Cómo leer tu reporte de crédito como un experto

Posiblemente, ya conozcas la importancia de tu puntaje de crédito y el peso que podría tener en tu vida. Y es que, este simple número es capaz de abrirle las puertas a cualquiera al sistema financiero o -por el contrario- cerrárselas por completo. Recuerda que el reporte de crédito es una herramienta utilizada por los bancos, prestamistas, cooperativas de crédito y, en algunos casos, arrendadores y empleadores para verificar si deberían firmar un trato financiero o comercial con una persona o empresa, por eso es fundamental que sepas leer el tuyo.

Piensa que estas instituciones no tienen idea de qué tan responsable eres con el dinero (y tampoco si tienes deudas pendientes). La única forma que pueden usar para tomarle una fotografía financiera a tu desempeño es a través del puntaje de crédito que emiten burós como Equifax, TransUnion y Experian.

Por tanto, el informe de crédito no es algo que puedas ignorar. Debes revisarlo constantemente para saber si hay algún error que dañe tu calificación o -peor aún- signos de fraude o robo de identidad. ¿Cada cuánto tiempo deberías comprobar tu crédito? Al menos, una vez al año.

Sabemos que el informe de crédito no es algo simple de analizar. De hecho, muchas personas piensan que la información detallada en el reporte es algo confusa de entender. Si este es tu caso, ¡no te preocupes! Hemos creado una guía especial para ti que te mostrará cómo leer tu reporte de crédito como un experto

Cómo leer un reporte de crédito

Todo lo que necesitas saber sobre el reporte de crédito

Antes de darte más que una pista sobre cómo leer un reporte de crédito, necesitamos comprobar que estamos en la misma página. ¿Qué significa esto? Que quizás no sea una mala idea retroceder un poco para hablar sobre qué es el crédito y qué características tiene un informe financiero como este

Entonces, lo primero que debes saber es qué es el reporte de crédito. Si tuviéramos que definirlo en palabras simples, diríamos que es una especie de informe que muestra tu calificación crediticia y ciertos detalles importantes que podrían haber influido en el cálculo de ese puntaje.

Por lo general, los prestamistas, bancos e instituciones financieras utilizan tu reporte de crédito para determinar qué tanto riesgo correrían en caso de decidir hacer un trato contigo, es decir, qué probabilidades hay de que pagues a tiempo o de que caigas en mora en el futuro cercano. 

¿Qué detalles podría haber en tu reporte de crédito que consideramos de interés? Veamos algunos ejemplos: 

  • Tu historial de pagos
  • El saldo actual de cada cuenta (deuda, préstamo, tarjeta)
  • Cualquier indicio de quiebra, bancarrota o gravamen fiscal
  • La fecha de apertura de tus cuentas, préstamos y tarjetas de crédito
  • Los límites de crédito disponibles o los montos totales de tus préstamos
  • Las deudas por pagar, en especial si te retrasaste en el pago o caíste en mora
  • Cuándo solicitaste tus últimos préstamos y tarjetas de crédito (incluso si no las aprobaron)
  • Información fiscal del consumidor, como nombre y apellido, dirección, número de seguro social, entre otros

¿Quién emite los reportes de crédito?

Ya sabes qué es un reporte de crédito y qué contiene, pero, ¿quién es el encargado de emitirlo? Pues, esta tarea cae sobre los hombros de los burós o agencias de crédito. Entre los burós más importantes de los Estados Unidos encontrarás a Equifax, TransUnion y Experian. Los burós de crédito están ahí para cumplir con tres deberes básicos:

  1. Recibir y recolectar la información financiera que le envían los prestamistas, bancos y cooperativas de crédito.
  2. Analizar esta información y valorar cada detalle para darle al consumidor una puntuación final.
  3. Poner ese informe o reporte de crédito a la orden de las empresas, bancos y prestamistas, y del mismísimo consumidor.
Nota: Aunque hay tres principales burós en los Estados Unidos, debes comprender que cada uno de ellos trabaja de manera independiente. Es decir, no son aliados de los bancos (pero tampoco serán tus mejores amigos). Si bien todos analizan lo mismo, cada uno de ellos tiene su propia fórmula y escala de calificación de crédito. Por tanto, debes estar consciente de que tu calificación podría variar de un buró a otro.

