¿Qué es el título azul de un carro?

En la mayoría de los estados, el término «título azul» se utiliza para designar un vehículo con un título de salvamento (salvage title, en inglé). Sin embargo, en algunos estados, particularmente en Texas, un título azul es un título de vehículo claro o «clear title. Explicaremos qué es un clear title mas abajo.

En general, el término «título azul» proviene del hecho de que el papel en el que se imprime el título es azul. En la mayoría de los estados, el azul indica un título de recuperación (en algunos estados es rosa). Mientras que el título transparente está impreso en papel verde. Los títulos de automóviles impresos en papel naranja generalmente indican que el auto fue un vehículo de salvamento que ha sido reconstruido y aprobado por una agencia estatal para su reventa.

Si no estás seguro de qué significa el color del título en tu estado, te recomendamos que consultes con el DMV (Department of Motor Vehicles, en inglés) correspondiente a tu estado.

Certificados de título de Texas

Un título azul en Texas acredita que el vehículo tiene un título claro o clear title. Esto significa que nunca ha sufrido un accidente grave o se ha dañado gravemente en un incendio o inundación hasta el punto en que una compañía de seguros o el estado lo han declarado inoperable.

Una compañía de seguros podría vender autos con pérdida total si califican como tales. Luego pueden reasignar el título a la persona que compra el automóvil. 

Un título no reparable de Texas es naranja, y se le otorga a cualquier vehículo que haya sido dañado o quemado hasta el punto de que su único valor es como chatarra o como proveedor de piezas. Por otro lado, en Texas un título morado indica un vehículo de salvamento. Para los propósitos de la ley de Texas y el Departamento de Vehículos Motorizados de Texas, un vehículo de salvamento significa lo siguiente:

  • El vehículo tiene daños o le faltan piezas que costaría más reemplazar y/o reparar de lo que vale el vehículo actualmente;
  • Viene de otro estado con un título de salvamento que tiene indicios de daños accidentales, daños por inundación, inoperable o algo similar;      
  • El vehículo no es un auto de otro estado con un título reconstruido o un vehículo que una compañía de seguros ha pagado para reparar.

¿Qué es un título azul o un título de recuperación y cómo se borra? 

En la mayoría de los estados, un «título azul» es un vehículo con un título de salvamento; es decir, una compañía de seguros o agencia estatal ha determinado que el vehículo ha sido dañado en un accidente grave, incendio o inundación. Esto significa que el vehículo es una pérdida total y que el costo de repararlo es mayor que el valor actual del vehículo.

Ahora bien, esto no significa necesariamente que el vehículo en realidad no pueda ser reparado, solo que la compañía de seguros no lo ve como una decisión financiera inteligente.

Sin embargo, mientras el título se marque como salvamento, el vehículo no puede estar asegurado, y legalmente no puede ser conducido en la mayoría de los estados. Y para empeorar las cosas: Es poco probable que encuentres bancos dispuestos a financiar un automóvil de este tipo. Entonces, ¿es posible borrar un título recuperado? En resumen, no, no lo es.

¿Qué es un auto «reconstruido»?

Lo que puedes hacer es que el título se renueve como «reconstruido». Esto permitirá que pueda ser conducido y que pueda estar asegurado. Los pasos para hacerlo son los siguientes: 

  • Compra el vehículo.
  • Repara el vehículo.
  • Obtén una inspección a través de las vías oficiales que tu estado requiera.
  • Complete la documentación final y envíala al DMV.

Si todo funciona, el DMV emitirá un nuevo título etiquetado como reconstruido. Sin embargo, una cosa a tener en cuenta es que los compradores potenciales y las compañías de seguros por igual saben que un título reconstruido significa que el vehículo fue rescatado anteriormente. Por lo tanto, vale mucho menos que un vehículo comparable con un título claro.

Además, algunas compañías de seguros podrían poner peros al momento de intentar asegurar un vehículo que ha sufrido daños. Su lógica es que estos daños podrían afectar negativamente la seguridad del vehículo en el futuro, independientemente del hecho de que haya pasado el proceso de inspección. 

