¿Qué es una charge card y cómo obtener una?

Desde la invención de la tarjeta de crédito, los pagos en efectivo han quedado prácticamente en desuso. Podría decirse que lo mismo pasará algún día con el plástico, ya que está siendo reemplazado por otros medios de pago sin contacto que utilizan el móvil y que permiten que la transacción ocurra en segundos. No obstante, y mientras esto no suceda, el pago con tarjetas de crédito y de débito sigue siendo el preferido de los consumidores y este método también incluye a las charge card.

Pero, ¿qué es una charge card? ¿No es lo mismo que una tarjeta de crédito? Si bien pueden parecerse, las charge cards no son iguales a una tarjeta de crédito. De hecho, tienen varias diferencias. Veamos cuáles son.

¿Qué es una charge card y cómo funciona?

La charge card es un tipo de tarjeta para pagos en plástico o electrónicos que no está sujeta a una tasa de interés. Podría decirse, de hecho, que esta es la principal diferencia que tiene con las tarjetas de crédito. Y es que, las charge cards requieren que los usuarios paguen el saldo completo al recibir su estado de cuenta, el cual se genera, en la mayoría de los casos, de forma mensual.

Las charge cards son ofrecidas por una gran cantidad de emisores en el país. Pueden trabajar sin límite, es decir, que no hay un tope máximo para gastar, o por el contrario, con una cifra máxima, tal como sucede con el límite aprobado de las tarjetas de crédito. Además, y al igual que las tarjetas de crédito, las charge cards podrían ofrecer facilidades, recompensas y beneficios muy atractivos para los usuarios. 

Sin embargo, planes como estos suelen incluir el pago de una tarifa anual que muchos podrían percibir como alta porque se sitúa entre $150 y $550.

¿Cómo funcionan las charge cards?

Básicamente, las charge cards funcionan de manera similar a una tarjeta de crédito. Podrás usarla en cualquier lugar que acepte el pago electrónico (también conocido como pago con plástico) a través del POS o TPV. Sin embargo, las características propias de las charge cards la diferencian de las tarjetas de crédito, tal como verás más adelante.

Diferencias entre las tarjetas de crédito y las charge cards

Al igual que las tarjetas de crédito, las charge cards requieren de una solicitud para su aprobación. Por lo general, los emisores revisarán tu puntaje de crédito para aprobarlas, y podría decirse que solo están reservadas para personas que tengan un excelente puntaje. ¿Por qué? Principalmente, porque las charge cards no suelen trabajar con un límite máximo, lo que quiere decir que el usuario podrá hacer un gran gasto sin ningún tipo de problema.

Para comprender mejor cómo se distinguen las tarjetas de crédito de las charge cards, veamos sus principales diferencias:

  • Las tarjetas de crédito están sujetas a un límite máximo, a diferencia de las charge cards, que no suelen trabajar con topes.
  • Las tarjetas de crédito aplican diferentes APRs. Las charge cards no trabajan con intereses.
  • El saldo de las tarjetas de crédito puede pagarse poco a poco, ya sea a través del pago de la cuota mínima, de abonos mensuales o de la totalidad del saldo. Las charge cards deben pagarse a fin de mes, es decir, apenas se reciba el estado de cuenta.
  • No todas las tarjetas de crédito le cobran al usuario una tarifa de mantenimiento o un plan anual. Pero la mayoría de las charge cards sí lo hacen. De hecho, estas tarifas pueden ser mucho más altas que las de una tarjeta de crédito normal.

Recuerda: Los pagos atrasados de las charge cards se informan a las principales agencias de crédito del país. Por tanto, si no pagas a tiempo, podrían afectar tu puntaje de crédito tal como lo haría cualquier otra deuda.

Ventajas y desventajas de las charge cards

Las charge cards son populares por sus recompensas y beneficios, aunque esto podría ser una espada de doble filo. ¿Por qué lo decimos? Porque si bien los usuarios obtienen puntos por cada compra -incluso créditos y recompensas en efectivo, puntos dobles y triples en restaurantes y descuentos para viajes- suelen estar sujetas a una alta tarifa anual que va desde los $100 como mínimo hasta los $500 y $600 como máximo.

No obstante, este tipo de recompensas (y el hecho de que la tarjeta no esté sujeta al pago de intereses) podrían convertirla en la mejor opción para quienes viajan con frecuencia o compran en tiendas de lujo, ya que los descuentos pueden ser bastante significativos.

¿Cuál es el emisor más famoso de charge cards?

American Express es conocido como el principal emisor de charge cards a nivel mundial. De hecho,ofrecen cinco opciones, que incluyen las siguientes:

  • Gold Card
  • Platinum Card
  • Plum Card
  • Business Gold Card
  • Business Platinum Card

Cada una de estas presentaciones tiene sus propios términos de uso, beneficios y recompensas. Por ejemplo, la Gold Card de American Express se entrega a cambio de una tarifa anual de $195 después del primer año de uso. Cada compra que realices con esta tarjeta generará puntos acumulables que podrás canjear en viajes, compras, restaurantes, etc. 

Algunos beneficios especiales que podrías obtener con tu Gold Card comenzarán después de que hayas efectuado un total de $4,000 en compras en los primeros tres meses, ya que en ese momento el emisor te regalará 35,000 puntos y una membresía especial.

Esta membresía multiplicará tus puntos de la siguiente forma: 3x para billetes aéreos, 4x en restaurantes a nivel mundial y 4x para compras realizadas en cualquier supermercado de los Estados Unidos. (Aplica para hasta $25,000 anuales)

La Gold Card también ofrece créditos directos para los usuarios: $120 para comidas y gastos en los restaurantes afiliados, y $100 para viajes en avión. ¿Lo mejor? No tendrás que pagar tarifas o comisiones por operaciones realizadas en el extranjero.

¿Cómo las charge cards afectan mi crédito?

Debido a que las charge cards no tienen un límite de crédito rotativo, no suelen afectar el puntaje de crédito de forma positiva o negativa.

Recuerda que las líneas de crédito disponibles se suman para determinar cuál es el porcentaje de tu crédito en uso. Por tanto, un número alto podría hacer que tu score disminuya en algunos puntos. Esto no pasará con tu charge card porque no trabaja con créditos de este tipo.

No obstante, las deudas que generes (y no pagues) con tu charge card sí podrían disminuir tu puntaje de crédito. Recuerda que los pagos atrasados se informan a las principales agencias del país. ¿Nuestra recomendación? No gastes más de lo que puedes pagar a fin de mes y aseguráte de pagar a tiempo.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!