¿Qué hacer si te deniegan una tarjeta de crédito segura?

Ser rechazado al solicitar una tarjeta de crédito asegurada podría ser una sorpresa. Después de todo, estás pagando un depósito de seguridad para proteger al emisor de la misma en caso de que no hagas tus pagos. Pero ¿qué hacer si te deniegan una tarjeta de crédito segura? Al fin y al cabo la aprobación debería estar garantizada ¿cierto?

No del todo, la solicitud de una tarjeta de crédito asegurada no necesariamente garantiza que la recibas. En la mayoría de los casos, el emisor de la tarjeta seguirá comprobando tu crédito. Se te puede negar si tienes alguna bancarrota en tu historial, un historial de pagos atrasados, ingresos insuficientes u otras señales de alerta.

Sigue leyendo: Mejores tarjetas de crédito para puntaje de crédito menor a 599

¿Qué hacer si te deniegan una tarjeta de crédito segura?

No te des por vencido. Puedes mejorar el mal crédito y obtener la aprobación de una tarjeta de crédito. A continuación le explicamos todo lo que debes hacer.

Averigua por qué te negaron una tarjeta de crédito asegurada

Si te niegan el crédito, tienes el derecho legal de saber por qué. El emisor de la tarjeta debería decírtelo, pero si no lo hace directamente, pregunta. 

También tienes derecho a una copia gratuita de un informe de crédito después de que se te niegue la tarjeta. Si te rechazaron por un error en el informe de crédito, podrías disputar el error.

Además, ¿financiaste tu tarjeta asegurada con un depósito? Si no lo hiciste podrías ser rechazado solo por eso.

Acude a tu propio banco o a una cooperativa de crédito

Si tienes una cuenta corriente, te será más fácil calificar para una tarjeta de crédito asegurada con el banco con el que ya tienes una relación. Realiza allí tu solicitud, si lo haces de forma presencial causarás una buena impresión.

Además, consulta con una cooperativa de crédito local, que son organizaciones sin fines de lucro. Por lo general, tienen normas de aprobación más flexibles que los grandes bancos, así como cuentas financieras fáciles de usar para el consumidor, incluidas las tarjetas de crédito.

Sigue leyendo: Cuáles son las tarjetas de crédito más fáciles de conseguir en Estados Unidos

Que hacer si te deniegan una tarjeta de crédito segura: Usa un enfoque diferente

Las solicitudes de tarjetas de crédito suelen reducir ligeramente tu puntuación de crédito, así que no sigas solicitando más tarjetas si es probable que te la nieguen.

Lo que debes hacer es trabajar en la construcción de tu crédito con algunas alternativas:

  • Amplía una línea de crédito.
  • Informa a las agencias de crédito sobre tus pagos puntuales.

Las tarjetas de débito prepagas, por ejemplo, no se reportan a las agencias de crédito, así que no te molestes con ellas si tu objetivo es reconstruir tu crédito.

CONSEJO: Varios emisores se especializan en tarjetas de crédito sin garantía para personas con mal crédito. Sin embargo, no son muy recomendables por sus altas comisiones.

Sin embargo, las siguientes alternativas a las tarjetas de crédito garantizadas podrían ser de utilidad:

Préstamos garantizados por acciones de las cooperativas de crédito 

Estas funcionan como tarjetas de crédito garantizadas. Tú depositas dinero en una cuenta de ahorros y luego pides prestado contra ella. Sin riesgo para el prestamista, tu obtienes una tasa de interés baja, y el préstamo te ayuda a construir tu crédito. Aquí tienes algunos ejemplos:

Sigue leyendo: Beneficios ocultos de las tarjetas de crédito que nadie te cuenta

Préstamos para la construcción de crédito de las cooperativas de crédito

Este tipo de préstamo es ofrecido en su mayoría por instituciones financieras más pequeñas, como las cooperativas de crédito y los bancos comunitarios, estos préstamos están destinados a las personas que buscan construir crédito. El dinero que «prestas» no se te da directamente. En cambio, se mantiene en tu nombre en una cuenta de ahorros mientras pagas el préstamo en cuotas mensuales. Una vez que terminas, el dinero se te entrega y tu informe de crédito muestra un préstamo pagado

Tarjetas garantizadas sin verificación de crédito.

Veamos un ejemplo: La tarjeta de crédito OpenSky® Secured Visa® requiere verificación de crédito, pero aún así se reporta a las principales agencias de crédito. Su cuota anual es de 35 dólares. Esta puede ser una buena opción si previamente se te ha negado una tarjeta asegurada, siempre y cuando tengas dinero para un depósito de seguridad.

Préstamos personales

Estos préstamos pueden ser garantizados o no garantizados. Los préstamos no garantizados no requieren de un colateral, como el título de un auto, y generalmente tienen tasas de interés más altas. Cuanto mejor sea su crédito, es probable que tu tasa sea más baja. Quienes tienen mal crédito pagarán tasas mucho más altas, si es que pueden obtener un préstamo.

Sigue leyendo: 

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!