Por otro lado, si tu vehículo fue declarado como ‘salvamento’ en otro estado, es posible que primero debas inspeccionarlo y aprobarlo en ese estado antes de que tu estado te permita registrarlo allí.

Cosas que debes tener en cuenta al considerar adquirir un vehículo de salvamento

Hay una serie de problemas relacionados con la compra de un vehículo de salvamento, algunos de los cuales pueden continuar afectandote incluso después de que el vehículo ha sido reconstruido. 

El primer problema es el financiamiento. Casi siempre tendrás que tener efectivo por adelantado para comprar un vehículo de salvamento. Los prestamistas obviamente desconfían de financiar un vehículo de este tipo ya que su valor real es discutible. 

El siguiente problema es con las compañías de seguros. Pueden aumentar las tarifas de estos vehículos a través de las dudas de que estén aptos para circular o sean seguros en caso de un choque. También pueden reducir los montos de reclamos si el vehículo tiene un accidente, diciendo que el vehículo sufrió más daños de lo normal debido a su daño anterior. En este sentido, diferentes estados tienen diferentes requisitos para los vehículos de salvamento en la carretera.

Otro problema es el valor de reventa, ya que los compradores desconfían del salvamento y de los vehículos de título reconstruidos. Muchos creen que no son tan seguros como los vehículos con título limpio, así que desconfían de su bajo valor de reventa o no entienden lo que significa un título de salvamento por completo.

¿Existen leyes que impiden el uso de un automóvil de salvamento como proyecto?

Si planeas reconstruir un automóvil de salvamento, debes notificar al DMV de tu estado. Por ejemplo, tendrás que demostrar que ese Corvette 2012 que sufrió daños por inundación ha sido reparado en su totalidad, y que no has hecho sólo cambios superficiales como cambiar la tapicería y los vidrios. Además, debes proporcionar pruebas de que todo el daño fue arreglado, y que todas las piezas faltantes y averías son cosa del pasado. 

En algunos casos, se puede emitir un título de salvamento por un daño mínimo. Por ejemplo, un automóvil en un lote se inunda y la compañía de seguros asumió que todos los automóviles se inundaron. Por otro lado, hay títulos en los que se indica el daño que condujo al rescate, y tendrás que demostrar que el daño ha sido reparado tanto a tu DMV como a una compañía de seguros.

¿Hay alguna forma de obtener un seguro justo con un título reconstruido?

Como hemos mencionado anteriormente, las compañías de seguros desconfían de los vehículos con títulos de salvamento, ya que creen que pueden ser peligrosos de conducir o que pueden sufrir daños o accidentes fácilmente.

Ahora bien, puedes mitigar estas preocupaciones reparando minuciosamente el vehículo y luego hacer que un inspector certificado lo revise. En este caso, te recomendamos que mantengas un registro de todas las reparaciones y que tomes muchas fotos del proceso. Además, también es aconsejable que el vehículo tenga una prueba de emisiones y cualquier otra prueba que sea relevante en tu estado. 

Uno de los mayores temores con los títulos reconstruidos es el daño de la carrocería, por lo que asegúrate de que el vehículo sea reparado por alguien calificado para hacer ese tipo de reparaciones y que documentes completamente el proceso de reparación.

¿Cómo puedo asegurar un automóvil con un título de salvamento en Texas?

La falta de cobertura es lo que hace que algunos compradores eviten los autos de salvamento. Muchas aseguradoras simplemente no aseguran vehículos de este tipo, lo que puede ser realmente decepcionante. Sin embargo, aún así hay formas de encontrar una cobertura para estos vehículos. Pero prepárate para dos problemas:

  • Tasas más altas;
  • Las compañías de seguros generalmente no pagan mucho en caso de un reclamo (porque este automóvil no vale mucho). Por lo general, las aseguradoras no ofrecen más que cobertura de responsabilidad. Entonces, en caso de que estés interesado en adquirir un seguro de automóvil integral, tendrás que pasar un buen tiempo buscando e investigando.     

