8 Alternativas a los adelantos de efectivo con tarjeta de crédito

Si necesitas dinero, probablemente pienses en los adelantos de efectivo con tarjeta de crédito. A simple vista parece una manera fácil y rápida de resolver tu problema.

Sin embargo, los adelantos de efectivo con tarjeta de crédito tienen muchos costos y limitaciones. Así que, antes de tomar la decisión, asegúrate de investigar otras alternativas de financiación, como las que se enumeran más adelante. Primero, analizaremos los términos de un adelanto de efectivo con tarjeta de crédito, para que puedas compararlo con otras opciones.

Información clave:

  • Un adelanto en efectivo de una tarjeta de crédito es un préstamo del emisor de la tarjeta de crédito.
  • Los adelantos generalmente no vienen con un período de gracia sin intereses, tienen una tasa de interés más alta que las compras regulares con tarjeta y además conllevan un cargo por transacción.
  • El monto del adelanto suele estar limitado a un porcentaje de tu límite de crédito.
  • Las alternativas incluyen varios tipos de préstamos: de familiares o amigos, de tu 401(k), un adelanto de sueldo, una garantía o préstamo personal de un banco, entre otros.

Cómo funcionan los adelantos de efectivo con tarjeta de crédito

Un adelanto en efectivo con tarjeta de crédito es un préstamo en efectivo del emisor de la tarjeta de crédito. Como con cualquier compra, el adelanto en efectivo aparecerá como una transacción en el estado de cuenta mensual de tu tarjeta y acumulará intereses hasta que se pague.

Sin embargo, es importante señalar que los términos de los adelantos de efectivo son diferentes a los de las compras ordinarias y no están diseñados para beneficiarte. Por lo general, no hay un período de gracia para los adelantos de efectivo; el interés comienza a acumularse desde el día de la transacción. Además, el tipo de interés suele ser algo más alto para los adelantos en efectivo que para las compras cotidianas.

Términos de los adelantos de efectivo con tarjeta de crédito

Los detalles sobre las tasas y condiciones de los adelantos en efectivo se encuentran en la casilla de Schumer (Schumer Box) de la tarjeta de crédito, este cuadro es un resumen de los costos de la tarjeta de crédito en los Estados Unidos y  debe aparecer en el extracto de la tarjeta o en el contrato original de la tarjeta de crédito.

Cuando una tarjeta de crédito tiene diferentes tipos de saldos a pagar, los pagos se aplican de la manera que decida el emisor de la tarjeta de crédito. Por lo tanto, no será necesariamente al saldo de la tarjeta que tu prefieras pagar primero.

Estos términos significan que, incluso si realizas tus pagos de forma regular y diligente, puede ser difícil pagar el anticipo, especialmente si continúas utilizando la tarjeta para hacer compras. Ser absorbido por una espiral de deuda cada vez mayor es muy fácil.

En algunos casos, los adelantos en efectivo sólo se pueden hacer por un porcentaje del límite de crédito del titular de la tarjeta. Cada emisor de tarjetas de crédito tiene su propia política y fórmula para establecer los límites de los adelantos de efectivo. 

La compañía de tu tarjeta de crédito es quien decide en qué parte de tu saldo aplica cualquier pago que esté por encima de la cantidad mínima mensual. De esta forma la compañía busca reducir los saldos de bajo interés antes que los de alto interés.

8 Alternativas a los adelantos de efectivo con tarjeta de crédito

Debido al alto costo de un adelanto en efectivo, vale la pena investigar otras fuentes para obtener dinero. Dependiendo de tu capacidad crediticia y tus activos, estas ocho opciones pueden quizás ser mejores que un adelanto de efectivo con tarjeta de crédito. Cada una tiene ventajas y desventajas.

Préstamo de amigos o familiares

Considera pedir a la gente cercana un préstamo a corto plazo gratis o con bajo interés. Debes tener en cuenta que pedirlo puede ser vergonzoso y el préstamo podría incluir muchas complicaciones emocionales.

Es fundamental mantener las cosas en orden: Utiliza un acuerdo escrito correctamente ejecutado que detalle todos los términos, para que ambas partes sepan exactamente qué esperar en cuanto a costo y pago.

