¿Cuáles son las diferencias entre LLC y corporación?

Una de las primeras decisiones que tomarás cuando empieces un nuevo negocio es elegir un tipo de entidad. Las diferencias entre LLC y corporación son varias. Generalmente, la mayoría de los empresarios eligen formar una LLC (Limited Liability Corporation o Sociedad de Responsabilidad Limitada) o una corporación (también conocidas como Inc. o Corp.).

La principal diferencia entre una LLC y una corporación es que una LLC es propiedad de uno o más individuos y una corporación es propiedad de sus accionistas.

No importa qué entidad elijas, ambas entidades ofrecen grandes beneficios a tu negocio. Incorporar un negocio te permite establecer credibilidad y profesionalismo. También proporciona protección de responsabilidad limitada.

Tabla de comparación rápida de entidades

Mira nuestro gráfico y observa las diferencias básicas entre una sociedad de responsabilidad limitada y una corporación:

Tipo de entidadResponsabilidadImpuestosMantenimiento
LLC (Sociedad de responsabilidad limitada)Combina la protección de la responsabilidad limitada con una estructura fiscal de traspaso.Las reglas del IRS permiten a las LLC elegir entre ser gravadas como sociedad o corporación.La entidad más fácil de mantener con la menor cantidad de requisitos formales anuales.
CorporaciónLos propietarios/accionistas tienen una responsabilidad personal limitada por las deudas relacionadas con el negocio.Entidad imponible separada, ganancias corporativas entre los propietarios y la corporación.Las reuniones son necesarias para mantener la condición de empresa. Las acciones pueden venderse para obtener capital.
Corporación sin fines de lucroUna corporación formada con un propósito caritativo, educativo, religioso, literario o científico.Las contribuciones a las sociedades de beneficencia son deducibles de impuestos. Pueden obtener el estatus de exentas de impuestos con el IRS.Los informes anuales, actas y reuniones son necesarios para mantener el estatus de no lucrativo/exento de impuestos.

¿Qué es la LLC (Sociedad de responsabilidad limitada)?

La LLC (Sociedad de responsabilidad limitada) es un tipo de sociedad mercantil que ofrece protección para tus bienes personales. Asegura que tu responsabilidad personal por las deudas y obligaciones del negocio no sea mayor que la cantidad de dinero que invertiste en el negocio. Esto protege tu casa, automóviles y otros bienes personales para que no se utilicen para pagar las deudas acumuladas por tu empresa.

Sin la protección de la responsabilidad limitada, tu casa podría ser utilizada como garantía para pagar la deuda del negocio después de una demanda o bancarrota. Esta es, por mucho, una de las mayores ventajas que se obtiene al formar una entidad comercial.

Ahora que hemos explorado lo que ambos tipos de entidades tienen en común, vamos a profundizar en lo que las hace diferentes.

LLC vs. Corporación: Impuestos

Una de las mayores diferencias entre LLC y corporación es la forma en que se gravan. Examinemos cómo funcionan los impuestos para cada estructura de negocios.

Impuestos de las LLC

Una LLC es gravada como una entidad de paso por defecto. Esto significa que los beneficios del negocio se «pasan» a los propietarios (llamados miembros). Las ganancias y las pérdidas se informan en las declaraciones de impuestos individuales de los propietarios, y no a nivel de la empresa.

Como resultado, la declaración de impuestos es a menudo más simple para los propietarios de una LLC. Cualquier pérdida o costo de operación del negocio puede ser deducido en las declaraciones de impuestos personales, lo que puede ayudar a compensar otros ingresos.

La tasa a la que se grava una LLC depende de los ingresos totales del propietario, al igual que cuando se presenta como propietario único. Los propietarios de una LLC también pueden ser obligados a pagar impuestos de autoempleo. Algunos estados requieren que las LLC paguen un impuesto de franquicia. Este es un impuesto emitido por el estado por el hecho de hacer negocios en ese estado. Los impuestos de franquicia se pagan generalmente anualmente y varían de estado a estado.

