Cómo usar una tarjeta de débito para hacer una compra en Internet

Quizás para ti, las tarjetas de débito no sean algo nuevo, lo nuevo tal vez sea que puedes usarlas para hacer compras por internet, tanto como una tarjeta de crédito. Te presentamos conceptos básicos sobre las compras online y como usar una tarjeta de débito para hacer una compra en internet.

La idea es que puedas aprovechar al máximo las ventajas de las tarjetas de débito.

Para muchos, la tarjeta de crédito es el instrumento de pago que domina las transacciones en línea, práctica por la cual no todos tienen conocimiento claro de los alcances de las tarjetas de débito.

Además, las tarjetas de débito te permiten utilizar dinero disponible y sin adquirir deudas, ni costosos cargos o comisiones. 

La tarjeta de débito, es un instrumento de pago aceptado en la mayoría de los comercios y te facilita la disposición del dinero que tienes en tu cuenta de cheques y en algunos casos en tu cuenta de ahorros.

El BBVA español nos ofrece la reseña “Seis ventajas que ofrecen las tarjetas de débito”. Entre ellas mayor seguridad, mejor control de nuestros gastos y la posibilidad de hacer compras en internet.

De hecho, aunque la práctica comúnmente aceptada para hacer las compras online es usar la tarjeta de crédito, las tarjetas de débito permiten hacer una compra por internet de forma conveniente, rápida y segura.

En adelante veamos cómo usar las tarjetas de débito para hacer una compra por internet

¿Cómo usar una tarjeta de débito?

Tal como se dijo anteriormente, las tarjetas de débito se aceptan en los mismos establecimientos que las tarjetas de crédito, incluso hay menos restricciones en los establecimientos.

Para usarla, debes ingresar la tarjeta en los puntos de venta por el chip o deslizar por la banda magnética. Incluso están disponibles las tarjetas con tecnología contactless con las que solo debes desplazar tu tarjeta por arriba de un lector, como su nombre alude, sin necesidad de contacto o mayor manipulación. 

Luego, te solicitarán tus datos de verificación y tu número de identificación personal (PIN o Personal Identification Number), para completar la transacción.

Aunque hayan establecimientos donde entregas tu tarjeta de débito con toda la información, no es algo recomendado si no es de entera confianza. En todo momento debes evitar algún fraude a tu cuenta corriente y consiguiente, tu dinero. 

¿Cómo usar la tarjeta de débito para una compra en internet?

Si vas a realizar alguna compra en línea, la transacción con una tarjeta de débito se realiza prácticamente de la misma forma que con la tarjeta de crédito. 

Incluso, no es necesario que selecciones el uso de una tarjeta de débito. Selecciona la opción para realizar el pago con tarjeta, usualmente en la mayoría de las tiendas online aparece de la siguiente manera: “pagar con tarjeta de crédito” y pero esto no una limitante en absoluto.

A continuación, el proceso será el siguiente: 

  • Selecciona el tipo de tarjeta. Además, si es Visa, Mastercard, Discover o alguna otra. 
  • Ingresa el número de tu tarjeta de débito. Lo deberás diferenciar como la serie de números de 16 dígitos que aparece en la parte frontal de tu tarjeta de débito.
  • Es posible que la plataforma en línea donde realizas el pago te solicite algunos datos extras para verificar tu identidad y así evitar fraudes. 

Por lo que es posible que te soliciten código de seguridad de la tarjeta (CVC, CVV o similar), ubicado normalmente en el reverso de la tarjeta. Además te solicitarán la fecha de vencimiento del plástico

Además de tu código postal, fecha de nacimiento o dirección. Que debería coincidir con tu registro bancario. 

  • A diferencia de cuando realices una compra de forma presencial, (como te enseñaremos próximamente para que sepas diferenciar los procesos) no deberás ingresar el PIN de tu tarjeta de débito.

