¿Qué pasa con el 401k si muero?

Los trabajadores pueden acceder a los mejores planes de retiro en Estados Unidos sin siquiera mover un dedo. De hecho, la mayoría de los empleadores ofrecen todas las ventajas y desventajas del plan 401k; una de las cuentas de retiro más famosas del país. Aunque planificar la jubilación es una decisión inteligente, cualquier ahorrista, jubilado o no, podría fallecer antes de disfrutar de su dinero, por eso muchos se preguntan «¿qué pasa con el 401k si muero?». En ese caso, ¿quién hereda el 401k?. A continuación lo explicamos.

Qué pasa con el 401k si muero

Si bien la esperanza de vida en los Estados Unidos ha caído tras la pandemia (de 76.3 y 81.4 años para hombres y mujeres a 74.5 y 80.2 años, respectivamente) sigue siendo bastante alta con respecto a la media mundial. No obstante, estar preparado para cualquier escenario es clave en materia de ahorro, lo que nos deja una pregunta en el aire: ¿qué pasa con el 401k si mueres y quién hereda los beneficios?

La importancia de la planificación patrimonial de los planes de retiro

La planificación patrimonial es esencial de cara al futuro. Quizás en los años de juventud, no muchos piensen en ello. Pero a medida que el cuerpo envejece y aumentan las responsabilidades (matrimonio, hijos y dependientes), las familias comienzan a trazar un plan de acción para protegerse ante ciertos escenarios, como la muerte inesperada de algún familiar.

Generalmente, quienes se inician en la planificación patrimonial piensan en dos cosas: adquirir un seguro de vida que le permita a los sobrevivientes mantener un nivel óptimo (es decir, que tengan todas sus necesidades cubiertas) y analizar el sistema de retiros.

Saber cómo trabajan los planes de jubilación y cuánto cobra un jubilado en Estados Unidos permite obtener información relevante sobre el funcionamiento del fondo de ahorros. Una vez que todas las reglas del juego estén claras, tan solo quedaría decidir quién hereda el 401k en caso de fallecimiento del titular: el cónyuge sobreviviente, los beneficiarios o ambos.

En otras palabras, los ahorristas, sean jubilados o no, deben asegurarse de implementar un plan de acción en vida para garantizar que el dinero acumulado en 401k se transfiera a quien quieran en caso de fallecimiento prematuro o inesperado. A falta de una declaración de beneficiarios, los cónyuges sobrevivientes serán los herederos inmediatos del 401k.

La calificación de heredero y las acciones que este puede ejercer dependerán de su relación con el titular y del tipo de cuenta de jubilación del que estemos hablando. La rentabilidad del plan, por otro lado, irá atada a los impuestos sobre la renta a pagar el año siguiente; al menos si el heredero elige el cobro completo de los fondos.

Recuerda que los fondos depositados en una cuenta 401k trabajan con impuestos diferidos, lo que quiere decir que, en caso de una distribución por fallecimiento, se tendrán que pagar todos los taxes (a menos que el dinero se transfiera a otra cuenta de jubilación).

¿Qué pasa con el 401k en caso de fallecimiento?

Cuando el titular de un 401k fallece, el dinero que hay en la cuenta debe repartirse entre los beneficiarios. Cuando hay un solo beneficiario, la distribución se puede hacer en una sola transacción de forma fácil y rápida.

Si hay varios beneficiarios, la repartición se hará basándose en la edad y la esperanza de vida oficial de los Estados Unidos. Los beneficiarios de mayor edad recibirán más dinero que los más jóvenes, esto en caso de optar por las distribuciones mínimas requeridas (RMD).

Por supuesto, hay otras opciones de retiro y redistribución que podrían significar una mayor rentabilidad o una menor pérdida de dinero en manos del Tío Sam. Más adelante, hablaremos de este tema.

¿Quién hereda el 401k?