Afortunadamente, la incorporación como una LLC proporciona a los empresarios flexibilidad. Una LLC puede elegir ser gravada como Corporación o una Corporación C. Si bien es una elección poco común, la presentación de una LLC como una designación fiscal de C Corp tiene sentido financiero para algunos negocios.

¿Qué sucede si no pagas tus impuestos?

No pagar a tiempo o no pagar en absoluto podría resultar en penalidades e incluso en la disolución involuntaria de tu negocio.

Impuestos de sociedades

Las sociedades anónimas se gravan como una entidad jurídica independiente, que puede obtener sus propios ingresos. Las sociedades anónimas son responsables de pagar el impuesto sobre sus beneficios, (impuesto de sociedades), y el impuesto sobre los dividendos que la entidad distribuye a sus accionistas.

Dado que los dividendos no son deducibles de impuestos (como los salarios y las primas), los dividendos se gravan dos veces. Esto se denomina doble imposición. Esto no es un problema para las corporaciones más pequeñas donde sólo los propietarios trabajan para la corporación. En cambio, los propietarios reciben salarios y bonos deducibles de impuestos.

Si bien la doble imposición se considera una desventaja para las empresas que deciden presentar una solicitud como corporación, esta responsabilidad fiscal adicional a menudo puede compensarse con deducciones federales que sólo están disponibles para las corporaciones.

Por ejemplo, una corporación puede deducir todos los gastos de su negocio. Estos pueden incluir los costos de publicidad y los gastos de operación, así como ciertos beneficios adicionales para los empleados, tales como planes médicos y de jubilación. Todas estas deducciones se suman a un ahorro sustancial a lo largo del tiempo para el negocio.

A partir de 2018, las corporaciones pagan un impuesto fijo del 21% sobre sus beneficios, que es inferior a las cinco principales tasas de impuestos individuales. Mientras que esto se compensa en gran parte por la doble imposición, cualquier ingreso que la corporación decida retener al final del año será gravado una sola vez con la nueva tasa del 21%. Esto permite a los dueños de la corporación ahorrar en impuestos invirtiendo algunas ganancias en el negocio.

Ten en cuenta que si una corporación tiene menos de 100 accionistas, puede presentar una elección de Corporación S. Este es un estatus fiscal que permite que un negocio sea tratado como una entidad de paso, muy parecido a una LLC.

Esta puede ser una buena opción para los negocios que quieren ser gravados como una LLC, pero también quieren algunas de las formalidades adicionales que proporciona una corporación. La designación de Corporación S permite la tributación de flujo (sin impuesto de sociedades), pero hay ciertos requisitos para calificar como una Corporación S que pueden limitar su utilidad a un negocio.

Impuestos de la Corporación S (S Corp)

Si un negocio califica como una Corporación S, las diferencias entre una LLC y corporación S son un poco más tenues. Tanto una LLC como una S Corp tienen un impuesto de flujo (no hay doble imposición). Ten en cuenta que la distribución de los beneficios de una LLC está sujeta s a un impuesto sobre el empleo, mientras que los dividendos de una S Corp no lo están.

Con una planificación cuidadosa, una pequeña empresa puede evitar importantes impuestos laborales al elegir convertirse en una S Corp. Sin embargo, puede haber inconvenientes de una S Corp que pueden disuadir a una pequeña empresa de tomar esta ventaja.

LLC vs. Corporación: Propiedad del negocio

La propiedad es otro aspecto importante que marca una de las diferencias entre LLCcorporación. La estructura de propiedad en cada entidad es muy diferente, y cada una tiene un propósito claro que hace que la elección de la entidad adecuada para su negocio sea un poco más fácil.

Una corporación puede emitir acciones y vender porcentajes del negocio a sus propietarios, que se llaman accionistas. Estos accionistas pueden transferir acciones, comprando más acciones para poseer un mayor porcentaje de la empresa, o vendiendo acciones para poseer menos.

