Puntaje de crédito fuera de USA: ¿Tiene validez?

Para muchas personas su puntaje crediticio puede ser un verdadero dolor de cabeza, sobre todo si están pensando hacer vida en otro país. Si vas a viajar y tu situación crediticia no es la mejor, probablemente querrás saber si tu puntaje de crédito fuera de USA tiene validez.

¿Tiene validez el Puntaje de crédito fuera de USA?

La respuesta es muy corta y especialmente dulce para aquellos cuyo puntaje crediticio se encuentra en los rangos más bajos. No, el puntaje de crédito fuera de USA no tiene validez, no aplica en el extranjero. Si quieres hacer vida en otro país, tu puntaje crediticio te hará menos daño que un desagradable resfriado.

Puntaje de crédito después de salir de USA

En el momento en el que sales de Estados Unidos rumbo a un destino en el extranjero, tu puntaje crediticio pierde importancia. Esto no significa que desaparece por arte de magia, sino que su influencia (al menos en suelo extranjero) es insignificante o inexistente.

La falta de tecnología puede haber creado una barrera inicial para el tipo de sistema mundial de calificación de crédito que ahora podría ser técnicamente viable. Pero las leyes a nivel nacional e internacional prohíben compartir los historiales de crédito con prestamistas extranjeros. La razón es la protección del consumidor: La creciente tendencia al robo de identidad, que se aprovecha de los datos de los clientes, hace que esa legislación sea esencial.

Cómo es en otros países

Es cierto que muchos países, incluyendo Canadá y el Reino Unido, tienen sistemas de puntaje de crédito que son muy parecidos al sistema americano. Sin embargo, no sólo que no hay comunicación entre los sistemas, sino que hay diferencias importantes en los datos necesarios para establecer el puntaje de crédito en otros países

Por ejemplo, en el Reino Unido, los prestamistas consideran que el comportamiento de los votantes es una señal positiva, lo que significa que a menos que te conviertas en ciudadano del Reino Unido y te inscribas en el registro electoral, tendrás que buscar otras formas de establecer el crédito.

No significa que a las instituciones de préstamo en el extranjero no les importe el historial de crédito que has establecido en tu país de origen. Países como Alemania (que, como el baluarte financiero de la Unión Europea, tiene un sistema bancario y crediticio muy sofisticado) simplemente carecen de los sistemas para investigar a fondo el historial crediticio de un potencial cliente en los Estados Unidos.

¿Qué se puede esperar sobre tu puntaje de crédito fuera de USA?

Si los prestamistas extranjeros no tienen acceso a tu puntaje crediticio estadounidense, ¿qué puedes esperar si quieres, por ejemplo, abrir una tarjeta de crédito con un banco local o comprar un auto?

Los bancos y las instituciones de préstamo extranjeras pueden preguntar sobre las deudas pendientes en su país de origen. Si bien es posible que esas indagaciones no vayan seguidas de una verificación, recuerda que es importante ser sincero cuando se trata de instituciones financieras extranjeras. 

Probablemente, debes proporcionar una verificación de los ingresos de tu actual empleador, que debe ser bastante sencilla de obtener en tu nuevo lugar de trabajo.

Puntaje de crédito fuera de USA: Mal crédito

Si no has pagado la tarjeta de crédito o no has pagado el préstamo del coche, quizás la promesa de empezar de cero, al menos en lo que se refiere al crédito, es un atractivo añadido en una aventura en el extranjero. 

Este nuevo comienzo se aplica a aquellos que se han declarado en bancarrota también: Aunque el total de solicitudes de empresas e individuos se redujo a 1,03 millones en 2013 de 1,19 millones en 2012, según un informe del Instituto Americano de Quiebras, no es una cifra pequeña. En 2014, más de un millón de bancarrotas (tanto de empresas como de individuos) fueron presentadas en los Estados Unidos. Aunque la quiebra no «desaparece» de tu crédito en USA, tendrá mucho menos poder (si lo tiene) en el extranjero.

Si al analizar la situación te das cuenta de que tu puntaje crediticio significa tanto en Bogotá como tu tarjeta de membresía del gimnasio podrás suspirar aliviado, genial. Pero no te relajes demasiado. Aunque una reubicación en el extranjero podría representar un nuevo comienzo para aquellos cuyo puntaje crediticio en los Estados Unidos les impide obtener las mejores tasas de interés en compras importantes como autos o casas, no es una solución universal, especialmente si planeas repatriarte a los Estados Unidos en el futuro. 

Puntaje de crédito fuera de USA: Excelente Crédito 

Si tienes un excelente puntaje crediticio y te vas al extranjero, probablemente quieras llevarlo junto a tu equipaje. Sin embargo, aunque no puedas hacerlo de esa forma, sí puedes maximizar su impacto en los prestamistas extranjeros con algunas estrategias.