Cómo leer tu reporte de crédito paso a paso

Ahora que ya sabes qué es un reporte de crédito, su importancia y quién se encarga de emitirlo, debemos pasar al punto principal de este artículo: cómo leer un reporte de crédito. Aquí aprenderás a qué secciones debes prestarle especial atención, cómo buscar errores y cuáles son esas banderas rojas que podrían indicarte que alguien ha suplantado tu identidad.

Para facilitarte la tarea, hemos separado el reporte de crédito en cuatro secciones diferentes. Así, sabrás a dónde ir para buscar la información que necesitas.

Registro de notas

El registro de notas no es la primera parte de un informe de crédito, pero es una de las más importantes. ¿Por qué? Porque todo consumidor desea que este recuadro esté completamente en blanco. ¿Qué información contiene el registro de notas y que podría perjudicarte? ¡Vamos a verlo!

Esta sección registra actividades que podrían hacer que tu calificación crediticia descienda hasta el fondo, como gravámenes fiscales, quiebra o bancarrota y las sentencias condenatorias. ¿Lo peor? Toda esta información -que se toma de los registros públicos- puede permanecer ahí entre 7 y 10 años.

Consejo: Aunque encontrar un error en el registro de notas es casi imposible, no estaría de más que lo examines con ojo crítico. Si nunca has caído en quiebra o tienes más de 10 años de su declaratoria y la nota no desaparece, deberías comunicarte con el buró de crédito para aclarar la situación lo antes posible.

Historial de crédito

El historial de crédito es el esqueleto de un reporte de crédito y, de hecho, contiene la información más importante de tu calificación crediticia. ¿De qué datos hablamos? 

Líneas de crédito, préstamos y tarjetas de crédito que tengas activas (y sus pagos); cuentas bancarias o de crédito que tengas a tu nombre o que compartas con otras persona; montos totales de tus préstamos (y también el monto total utilizado del crédito); todos los pagos atrasados; e información sobre las cuentas y deudas de colección.

Consejo: De todas, esta es la parte de un reporte de crédito que podría contener más errores. ¿Nuestra recomendación? Léela con atención y más de una vez. Si notas cuentas que no has abierto o tarjetas de crédito que no has solicitado, ¡alerta! También es importante que verifiques si hay pagos retrasados y que compruebes si los hiciste o no a tiempo. Asegúrate de revisar también que no se han hecho solicitudes a tu nombre sin tu autorización, ya que esta es una muy buena pista de robo de identidad. 

Inquiries o consultas

Las inquiries muestran las veces y el tipo de consulta de crédito que las empresas o terceros han hecho sobre ti. En resumen, no es otra cosa que el número de veces que un banco o tercero ha solicitado tu reporte de crédito. Estas consultas se dividen en dos tipos:

  • Soft Inquiries. Realizadas por bancos e instituciones financieras que desean enviar material promocional. También pueden ser efectuadas por bancos donde tienes cuentas o tarjetas abiertas actualmente. Por lo general, no se incluyen en tu puntaje de crédito y no quedan registradas.
  • Hard inquiries. Consultas exhaustivas en el informe de crédito. El banco o tercero buscará información que tenga que ver sobre tus deudas, relación deuda / ingresos, reportes de quiebra, entre otros. Estas consultas sí quedan registradas en el informe. Tener varias de ellas en un lapso corto de tiempo podría hacer que tu calificación caiga unos cuantos puntos.

