Cómo retirarse a los 50 años en Estados Unidos: Tips y advertencias

Como retirarse a los 50
19
min de lectura

Compromiso editorial

Si bien no somos asesores financieros, nos esforzamos por ayudarte a tomar decisiones financieras más inteligentes. Aunque nos adherimos a una estricta integridad editorial, este post puede contener referencias a productos publicitados. Aquí tienes una explicación de cómo ganamos dinero.

Mas información

Lo que debes saber

Para retirarte a los 50, necesitas establecer metas financieras, ahorrar agresivamente, reducir gastos, invertir de manera inteligente y considerar fuentes de ingresos pasivos.

Aprovecha las cuentas de jubilación para crecimiento financiero y beneficios fiscales, evalúa tus necesidades de seguro y planifica tus gastos médicos, especialmente antes de ser elegible para Medicare.

Considera las implicaciones fiscales de tu jubilación anticipada, asegura una protección adecuada con seguros y pondera las ventajas y desventajas de una jubilación temprana para tomar una decisión informada.

La jubilación FIRE (Financial Independence, Retire Early) es un movimiento financiero, una filosofía de vida que busca alcanzar la independencia económica para lograr un objetivo tan anhelado como retirarse a los 50.

Para que te puedas jubilar a los 50 años en USA, FIRE recomienda ahorrar e invertir agresivamente durante un período de tiempo relativamente corto que te permita acumular suficientes activos y generar ingresos pasivos que cubran los gastos de vida.

Noticias Relacionadas

En este artículo te presentamos todas las estrategias que puedes implementar en tu búsqueda de jubilarte a los 50 años, además de contarte las posibles ventajas y desventajas de obtener tu retiro anticipado.

¿Cómo retirarse a los 50?

Retirarse a los 50 años en Estados Unidos requiere una cuidadosa planificación financiera y consideración de varios aspectos. Ten en cuenta que cada situación es única: busca asesoramiento financiero profesional y adapta estos consejos a tus circunstancias.

Establece objetivos financieros realistas

Establecer objetivos financieros realistas es fundamental para planificar tu jubilación anticipada por fuera del sistema de pensiones de Estados Unidos:

  • Evalúa tus gastos y determina cuánto dinero necesitas para mantener tu estilo de vida actual. Examina tus gastos mensuales para tener una idea de tus necesidades financieras en el retiro. Usa categorías como:
  1. Vivienda
  2. Transporte
  3. Alimentos
  4. Seguros
  5. Servicios públicos
  6. Entretenimiento
  7. Medicamentos
  • Los gastos de tu jubilación. Algunos gastos pueden disminuir o desaparecer durante la jubilación (como los de crianza), mientras que otros pueden aumentar (como los de atención médica). Considera esto y ajusta tus gastos en consecuencia.
  • El ocio y el entretenimiento. Piensa en tus pasatiempos, viajes, actividades sociales y cualquier otro aspecto importante para ti. Estima los costos asociados con estas actividades y asegúrate de incluirlos en tu planificación financiera.
  • Ajustes por inflación. Ten en cuenta que el costo de vida puede aumentar con el tiempo debido a la inflación. Considera incluir un margen adicional en tus cálculos para tener en cuenta posibles incrementos de precios a lo largo de tu jubilación.

Ahorra agresivamente

Te puedes jubilar a los 50 años, pero necesitarás ahorrar una cantidad considerable de dinero en un período de tiempo relativamente corto. Algunas ideas que pueden ayudarte a lograrlo son las siguientes:

  • Establece metas de ahorro alcanzables. Define cuánto dinero deseas ahorrar y en qué plazo de tiempo. Divide tu objetivo en metas más pequeñas y establece hitos a lo largo del camino para mantener la motivación.
  • Crea un presupuesto. Revisa tus ingresos y gastos mensuales y encuentra formas de reducir gastos no esenciales. Identifica áreas en las que puedas recortar y asigna una parte significativa de tus ingresos al ahorro.
  • Automatiza tus ahorros. Configura una transferencia automática desde tu cuenta de cheques a una cuenta de ahorros o de inversión en cada periodo de pago. Esto te ayudará a ahorrar de manera consistente sin la tentación de gastar el dinero.
  • Reduce las deudas. Las deudas limitan tu capacidad para ahorrar. Prioriza salir de deudas de alto interés, como tarjetas de crédito o préstamos personales. Al liberarte de las deudas, tendrás más dinero disponible para el ahorro.
Recuerda que cuánto puedas ahorrar dependerá de sacrificios y ajustes en tu estilo de vida. Es importante encontrar un equilibrio entre el ahorro y disfrutar del presente. Considera tus necesidades y prioridades personales al establecer tus metas de ahorro.

