Tipos de impuestos en Estados Unidos: listado completo

Hay muchos tipos de impuestos en Estados Unidos que afectan a nuestros cheques de pago, los precios de los productos que compramos, los servicios que usamos, nuestros hogares y muchísimo más. Descubre aquí todo lo que necesitas saber sobre cómo funcionan los impuestos.

Aunque a veces las líneas se desdibujan entre los diferentes tipos de impuestos en Estados Unidos y puede ser algo confuso. Tener una idea de lo que estás pagando, cuándo tienes que pagarlo y cuánto estás pagando puede hacer mucho más fácil manejar tu economía.

¿Conoces cuáles son los tres principales tipos de impuestos en Estados Unidos?

Si bien hay muchos impuestos individuales, acá descubrirás las formas en que cada uno se aplica.

Impuestos progresivos

A medida que se tienen más ingresos sujetos a impuestos, se pagan tasas promedio más altas. 

El término progresivo proviene del hecho que, a medida que los ingresos imponibles aumentan, la tasa de impuestos se hace progresivamente más alta. Esto se relaciona principalmente con los impuestos sobre la renta

Los tramos del impuesto federal sobre la renta son un ejemplo de la tributación progresiva. 

El gobierno federal utiliza “tasas impositivas marginales”, que están sujetas a los ingresos dentro de un cierto rango económico y los ingresos en un rango más alto a una tasa más alta.

Un impuesto sobre la renta progresivo también puede ser conocido como un impuesto sobre la renta graduado.

Impuestos regresivos

Lo opuesto a un impuesto progresivo es uno regresivo. 

Los impuestos regresivos son un método de tributación en el que mientras más base impositiva tengas sujeta a impuestos, tu tasa impositiva promedio será más baja.

Un ejemplo de impuesto regresivo es el impuesto de la Seguridad Social, un tributo sobre la nómina.

Todos los contribuyentes deben pagar el impuesto de la Seguridad Social. Para 2019, los ingresos de hasta 132,900 dólares estuvieron sujetos al impuesto.

Cuanto más alto sea tu ingreso por encima de ese límite, menor será la tasa promedio que pagues.

Impuestos proporcionales o fijos

Un impuesto proporcional es aquel en el que la cantidad que pagas va en proporcionalidad a lo que tienes o devengas. 

También oirás a la gente referirse a él como un impuesto fijo.

Por ejemplo, imagina que vives en un estado con un impuesto fijo sobre la renta del 5%, con ello, cada contribuyente pagará el 5% de su ingreso. 

A través del impuesto fijo, cada uno paga una cantidad proporcional de sus ingresos.

Impuestos sobre la renta y los ingresos

Otros tipos de impuestos en Estados Unidos tienen que ver con las ganancias y puedes llegar a pagarlos en tu vida diaria.

El impuesto federal sobre la renta

Para la mayoría de la gente, el impuesto sobre la renta se genera a partir de tu cheque de pago. 

Si eres un trabajador autónomo o independiente, probablemente tendrás que hacer pagos de impuestos estimados cada trimestre. 

Está basado en tus ingresos, salarios y ganancias. El gobierno federal utiliza un impuesto progresivo con siete tasas impositivas marginales y este se recoge a lo largo del año. 

Como hay varios tipos de impuestos en Estados Unidos, el IRS nos enseña cómo declararlos. 

¿Cuánto debo de pagar en impuestos? Lo ideal sería que pagarás la cantidad exacta que necesitas, pero como muchas personas pagan en exceso, reciben un reembolso de impuestos cada año.

¿Sabías que hay estados que no deben pagar impuestos sobre la renta? 

Al igual que el gobierno federal, para la mayoría de los estados también se tiene un impuesto sobre la renta. Sólo siete estados no lo poseen, estos son:

  • Alaska
  • Florida
  • Nevada
  • Dakota del Sur
  • Texas
  • Washington
  • Wyoming

New Hampshire y Tennessee no deben pagar la mayoría de los ingresos regulares, pero sí los ingresos por intereses y dividendos. 

Si resides en Tennessee, ten en cuenta que el impuesto de sobre los ingresos por inversiones expirará en 2022.