En realidad, la expatriación puede hacer que tu excelente puntaje crediticio sea menos importante, pero esto no significa que no pueda ser útil. Si bien tu historial de crédito no se transferirá automáticamente a las instituciones de préstamo extranjeras, hay varias maneras de capitalizar tu sólido historial financiero cuando trates con un banco extranjero.

Una medida sencilla sería imprimir tu informe de crédito, junto con cualquier documentación que lo acompañe, para llevar a las citas con los prestamistas. ¿Otra estrategia? Antes de viajar, pide a tu banco que te proporcione una copia impresa y que firme una carta en papelería oficial donde detalle tu historial de crédito.

¿Cuál es el futuro de las finanzas personales para los expatriados americanos? Los recientes cambios en las leyes bancarias y fiscales de EE.UU. apuntan a una mayor cooperación entre los bancos de USA y los de afuera. Pero muchos estadounidenses que aceptan trabajos en el extranjero descubren lo contrario, asegurar préstamos para casas o autos en países donde no tienes historial de crédito es un gran desafío.

Construyendo el crédito en el extranjero

¿Qué haces mientras tanto? Primero, no entregues tus tarjetas de crédito estadounidenses. Si es posible, mantén activa la cuenta de ahorros, de cheques o de tarjetas de crédito de USA. 

Dos advertencias: Asegúrate de seguir cualquier requisito de uso mínimo en la cuenta para que no sea cerrada por inactividad y usa una tarjeta sin cargos por transacciones en el extranjero. Incluso, si vives en el extranjero, lo que compres con tu tarjeta estadounidense contará como una transacción en el extranjero y se sumará al costo de cada compra.

Si no puedes obtener una tarjeta de crédito estándar en tu nuevo país, es posible que tengas que empezar por intentar abrir una tarjeta de crédito de tienda (a pesar de las altas tasas de interés que cobran). Realiza compras regulares y paga las facturas puntualmente para empezar a construir un historial de crédito local. Mientras tanto, intenta abrir una cuenta en un banco local.

Regresando a casa

En 1940, cuando el novelista estadounidense Thomas Wolfe popularizó el adagio «No puedes volver a casa otra vez», presumiblemente no se refería a los puntajes de crédito. (Para ser justos, eso fue 49 años antes de la aparición de los puntajes FICO.).

Dependiendo de la duración de tu estancia en el extranjero, tu crédito (ya sea bueno, malo o terrible) te estará esperando a tu regreso.

Si planeas permanecer en el extranjero por lo menos siete años, encontrarás que cualquier atraso o marca negativa en tu informe de crédito habrá desaparecido en ese tiempo. Si después de los siete años aún están en el informe, debes contactar con la oficina de crédito para solicitar la eliminación de las deudas vencidas. 

Afortunadamente, un puntaje de crédito que no llega al promedio puede repararse en unos pocos años con esfuerzo constante. Sin embargo, los grandes contratiempos financieros, como tener una casa en ejecución hipotecaria o una deuda impaga en cobranzas, pueden tardar de siete a diez años en resolverse.

Reestableciendo el crédito

Si más bien cuando saliste al extranjero contabas con un puntaje de crédito excelente, este puede «desaparecer» después de varios años. Aunque es difícil restablecer un crédito sólido después de una década o más sin actividad financiera en los Estados Unidos, hay varias maneras de resolver o mejorar esta situación.

En primer lugar, no es necesario cerrar todas tus cuentas en los EE.UU. antes de salir. Si es posible, manten activas las cuentas de ahorros o de cheques y de tarjetas de crédito, procura realizar suficientes transacciones para mantenerlas abiertas hasta que regreses. 

Lo mismo aplica a las cuentas en tu país de adopción: Hasta que restablezcas el crédito en los Estados Unidos, mantén abiertas tus cuentas y tarjetas de crédito en el extranjero, a menos que no sea factible hacerlo. 

Asegúrate de cumplir con las nuevas regulaciones de la FBAR que ordenan que todos los americanos con tenencias financieras en el extranjero las reporten al gobierno de los Estados Unidos.

Al abrir una cuenta de American Express en el extranjero, lo que hagas con ella puede influir positivamente en tu solicitud en el momento de  regresar a casa. ¿Las malas noticias? El brillante crédito que has construido en el extranjero no te servirá de mucho en los Estados Unidos.

Conclusión

Si la idea de abandonar tu extraordinaria puntuación de crédito te molesta, no te preocupes, estará allí siempre y cuando regreses dentro de pocos años y/o permanezcas atento para mantener tus cuentas activas. Si has tenido problemas con tu crédito, mudarte al extranjero podría representar un nuevo comienzo desde una perspectiva financiera y cultural.

No hay una solución rápida para reparar el mal crédito (ya sea solo o compartido). Pero mudarte al extranjero puede ofrecer una manera de rehacer tu historial de crédito con un mejor resultado.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!