Cómo funciona el sistema de pensiones en Estados Unidos

Como funciona el sistema de pensiones en Estados Unidos
14
min de lectura

Compromiso editorial

Si bien no somos asesores financieros, nos esforzamos por ayudarte a tomar decisiones financieras más inteligentes. Aunque nos adherimos a una estricta integridad editorial, este post puede contener referencias a productos publicitados. Aquí tienes una explicación de cómo ganamos dinero.

Mas información

Lo que debes saber

El sistema de pensiones en EE.UU se compone de la Seguridad Social y ahorros personales como 401(k) o IRA.

Los beneficios de la Seguridad Social dependen de los ingresos de toda la vida laboral.

El sistema enfrenta desafíos financieros por el envejecimiento de la población y la mayor esperanza de vida.

¿Te acercas a tu etapa de jubilación y te inunda un mar de preguntas? ¿Te gustaría comprender cómo se calculan los beneficios de la Seguridad Social? ¿Cómo se recaudan y distribuyen los fondos? ¿O tal vez, estás buscando explorar opciones alternativas para asegurar una jubilación cómoda?

¡Estás en el lugar correcto! En este artículo, desglosaremos de manera sencilla y clara cómo funciona el sistema de pensiones en Estados Unidos, cuáles son tus opciones y cómo puedes aprovecharlas al máximo. Así, podrás planificar tu futuro con tranquilidad y confianza.

Noticias Relacionadas

¿Cómo funciona el sistema de pensiones en Estados Unidos?

El sistema de pensiones en Estados Unidos es como una gran alcancía donde las personas depositan dinero durante su vida laboral para tener ingresos cuando se jubilen. Llegada la edad de elegibilidad, deben solicitar los beneficios de la pensión.

El Seguro Social es solo una parte del plan de jubilación. También puede considerarse ahorrar e invertir dinero en otros tipos de cuentas de jubilación, para recibir cheques con montos más elevados al jubilarse.

Seguridad Social

Cuando trabajas, una parte de tus ingresos se destina a un fondo llamado Seguridad Social. Es importante comprender que no es un programa de ahorro personal, por lo que el dinero no se guarda en una cuenta individual para ti.

La recaudación acumulada en este programa de seguro social se utiliza para brindar asistencia económica a los jubilados actuales, personas con incapacidad o enfermedades que limitan su trabajo y familiares de asegurados que fallecieron.

Esto quiere decir que, cuando tú te jubiles, el cheque mensual de jubilación que recibirás provendrá del trabajo y los aportes de las personas que se encuentren laboralmente activas en ese momento.

La Seguridad Social se financia mediante impuestos sobre la nómina y ofrece una base de ingresos para ayudar a cubrir las necesidades básicas de quienes lo necesiten. Veamos cómo se obtiene la financiación de acuerdo al tipo de trabajo.

Trabajo con contrato

Si trabajas con contrato, cada vez que recibes tu cheque de pago, notarás que se quita un porcentaje de tu paga para el impuesto de la Seguridad Social. La responsabilidad de realizar estas deducciones recae en tu empleador.

Actualmente, el impuesto de la Seguridad Social se divide en dos componentes: el impuesto del Seguro Social y el impuesto del Seguro de Medicare. Estos impuestos se calculan como porcentajes del salario sujeto a impuestos.

  • Impuesto del Seguro Social. Tiene una tasa del 6.2% que se retendrá de tu salario y tu empleador contribuirá con otro 6.2%, destinando en total el 12.4% de tu sueldo al Fondo del Seguro Social.
  • Impuesto del Seguro de Medicare. Tiene una tasa del 1.45% para empleado y empleador. Se retendrá ese porcentaje de tu salario y tu empleador contribuirá con la misma cantidad, destinando un total de 2.9% de tu salario al Fondo del Seguro de Medicare.

Trabajo independiente o ingresos sin contrato

Si eres un trabajador independiente o si recibes ingresos en efectivo sin una relación laboral formal, eres responsable de realizar las contribuciones a la Seguridad Social por cuenta propia ya que no hay un empleador que realice las deducciones.

Debes presentar el Formulario 1040-ES (Estimated Tax for Individuals) con el IRS o Administración de Impuestos Internos, donde estimarás tus ganancias y calcularás los impuestos correspondientes. Después enviarás los pagos correspondientes.

Como trabajador independiente, eres responsable de pagar la parte del impuesto del Seguro Social y la parte del empleador, lo que significa que debes cubrir el 12.4% total del impuesto del Seguro Social y el 2.9% total del impuesto del Seguro de Medicare.