Si tu negocio es uno que quiere atraer inversores externos, una corporación puede ser la mejor entidad para él. Una corporación también existe a perpetuidad separada de los propietarios, lo que significa que una corporación permanece en existencia incluso cuando un propietario deja la compañía.

Una LLC tiene la libertad de distribuir su participación en la propiedad a sus miembros sin tener en cuenta la contribución financiera de cada miembro a la LLC. Utilicemos el ejemplo en el que un miembro de la LLC puede no haber invertido tanto capital como otro miembro. El acuerdo de funcionamiento de una LLC podría especificar que todos los miembros reciben una parte igual de los beneficios de todos modos. Esto crea una flexibilidad adicional al establecer la propiedad del negocio.

Una LLC también puede ser propiedad de individuos extranjeros, otras corporaciones o cualquier tipo de fideicomiso. Esto puede hacer que sea la elección correcta para los negocios en ciertas circunstancias en las que estos factores son importantes.

El acuerdo de funcionamiento de una LLC también describe los detalles sobre cómo el interés de los miembros puede ser transferido entre sus miembros, si es que lo hay, y lo que sucede cuando un miembro deja la LLC.

Por defecto, si no está definido en el acuerdo operativo, cuando un miembro abandona la LLC esta debe ser disuelta.

LLC vs. Corporación: Gestión

Una LLC tiene una estructura de gestión flexible. La entidad puede ser administrada por sus miembros o por un grupo de gerentes, y cualquier miembro puede actuar como el gerente de la LLC. La LLC también puede optar por no hacer distinción entre un propietario y un gerente de la empresa. Debido a su naturaleza flexible, la gestión de la LLC es menos formal, lo que puede hacerla una entidad ideal para algunos empresarios.

¿Cuál es la diferencia entre las LLC «administradas por el gerente» y las «administradas por los miembros»?

En una LLC administrada por miembros, los propietarios mismos supervisan el funcionamiento diario de las operaciones, mientras que una LLC administrada por gerentes, generalmente tiene inversores que se sientan en las líneas laterales, y no tienen ningún otro papel activo en el negocio.

La estructura de gestión de una corporación es mucho más estricta. Una corporación debe tener una estructura formal con una Junta Directiva que se encarga de las responsabilidades de gestión de la generación de beneficios para los accionistas.

Los funcionarios de la corporación son asignados para manejar las operaciones diarias del negocio. Los accionistas se consideran propietarios de la corporación pero permanecen separados de las decisiones comerciales y de las operaciones diarias de la corporación (excepto para la aprobación de decisiones corporativas importantes).

Sin embargo, los accionistas conservan el poder de elegir a los directores. Y los accionistas individuales pueden ser elegidos como directores o nombrados como funcionarios. Las normas individuales de cualquier corporación se dictan en sus estatutos corporativos. Estos son un conjunto detallado de normas adoptadas por la Junta de Directores después de la formación de la corporación.

LLC vs. Corporación: Requisitos formales

Tanto las corporaciones como las sociedades anónimas están obligadas a cumplir con los requisitos de mantenimiento y/o información establecidos por el estado donde se ha formado la entidad. Esto permite que el negocio se encuentre al día en cuanto a parte de sus obligaciones y mantiene la protección de responsabilidad limitada adquirida por la incorporación. Aunque cada estado tiene sus propias normas y reglamentos que rigen tanto las sociedades anónimas como las LLC, las sociedades anónimas suelen tener más requisitos anuales que las LLC.

Las sociedades anónimas deben celebrar una reunión de accionistas cada año. Estos detalles se documentan, junto con cualquier discusión, como notas denominadas actas corporativas. Por lo general, una corporación también debe presentar un informe anual. Esto ayuda a mantener la información del negocio actualizada con el Secretario de Estado. Cualquier acción o cambio en el negocio requerirá una resolución corporativa que se votará en una reunión con la junta directiva.

