401(k) para indocumentados: Todo lo que necesitas saber

Si eres un ciudadano extranjero -es decir, no naciste en los Estados Unidos- pero aún así tienes permitido vivir y trabajar legalmente en el país, el Servicio de Impuestos Internos o IRS te considera como un extranjero no residente a los efectos fiscales

Y sí, aunque tendrás que pagar impuestos sobre la renta -al igual que todo el mundo- es posible que tengas algunas preguntas sobre varios de los beneficios reservados para ciudadanos americanos, como por ejemplo, si calificas para abrir una cuenta de jubilación tal como lo haría cualquier estadounidense.

En este punto, las cuentas de inversión para la jubilación 401 (k) o IRA serían tus preferidas. ¿Quieres saber si siendo extranjero residente en EE. UU. podrías acceder a una? Justamente esta es la pregunta que trataremos de responder de seguida. Te contamos todo acerca del 401(k) para indocumentados.

401(k) para indocumentados, ¿es posible?

Lamentablemente, no. Necesitas ser residente legal y tener SSN o ITIN para hacerlo. Si bien algunos extranjeros que cumplen con estas condiciones piensan que las cuentas 401 (k), IRA tradicional o cuentas Roth solo están reservadas para los ciudadanos americanos, lo cierto es que si son residentes legales en el país pueden disfrutar de ellas. 

De hecho, si trabajas para una empresa con sede en los Estados Unidos, es probable que tu empleador te ofrezca una 401 (k). Si la empresa empleadora no te ofrece este tipo de plan, ¡no te preocupes! Todavía podrías optar por contribuir a una cuenta IRA.

La oportunidad de tener una cuenta de jubilación como ciudadano no estadounidense es, si lo piensas, una ventaja muy importante que puedes aprovechar a tu favor; ya que te dará la capacidad de ahorrar mientras trabajas en el país. A fin de cuentas, si pospusieras el ahorro para la jubilación hasta regresar a tu país de origen, podrías perderte de años de crecimiento, en especial si lo calculas a largo plazo. Como resultado, te verás obligado a ponerte al día cuanto antes, limitando -quizás demasiado- tus finanzas personales.

Si la empresa para la que trabajas te ofrece un programa de contrapartida de empleados, también podrías tener la oportunidad de maximizar el rendimiento de tu cuenta, al menos siempre que estés en el país. Sin embargo -y ante todo- es importante que comprendas cómo funciona cada una de las cuentas para decantarte por la mejor opción.

Sigue leyendo: ¿Qué es una cuenta IRA (Individual Retirement Account)?

Reglas de participación de las cuentas 401 (k)

Ante todo, hay algo que debes saber. Una empresa con sede en los Estados Unidos no está obligada a ofrecerle a sus empleados un plan 401 (k). No obstante, muchas lo hacen porque es un incentivo para los trabajadores. Esto los hace más deseables como empleadores, ya que muchas personas buscan lugares para trabajar que les den beneficios de jubilación.

¿Cuándo sabrás si tu empleador trabaja con cuentas 401 (k)? Normalmente, recibirás información sobre la elegibilidad al momento de firmar tu contrato laboral. En la mayoría de los casos, los empleados deben tener 21 años de edad cumplidos para poder participar en el plan. Es importante destacar, además, que algunos empleadores requieren un mínimo de un año de servicio dentro de la empresa -o más de 1,000 horas de trabajo cumplidas- para que el empleado pueda disfrutar de este beneficio.

Una vez que seas aceptado en la cuenta, contribuirás con cientos de dólares antes de impuestos. Este dinero conformarán tus contribuciones al plan tradicional 401 (k) y puede que tu empleador también transfiera la misma cantidad de dinero que tú, igualando así tus contribuciones. Al momento de hacer los retiros es que deberás pagar impuestos.

Nota: A partir del año 2018, el límite de contribución anual para un plan 401 (k) es de $18,500. Puedes contribuir con hasta $24,500 al año si tienes 50 años o más.

Importante: Algunos empleadores también ofrecen una Roth IRA, pero esto no es muy común. La diferencia principal entre una 401 (k) y una Roth IRA es que las contribuciones se realizan después de impuestos. En otras palabras, esta modalidad te permitiría hacer retiros libres de impuestos durante la jubilación.