Consejo: Las hard inquiries son dañinas para tu puntaje de crédito. Por ende, te aconsejamos que verifiques si autorizaste a una empresa o banco a hacerlas. Las hard inquiries no se mantienen intactas a lo largo del tiempo. Generalmente, desaparecen después de 1-2 años.

Información del consumidor

Encontrarás esta sección en la parte superior de tu reporte de crédito. ¿Qué contiene? Tu información personal, como nombre completo, número de Seguro Social, fecha de nacimiento, dirección y número de teléfono.

Consejo: Normalmente, en esta sección no deberían haber errores que salten a la vista. Lo que debes verificar es que todos los datos son correctos y que no corresponden a otra persona. Si notas algún error, verifica el número de Seguro Social con el que realizaste la consulta: puede que te hayas equivocado. El error más frecuente que presentan los reportes de crédito en esta sección tiene que ver con las direcciones. Si notas inconcordancias, necesitarás corregirlas cuanto antes.

Mi reporte de crédito tiene una “U”, ¿qué significa?

Muchas veces, verás siglas o letras en tu reporte de crédito. En este caso, la “U” significa “unclassified” y aparece cerca de las cuentas del informe. Pero, ¿qué quiere decir? Que al momento de emitir el reporte, la cuenta presentaba un problema. Puede ser el vencimiento de una tarjeta de crédito o una deuda en colección.

Otro escenario que podría dejar una “U” en tu reporte de crédito es si abriste la cuenta recientemente y todavía no has hecho ningún pago del préstamo. ¿Lo bueno? No tienes que preocuparte: tener una “U” no afecta tu calificación crediticia, al menos no en principio.

¿Qué significa “cuenta abierta” en un reporte de crédito?

Las cuentas abiertas no son cuentas bancarias. Esta denominación se utiliza para cualquier línea de crédito que hayas abierto y que no hayas cancelado hasta el momento. Ejemplos de cuentas abiertas son:

  • Las tarjetas de crédito de tiendas por departamento (incluso si tienes años sin utilizarla)
  • Las tarjetas de crédito clásicas que se tramitan ante un banco físico o en línea
  • Los préstamos hipotecarios, préstamos personales y líneas de crédito.

Si no deseas que esa cuenta abierta siga apareciendo en tu informe de crédito, lo único que debes hacer es cancelarla. Solo ten cuidado antes de hacerlo, ya que el monto máximo de crédito aprobado y la relación deudas / ingresos podrían verse afectados después que lo hagas, disminuyendo así tu calificación.

Preguntas frecuentes sobre el reporte de crédito

¿Todavía tienes dudas sobre qué es, cómo funciona y de qué manera solicitar tu reporte de crédito? Entonces esta sección podría ser para ti. Hemos reunido las preguntas frecuentes sobre el tema para darle una mirada más amplia.

¿Cómo corregir mi reporte de crédito?

Cualquier error que encuentres en tu reporte de crédito debe corregirse de inmediato. Para hacerlo, contacta con el buró de crédito que muestra el error en el informe. Redacta una carta detallada en la que enumeres cada error -y el por qué de tu disputa- y envíala lo antes posible al buró. 

¿Qué posibles errores podrías encontrar en un reporte de crédito? Tarjetas de crédito que has cancelado anteriormente pero que todavía aparecen abiertas, deudas pendientes que ya has pagado, etc. 

Consejo: Antes de enviar tu disputa, reúne toda la información que tengas a la mano que creas que podría demostrar que la agencia está mostrando una información errónea. Envía la comunicación por correo certificado con acuse de recibo para tener una prueba de la recepción de la disputa, ya que esto podría servirte en el futuro. Recuerda que la agencia tendrá un plazo de 30 días para responderte. Así que, no te preocupes si todo el proceso tarda más de una semana porque es lo normal.

¿Dónde encuentro mi puntaje de crédito?

Incluso obteniendo tu propio deporte de crédito gratuito, es posible que no seas capaz de encontrar tu calificación o puntaje de crédito. Por lo general, para ver tu calificación deberás usar una página web gratuita que ofrezca este servicio o pagar un añadido extra en un buró o en MyFico.com.