La transacción se realiza como si fuese una tarjeta de crédito

Allí un por qué hay que tener extrema cautela con las tarjetas de débito y no permitir acceso a la tarjeta si no es alguien de extrema confianza.

Es posible que ciertas plataformas requieran de una tarjeta de crédito y no te permitan culminar la transacción, pero se trata de pocas excepciones como: hoteles, alquiler de vehículos u otras similares.

Pero tranquilo, si lo que quieres es pagar tus servicios de Streaming como Amazon Prime, Netflix, Disney PlusSpotify o comprar en algún portal ecommerce como eBay o Amazon, podrás hacerlo con tu tarjeta de débito

Se recomienda contar con un software antivirus o de seguridad que permita proteger tu información. Además de usar sitios seguros con excelente reputación, donde haya menos riesgos de tener problemas. 

La mayoría de los navegadores web integraron una función en la que te señalan si la conexión es segura o no. Es importante que antes de realizar cualquier compra, te cerciores de estar en conexión segura.

El mayor uso de una tarjeta de débito: En cajeros automáticos

El uso más frecuente de las tarjetas de débito, además de las compras en puntos de venta, es el de hacer retiros de efectivo, consultas de saldo, transferencias o gestión de claves de la tarjeta en ATM’s (cajeros automáticos). 

Algunos cajeros automáticos multifuncionales, podrían permitir algún otro tipo de operación con tarjeta de débito, incluso una compra en línea.

Hay comercios que instalan el servicio de cajero automático, vinculado a un punto de venta que podrás gestionar tú mismo con tu tarjeta de débito.

El proceso para completar la transacción es sencillo:

  • Ingresas la tarjeta. Es recomendable que estés seguro de que nadie pueda ver los datos que coloques. Si no sabes cómo ingresarla, debe aparecer un diagrama que explica la posición de ingresar la tarjeta de débito. 
  • Cuando el cajero automático haya leído la tarjeta de débito, te va a pedir que ingreses el PIN o clave (recuerda tener cuidado de que alguien pueda copiarlo).
  • Luego, de acuerdo a lo que desees hacer, debes seguir las instrucciones como completar una compra en línea bajo los pasos que ya explicamos antes. 

¿Cómo mantenerte seguro usando tu tarjeta de débito?

Si sigues estas recomendaciones, vas a reducir la probabilidad de tener problemas de seguridad.

Primero: Asegúrate de realizar la transacción en sitios seguros; aprovecha las herramientas del navegador, sobre la seguridad de la conexión.

Normalmente podrás identificarlo como un candado cerca de la barra de direcciones y puedes presionarlo para obtener más información. Además, estará acompañado de “https://”, verifica que vaya la “s” al final de https.

Segundo: Mantente al tanto del estado de tu cuenta a través de las plataformas en línea. Se recomienda que la revises periódicamente, para ver si hay algún movimiento sin autorización.

También puedes configurar alertas para que te notifiquen cuando está realizándose algún cargo. 

Tercero: Usa conexiones de red seguras. Cuidado con las conexiones wifi gratis, los accesos públicos no son recomendados cuando vas a tener acceso a cuentas y colocar datos de tarjetas de crédito, débito o llenar algún formulario. 

Es preferible que lo hagas desde la comodidad y seguridad de tu casa o trabajo, donde el tráfico web resulta más seguro.

BBVA nos comenta que es totalmente factible comprar con la tarjeta de débito por internet agregando el código CVV.

¿Cuándo es mejor usar tarjeta de crédito?

Aunque puedas realizar compras en internet con tu tarjeta de débito, no quiere decir que debas o sea lo más recomendable.

Las compras en línea tienen su riesgo, sobre todo en materia de robo de información.

Es un riesgo que existe aun cuando realices la transacción en tiendas físicas, pero es un poco más difícil para los que se dedican a estas fechorías. El problema es que tu tarjeta de débito está conectada directamente a la cuenta corriente y de ahí se logra acceso a tus fondos disponibles.