Por otra parte, nueve estados tienen una tasa impositiva fija:

  • Colorado
  • Illinois
  • Indiana
  • Kentucky
  • Massachusetts
  • Michigan
  • Carolina del Norte
  • Pennsylvania
  • Utah

El resto de los estados utilizan todos los tramos impositivos marginales, aunque el número de tramos y los rangos de ingresos son diferentes. 

Por ejemplo, Alabama tiene tasas de impuestos progresivos del 2%, 4% y 5% dependiendo de tus ingresos.

Algunas ciudades, condados y gobiernos locales también recaudan impuestos sobre la renta

En Missouri, Kansas City y St. Louis recaudan un impuesto sobre la renta

De forma similar, en Maryland, cada condado recauda su propio impuesto sobre la renta

En Oregón, las ciudades del área de Portland pagan un impuesto sobre la renta cuyos fondos se destinan a apoyar el transporte público.

El FICA y otros impuestos sobre la nómina

Otro de los tipos de impuestos en Estados Unidos es el FICA, que hace referencia a la Ley Federal de Contribuciones  de seguro (Federal Insurance Contributions Act) y a los impuestos relacionados de Seguro Social y Medicare

Son los tipos de impuestos que los empleadores retienen de tu sueldo para ser dirigidos a la agencia gubernamental correspondiente.

Si eres un trabajador independiente o autónomo, tendrás que pagarlos trimestralmente a través de impuestos estimados. De modo que además de los impuestos sobre la renta, existen también impuestos federales que financian la Seguridad Social y el Medicare.

Los contribuyentes deben pagar el 6,2% de sus ingresos a la Seguridad Social y el 1,45% a Medicare. Tu empleador también contribuye con una cantidad igual de impuestos FICA para ti.

Hay un recargo adicional de Medicare del 0,9% para los solteros que ganan más de 200.000 dólares y los solteros conjuntos que ganan más de 250.000 dólares. Este impuesto, llamado Impuesto Adicional de Medicare, se aplica sólo a los ingresos que superen estos umbrales.

La Administración del Seguro Social de los Estados Unidos (SSA) nos resume lo que debemos saber sobre el FICA

¿Qué ocurre con los impuestos si soy independiente?

Si trabajas por cuenta propia, tienes que pagar los mismos impuestos sobre la renta y la nómina que los demás. 

Pero en lugar de pagar el impuesto FICA, tienes que pagar el impuesto de autoempleo

Es un impuesto equivalente al 15,3% de tus ingresos, de cual,  12,4% se destina para la Seguridad Social y un 2,9% para Medicare.

La buena noticia es que puedes deducir el 50% de los impuestos de tu autoempleo cuando declaras tus impuestos anuales.

Los impuestos sobre las ganancias de capital

Cuando vendes activos, puede que tengas que pagar el impuesto sobre las ganancias de capital, algo como impuesto de plusvalía sobre sus ganancias netas. 

Los activos comunes incluyen inversiones y bienes raíces. También tienes que pagar impuestos cuando vendes artículos coleccionables o de valor, como joyas o una colección de sellos raros.

La tasa federal sobre las ganancias de capital que pagas depende en gran medida de la duración de la propiedad del activo. 

Si tú pagas las tasas de ganancia de capital a corto plazo es porque se mantuvieron los activos por un año o menos. Estas tasas son las mismas que las regulares de los impuestos sobre la renta.

Pagarás las tasas de ganancia de capital a largo plazo, que son más bajas que las tasas de impuestos regulares, si mantuviste activos por más de un año. 

Ten en cuenta que los estados que recaudan el impuesto sobre la renta también recaudan impuestos sobre las ganancias de capital.

Impuesto a los activos

Se conoce como US State Tax. Otro de los tipos de impuestos en Estados Unidos que debes conocer es el que se impone sobre el patrimonio que recae en herencias. También conocido como impuesto federal sobre el patrimonio. 

Se aplica al dinero y a los bienes que se transfieren después del deceso de los progenitores. 

Se incluyen dinero en efectivo, inversiones, bienes inmuebles y otros objetos de valor. El gobierno federal recauda un impuesto al patrimonio, al igual que 12 estados y el Distrito de Columbia.

Tu patrimonio heredado es objeto del impuesto, pero la cantidad que pagas, dependerá del valor del patrimonio. 

Sólo las herencias valoradas por encima de un cierto umbral están sujetas a impuestos. Este umbral también se conoce como la cantidad de exención o exclusión.

