¿Por qué mi reembolso no llega? 7 razones

Con la fecha límite para presentar y pagar los impuestos de 2019 extendidos hasta el 15 de julio de 2020, es natural que te preguntes «¿por qué mi reembolso de impuestos no llega?»

En este orden de ideas, es posible que también tengas curiosidad por saber qué efecto tiene, si es que hay alguno, la distribución masiva de los cheques de estímulo a la mayoría de los estadounidenses. O, también podría ser que presentaste tu declaración de impuestos hace un tiempo y solo quieres saber dónde está tu reembolso y cuándo llega.

A partir del 27 de marzo de 2020, el Internal Revenue Service (IRS) había procesado más de 87 millones de declaraciones de impuestos y emitió casi 70 millones de reembolsos por un total de más de $ 203 mil millones de dólares. De hecho, y hasta ahora, el reembolso promedio fue de $ 2.908,2 dólares.

Pues bien, para empezar a aclarar algunas dudas: El plazo de presentación extendido ni el pago de estímulo tendrán ningún impacto en el momento o el monto del reembolso. Y vamos a explicarte por qué. Pero primero empecemos por el comienzo.

No culpes a la fecha límite de presentación extendida o al cheque estímulo

Puede ser tentador suponer que la fecha límite de presentación extendida o los pagos de estímulo de coronavirus tienen algo que ver con un retraso en la recepción de tu reembolso. Pues este no es el caso. El IRS comenzó a aceptar devoluciones el 27 de enero de 2020, y los primeros reembolsos se emitieron dentro de los 21 días (a menudo dentro de los 10 a 14 días) de aceptación, y ese plazo continúa.

También debes saber que no existe una relación entre el monto de tu reembolso y tu cheque de estímulo. Por si no lo sabías, un reembolso de impuestos es por sobrepago de impuestos en 2019, mientras que el cheque de estímulo es un crédito fiscal anticipado para el año fiscal 2020. Y ninguno de los dos afecta al otro de ninguna manera.

Revisa el estado si no sabes dónde está tu reembolso ni cuando lo recibirás

Si quieres saber con detalle cuándo llega tu reembolso, comienza por verificar el estado usando el servicio de IRS “Where’s my refund?”. Pero antes de hacerlo, reúne la siguiente información:

  • Número de seguro social o ITIN
  • El estado civil que colocaste en tu declaración
  • El monto exacto de tu reembolso      

Una vez dentro del sitio web, haz clic en el botón “verificar el estado de mi reembolso”, ingresa la información solicitada, ¡y  listo! En unos pocos segundos IRS te informará los detalles sobre tu reembolso de impuestos. 

Ahora bien, esta herramienta no proporciona detalles sobre por qué tu dinero puede retrasarse. En este caso, te aconsejamos que te pongas en contacto con el IRS. Ahora bien, el IRS afirma que no debes contactarlos a menos que:

  • Haya pasado 21 días o más desde que presentaste tu declaración electrónica;
  • 6 semanas o más desde que enviaste tu declaración por correo; o
  • Al chequear el estado en Where’s my refund? Te aparece un mensaje diciendote que te comuniques con IRS.

7 razones de por qué tu reembolso de impuestos aún no ha llegado

Hay varias cosas que pueden retrasar el procesamiento de tu reembolso de impuestos. Estas son algunas de las razones más comunes para un retraso.

1. Información inexacta en tu declaración de impuestos 

Si tu declaración de impuestos contiene algún tipo de error, esto puede afectar la velocidad en que recibirás tu reembolso. Cuando se detecta un error, tu declaración está destinada a revisión humana, lo que significa que un empleado del IRS debe chequearla para encontrar el error, lo que puede agregar días o incluso semanas al tiempo de procesamiento.

2. La declaración está incompleta

Tener una declaración incompleta también puede desencadenar una revisión manual del IRS, lo que podría significar una espera más larga para tu reembolso. Si presentaste una declaración en papel, por ejemplo, y olvidaste ingresar una información clave como tu número de Seguro Social, o no firmaste los formularios correctamente, el IRS no podrá procesar tu declaración hasta que estos errores sean solucionados.