Préstamo 401(k)

La mayoría de los administradores de la 401(k) permiten a los participantes pedir un préstamo para sí mismos. Las tasas de interés y los honorarios varían según el empleador y el administrador del plan, pero por lo general son competitivos con las tasas de préstamos personales.

El límite del préstamo es el 50% de los fondos hasta un máximo de $50,000 y el plazo de pago es de cinco años o menos. No hay verificación de crédito y los pagos pueden establecerse como deducciones automáticas de los cheques de pago del prestatario. Ten en cuenta que mientras estés utilizando fondos de tu 401(k), estos no estarán obteniendo ningún rendimiento de inversión, lo que podría afectar tu jubilación.

IRA ROTH

Aunque no es muy recomendable porque se supone que estos fondos son para tu jubilación, hay una forma de usar tu IRA Roth como fondo de emergencia. Debido a que las contribuciones a una cuenta IRA Roth se hacen con dólares después de impuestos, las normas del Servicio de Impuestos Internos (IRS o Internal Revenue Service) te permiten retirar ese dinero en cualquier momento sin penalización y sin pagar impuestos adicionales. Sin embargo, si eres menor de edad 59,5, asegúrate de no retirar más de lo que realmente has aportado, incluso si la cuenta ha crecido mucho. Las ganancias de tus contribuciones están sujetas a impuestos y penalidades.

Préstamo personal del banco

Si tienes un buen historial crédito, un préstamo personal de un banco puede ser más barato que un adelanto de efectivo mediante una tarjeta de crédito. Además, el pago será más rápido en comparación con los pagos mínimos de la tarjeta de crédito, lo que reducirá aún más la cantidad de intereses pagados.

Préstamo con garantía prendaria

Todo préstamo garantizado con bienes inmuebles es un préstamo con garantía prendaria y, por lo general, tiene requisitos de crédito menos estrictos que un préstamo sin garantía. Los préstamos sobre el valor de la vivienda y las líneas de crédito están respaldados por tu residencia. Algunos bancos también hacen préstamos contra el valor de un fideicomiso o un certificado de depósito (CD).

Anticipo de salario

Muchos empleadores ofrecen anticipos de nómina de bajo costo como alternativa a los préstamos del día de pago, que son más costosos. Los honorarios pueden ser de apenas 8 dólares, pero ten cuidado con las tasas de interés. Van desde el 10% al 165%, lo cual puede ser extremadamente costoso. Se puede establecer que los pagos de las cuotas se descuenten automáticamente de tu nómina.

Préstamo entre pares

El préstamo P2P, como se ha llegado a conocer, es un sistema en el que los interesados piden prestado dinero a los inversores, no a los bancos. Los requisitos de crédito son menos estrictos y la probabilidad de aprobación es más alta. Los préstamos más caros alcanzan un 30% de tasa de interés anual (APR o Anual Percentage Rate), más un 5% de comisión por el préstamo.

Préstamo de día de pago o de título

El préstamo con garantía de tu coche debe ser considerado como último recurso, debido a su costo astronómico. Al igual que los préstamos garantizados por el título del coche, los préstamos de día de pago suelen cobrar tasas de interés de entre el 300% y el 500% y más, estos préstamos del día de pago exigen la devolución del total prestado más los intereses en un pago único y en un plazo muy corto. 

Las tasas de ambos tipos de préstamos pueden ser tan inasequibles para los prestatarios que en muchos casos renuevan sus préstamos varias veces, a un costo final de varias veces el monto original del préstamo. Estos dos son, probablemente, los únicos préstamos que ofrecen peores condiciones que el adelanto de efectivo con tarjeta de crédito.

En conclusión

Cada opción de préstamo a corto plazo tiene sus pros y sus contras. Una crisis de liquidez es una situación de alto estrés, pero eso no significa que debas entrar en pánico. Tómate el tiempo para considerar todas tus opciones.

Los términos de los préstamos a corto plazo suelen ser difíciles, tanto financiera como emocionalmente. Sin embargo, dependiendo de tus necesidades exactas y del calendario, existen otros tipos de financiación que pueden ser mejor opción que pedir prestado a tu tarjeta de crédito. Los adelantos de efectivo con tarjeta de crédito son tan costosos que sólo deben considerarse en una verdadera emergencia.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!