Ahorro personal

El ahorro personal para la jubilación en Estados Unidos es un proceso mediante el cual las personas reservan una parte de sus ingresos o activos con el objetivo de asegurar un ingreso estable durante su etapa de jubilación.

El sistema de ahorro para la jubilación en Estados Unidos se basa en diferentes alternativas para los trabajadores contratados y para los trabajadores independientes o en negro.

Trabajadores contratados

Los trabajadores que cuentan con contrato, disponen de una variedad de opciones respecto de su pensión en Estados Unidos. Las más utilizadas son:

  • Plan 401(k). Es un plan de jubilación patrocinado por el empleador, en el que los empleados pueden contribuir una parte de su salario antes de impuestos. Los fondos acumulados se invierten y crecen con el tiempo, y los impuestos se aplazan hasta que se retiren los fondos durante la jubilación.
  • Plan de pensión tradicional. También conocidos como planes de beneficio definido, proporcionan un ingreso fijo en la jubilación basado en factores como el tiempo de servicio y el salario del empleado durante su carrera. El empleador es responsable de financiar y administrar estos planes.
  • Planes IRA (tradicional o Roth). Los planes IRA (Individual Retirement Account) son opciones de ahorro para la jubilación individuales.
  • Con un IRA tradicional, las contribuciones pueden ser deducibles de impuestos, y los impuestos se pagan cuando se retiran los fondos durante la jubilación.
  • Con un Roth IRA, las contribuciones se hacen con dinero después de impuestos, pero los retiros en la jubilación pueden ser libres de impuestos.

Trabajadores independientes o sin contrato

Para estos trabajadores, las alternativas de ahorro para la jubilación incluyen:

  • Planes SEP IRA o SIMPLE IRA. Estos planes están diseñados para trabajadores autónomos y pequeños empresarios.
  • SEP IRA (Simplified Employee Pension Individual Retirement Account) permiten contribuciones tanto del empleador como del empleado, basadas en un porcentaje de los ingresos del trabajador independiente.
  • SIMPLE IRA (Savings Incentive Match Plan for Employees Individual Retirement Account) también permiten contribuciones tanto del empleador como del empleado y están disponibles para empresas con menos de 100 empleados.
  • Cuentas de ahorro individuales. Es posible destinar parte de los ingresos a cuentas de ahorro tradicionales o cuentas de corretaje para la jubilación. No ofrecen los mismos beneficios fiscales específicos para la jubilación que otros planes, pero siguen siendo una forma efectiva de ahorrar para el futuro.

¿Qué tener en cuenta sobre la Seguridad Social?

Algunos puntos importantes acerca de cómo funciona el sistema de pensiones en Estados Unidos son la edad de elegibilidad, los beneficios a los que puede acceder el beneficiario y los desafíos que atraviesa en la actualidad.

Edad de elegibilidad de la Seguridad Social

Conocer a qué edad se jubilan las personas en Estados Unidos es un aspecto importante a tener en cuenta al planificar la jubilación. Revisa los siguientes puntos para conocer sus particularidades:

  • Edad de elegibilidad completa. También conocida como FRA (Full Retirement Age), es la edad en la cual puedes recibir los beneficios de la Seguridad Social sin ninguna reducción. Varía según el año de nacimiento.
  • Para los nacidos en 1960 o después, la edad de elegibilidad completa es de 67 años.
  • Aquellos que nacieron entre 1938 y 1959, tienen un régimen especial para la FRA, que aumenta gradualmente en meses adicionales según el año de nacimiento. Consúltalo aquí.
  • Los nacidos en 1937 o antes tienen la FRA establecida en los 65 años.
  • Opción de comenzar a recibir beneficios a partir de los 62 años. Es posible comenzar a recibir beneficios reducidos a partir de los 62 años pero se aplicará una reducción proporcional en tus pagos mensuales, por lo que cobrarás menos.

Es importante comprender que la elección de comenzar a recibir beneficios antes o después de la FRA puede tener un impacto significativo en la cantidad de dinero que recibirás mensualmente.

Si optas por comenzar a recibir beneficios antes de la FRA, tus pagos mensuales serán más bajos. Si decides retrasar el inicio de los beneficios, recibirás más dinero gracias a los «créditos de retraso», que se añaden a los beneficios hasta los 70 años.

Beneficios del Seguro Social

Los beneficios de la Seguridad Social se calculan en función de los ingresos obtenidos durante la vida laboral de un individuo. Se utiliza un sistema que rastrea tus ingresos sujetos a impuestos y determina los beneficios a los que tienes derecho.

