Microcréditos: ¿Qué son y cómo funcionan?

Microcréditos: financiación entre pares

La economía entre iguales está revolucionado la forma de hacer negocios. En el sector financiero se están observando grandes avances en el aprovechamiento de las aplicaciones P2P. Entre las más utilizadas se encuentran las de microcréditos o pequeños préstamos que son concedidos por personas físicas y no por bancos o cooperativas de crédito. Estos préstamos pueden ser emitidos por una sola persona o a través de varias personas que contribuyen cada una con una parte del monto total.

A menudo, los microcréditos se conceden a personas de países del Tercer Mundo, en los que no se dispone de financiación tradicional, para ayudarles a poner en marcha pequeñas empresas. Los prestamistas reciben los intereses de sus préstamos y el reembolso del capital una vez que el préstamo ha vencido.

Dado que el puntaje de crédito de esos prestatarios puede ser bastante bajo, los microcréditos tienen tasas de interés superiores a las del mercado. Esto es lo que los hace atractivos para algunos inversores.

Riesgo y beneficios de los microcréditos

Los microcréditos se han visto favorecidos por el auge de Internet y la interconexión mundial. Las personas que desean utilizar sus ahorros para prestar dinero y las que buscan préstamos pueden encontrarse en línea y realizar transacciones.

La calificación crediticia de los prestatarios se establece utilizando algunos datos, por ejemplo, si el prestatario es o no propietario de una vivienda. El prestamista seguramente querrá realizar una verificación de crédito o de antecedentes y conocer el historial de reembolso en caso de que el prestatario haya participado en microcréditos en el pasado.

Incluso, los que tienen una excelente calificación crediticia podrían pagar un poco más de intereses que en un crédito tradicional. Como resultado, los prestamistas pueden obtener un mejor rendimiento que a través de los ahorros tradicionales o los certificados de depósito (CD).

Como estos préstamos no suelen estar respaldados por ninguna garantía, si un prestatario incumple, quizá el prestamista pierda todo o casi todo el dinero. En Prosper.com, los prestatarios con las mejores calificaciones podrían pagar un mínimo del 6% anual por un préstamo y el prestatario de mayor riesgo pagará una tasa de interés de hasta el 31,9%. Probablemente algunos inversionistas piensan que vale la pena el 6% por un préstamo relativamente seguro si se compara a otras formas de inversión.

Sobre los prestamistas

El riesgo inherente de cualquier microcrédito individual es alto. Por ello, los prestamistas suelen invertir sólo una pequeña cantidad por préstamo y financiar una cartera de muchas docenas de micropréstamos.

Por lo tanto, cualquier prestatario individual puede descubrir que su préstamo está financiado por un gran número de prestamistas, cada uno de ellos contribuye con un pequeño porcentaje del monto total. Al repartir el riesgo entre una amplia gama de préstamos con diferentes calidades crediticias y otros atributos, los prestamistas pueden garantizar que, incluso si uno o dos prestatarios incumplen, sus carteras no serán afectadas seriamente.

Los prestamistas de microcréditos suelen ser personas físicas. Esto se debe a que los inversores profesionales y las instituciones financieras consideran que los riesgos superan con creces la recompensa. Por consiguiente, la mayoría de los microcréditos se conceden de igual a igual, en el sentido más puro.

Usuarios de microcréditos

Los microcréditos pueden servir para uno de dos propósitos principales. El primero es ayudar a la gente más necesitada de los países del Tercer Mundo a iniciar pequeños negocios. Los prestamistas son personas que proveen una cierta cantidad de dinero para prestarle a un empresario que se encuentra en otro país.

Empresas como Kiva administran micropréstamos para estos fines humanitarios. Los prestatarios describen el tipo de negocio que desean iniciar, cómo funcionará y presentan un plan de negocios que describa las operaciones diarias. A menudo los prestatarios también presentan una historia personal y una breve biografía.

El segundo propósito es conceder préstamos a personas de países desarrollados que tengan un puntaje de crédito deficiente y no pueden obtenerlo de los bancos, o que tratan de pedir prestado pequeñas cantidades de dinero que están por debajo de las cantidades requeridas por un banco. Lending Club y Prosper son dos empresas que administran micropréstamos entre pares para estos fines.

Un prestatario puede obtener financiación por cualquier razón, sólo debe explicarlas a los posibles prestamistas. Si el prestamista no confía en el prestatario, optará por no financiar ese préstamo en particular. En algunos casos, es posible que los préstamos no estén plenamente financiados porque no pueden atraer a suficientes prestamistas para que contribuyan. 

Hasta la fecha, se han financiado más de 3.000 millones de dólares en el sitio de microcréditos Prosper y casi 8.000 millones de dólares a través del Lending Club. Estas empresas suelen obtener beneficios cobrando cuotas para originar y mantener los préstamos que luego se suman a la tasa de interés del prestatario.

Conclusión

Los microcréditos son una innovación financiera que ha sido posible gracias a la tecnología y a la economía entre iguales. Las personas que desean prestar dinero, pueden obtener una ganancia considerable. Y los prestatarios, son aquellos que no tienen acceso al crédito debido a la geografía o a las condiciones que imponen bancos o cooperativas de crédito.

Algunos prestamistas pueden decidir financiar un solo micropréstamo, mientras que otros pueden repartir la inversión entre una cartera de microcréditos para diversificar su exposición al riesgo. Los microcréditos tienen tasas de interés elevadas porque suelen ser mucho más arriesgados que otras formas de préstamo y no ofrecen garantías en caso de incumplimiento.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!