Para el 2020 la exención al impuesto federal sobre el patrimonio es de 11.58 millones de dólares, valor que aumenta año a año ligeramente en función de la inflación. 

Una docena de estados tienen su propio impuesto al patrimonio y los montos de exención varían según el estado.

La mayoría de tus activos son un factor en el valor de tu patrimonio, pero nota que el beneficio por muerte de una póliza de seguro de vida no lo es.

El impuesto a las sucesiones

Similar al impuesto sobre el patrimonio, está el impuesto a la herencia o las sucesiones, el cual se aplica a lo que se transfiere después de que alguien muere. 

Sin embargo, el impuesto no se atribuye al patrimonio antes de ser transferido, sino que la persona que hereda el dinero o los bienes paga el impuesto dependiendo de cuánto haya heredado.

Vale mencionar que no existe un impuesto federal de sucesión y sólo seis estados lo recaudan. 

Maryland recauda tanto un impuesto a la herencia como a la sucesión. La tasa de impuestos depende de cuánto herede y de su relación con el fallecido.

Impuesto al patrimonio

El impuesto sobre el patrimonio es un impuesto sobre el valor neto total de una persona. Esto significa que el valor es el resultado de la combinación de sus ingresos anuales, ahorros personales, cuentas de inversión, propiedades, bienes raíces y otras pertenencias, como joyas o coleccionables.

Los Estados Unidos no tienen un impuesto sobre el patrimonio, aunque otros países sí lo tienen y algunos políticos estadounidenses han propuesto uno como una forma de aumentar los ingresos fiscales. 

Un impuesto un tanto similar es el impuesto federal sobre el patrimonio, pero sólo se aplica al valor del patrimonio después de que un individuo muere.

Impuesto “ad valorem

Un impuesto ad valorem se basa directamente en el valor de un bien, servicio o propiedad. 

Uno de los impuestos ad valorem más comunes en los EE.UU. es el impuesto sobre la propiedad.

El impuesto de propiedad en Estados Unidos

En Estados Unidos al comprar una casa, además de la hipoteca y el seguro de propiedad, tendrás que pagar impuestos sobre la propiedad

Este es también un impuesto ad valorem basado en el valor de tu propiedad. 

Los gobiernos de las ciudades o condados suelen cobrar impuestos sobre la propiedad. Algunas áreas también cobran impuestos por distrito escolar o según otros distritos locales.

Lo que pagas dependerá de dónde vives. No todos los lugares cobran impuestos sobre la propiedad basados en el valor total de tu casa.

Por ejemplo, puede que vivas en una zona que recauda impuestos basándose en sólo el 40% del valor de tu casa.

La forma en que tu localidad determina el valor de la propiedad también diferirá de un lugar a otro.

Impuestos al consumo

Se aplica un llamado impuesto al consumo cuando se compran determinados bienes y servicios. 

A menudo se trata de impuestos indirectos, porque, aunque el gobierno recauda el impuesto de un minorista, la persona que compra el bien es la que paga el impuesto. 

Por su parte, un impuesto directo no se aplica a los bienes o transacciones sino a los ingresos, ganancias o activos de alguien. El impuesto federal sobre la renta y los impuestos sobre la propiedad son impuestos directos.

Existen también los tipos comunes de impuestos al consumo que son: el impuesto sobre las ventas y el impuesto al valor agregado.

Impuesto sobre las ventas

El impuesto sobre las ventas se aplica a los bienes y servicios que se compran. También es un tipo de impuesto ad valorem y son los que pagas en el punto de venta. 

No hay impuesto sobre las ventas a nivel federal, pero los estados, ciudades y distritos locales pueden tener sus propios impuestos. No todos los lugares cobran impuestos sobre las ventas y las diferentes áreas cobran diferentes tasas, en base a lo que estás comprando. Por ejemplo, un estado puede cobrar un impuesto del 2% sobre los comestibles, pero un impuesto del 4% sobre todos los demás bienes.

El portal Usa.gov nos comenta que Alaska, Delaware, Montana, New Hampshire y Oregon no aplican el impuesto a las ventas, mientras el resto de los estados sí. 

El impuesto sobre las ventas; la cantidad que pagas depende directamente del valor de lo que estás comprando.

Impuesto al valor agregado

El impuesto sobre el valor añadido (IVA) se aplica a los bienes que se compran. 