Diferencias entre una 401 (k) tradicional frente a una Roth IRA

Ya que nombramos el tema de las diferencias entre las 401 (k) tradicionales y las Roth IRA, vamos a ahondar un poco más en ellas:

401 (k) tradicionalRoth IRA
Las contribuciones pueden deducirse de impuestosLas contribuciones no son deducibles de impuestos
Cuando el titular haga retiros, deberá pagar impuestosLas ganancias se pueden retirar libres de impuestos y sin multas si los fondos estuvieron en el Roth 401 (k) durante 5 años y el titular cumplió 59 años y medio de edad
Las distribuciones mínimas requeridas (RMD) se requieren a partir de los 70 años y medio de edadLas distribuciones mínimas requeridas (RMD) se requieren a partir de los 70 años y medio de edad

Nota: Ten en cuenta que si retiras dinero de tu cuenta antes de los 59 años y medio de edad, es posible que debas pagar una multa del 10%, además de impuestos sobre la renta sobre el monto retirado.

¿Cómo funciona una cuenta IRA? ¿Está disponible para inmigrantes?

Un ciudadano no estadounidense que trabaje y viva legalmente en el país también puede abrir una IRA. En este punto, existe la opción de una Roth o una IRA tradicional. Si lo prefieres, esta podría ser tu única cuenta de jubilación o, por el contrario, puedes abrir una cuenta IRA, además de tu 401 (k).

Invertir tanto en un plan de jubilación 401 (k) como en una cuenta IRA es una estrategia inteligente, especialmente para las personas que desean vivir un período de jubilación cómodo y holgado. Toma en cuenta que, según las estadísticas, se estima que necesitarás alrededor del 85% de tus ingresos previos a la jubilación durante los años de retiro.

Nota: Recuerda que una cuenta IRA no es en sí misma una inversión. Más bien se trata de un tipo de cuenta que trabaja con varios tipos de inversiones, desde certificados de depósito, fondos mutuos y acciones hasta bonos del gobierno, entre otros.

Importante: Desde el año 2018, una persona puede contribuir con $5,500 anuales a una cuenta IRA, o con un máximo de $6,500 si tiene 50 años de edad o más. Cualquier persona menor a los 70 años y medio de edad puede abrir una cuenta IRA tradicional. Sin embargo, toma en cuenta que no podrás contribuir a esta cuenta en particular después de cumplir este límite de edad.

IRA tradicional versus Roth IRA: principales diferencias

Ya que hablamos sobre este tipo de cuentas, veamos qué diferencia a una IRA tradicional de una Roth IRA.

IRA tradicionalRoth IRA
Las contribuciones pueden ser deducibles de impuestosLas contribuciones no son deducibles de impuestos
El titular deberá pagar impuestos a hacer retirosLas ganancias se pueden retirar libres de impuestos y sin multas si los fondos estuvieron en la cuenta IRA Roth durante 5 años y el titular cumplió 59 años y medio de edad
Se debe tener menos de 70 años y medio de edad para contribuirSe puede contribuir a cualquier edad
Las distribuciones mínimas requeridas (RMD) se requieren a partir de los 70 años y medio de edadNo se requieren RMD

Sigue leyendo: Plan de jubilación: Los mejores planes de retiro en Estados Unidos

Las contribuciones tradicionales de IRA son deducibles de impuestos en el año en que se realiza la contribución. Por supuesto, esto reduce tu ingreso imponible, pero no te olvides que deberás pagar impuestos sobre estos retiros cuando te jubiles.

En este punto, las reglas para una Roth IRA son diferentes. No podrás realizar una deducción de impuestos con esta cuenta, pero esto significa que podrás retirar dinero libre de impuestos durante la jubilación. Los límites anuales de una Roth IRA son los mismos que los de una IRA tradicional. No obstante, todavía hay diferencias esenciales. Una de ellas es que no puedes abrir una cuenta Roth IRA a cualquier edad y que no hay límite de edad para las contribuciones.

Nota: Si lo prefieres, puedes contribuir tanto a una Roth IRA como a una IRA tradicional al mismo tiempo. Sin embargo, las contribuciones totales para ambas cuentas no pueden exceder el límite anual interpuesto.

Importante: De manera similar a un 401 (k), los retiros anticipados están sujetos al pago de una multa del 10% y también al pago de impuestos sobre la renta calculados tomando como base el monto que se retire.

¿Qué necesitas para tener un plan de jubilación como inmigrante en Estados Unidos?

Si bien es posible tener una cuenta de jubilación como ciudadano no estadounidense, necesitarás algunas cosas para calificar para una. Por ejemplo, solo puedes abrir una cuenta de jubilación si tienes 1) un número de Seguro Social o 2) un número de identificación personal del contribuyente (ITIN). La Administración del Seguro Social (SSA) es quien emite los SSN. En cuanto al ITIN, puedes solicitar uno ante el IRS.

Es posible que cumplir con este requisito no sea un problema para ti porque probablemente ya tengas un número u otro. Toma en cuenta que la mayoría de las empresas de los Estados Unidos que ofrecen cuentas y planes de jubilación solo aceptan empleados con un SSN o con cualquier otro tipo de identificación del contribuyente.