Un punto más: ¿Vas a reparar tu auto con título de salvamento? Si lo haces, el valor se considerará el mismo que después del accidente. Hay, sin embargo, excepciones. Por ejemplo, vehículos clásicos evaluados por un experto. En este caso, una vez que el profesional (contratado por ti, claro está) haya evaluado el automóvil, la aseguradora enviará su propio tasador. Y después recibirás placas especiales en las que se indica que el vehículo es un clásico restaurado.

A veces, incluso los vehículos restaurados no clásicos se consideran para una evaluación adicional, pero esto no es muy común.

Paso a paso para determinar el valor de un auto de salvamento antes de asegurarlo 

  1. Contrata un tasador calificado para determinar el valor real del vehículo. Este es un paso clave que ayudará a tu aseguradora a conocer el valor del automóvil, que normalmente es menos del 60% de su valor en el Kelly Blue Book.
  2. Las características de seguridad del vehículo deben ser examinadas por un buen mecánico. Él decidirá qué tan apto para circular está. Será más fácil para tu agente de seguros comprender la calificación de seguridad del vehículo si tiene información confiable sobre este tema.
  3. Considera las inspecciones que ofrece el Departamento de Vehículos Motorizados de Texas. En este caso, su automóvil puede ser visto favorablemente por las aseguradoras.
  4. Una vez hecho todo esto, envía los resultados a la aseguradora.

¿Qué tipo de seguro es recomendable?

El seguro PLPD (Personal Liability and Property Damage) es el tipo de cobertura que se compra con más frecuencia para vehículos rescatados. ¿Y qué hay de aumentar la cobertura? Aquellos que han restaurado completamente un automóvil o han comprado uno completamente restaurado, casi siempre piensan en protegerlo con cobertura de daños físicos. 

Es posible obtenerlo, sin embargo, prepárate para enfrentar ciertas dificultades. Muchas aseguradoras nunca venden este tipo de cobertura para un auto de título de salvamento a pesar de que el vehículo ha sido completamente restaurado. Una de las razones es que no es tan fácil saber el daño exacto, y las compañías de seguros no quieren cubrir daños anteriores.

Si aún consideras obtener cobertura de daños físicos, verifica si tu automóvil cumple con estos requisitos: 

  • Debe estar en condiciones operativas aptas para circular, lo cual debe ser demostrado mediante una inspección mecánica detallada;
  • Un tasador de tu compañía de seguros realizará una inspección superficial de daños físicos;
  • En caso de que el automóvil pase esta inspección, debes tomar fotos desde múltiples ángulos y perspectivas.      

Consejos y advertencias para asegurar un título de salvamento en Texas

  • Las leyes varían según cada estado. En algunos lugares se permite no tener cobertura mientras se reconstruye el automóvil, pero muchos estados requieren que cada vehículo tenga al menos la cobertura más barata.
  • Ver diferentes opciones de cobertura nunca ha sido tan útil como en este caso. La mayoría de las compañías de seguros tienen tarifas más altas para los automóviles totalizados a pesar de que cuestan menos.
  • Si vas a reconstruir un automóvil, nunca compres uno con un título «no reparable». Este título significa que el automóvil solo se puede vender por partes (decisión del Departamento de Transporte de Texas).
  • Piénsalo dos veces antes de aumentar el seguro de un auto recuperado. Teniendo en cuenta todas las dificultades, es inevitable no preguntarse si tiene algún sentido hacerlo. Tal vez sea mejor dejar el auto con la cobertura mínima requerida para ser conducido legalmente. ¿Nada más? No puedes responder sólo «sí» o «no». Considera el valor: Si el auto cuesta muy poco, ponerle cobertura por daños físicos no tiene sentido.
  • Otro tipo de seguro que puedes considerar es la cobertura por colisión. Antes de tomar cualquier paso en esta dirección, recuerda que en caso de accidente, incluso si realmente totalizas el coche de salvamento, sólo obtienes el 80% del valor de mercado del vehículo.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!