Cómo empezar un negocio de préstamos por mal crédito

Cómo empezar un negocio de préstamos por mal crédito
10
min de lectura

Compromiso editorial

Si bien no somos asesores financieros, nos esforzamos por ayudarte a tomar decisiones financieras más inteligentes. Aunque nos adherimos a una estricta integridad editorial, este post puede contener referencias a productos publicitados. Aquí tienes una explicación de cómo ganamos dinero.

Mas información

Lo que debes saber

Para iniciar un negocio de préstamos para personas con mal crédito, es crucial seleccionar el tipo de préstamos a ofrecer, como préstamos personales, hipotecarios, para automóviles, para negocios con mal crédito o microcréditos.

Es necesario registrar legalmente el negocio, obtener las licencias y permisos necesarios según el tipo de préstamo que se ofrecerá, y establecer políticas claras para el otorgamiento de préstamos.

La promoción del negocio y una gestión eficiente son fundamentales para el éxito, incluyendo el control del proceso, el registro de datos, la administración de la información y mantenerse actualizado con las normas y reglamentos vigentes.

Las personas con un bajo puntaje de crédito suelen tener dificultades para obtener préstamos tradicionales y buscan alternativas. Por eso, debes saber cómo empezar un negocio de préstamos por mal crédito y ofrecerles soluciones.

En este artículo te diremos todos los pasos para que inicies tu negocio de préstamos por mal crédito. Desde el tipo de préstamos qué puedes ofrecer y cómo financiarte. También, los permisos que necesitas y consejos para promocionar tu negocio.

Noticias Relacionadas

1. Elige qué tipos de préstamos ofrecerás

Puedes ofrecer préstamos para empezar un negocio, préstamos personales, para automóviles e hipotecarios. Al trabajar con clientes de alto riesgo crediticio, debes analizar qué tipo de préstamos te conviene brindar. Pueden ser:

  • Préstamos personales. Puedes establecer plazos cortos y tasas de interés mayores, para un rápido retorno de inversión. No obstante, no están garantizados y puedes perder el dinero prestado.
  • Hipotecas. Puedes optar por préstamos privados o préstamos FHA, que suelen aceptar a personas con un credit score de 500. Tienes la propiedad como garantía ante el incumplimiento del préstamo. Pero necesitas licencia para otorgarlos.
  • Préstamos para automóviles. Al igual que los préstamos hipotecarios, al ofrecer préstamos para comprar carros usados o nuevos, tienes la garantía de embargar el vehículo en caso de que el prestatario no pague el préstamo.
  • Para negocios con mal crédito. Las tasas de interés son más altas y puedes cobrar tarifas extras. Además, puedes ser prestamista de la SBA y ofrecer préstamos del gobierno para pequeños negocios.
  • Microcréditos. Si bien, tampoco están garantizados y puedes perder el dinero prestado, su rendimiento oscila entre el 5% y el 9%. Además, puedes prestar dinero entre varios prestamistas a distintos prestatarios y minimizar los riesgos de pérdidas.
Y aunque puedes ofrecer todos los tipos de préstamo, cada uno tiene diferentes requisitos, regulaciones y permisos. Puede ser mejor comenzar con una categoría, ganar experiencia y luego ampliar tu negocio.

2. Consigue financiamiento

El financiamiento y el plan de negocios son otro aspecto fundamental para empezar un negocio de préstamos por mal crédito. Si no dispones de todo el capital necesario, lo mejor es contactar con otros prestamistas e inversores para que te respalden.

Investiga a otros prestamistas y negocios de préstamos para saber cómo aseguran los pagos y continúan siendo rentables con clientes de alto riesgo crediticio.

En nuestro artículo encontrarás las mejores opciones de préstamos con crédito malo del mercado. También puedes analizar por categoría: préstamos personales con mal crédito, préstamos para negocios con mal crédito y para autos con mal crédito.

De esta forma, entenderás las condiciones de los préstamos que se otorgan a clientes con un historial negativo. Además, puedes ir a los sitios web de las compañías para conocer su modelos de negocio e incluso ver la posibilidad de asociarse con ellas.

Una vez que tengas una visión general del mercado, podrás desarrollar un plan de negocio sólido. De esta manera, puedes convencer a los posibles inversores y prestamistas de que podrás trabajar con clientes con crédito malo y mantener tu solvencia financiera.

3. Registra tu negocio

Para iniciar un negocio de prestar dinero en USA tienes que completar el registro legal. Ya sea que quieras establecer una LLC (compañía de responsabilidad limitada) o una corporación, debes registrar la entidad comercial en la Secretaría de Estado.

Luego tendrás que abonar las tasas de registro y podrás obtener tu EIN o Número de Identificación del Empleador. Con estos requisitos cumplidos podrás abrir una cuenta bancaria para negocios, pagar impuestos y reportar tus gastos e ingresos.

