de interés mensual y “N” el número de meses que durará el dinero depositado. 

Valor futuro = PMT x (((1+R)^ N) – 1) / R)

Valor futuro = 100 x (((1 + 0.004167) ^ 60) – 1) / 0.004167)

                       = 100 x (1,283 -1) / 0.004167

                       = 100 x 68.0067

Valor futuro = 6,800.67

Nota: El resultado obtenido podría variar si el banco utiliza el método de redondeo de cifras, pero no por mucho.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!