Es similar a un impuesto de ventas en ese sentido, pero es diferente porque el IVA no sólo se aplica al precio de venta final de un producto, se aplica en cada etapa del proceso de producción, basado en el valor que se ha añadido al producto.

Como el producto es cotizado durante toda la producción, el precio que se ve en una tienda ya incluye el IVA. Lo cual, es diferente del impuesto sobre las ventas, que se paga además del precio de venta al público.

Estados Unidos no aplica un IVA, pero es común en otros países y especialmente en Europa. Al igual que el impuesto sobre las ventas, también es un impuesto ad valorem.

¿Y acá acaba la lista de impuestos

No, aún quedan los Impuestos especiales, que son determinados a bienes, servicios y actividades. Se aplican sólo a transacciones específicas.

Impuesto sobre consumos específicos (impuestos especiales)

Suelen estar incluidos en el precio que se ve para un producto. Algunos impuestos especiales son ad valorem: Cuando compras un boleto de avión, hay un impuesto especial del 7,5% incluido en el precio del boleto.

Otros impuestos especiales son los mismos sin importar el valor del producto. 

Por ejemplo: si el gobierno federal impone un impuesto especial de 18.4 centavos por cada galón de gasolina regular. 

Si una compañía específica estaba planeando vender gasolina a 2 o 3 dólares por galón, el impuesto especial sigue siendo de 18,4 centavos por galón. Cada estado también tiene su propio impuesto especial para la gasolina.

Los impuestos al consumo son una forma muy popular para que los gobiernos federales y estatales recauden ingresos. 

Según el Centro de Política Fiscal de Urban-Brookings, los ingresos por impuestos especiales federales en 2017 fueron de más de 83,000 millones de dólares.

Los impuestos especiales comunes que verás a nivel federal o estatal son sobre el alcohol, el tabaco, el combustible, los pasajes aéreos y los servicios de telecomunicaciones.

También hay impuestos relacionados con la salud, como el mandato individual de la Ley de Cuidado de Salud Asequible, e impuestos ambientales sobre la contaminación o las emisiones de gases.

Y aunque pueda sonar un poco anticuado, también existe el término “impuesto sobre el pecado”. 

Se trata de impuestos sobre productos o actividades que se consideran perjudiciales para las personas o para la sociedad en su conjunto. 

Los impuestos sobre el alcohol y el tabaco se consideran impuestos sobre el pecado, al igual que los impuestos sobre las bebidas azucaradas, los juegos de azar y el bronceado en interiores.

Otros tipos de impuestos en Estados Unidos dignos de mención:

Completamos la lista de los tipos de impuestos en Estados Unidos con: 

Sobretasa

Una sobretasa o impuesto adicional, es un impuesto sobre algo a lo que ya fue objeto de impuesto. 

Las sobre-tasas se aplican normalmente sólo a los individuos que están por encima de un cierto umbral. 

Por ejemplo, todos los contribuyentes aportan a Medicare a través del tributo respectivo. Los solteros que ganen más de 200.000 dólares también tendrán que pagar una sobretasa del 0,9% (el Impuesto Adicional de Medicare) sobre todos los salarios que superen los 200.000 dólares.

Impuestos empresariales y corporativos

Con el impuesto sobre la renta de las personas físicas, generalmente se paga sobre la base de la cantidad total de dinero obtenido, es decir, ingresos.

Los impuestos corporativos normalmente se aplican a los beneficios de una empresa, que son sus ingresos menos los gastos.

Las tasas de los impuestos corporativos también son diferentes de las tasas de los impuestos individuales. 

En lugar de las siete tasas marginales, la tasa del impuesto corporativo federal es un 21% fijo. Muchos estados también tienen tasas que son diferentes de sus tasas regulares de impuesto sobre la renta.

Por ejemplo, las tasas del impuesto sobre la renta personal de Maine comienzan en 5.8% y suben hasta 7.15% en tres tramos de ingresos. Las tasas del impuesto corporativo van desde el 3,5% hasta el 8,93% en cuatro tramos.

Los aranceles

También llamados tarifas de aduana, son un impuesto sobre los bienes que cruzan las fronteras nacionales. 

El país que importa una mercancía cobra el arancel. En muchos casos, los aranceles son una forma de que el gobierno refuerce los negocios locales o iguale el campo de juego con la competencia extranjera.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!