Las LLC, por otro lado, tienen menos requisitos de mantenimiento de registros que sus homólogas corporativas. Por ejemplo, una LLC no está obligada a llevar actas, celebrar reuniones anuales o tener una junta directiva. Mientras que algunos estados todavía requieren que las LLC presenten informes anuales, otros no lo hacen. Consulta con el Secretario de Estado local para determinar qué requisitos son aplicables a tu LLC.

Entidad legal vs. Entidad fiscal: ¿Cuál es la diferencia?.

Una de las grandes diferencias entre LLC y corporación qué tipo de entidad son en terminos legales y fiscales. Muchos empresarios nuevos se confunden cuando se trata de entender la diferencia entre las entidades legales y las entidades fiscales. Tomemos un momento para entender sus diferencias.

Una entidad fiscal es cómo el IRS (Internal Revenue Service) ve tu negocio. Los ejemplos de entidades fiscales incluyen las Corporaciones C, las Corporaciones S y las empresas individuales. Las entidades legales tienen la opción de elegir como qué entidad fiscal se quieren identificar.

Tanto una LLC como una corporación pueden presentar una elección de corporación S y elegir ser gravadas como una corporación S, a pesar de que siguen siendo dos entidades legales diferentes.

En general, las LLC tienen más opciones a la hora de elegir una identidad fiscal que las corporaciones. Sin embargo, tanto las entidades legales como las fiscales ofrecen beneficios que es mejor consultar con un contador o un abogado que entienda los pormenores de tu negocio.

LLC vs. Corporación: Discrepancias legales

Tanto las sociedades anónimas como las sociedades de responsabilidad limitada proporcionan beneficios a sus propietarios en lo que respecta a la protección jurídica, aunque hay diferencias entre ambas y la forma en que las considera el sistema judicial.

Las corporaciones han existido desde el comienzo de la historia de los Estados Unidos. Debido a ello, la corporación como entidad ha madurado y se ha desarrollado hasta el punto de que las leyes se han hecho más uniformes. Los tribunales de los Estados Unidos tienen una extensa historia de casos relacionados con las corporaciones. Esto crea una importante estabilidad jurídica para las empresas.

Las sociedades de responsabilidad limitada se siguen considerando relativamente «nuevas». En la década de 1970 se las reconoció como un descendiente de las corporaciones como de las sociedades unipersonales. Debido a esta doble naturaleza, una sociedad de responsabilidad limitada asume las características de ambas entidades jurídicas. Sin embargo, como resultado de ser una «nueva» entidad jurídica y tener características tanto de una corporación como de una asociación, los estados difieren en su tratamiento de las LLC.

Si bien la mayoría de lose stados tienen leyes similares sobre la LLC, existen diferencias entre LLC y corporación que pueden llevar a una empresa a optar por convertirse en una LLC en un Estado y en una sociedad anónima en otro. A medida que pase el tiempo, las leyes que afecten a las LLC serán más uniformes en todos los Estados Unidos. Para la mayoría de los negocios, estas diferencias entre las leyes de LLC no deben ser un factor de mayor importancia, aunque realmente las discrepancias pueden ser el factor decisivo para unos pocos.

Sigue leyendo: ¿Qué es tax liability?

¿Es una LLC una corporación?

Una LLC no es un tipo de corporación. De hecho, una LLC es una entidad híbrida única que combina la simplicidad de una empresa individual con las protecciones de responsabilidad que ofrece la creación de una corporación.

Conclusión

Tanto las sociedades anónimas como las sociedades de responsabilidad limitada, ofrecen sus propios beneficios, separan a los propietarios de la empresa y proporcionan una protección de responsabilidad limitada para sus activos.

Inc. vs. LLC: ¿Cómo puedes saber a qué entidad incorporar un negocio? En última instancia, decidir qué entidad se ajusta más a tus objetivos es un primer paso importante en el camino hacia la formalidad de tu negocio.

También se recomienda que hables con un contador público autorizado o con un abogado. Ellos pueden ayudar a responder cualquier pregunta que puedas tener sobre qué entidad es la adecuada para tu negocio y proporcionarte una mayor comprensión del proceso.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!