El cónyuge sobreviviente hereda automáticamente el dinero del plan 401k siempre que:

  1. Sea declarado oficialmente como beneficiario en el formulario de la cuenta
  2. De no ser declarado, no haya otro beneficiario registrado que pueda heredar

¿Qué quiere decir esto? Que si el titular de una cuenta 401k nombra a otra persona como beneficiario, el cónyuge sobreviviente no heredaría de manera automática. Ahora bien, para poder nombrar a un beneficiario diferente al cónyuge, el esposo o la esposa del ahorrista debe firmar una exención en vida. De lo contrario, el nombramiento no será válido.

Nota. A falta de beneficiarios, los cónyuges sobrevivientes heredan automáticamente; esto en cumplimiento de las leyes estadounidenses. Si el ahorrista no está casado pero tiene una pareja conviviente, deberá nombrarla como beneficiaria oficialmente, ya que la normativa solo protege al cónyuge en caso de matrimonio.

Como ves, no solo el cónyuge sobreviviente puede heredar el 401k. Todo dependerá de lo que haya dispuesto el titular de la cuenta en vida. Cuando el ahorrista abre su plan de retiro 401k o una cuenta IRA, tiene la opción de nombrar otros beneficiarios, incluyendo o no al cónyuge sobreviviente. Entonces, recapitulemos: ¿quién hereda el 401k?

  • El heredero principal es el cónyuge sobreviviente, que puede ser declarado heredero universal (cuando no se designa como beneficiario en el formulario) o como beneficiario en el formulario apropiado.
  • El titular de la cuenta puede designar otros beneficiarios. Hablamos de familiares cercanos (hijos, hermanos, sobrinos, etc.) o terceros a la familia.

¿Qué se necesita para reclamar un 401k heredado?

Las condiciones y requisitos varían un poco dependiendo del proveedor del plan 401k. No obstante, en la mayoría de los casos basta con que los beneficiarios presenten el acta de defunción ante la autoridad financiera que se encarga de la gestión de la cuenta.

¿Los acreedores pueden quedarse con el 401k en caso de muerte?

No. Afortunadamente, tanto los planes de retiro 401k como los distintos tipos de cuentas IRA y Roth IRA están protegidos de los acreedores. La única forma en que un acreedor puede recibir dinero de tu cuenta 401k después de tu muerte es si ordenas que los fondos se transfieran a tu patrimonio hereditario.

Es por ello que los expertos recomiendan nombrar al cónyuge como beneficiario principal, ya que la mayoría de las leyes estatales de los Estados Unidos protegen al esposo o esposa sobreviviente.

Además, el patrimonio de un fallecido no solo está más cerca de las manos de los acreedores: en caso que supere la exención del impuesto al patrimonio federal o estatal del año en curso, podría estar sujeto al pago de muchos más impuestos.

Nota. Para el 2021, la exención del impuesto federal al patrimonio se ubica en 11.7 millones de dólares. Si bien es un monto exorbitante que no debería preocupar a la mayoría de los contribuyentes, siempre es bueno prepararse y protegerse para cualquier escenario.

¿Cuánto tiempo tarda la transferencia de los fondos 401k en caso de muerte?

No hay un plazo único para recibir los fondos de un plan 401k porque, en esencia, todo dependerá de quién sea el beneficiario. Cuando hablamos del cónyuge sobreviviente, la transferencia suele ser más rápida (antes que finalice el año del fallecimiento del titular).

Ahora bien, otros beneficiarios (como los hijos o terceros) podrían tener que esperar un tiempo más, incluso años, para retirar el dinero a través de distribuciones mínimas, a menos que decidan retirar todos los fondos de la cuenta 401k heredada y pagar todos los impuestos en el acto.