Sin embargo, debes tener en cuenta que el puntaje de crédito no es otra cosa que tu relación con las deudas. Una buena puntuación le entrega señales al sistema financiero de que manejas muy bien tu economía personal y de que sabes cómo jugar con las deudas y líneas de crédito abiertas.

En otras palabras, un buen puntaje de crédito -o uno malo- no tiene nada que ver con cuánto dinero tienes en el banco. Por ende, para aparecer en este mundo del crédito lo que necesitas no es tener miles de dólares, sino vivir endeudado (aunque tus pagos sean más que saludables). 

¿Esto quiere decir que podrías vivir tranquilamente sin pedirle préstamos al banco o tarjetas de crédito y, como consecuencia, sin calificación crediticia? Sí, pero no será fácil. Incluso los empleadores y los posibles arrendadores requieren de tu informe de crédito

Una buena puntuación te abrirá el camino hacia una hipoteca con tasas de interés atractivas o a otras posibilidades. Pero, tal como hemos dicho, no tener crédito no es lo mismo que una mala calificación crediticia.

¿Quién puede pedir mi reporte de crédito?

En la mayoría de los casos, no todo el mundo puede usar tu información personal para obtener un reporte de crédito. Por supuesto, hay ciertas excepciones, como los acreedores, prestamistas, bancos y cooperativas de crédito, empresas de aseguranza, agencias de cobranza, arrendadores, posibles empleadores y ciertas instituciones del estado. 

Nota: Las leyes que regulan el acceso al reporte de crédito de un tercero varían de un estado a otro. Si quieres sentirte más seguro, te recomendamos revisar cuál es la legislación aplicable en tu localidad.

¿Cómo obtener una copia de mi reporte de crédito?

Toda persona tiene derecho a obtener una copia gratuita de su reporte de crédito por año. Esto daría un total de tres reportes gratis por año, uno por cada uno de los principales burós de crédito del país.

Eso sí: los reportes no llegarán a tu bandeja de entrada automáticamente. ¿Qué quiere decir esto? Que deberás solicitarlos. Como cada una de las agencias trabaja por separado, no estaría de más solicitar los tres para comprobar que no haya errores o suplantaciones de identidad.

Consejo: Lo que puedes hacer en este caso es pedir un reporte cada 3-4 meses para que puedas revisar tu reporte de crédito durante todo el año.

¿Alguien puede solicitar mi reporte de crédito sin mi autorización?

Sí y no. No hay una sola respuesta para esta pregunta. Tal como expusimos anteriormente, tienes dos tipos de consultas en materia de crédito: las hard inquiries y las soft inquiries. Las soft inquiries están prácticamente en el mundo cotidiano. Cualquier empresa aseguradora o banco que desee enviarte un producto promocional, realizará una soft inquiry de tu puntaje de crédito. La parte buena es que estas consultas no afectan tu calificación crediticia.

Sin embargo, debes recordar que, por el otro lado, tenemos a las hard inquiries. Estas consultas requieren de tu consentimiento, principalmente, porque afectan tu calificación crediticia. Este tipo de consultas no se pueden efectuar sin tu conocimiento o autorización. Por eso siempre recomendamos que, en caso que veas una hard inquiry no autorizada en tu informe, la disputes ante el buró de crédito.

Deberías leer tu reporte de crédito con frecuencia

Sabemos que leer tu reporte de crédito puede parecer complicado, pero -como ves- es bastante fácil de hacer una vez que sabes dónde y cómo buscar. Te recomendamos que le eches un vistazo a tu informe al menos una vez al año para asegurarte de que no hayan errores o -peor aún- indicios de fraude o robo de identidad

Piensa que leer tu reporte de crédito con frecuencia, además de ser una práctica saludable para tus finanzas, es una manera de mantenerte seguro

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:



Artículos relacionados:



Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!