Cómo eliminar las consultas de tu reporte de crédito

Para eliminar una consulta de crédito de tu reporte es necesario cumplir con ciertos requisitos. Si tienes consultas que pueden ser eliminadas, es hora de repasar tus habilidades de redacción, ya que tendrás que escribir una carta.

Ahora bien, si pensabas que el mal crédito es causado solamente por atrasos en los pagos, entonces piénsalo de nuevo, puesto que varios son los elementos que contribuyen al cálculo del puntaje de crédito.

¿Y por qué es importante ese puntaje? Pues porque los prestamistas lo utilizan para determinar si te conceden un crédito. En este sentido, una consulta de crédito puede afectar minúsculamente el total del puntaje en comparación a otros factores, sin embargo, en ciertos casos puede ser la diferencia entre obtener una buena tasa de interés.

En este artículo, vamos a ayudarte a entender lo que es una consulta de crédito, así como sus tipos. También aprenderás qué impacto tienen en tu puntaje, así como otros detalles más. ¿Empezamos?

Cómo eliminar consultas en tu reporte de crédito

¿Qué es una consulta de crédito?

¿Ha solicitado alguna vez un crédito? Los siguientes son algunos ejemplos de actividades que normalmente justifican una consulta de crédito:

  • Comprar o alquilar un auto nuevo 
  • Una nueva casa
  • Alquilar un apartamento
  • Contrato de servicios telefónicos
  • Tarjeta de crédito de tiendas
  • Préstamo personal
  • Comprar un seguro
  • Solicitar un trabajo en el que se requiera una verificación de crédito

Hay algunas actividades con las que puede estar familiarizado y otras que no, pero todas resultan en una consulta de crédito. La entidad que solicita la información en tu nombre normalmente te proporcionará los resultados, según lo dispuesto por la ley.

Los resultados pueden ser favorables o adversos. Si son adversos, la entidad debe notificar el motivo por el cual te han denegado el crédito o por qué lo han aprobado con un cargo financiero más alto (o un depósito si se trata de un alquiler).

A veces, el acreedor requerirá que en la solicitud haya un consignatario. Esto significa que representas un riesgo de crédito más alto y la compañía quiere asegurarse de que recibirá el pago por la mercancía o el servicio.

La solución para que obtengas la mejor tasa posible es revisar siempre tu reporte de crédito y mantenerlo en forma. Esto incluye la supervisión de la sección de consultas, que se encuentra en la parte inferior del informe.

Tipos de consulta de crédito

Hay dos tipos de consulta: las duras y las blandas. La diferencia entre ambas radica en quién solicita la información y la razón de la solicitud.

Una consulta de crédito dura sucede cuando tú, el consumidor, solicitas una nueva línea de crédito. En este caso, tienes que dar tu consentimiento para que el acreedor en cuestión vea la información de tu reporte de crédito. El prestamista podrá ver todos los detalles necesarios, como puntaje y tipos de crédito, para tomar una decisión sobre tu solicitud.

En cuanto a las consultas suaves, estas son realizadas sin tu consentimiento expreso. Las compañías de seguros o las compañías de tarjetas de crédito hacen estas averiguaciones cuando te están preevaluando para la elegibilidad de sus ofertas. Estas consultas también pueden ocurrir si ya tienes una línea de crédito abierta con una compañía, o en general si solicitas un puesto donde el salario es más de 70.000 dólares.

¿Es posible eliminar una consulta de crédito?

En pocas palabras: Sí. Sin embargo, las consultas duras son las únicas que se pueden eliminar, ya que pueden presentarse como negativas a los ojos de un acreedor. En este sentido, un método de eliminación es la disputa por carta certificada, la cual debe ser dirigida a cada una de las agencias de crédito.

El contenido de la carta debe incluir la razón por la que estás escribiendo (en este caso, para disputar una consulta de crédito), la compañía que solicitó tu información, la razón por la que estás disputando (normalmente debido a una actividad no reconocida o no autorizada), y tu solicitud para que se elimine el artículo negativo.

También debes incluir tu informe de crédito. Resalta las consultas para indicar mejor qué elementos quieres que se investiguen y/o se eliminen. Si hay múltiples consultas, puede ser conveniente numerarlas o escribirlas. Eso hará que sea mejor para referirse a ellas en la carta.

Por lo general, no es necesario eliminar las consultas si se tiene un buen crédito. Sin embargo, si tienes un crédito pobre o marginal, probablemente deberías buscar la eliminación, ya que esto podría significar una diferencia de 5 a 10 puntos en la financiación a 10,99% o 15,99%, hipotéticamente.

Ahora bien, la alternativa a escribir una carta es simplemente esperar a que la o las consultas desaparezcan por sí solas. En este caso, te recomendamos que evites solicitar un crédito mientras las consultas no desaparezcan. La única desventaja es que no es la solución más rápida.

Si todo esto suena un poco abrumador, podrías considerar pedir ayuda a un profesional para eliminar las consultas de tu informe de crédito.

Consultas duras y solicitudes de créditos

Cuando solicitas un nuevo crédito, generalmente proporcionas información como tu nombre, dirección, número de teléfono, y número de seguro social, los cuales son necesarios para identificar con precisión el registro de crédito.

Como hemos mencionado, tu solicitud de crédito requerirá tu firma, dando al prestamista o a un consultor financiero permiso para acceder a tu expediente de crédito. 

Puede que estés familiarizado con este enfoque si alguna vez has comprado un auto. Si entras al concesionario, te pedirán que llenes una solicitud de crédito antes de permitirte probar los automóviles. Puedes estar sujeto a múltiples consultas duras usando este enfoque, ya que el concesionario buscará la oferta que mejor se adapte a tu situación.

