¿Cuáles son los requisitos para un préstamo de día de pago?

Los préstamos de día de pago, también conocidos como adelantos de efectivo, son préstamos a corto plazo, de bajo saldo y altas tasas de interés. Se denominan así debido a una tendencia a que los fondos se pidan prestados mediante un cheque posfechado o una autorización de retiro de la cuenta a partir del próximo día de pago del prestatario. Es posible que, dependiendo de tus circunstancias, necesites un préstamo de este tipo, por ello en este artículo te diremos cuáles son los requisitos para un préstamo de día de pago.

Estos préstamos están diseñados para ser rápidos y, generalmente, fáciles de conseguir si el solicitante tiene un trabajo. Tienen por objeto ayudar a los consumidores a obtener dinero rápido con la finalidad de proveerles fondos hasta su próximo cheque de pago, de ahí el nombre de «préstamo de día de pago». 

Este tipo de préstamos también se conocen como préstamos de adelanto de efectivo, préstamos de depósito diferido, préstamos de cheques posfechados o préstamos de adelanto de cheques.

INFORMACIÓN CLAVE:

  • Los requisitos básicos para un préstamo de día de pago son una fuente de ingresos, una cuenta corriente y una identificación válida. Los prestatarios deben tener al menos 18 años de edad.
  • La solicitud de un préstamo de día de pago puede ser aprobada en cuestión de minutos, pero los préstamos vienen con tasas de interés extremadamente altas que atrapan a muchas personas en una espiral de aumento de la deuda.
  • La reciente reglamentación de la CFPB eliminó una disposición clave de la norma original de préstamos de día de pago de 2017 y dejó otra en su lugar.
Requisitos para un préstamo de día de pago

¿Cuáles son los requisitos para un préstamo de día de pago?

A continuación podrás ver cuáles son los requisitos para un préstamo de día de pago según la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB) del gobierno. Para calificar para un préstamo, la mayoría de los prestamistas de día de pago sólo requieren que los prestatarios:

  • Tengan al menos 18 años de edad;
  • Tengan una cuenta corriente activa; y
  • Proporcionen alguna prueba de ingresos así como una identificación válida.

El préstamo puede ser aprobado en tan sólo 15 minutos. En la mayoría de las circunstancias, el prestatario escribe un cheque por el monto del préstamo más un cargo por préstamo, y el prestamista retiene el cheque hasta una fecha de vencimiento predeterminada.

La mayoría de los préstamos de día de pago se extienden por sólo unas pocas semanas. Cuando el préstamo vence, el prestatario paga el préstamo o permite que el prestamista cobre el cheque con fecha posterior o haga un retiro de la cuenta del prestatario.

La reciente reglamentación de la CFPB

El CFPB emitió una norma el 7 de julio de 2020, que elimina el requisito de una norma de la administración Obama de 2017 que ordena que los prestamistas del día de pago evalúen la capacidad de un prestatario para pagar un préstamo y deja vigente un requisito de Obama que limita los intentos repetidos de los prestamistas del día de pago de cobrar de la cuenta bancaria de un prestatario.

Antes de la norma del 7 de julio, la administración Trump emitió normas propuestas en febrero de 2019 para revocar la disposición de suscripción obligatoria de la norma de 2017 y retrasar la aplicación de esa norma el 19 de agosto de 2019, seguida de una norma definitiva del 6 de junio de 2019 que retrasa la fecha de cumplimiento de agosto de 2019.

El riesgo de los préstamos de día de pago

Muchos prestatarios tienen problemas financieros con este tipo de préstamos al no poder pagarlos al vencimiento. Cada vez que el prestatario extiende el plazo del préstamo, se añaden más comisiones. Los prestamistas de día de pago cobran una comisión de 10 a 30 dólares por cada 100 dólares prestados, según la CFPB. Un cargo de $15 se calcula en un 400% anual.

Los préstamos de día de pago son accesibles para los consumidores con mal crédito y por lo general no requieren una verificación de crédito. Alrededor de 12 millones de estadounidenses usan préstamos de día de pago cada año, y la mayoría de ellos no tienen acceso a una tarjeta de crédito o cuenta de ahorros, según el Pew Charitable Trust.

Los préstamos de día de pago son arriesgados, y a menudo llevan al prestatario a una situación financiera mucho peor en el futuro. Están prohibidos en muchos estados.

Tasas de interés de los préstamos de día de pago

Los requisitos de los préstamos no deben ser la única consideración para la gente que piensa en un préstamo de día de pago. En términos de porcentaje anual, no es raro que los préstamos de día de pago excedan el 500% o incluso el 1.000%. Aunque los modelos de negocio y las regulaciones limitan el tamaño y la duración de los préstamos de día de pago, estos tipos de préstamos siguen siendo una alternativa costosa y deben ser tomados con cuidado.

Debido a las altas tasas de interés, los préstamos de día de pago son la forma más cara de pedir dinero prestado. Algunos estados tienen leyes que regulan cuánto pueden prestar los prestamistas y cuánto pueden cobrar por los préstamos, mientras que otros estados, como Nueva York, prohíben totalmente la práctica de los préstamos del día de paga. En los estados en los que esta práctica está prohibida, los prestamistas suelen eludir las regulaciones asociándose con bancos de otros estados.

Cantidades de préstamos de día de pago

Los montos de los préstamos que califican varían según los ingresos del prestatario y el prestamista del día de pago, aunque la mayoría de los estados tienen leyes que establecen montos máximos. Algunos estados incluso limitan la capacidad de los prestatarios de tener múltiples préstamos pendientes de pago, en un intento de evitar que los consumidores pidan prestado grandes cantidades a tasas de interés extremadamente altas. Los montos de los préstamos pueden variar entre 50 y 1.000 dólares, según la ley del estado.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!