La tecnología chip en las tarjetas de crédito

Con la tecnología chip en las tarjetas de crédito se codifica la información para aumentar la seguridad de los datos al momento de realizar transacciones en tiendas, terminales o cajeros automáticos (ATM o Automatic Teller Machine). 

Una tarjeta con chip es una tarjeta de plástico de tamaño estándar que puede ser de débito o de crédito, en ella se encuentra un microchip incrustado, así como una banda magnética tradicional. Las tarjetas con chip también se conocen como tarjetas inteligentes.

Cómo funcionan las tarjetas de crédito con tecnología chip

El plástico se ha utilizado como método de pago durante bastante tiempo, proporcionando a los consumidores comodidad y seguridad en los pagos. Las tarjetas de crédito con crédito rotativo, como las que tenemos hoy en día, existen desde los años 50, mientras que las tarjetas de débito están en el mercado desde finales de los 60. La información de la cuenta, como el límite de crédito del titular de la tarjeta, el saldo disponible y los límites de las transacciones, se almacenaba en la banda magnética del reverso.

Las tarjetas con chip se convirtieron en un estándar mundial para las transacciones de débito y crédito después de que esta tecnología fuera introducida por Europay, MasterCard y Visa. Por eso también se le conoce como tarjeta EMV.

Las tarjetas con chip tienen un pequeño microchip de plata u oro incrustado en la parte frontal de la tarjeta de débito o crédito. Al igual que la banda magnética, el chip contiene información sobre la(s) cuenta(s) asociada(s) a la tarjeta. La tecnología se utilizó por primera vez en Europa antes de convertirse en un estándar en todo el mundo. La tecnología fue adoptada oficialmente en los Estados Unidos en octubre de 2015.

Para utilizar la tarjeta con chip, el titular de la tarjeta la debe insertar en una terminal habilitada para el chip, como un cajero automático o un terminal de punto de venta (POS o Point Of Sale). La terminal presenta información del titular de la tarjeta y si el saldo de la cuenta admite la transacción, ésta se aprueba. Si no es así, la terminal rechaza la transacción y no pasa. Algunas terminales requieren que el titular de la tarjeta introduzca un número de identificación personal (PIN o Personal Identification Number) o una firma para completar la transacción.

Información clave:

  • Una tarjeta con chip es una tarjeta de débito o crédito que contiene un microchip incrustado junto con la tradicional banda magnética.
  • El chip proporciona a los consumidores seguridad adicional al realizar transacciones en tiendas, terminales o cajeros automáticos porque son más difíciles de leer.
  • El titular de la tarjeta inserta su tarjeta en una terminal habilitada para el chip donde se aprueba o rechaza la transacción.
  • El chip-PIN y el chip-firma son dos tipos diferentes de tarjetas.

Consideraciones especiales

A pesar de los esfuerzos de la comunidad financiera mundial por proporcionar un entorno uniforme para las transacciones financieras, no todos los lectores de tarjetas están habilitados para el uso de chips. Los altos costos, la disponibilidad de equipo y tecnología, junto con otros factores, pueden impedir que los comerciantes apliquen la tecnología con chip. 

Cuando un comerciante u otro proveedor de servicios no dispone de una terminal de lectura de chips, los titulares de las tarjetas deben pasarlas por la banda magnética. Es posible que se requiera que los usuarios introduzcan sus números de identificación personal (PIN) o firmen para autorizar la transacción y completar la compra. 

Tipos de tarjetas con chip

En la mayoría de los casos, el titular de la tarjeta simplemente tiene que introducir su tarjeta chip en una terminal para poder ejecutar una transacción en los Estados Unidos. Pero en otros casos (incluso en otros países) se puede exigir a los consumidores que tomen medidas adicionales para hacer una compra o retirar dinero del cajero automático utilizando las siguientes tarjetas:

Tarjetas con chip y firma

Una tarjeta con chip y firma proporciona un poco más de seguridad que la tradicional banda magnética. En lugar de usar la banda, el titular de la tarjeta usa el chip para enviar datos de la terminal a la institución financiera. Si se aprueba la transacción, el consumidor debe proporcionar una firma para completar la transacción.

Tarjetas con chip y PIN

Estas tarjetas ofrecen la mayor seguridad para los consumidores. Funcionan de la misma manera que una tarjeta con chip normal, pero también requieren el uso de un PIN para completar una transacción.

El cliente debe introducir su número de identificación personal para hacer una compra o retirar dinero del cajero automático. En los Estados Unidos, el número de identificación personal se utiliza comúnmente para retirar dinero del cajero automático con tarjetas de débito y de crédito. Los consumidores de Canadá y otros países están obligados a utilizar sus números de identificación personal, independientemente de la forma o el lugar en que utilicen sus tarjetas, incluso si se trata de una tarjeta de crédito.

Beneficios de las tarjetas con chip

La tecnología chip en las tarjetas proporciona un nivel adicional de seguridad cuando se usa en un terminal habilitado para ello. Esto se debe a que el chip es más complejo de leer. Esta seguridad de encriptación se suma a los mecanismos de prevención de fraude que ya ofrecen los proveedores de tarjetas.

En la mayoría de los casos, las compras tienen cobertura contra el uso fraudulento. Esta cobertura limita la responsabilidad del cliente en caso de robo. Los chips incorporados ayudan a los comerciantes a evitar el fraude de tarjetas, adicionalmente otros mecanismos de protección son implementados para evitar el fraude a través del teléfono o vía online.

La tecnología del chip no puede ser usada para localizar una tarjeta perdida.

El chip hace que las transacciones sean más seguras al encriptar la información. La tecnología de la tarjeta chip no es todavía un sistema de localización, así que no puedes encontrar tu tarjeta usando un servicio de localización si la pierdes. En este caso, tienes que solicitar una tarjeta de reemplazo a tu proveedor. La ubicación de la tarjeta solo se puede detectar en el momento en que es utilizada a través de un terminal o un sitio web. El chip se limita a apoyar la autenticación de datos de la tarjeta durante las compras. Normalmente, este tipo de tarjeta es fácilmente reemplazable en caso de pérdida o daño.

Los bancos vigilan la actividad de la tarjeta con chip realizando seguimiento de los lugar donde se utiliza, el monto de la compra y el comerciante que hace el cargo en la cuenta. Si se detecta alguna actividad engañosa, el proveedor de la tarjeta intentará ponerse en contacto con el cliente. El banco emite un crédito a la cuenta de la tarjeta chip después de verificar los cargos fraudulentos.

La tecnología chip en las tarjetas de crédito puede ayudar a reducir ciertos tipos de fraude producto de violaciones de datos, aunque en realidad no impide en su totalidad que se produzca este tipo de violaciones. El chip en sí mismo contiene algunas medidas preventivas para evitar falsificaciones.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!