Ese sistema, denominado Registro de Ganancias, toma en cuenta tus ingresos durante un período de 35 años. Si has trabajado menos de 35 años, se utilizan años de cero ingresos para completar el período.

La cantidad de ingresos obtenida por el registro, se ajusta por la inflación antes de calcular los beneficios. Esto asegura que los ingresos más antiguos sean acordes al valor actual y se tenga en cuenta el efecto de la inflación en el poder adquisitivo.

Una vez que se tiene el registro de tus ingresos ajustados por inflación, se aplica una fórmula para calcular tus beneficios mensuales: cuanto más alto sea tu ingreso promedio a lo largo de tu vida laboral, mayor será el beneficio mensual.

Existe un límite máximo de beneficios de la Seguridad Social que puede recibir un individuo en un año determinado, se ajusta anualmente y se basa en el nivel máximo de ingresos sujetos a impuestos de la Seguridad Social.

Si tienes un salario alto, es posible que desees complementar tus beneficios de la Seguridad Social con otras fuentes de ingresos de jubilación, como planes de pensiones privados, inversiones o ahorros personales.

Desafíos financieros de la Seguridad Social

El sistema de pensiones en Estados Unidos se enfrenta a desafíos financieros significativos debido a varios factores como el envejecimiento de la población, la cantidad de población laboralmente activa frente a los retirados, etc.

  • Envejecimiento de la población. Debido a la disminución de la tasa de natalidad y al aumento de la esperanza de vida. Cuantas más personas se jubilan y menos ingresan a la fuerza laboral, aumenta la carga financiera sobre el sistema de pensiones.
  • Relación trabajadores-jubilados. Siempre hubo más trabajadores activos que jubilados, lo que facilitaba el financiamiento del sistema pensional. Pero cada vez hay menos trabajadores para financiar los beneficios de un número creciente de jubilados.
  • Mayor esperanza de vida. A medida que las personas viven más tiempo, aumenta el período durante el que reciben beneficios de jubilación. Esto implica mayores costos para el sistema, afectando su sostenibilidad.
  • Presiones fiscales. La disminución de la relación trabajadores-jubilados dificulta la capacidad de financiar el sistema sin aumentar las contribuciones o impuestos. Esto plantea el desafío de encontrar formas de mantener un equilibrio financiero y garantizar la sostenibilidad del sistema.

Se han propuesto medidas para abordar la sostenibilidad del sistema de pensiones en Estados Unidos: ajustes en la elegibilidad, cambios en la forma de calcular beneficios, aumento de contribuciones y opciones de inversión para generar mayores rendimientos.

Además, se fomenta la educación financiera y la planificación individual para que las personas puedan complementar sus beneficios de jubilación con ahorros personales y otras fuentes de ingresos.

¿Qué establece la Ley de Pensiones en Estados Unidos?

La ley que establece el sistema de pensiones en Estados Unidos se conoce como la Ley de Seguridad Social y ofrece protección social a los ciudadanos durante su vida laboral y en el retiro, así como beneficios por discapacidad y fallecimiento de un familiar.

El sistema se financia a través de impuestos sobre los salarios e ingresos. La edad de elegibilidad y los montos de los beneficios se determinan según los ingresos y años de trabajo de cada individuo, con la opción de retrasar o adelantar el inicio de los beneficios.

¿Qué son los créditos de retraso?

Son incrementos que se suman a tus beneficios mensuales por cada año que retrases la solicitud de beneficios después de la edad de elegibilidad completa y se acumulan hasta los 70 años. El incremento varía dependiendo del año en que hayas nacido.

¿Cuál es la diferencia entre jubilación y retiro?

La jubilación se refiere al cese definitivo del trabajo remunerado, generalmente en la edad de elegibilidad, y puede incluir beneficios de la Seguridad Social.

El retiro implica dejar de trabajar en una ocupación específica, pero no necesariamente un cese completo del empleo. Puede haber un cambio a otro trabajo o emprendimiento, incluso después de alcanzar la edad de jubilación.

Sigue leyendo:

Sobre el autor

Maricel es autora publicada desde 2013 y tiene más de cinco años de experiencia en elaboración y gestión de contenidos. Su objetivo en Créditos en USA es acercarte toda la información que necesitas acerca de finanzas personales o comerciales, para que sea más fácil para tí decidir y administrar el futuro de tu economía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados

En esta página

Noticias destacadas

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y noticias actuales

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y últimas noticias.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.