¿Qué es un living trust?

Un fideicomiso, fideicomiso en vida o living trust en inglés, es un documento jurídico creado durante la vida de una persona. Mediante el mismo, un designado, el fideicomisario, se encarga de administrar los bienes de esa persona a favor del beneficiario final.

Un fideicomiso testamentario está diseñado para permitir la fácil transferencia de los activos del creador del fideicomiso o del fideicomitente, evitando el complejo y costoso proceso legal de la sucesión. Los acuerdos de fideicomiso activo designan a un fideicomisario que tiene la posesión legal de los activos y bienes que fluyen en el fideicomiso.

Información clave:

  • Un Living Trust se compone de tres partes: El fiduciario, fideicomisario y el beneficiario.
  • Un living trust designa a un fideicomisario para que administre los bienes del beneficiario, mientras el otorgante sigue vivo.
  • Los fideicomisarios con deber fiduciario administran los fideicomisos de acuerdo con los mejores intereses del beneficiario.
  • Los living trust pueden ser irrevocables o revocables.

¿Cómo funcionan los living trust?

Los living trust o fideicomisos en vida son administrados por un fideicomisario que normalmente tiene el deber fiduciario de administrar el fideicomiso con prudencia. Esto debe generar un beneficio al otorgante u otorgantes del fideicomiso designados por él, también llamado fideicomitente.

A la muerte del fideicomitente, estos activos pasan a los beneficiarios, de acuerdo con los deseos del otorgante, tal como se indica en el fideicomiso. Sin embargo, a diferencia de un testamento, un fideicomiso en vida está en vigor mientras el fideicomitente está vivo. Además, el fideicomiso no tiene que autorizar a los tribunales para llegar a sus beneficiarios previstos cuando el fideicomitente muere o queda incapacitado.

Tipos de living trust

Los living trust pueden ser revocables o irrevocables.

Con un fideicomiso revocable en vida, el fideicomitente puede designarse a sí mismo como el fideicomisario y tomar el control de los activos dentro del fideicomiso.

Sin embargo, esta estipulación significa que los activos del fideicomiso siguen siendo parte de la herencia del fideicomitente, lo que significa que el individuo puede seguir siendo responsable de los impuestos sobre la herencia si ésta se valora más allá de la exención de impuestos sobre la herencia en el momento de la muerte. El fideicomitente también tiene el poder de cambiar y enmendar las reglas del fideicomiso en cualquier momento. Esto significa que el fideicomitente del fideicomiso es libre de cambiar los beneficiarios o deshacer el fideicomiso por completo.

Con un fideicomiso en vida irrevocable, el fideicomitente renuncia a ciertos derechos de control sobre el fideicomiso.

El fideicomisario se convierte efectivamente en propietario legal, pero el individuo también reduciría su patrimonio imponible. Una vez que se hace el acuerdo de fideicomiso para un fideicomiso vital irrevocable, se establecen los beneficiarios nombrados y el fideicomitente puede hacer poco para enmendar este acuerdo.

Asignación de activos dentro de los living trust

El propio living trust puede ser nombrado beneficiario de ciertos bienes que de otro modo fluyen directamente al beneficiario nombrado, independientemente de lo que se establezca en un testamento. Estos incluyen cuentas de jubilación patrocinadas por el empleador como 401(K), cuentas de jubilación individual (IRA), pólizas de seguro de vida y ciertas cuentas bancarias como las cuentas de pago por muerte (POD o Payable On Death). Los fideicomisos en vida pueden incluir cuentas en fideicomiso, que se crean durante la vida del fideicomitente y no se establecen a la muerte como se designa en un testamento.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!