Nota: Necesitarás un SSN o ITIN para una cuenta de jubilación. ¿Para qué? Para que tus intereses, dividendos y ganancias puedan ser reportados al IRS. Puedes solicitar uno o ambos, pero solo si cuentas con documentos de inmigración que confirmen que puedes vivir y trabajar legalmente en los EE. UU.

¿Qué deberías pensar antes de abrir un plan de retiro?

Por el simple hecho de tener la posibilidad de abrir una cuenta de jubilación en los Estados Unidos, no significa que deberías tenerla, ¿o sí? Podríamos decir que hay algunas preguntas que deberías responder antes de lanzarte al agua.

Una de las más importantes sería la siguiente: ¿tienes previsto quedarte en los Estados Unidos de forma permanente -y posiblemente convertirte en ciudadano americano- o piensas regresar eventualmente a tu país de origen? Si tu plan es permanecer en los EE. UU. y jubilarte en el país, probablemente no tengas ningún problema. Puedes contribuir sin miedo a tus cuentas y retirar tu dinero sin multas una vez que seas elegible para hacerlo.

Pero si crees que eventualmente regresarás a tu país de origen, asegúrate de comprender cómo esta decisión podría afectar a los fondos de tu cuenta de jubilación.

¿Perderé el dinero de mi cuenta de jubilación si me mudo a otro país?

Si abandonas los EE. UU. y te mudas a tu país de origen antes de ser elegible para los retiros de jubilación, puedes retirar el saldo acumulado en tus cuentas y transferir los fondos a un plan de jubilación en tu país de origen. Sin embargo, toma en cuenta que esta es una opción costosa.

Nota: Recuerda que si tienes menos de 59 años y medio de edad, pagarás una multa del 10% por retiro anticipado, además del impuesto sobre la renta de los EE. UU. Por ende, si tu tasa impositiva es del 20%, eso quiere decir que perderás un total del 30% del saldo retirado.

La buena noticia es que puedes recuperar parte de este dinero mediante créditos y deducciones cuando presentes tu declaración de impuestos. ¿Nuestra recomendación? Contacta a un contador especializado en impuestos para obtener más detalles y saber qué puedes hacer para reducir la pérdida de dinero.

Otra de las opciones en la que quizás no hayas pensado sería reducir tu obligación tributaria durante el primer año de tu mudanza a tu país de origen y esperar ese año para hacer el retiro de los fondos de jubilación. Esto solo funcionaría si tus ingresos laborales se reducen al máximo, lo que te colocará en una tasa impositiva mucho más baja.

¿Qué otras opciones tengo si me devuelvo a mi país de origen?

Por supuesto, no estás obligado a retirar el dinero de tu cuenta de jubilación al salir de los Estados Unidos. También existe la alternativa de dejar el dinero ahí -en caso que tengas más de $5,000- o de transferir el dinero a una cuenta IRA para librarte de la penalización. (Recuerda que, para esto, deben pasar cinco años)

¿Qué más puedes hacer? Averiguar si tu país de origen tiene un tratado fiscal con los Estados Unidos. Esto te permitirá disfrutar de un crecimiento libre de impuestos en tu 401 (k) o IRA cuando regreses a tu país de origen. Además, una vez que seas elegible para retirar los  fondos de la jubilación, es posible que tu país de origen no califique este dinero como un ingreso imponible. Por lo tanto, solo tendrás que pagar los impuestos estadounidenses.

Sigue leyendo: ¿Qué es el plan de retiro 403b?

¿Cómo retirar el dinero de mi 401 (k) sin impuestos si soy inmigrante y estoy fuera del país?

Como nota al margen, existe un truco para retirar dinero de una cuenta de jubilación con sede en EE. UU. antes de tiempo y sin tener que pagar impuestos. Como extranjero no residente sujeto a presentar una declaración de impuestos de los EE. UU., tu exención personal anual es de $4,050. 

Por lo tanto, puedes retirar hasta $4,050 al año de tu 401 (k) o IRA y no pagar impuestos sobre el retiro. Pero esto solo funcionaría si ese monto de retiro es el único ingreso que recibes de los Estados Unidos durante ese año fiscal. Por eso solo aplicaría en caso que te hayas mudado a tu país de origen.

Nota: Para poder aprovecharte de los beneficios de este truco, debes presentar una declaración de impuestos como no residente.

En resumen: 401 (k) para indocumentados, ¿es posible?

No, pero si eres un ciudadano extranjero autorizado para vivir y trabajar legalmente en el país, no hay ninguna ley que te prohíba hacerlo. Sin embargo, antes de abrir una cuenta, considera seriamente si piensas quedarte a vivir permanentemente en los Estados Unidos o regresar a tu país de origen en el futuro, ya que de esto dependerán tus opciones de retiro.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:



Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!