3. Eres víctima de fraude fiscal 

El fraude fiscal ocurre cuando alguien usa tu información personal para presentar una declaración de impuestos fraudulenta y reclamar un reembolso a tu nombre. Para la temporada de presentación de impuestos de 2019, el IRS identificó aproximadamente $ 15,8 millones en reclamos de reembolso fraudulentos, con más de 3.700 declaraciones fraudulentas asociadas con el robo de identidad. Si crees o sospechas que has sido víctima de robo de identidad en tu declaración de impuestos, te recomendamos que te comuniques inmediatamente con el IRS y la Comisión Federal de Comercio para denunciar el fraude.

4. Tu reembolso fue enviado al banco equivocado

Presentar tu declaración electrónicamente es la forma más rápida de obtener un reembolso, sobre todo si escoges la opción de depósito directo. Esto supone, sin embargo, que ingresaste los números correctos para tu cuenta bancaria.

Pero si te equivocaste al colocar un dígito en el número de ruta o de cuenta, tu dinero podría terminar en la cuenta de otra persona. En este caso, tendrás que trabajar directamente con el banco para recuperarlo, ya que el IRS no puede y no obligará al banco a devolverte tu dinero.

5. Reclamaste ciertos créditos fiscales

Los créditos fiscales reducen tu obligación tributaria dólar por dólar. Y ciertos créditos fiscales, incluidos el Crédito por Ingreso del Trabajo (EITC o Earned Income Tax Credit) y el Crédito Tributario por Hijos (Child Tax Credit o CTC), a menudo reciben un escrutinio del IRS debido a que son muy comunes los reclamos fraudulentos por estos créditos. Por lo tanto, si reclamaste uno de estos dos créditos, podría ser la razón por la cual tu reembolso aún no llega. Recuerda: El crédito fiscal anticipado (estímulo por coronavirus) no es un factor tomado en cuenta en el proceso de impuestos de 2019, ya que fue creado en el año fiscal 2020.

6. Modificaste tu declaración

Aunque no lo creas, modificar una declaración puede ocasionar retrasos. Las declaraciones modificadas deben enviarse por correo en lugar, en lugar de presentarse electrónicamente. Y en este caso puede demorar hasta tres semanas para que aparezca en el sistema del IRS, y otras 16 semanas para ser procesada, lo que significa que puedes terminar esperando varios meses por tu reembolso.

7. El reembolso ha sido usado para pagar una deuda

Si tienes ciertas deudas, como por ejemplo manutención infantil, impuestos estatales o préstamos federales para estudiantes, el IRS puede usar tu reembolso para pagar el saldo adeudado. En este caso, recibirás un aviso de la Oficina de Servicios Fiscales que te informará por qué se tomó tu reembolso y a cual agencia fue enviado. Tienes derecho a disputar la deuda con la agencia que recibió el reembolso.

Ten en cuenta el tiempo 

También es posible que tu reembolso de impuestos se demore si presentas tu declaración demasiado pronto o si esperas hasta el último minuto. Si trataste de presentar en enero, por ejemplo, un cambio de último minuto en el código tributario podría haber provocado un error en tu declaración, ralentizando así su procesamiento. 

Del mismo modo, esperar hasta el último minuto para enviar tu declaración puede traducirse en una espera más larga por tu reembolso, sobre todo si el IRS se encuentra procesando un volumen de declaraciones de impuestos más grande de lo habitual.

Además, ten en cuenta que presentar una declaración en papel también puede retrasar las cosas. En este sentido, la forma más rápida de presentar y obtener un reembolso de impuestos es haciendo la declaración en línea.

En conclusión…

Estas son las razones más comunes de por qué un reembolso no llega. Adicionalmente, otra razón por la cual un reembolso puede retrasarse es que se ha perdido en el correo, en el caso de que hayas escogido que te envíen el cheque de esa manera. Otra posibilidad es que el cheque ya ha llegado, y no has revisado tu buzón. Y un cierre del gobierno, como el que tuvo lugar en enero de 2019, también podría provocar una espera más larga para que se procese tu declaración y se envíe tu reembolso.

Si la herramienta “Where’s my refund?” no ofrece ninguna respuesta satisfactoria, y sigues preguntándote «¿por qué mi reembolso no llega?», puedes dirigirte a tu oficina local del IRS para obtener ayuda. El IRS puede rastrear tu reembolso para averiguar qué le sucedió y emitir un cheque de reemplazo si es necesario.

Sigue leyendo: 

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!