Después de adquirir el auto, descubrirás en tu reporte de crédito varias entradas de consultas. Pero no entres en pánico, ya que los diferentes modelos de puntuación de FICO utilizan múltiples solicitudes de un tipo de préstamo como una sola solicitud, lo que indica que se buscaban las mejores tasas.

Seguramente te estás preguntando cuánto tiempo permanece una consulta de crédito dura en tu informe, pues bien, tienes que saber que afectan tu puntaje durante un año, y que se borran a los dos.

Consulta de crédito blanda: ¿Cómo funciona?

El otro tipo de consulta de crédito es un poco diferente y no afecta a tu puntaje en absoluto, pero, ¿qué es exactamente? Explicado de manera simple, una consulta blanda es iniciada por ti, el propietario del informe, aunque también pueden ser iniciadas por instituciones financieras.

Siempre que tengas una tarjeta de crédito o una tarjeta de tienda, las compañías respectivas harán consultas blandas para verificar tu situación crediticia. Lo hacen por varias razones, por ejemplo, para ver si eres elegible para un aumento automático del límite de crédito.

Otra razón por la que una compañía haría una consulta blanda es para ver si eres elegible para otros productos. Por ejemplo, si sólo tienes una tarjeta de crédito y la compañía o prestamista también ofrece préstamos hipotecarios y para automóviles, entonces puede que recibas correos electrónicos o correos directos en los que te digan que eres elegible para sus ofertas.

Pre-selección para marketing

Este es un detalle que probablemente ignoras, pero las compañías son capaces de ofrecer ofertas personalizadas gracias a consultas blandas de tu informe. De acuerdo con la Comisión Federal de Comercio, los acreedores o aseguradores pedirán a las agencias de crédito una lista de personas con una cierta puntuación a quienes dirigir sus campañas de marketing.

Aunque esto puede ser una molestia para algunos, puede ser muy beneficioso para otros, ya que las ofertas exclusivas sólo pueden estar disponibles a través de la preselección. 

Por otro lado, cuando tienes varios tipos de seguros, tu proveedor puede revisar periódicamente tu informe para ofrecer más productos o reducir sus tarifas en la renovación. Naturalmente, esto resulta también en una consulta suave de tu informe. Para finalizar, sólo tú puedes ver las consultas blandas y sus detalles, y éstas desaparecen del informe en un año.

Cómo los puntajes de crédito se ven afectados por las consultas duras

Cuando se lleva a cabo una consulta de crédito duro, tu puntuación de crédito disminuirá unos cuantos puntos, y esta situación durará alrededor de un año. 

En este orden de ideas, si estás buscando activamente un préstamo para auto o una hipoteca y necesitas los términos más favorables, te aconsejamos que realices todas las consultas dentro de un plazo de 30 días. ¿Por qué? Pues porque todas las consultas de crédito realizadas durante este plazo contarán como una, teniendo un impacto mínimo en tu puntuación.

Como hemos mencionado, la reducción es mínima, de uno a 5 puntos. Sin embargo, continuar pagando a tiempo y mantener buenos hábitos financieros hará que un un mal puntaje de crédito pase a territorio de «bueno» con el tiempo.

Supervisar la utilización de tu crédito y abstenerte de obtener nuevas líneas son otras tácticas para mitigar los efectos de las consultas duras.

A decir verdad, la reducción de puntos provocada por una consulta dura es pequeña en comparación con la disminución provocada a un aumento en el saldo de una tarjeta de crédito

Consultas de crédito no solicitadas

Una regla general cuando se trata de tu informe de crédito es verificar que todo sea correcto y anotar cualquier discrepancia. Esto incluye las consultas, ya que los acreedores a veces ven el número de consultas en su decisión de extender una nueva línea. Tener una cantidad excesiva de consultas también puede reducir su puntuación.

Debido a los potenciales efectos de las consultas de crédito, así como de cualquier información que haya en tu informe, debes asegurarte de que todo sea correcto y fehaciente. Puedes comenzar verificando quien inició las consultas duras, ya sea mediante una solicitud firmada o un formulario en línea.

Si encuentras una consulta de una empresa que no reconoces, puedes optar por que la empresa retire la consulta. Si no estás seguro de si debes eliminar la consulta o no entiendes cómo afecta a tu puntuación de crédito, puedes buscar la ayuda de una empresa de reparación de crédito.

Una compañía de reparación de crédito puede aconsejarte cómo tratar las consultas y otros elementos potencialmente negativos en tu informe de crédito. Así mismo, pueden brindarte asesoría sobre cómo manejar el asunto por ti mismo.

En conclusión

Cuando se trata de las consultas de crédito, aunque pueden ser una pequeña parte del pastel del puntaje crediticio, pueden perjudicar financieramente. Después de todo, son registros que muestran tu historial de crédito, con el cual los prestamistas pueden hacerse una idea de tu situación.

Las consultas dan una idea de la frecuencia con la que alguien revisa un informe para ofrecerte una oferta atractiva para una nueva línea de crédito. También pueden mostrar la frecuencia con la que solicitas líneas de crédito adicionales. Si tienes diferentes consultas en tu reporte, puede hacerte parecer como un riesgo crediticio para ante los ojos de los potenciales acreedores potenciales; y si no reconoces o no autorizaste alguna de esas consultas, debes ponerte en contacto inmediatamente con la compañía y/o presentar una disputa.

En caso de que no estés familiarizado con este proceso o no seas un gran redactor formal de cartas, puedes optar por contratar los servicios de una agencia de reparación de crédito, la cual podrá ayudarte con la eliminación de consultas, junto con la eliminación de otros elementos negativos que puedan afectar tu puntaje crediticio.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!