En caso de que seas víctima de robo de información y hagan transacciones fraudulentas con tus datos, agotarán todo el dinero de tu cuenta de cheques.

Lo que va a complicar muchísimo más las cosas, es que tengan acceso a tu tarjeta de crédito y copen totalmente el cupo de tu crédito disponible. Siempre hay protección legal para estos casos, pero los procesos pueden ser largos mientras tienes respuesta. 

Se dice que la tarjeta de crédito te va a crear una deuda, pero no da un vínculo directo  a tomar el dinero que tengas en tu cuenta bancaria de cheques o ahorro. 

Es posible que el límite de la tarjeta de crédito sea menor, y se podrían llevar mucho mas de tu cuenta corriente por la vía del acceso a la tarjeta de débito.

Protección de la tarjeta de débito 

Estas protegido por ley federal si eres víctima de fraude a tu cuenta corriente. Si te ocurre, infórmalo lo más rápido posible. 

Ante cualquier práctica maliciosa de parte de terceros cuando usas la tarjeta de débito para comprar por internet, el tiempo que demores en notificar al banco va en tu contra.

De tal manera que si notificas al banco que eres víctima de uso fraudulento de tu cuenta corriente, en los dos días hábiles siguientes al siniestro, solo serás responsable de hasta US$ 50. Pero si demoras hasta sesenta días podrías ser responsable de hasta US$ 500.

Si demoras más de 60 días en reportar un uso fraudulento de tu cuenta corriente, podrías ser responsable de hasta el cien por ciento del monto del dolo o estafa.

Hay tarjetas de débito con protección extra por quien la emitió, para estar más seguro de lo que estipula la ley.

Pero siempre tendrás el problema de la espera para tener de vuelta tu dinero, aunque el emisor de la tarjeta de débito tenga la política de “responsabilidad cero”  a tu favor por actos fraudulentos.

El Buró de Protección Financiera al Consumidor (CFPB o Consumer Financial Protection Bureau) nos explica ¿Cómo recuperar el dinero después de descubrir una transacción no autorizada o dinero que falta en mi cuenta bancaria?

El uso de tarjetas prepagas

Las tarjetas de débito prepagadas, cuentan usualmente con una protección menor, en términos comparativos respecto a las tarjetas de débito. Ambas opciones son una gran herramienta si quieres mantener bajos costos, tarifas y buena administración de tu dinero, según el portal oficial Consumerfinance.gov

Son opciones que no conllevan grandes tarifas por mes como si ocurre con las tarjetas de crédito y no te va a permitir que te endeudes.

Las tarjetas prepagas son similares a las tradicionales tarjetas de débito emitidas por bancos. La principal diferencia es que no tienen un enlace directo a tu cuenta bancaria, así lo resume la CFPB

Las tarjetas prepagas, gastan o consumen saldo sobre un dinero que cargas a la tarjeta antes de usarla. En la mayoría de los casos, puedes usar una tarjeta de débito prepaga como si fuera cualquier otra tarjeta, incluyendo cuando haces una compra por internet.

Mientras tengas fondos suficientes disponibles, a nadie le importará que la compra online se lleve a cabo con una tarjeta prepaga como medio de pago.

Eventualmente, puedes usar todos los fondos disponibles en tu tarjeta de débito prepaga. En ese punto, algunas tarjetas le permiten «recargar» y agregar fondos a la cuenta de la tarjeta. 

El proceso de recarga varía de una tarjeta a otra, en el peor de los casos puede que tengas que ir a una tienda minorista o quiosco y recargar en efectivo, o puedes transferir fondos desde tu banco.

Si vas a usar una tarjeta de débito prepagada para hacer una compra por internet, presta especial atención a las tarifas que pagas. Estas tarjetas son típicamente más caras que las tarjetas de débito emitidas por bancos, aunque hay sus excepciones.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!