Si no estás seguro de cómo debes registrar tu negocio, lo mejor es que consultes con un abogado o contador para que te asesore en el proceso.

4. Obtén los permisos y cumple los requisitos

Una vez que hayas registrado tu negocio y sepas el tipo de préstamos que ofrecerás, deberás obtener las licencias y permisos para abrir tu negocio.

Si quieres ser un prestamista hipotecario necesitas una licencia del Sistema Nacional de Licencias Hipotecarias (NMLS, por sus siglas en inglés). Tendrás que hacer un curso y rendir un examen.

Si te inclinas por préstamos del gobierno, ya sean los préstamos FHA o para negocios de SBA, tendrás que cumplir con los lineamientos específicos de la Administración Federal de la Vivienda o la Administración de Pequeños Negocios, respectivamente.

Para ofrecer préstamos para automóviles, deberás cumplir con los requisitos de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB). La entidad evalúa las condiciones de otorgamiento, procesos de solicitud y la publicidad del negocio.

Al otorgar préstamos privados personales no necesitas licencias o permisos. Sin embargo, están regulados por las leyes contra la usura, y algunos estados limitan la cantidad de préstamos y el interés total.

También deberás pasar por un proceso de revisión de antecedentes y verificación de crédito. Además se requieren las huellas dactilares.

5. Establece las políticas de tu negocio

Define las pautas que seguirás para ofrecer tus servicios y otorgar préstamos a clientes con mal crédito. Establece cuáles serán los términos de los préstamos, las tasas de interés, los plazos y penalidades por pagos atrasados.

De igual manera, tienes que definir las políticas de cobro y procedimientos para casos de incumplimiento, respetando los derechos ante el cobro de deudas. Además, debes cumplir con los términos de los organismos reguladores de cada tipo de préstamos.

Lo ideal es que crees tu propio manual de buenas prácticas. De esta manera, podrás actuar siempre de forma legal y justa con tus clientes.

6. Promociona tu negocio de préstamos por mal crédito

Luego de definir todas las cuestiones legales de tu negocio y tener la estructura de tu compañía armada, es momento de buscar clientes y comenzar tu negocio de préstamos por mal crédito.

Para ello, elabora tu plan de marketing. Desarrolla tu marca y habla de ella en las redes sociales. Diles a tus potenciales clientes por qué deben adquirir tus préstamos.

También puedes crear un sitio web. Te permitirá automatizar el proceso de selección y otorgamiento de préstamos. No obstante, asegúrate de que sea un sitio atractivo y fácil de usar.

Además, mantén una comunicación fluida con tus clientes para brindarles un buen servicio. Así sabrás entender sus necesidades y el tipo de préstamo que se adapta a ellas.

7. Gestiona con eficiencia

Una buena gestión es fundamental para el éxito de cualquier negocio. Considera estos puntos para mantener tu compañía en marcha y actualizada:

  • Controla el proceso. Analiza los números y la redacción de los contratos. Asegúrate que los datos sean precisos antes de finalizar cualquier papeleo.
  • Registra los datos. Recaba la información precisa sobre los antecedentes financieros de los prestatarios. Así podrás definir la elegibilidad y los límites al momento de otorgar préstamos.
  • Administra la información. Debes mantener un sistema que te permita administrar la documentación de tus clientes y mantener sus registros actualizados.
  • Mantente actualizado. Asegúrate de cumplir las normas y reglamentos vigentes. Aprende a usar sistemas de gestión de datos y a leer publicaciones de la temática.

¿Qué son los préstamos de día de pago?

Los préstamos de día de pago son créditos a corto plazo con montos bajos y altas tasas de interés. Es otra opción de préstamos por mal crédito que puedes otorgar. No obstante, pueden no ser legales en todos los estados.

¿Qué hacer si no se cumplen los pagos de un préstamo para automóvil?

Puedes aplicar el forbearance y negociar con el cliente. Si no es posible, pasados los 90 días de la deuda o el tiempo establecido en el contrato, puede iniciarse la reposesión del auto.

¿Necesito permisos si ofrezco préstamos desde mi casa?

Sí. Por un lado, necesitas cumplir las licencias y permisos para abrir un negocio en casa. Por ejemplo, si llevas adelante un negocio de préstamos en línea. Además, debes cumplir con todos los requisitos específicos para prestar dinero legalmente.

Sobre el autor

Fabrina es Licenciada en Periodismo y Comunicación. Se especializa en ayudar a la comunidad latina en Estados Unidos a tomar decisiones informadas sobre sus bolsillos. Con un enfoque en la educación financiera y la inclusión, Fabrina busca empoderar a sus lectores a través de consejos prácticos y recomendaciones de productos financieros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados

En esta página

Noticias destacadas

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y noticias actuales

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y últimas noticias.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.