Impuestos de los planes de jubilación 401k heredados

¿Qué pasa si eres beneficiario de un Plan 401(k)? Lamentablemente, lo primero que sucederá es acercarte un poco más al Tío Sam. Los impuestos por recibir un 401k heredado variarán dependiendo de tu relación con el titular de la cuenta y la modalidad de retiro o distribución que hayas escogido. Es por ello que, antes de hacer el reclamo, hay que pensar muy bien cómo gestionar el dinero del fondo.

Heredar un 401k como cónyuge sobreviviente

Si el beneficiario es el cónyuge sobreviviente del titular de la cuenta, tiene varias opciones de reclamo:

1. Transferir el dinero a su cuenta de jubilación

Transferir los fondos del 401k heredado al plan 401k o IRA del cónyuge sobreviviente difiere automáticamente el pago de impuestos en Estados Unidos; al menos así será hasta que se comiencen a percibir los retiros de la jubilación.

2. Optar por las distribuciones mínimas requeridas (RDM)

Si el cónyuge sobreviviente tiene 72 años de edad, puede optar por tomar las distribuciones mínimas requeridas (RDM). Esto le permitirá hacer pequeños retiros de dinero para ir reduciendo el monto de los impuestos de forma anual. Como ves, las RDM podrían ser una nueva forma de diferir el pago de los impuestos.

3. Dejar el dinero del 401k heredado donde está

El cónyuge sobreviviente es un beneficiario especial y, como tal, puede seguir gestionando la cuenta 401k de su difunto esposo o esposa. Esta opción solo será válida si:

  1. El titular de la cuenta muere antes de cumplir los 70 años y medio de edad
  2. El cónyuge sobreviviente tiene menos de 59 años y medio

Cuando se decide conservar la cuenta 401k heredada, las RDM no comenzarán sino hasta el año en el que el titular de la cuenta (ahora fallecido) hubiera llegado a la edad reglamentaria. Después de ello, el cónyuge podrá retirar parte del dinero sin tener que pagar el 10% de penalidad por retiro anticipado o, en su defecto, transferir los fondos a su propia cuenta de jubilación.

4. Depositar los fondos en un fideicomiso AB

Los fideicomisos AB están diseñados para duplicar la exención máxima del impuesto al patrimonio para que los herederos puedan recibir los fondos de la herencia sin tener que enfrentarse al pago de una alta factura de impuestos.

Si el matrimonio, antes del fallecimiento del titular de la cuenta 401k, estableció un fideicomiso en vida como plan de sucesión, podrá ordenar la transferencias de los fondos de una cuenta a otra.

En este caso, el impuesto sobre la renta se diferirá hasta que comiencen los retiros.

Heredar un 401k como beneficiario declarado

Los beneficiarios diferentes al cónyuge también tienen varias opciones de reclamo, como, por ejemplo:

1. Retirar los fondos de la cuenta 401k heredada

En este caso, se tendrán que pagar los impuestos sobre la renta. Cada beneficiario recibirá un monto de dinero que formará parte de la base imponible de ese año. ¿Nuestro consejo? Revisa cuánto es lo mínimo para hacer taxes y calcula qué impacto tendrá la recepción de los fondos en tu planilla del IRS antes de optar por esta alternativa.

Nota. Decantarte por esta opción podría hacerte avanzar en los tramos del impuesto federal sobre la renta. Si no estás muy seguro sobre lo que debes hacer, habla con tu contador de confianza.

2. Tomar distribuciones mínimas requeridas

Aplica para beneficiarios que sean hijos menores de edad del titular de la cuenta, dependientes con incapacidad o enfermedades, o cualquier persona hasta 10 años más joven que el titular fallecido. En este caso, el dinero del plan 401k se repartirá en función a la esperanza de vida de cada beneficiario. La ventaja de poner en marcha esta estrategia es que permitirá a los beneficiarios distribuir el reparto de fondos heredados a lo largo del tiempo (y también el pago de los impuestos).

Sigue leyendo:

Puntuación:

Puntuación:

Artículos relacionados:


Puntuación:

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Créditos en USA