Reduce tus gastos

Examina tus gastos y busca oportunidades para reducirlos. Elimina gastos innecesarios y considera un estilo de vida más sencillo para maximizar tus ahorros. Aborda los siguientes puntos:

  • Reduce los gastos en vivienda. Considera opciones como mudarte a un lugar más asequible, compartir un apartamento o vivir en una casa más pequeña. Si eres propietario, busca reducir los costos de mantenimiento y servicios públicos.
  • Ahorra en transporte. Puedes considerar utilizar el transporte público, compartir viajes o incluso cambiar a formas más económicas de trasladarte, como caminar o andar en bicicleta, si es posible.
  • Analiza tus hábitos alimenticios y ahorra dinero en este aspecto. Planifica tus comidas con antelación, compra en tiendas de descuento, prepara tu propia comida en lugar de comer afuera y evita el desperdicio de alimentos.
  • Negocia y busca descuentos. Contacta a tus proveedores de servicios, como compañías de seguros o de telefonía, para obtener mejores ofertas. También puedes aprovechar cupones, promociones y programas de fidelidad para reducir los costos.
  • Haz un consumo consciente. Reflexiona sobre tus necesidades antes de realizar compras impulsivas. Busca alternativas asequibles y sostenibles, e intenta ahorrar incluso cuando estés en casa.
  • Adopta un estilo de vida más sencillo. Considera un enfoque más minimalista. Busca alternativas gratuitas o de bajo costo para el entretenimiento y disfruta de actividades más simples y económicas.

Jubilarse a los 50 años

Invierte de manera inteligente

Para hacer crecer tus ahorros y generar rendimientos significativos a largo plazo, te acercamos información sobre cómo invertir de manera efectiva y tomar decisiones informadas para que te puedas retirar a los 50 años:

  • Edúcate sobre las opciones de inversión. Dedica tiempo a aprender sobre diferentes opciones de inversión, como acciones, bonos, fondos mutuos, bienes raíces y otros. Comprende cómo funcionan y los riesgos y rendimientos asociados.
  • Considera tu tolerancia al riesgo. Evalúa cuánto riesgo estás dispuesto a asumir. El riesgo y la rentabilidad están relacionados, y generalmente las inversiones más arriesgadas tienen el potencial de ofrecer mayores rendimientos.
  • Diversifica tu cartera. Es clave para reducir el riesgo. No coloques todos tus fondos en una sola inversión, invierte en diferentes clases de activos y sectores. Mitigarás las pérdidas potenciales, y aprovecharás el crecimiento en diferentes áreas.
  • Busca asesoramiento financiero profesional. Un asesor puede ayudarte a evaluar tus opciones de inversión, crear una estrategia de inversión adecuada y ajustarla a medida que cambien tus necesidades.
  • Mantén una perspectiva a largo plazo. Invertir implica tomar decisiones basadas en el panorama general y no dejarse llevar por las fluctuaciones diarias. Evita hacer cambios impulsivos en tu cartera en respuesta a las tendencias a corto plazo.
  • Revisa y ajusta tu cartera periódicamente. Haz ajustes según sea necesario para mantener un equilibrio adecuado y aprovechar nuevas oportunidades de inversión.
IMPORTANTE: La inversión conlleva riesgos y debes prepararte para las fluctuaciones del mercado y la posibilidad de pérdidas. Investigar, educarte y asesorarte son fundamentales para tomar decisiones informadas y maximizar tus oportunidades de crecimiento financiero a través de la inversión inteligente.

Considera ingresos pasivos

Esta es una excelente manera de garantizar una mayor estabilidad financiera y reducir la presión sobre tus ahorros. Aquí tienes más información sobre diferentes formas de generar ingresos pasivos:

  • Inversiones inmobiliarias. Puedes considerar la compra de propiedades para alquilar, ya sean residenciales o comerciales. Los ingresos provendrán de los pagos mensuales de alquiler, que pueden ayudar a cubrir tus gastos durante la jubilación.
  • Dividendos de acciones. Si inviertes en acciones de empresas que pagan dividendos, puedes recibir pagos regulares en efectivo. Esto puede proporcionar un flujo constante de ingresos pasivos durante la jubilación.
  • Regalías. Si posees derechos de propiedad intelectual por libros, música, patentes o productos digitales, puedes recibir regalías por su uso o venta. Esto te permite ganar ingresos pasivos a través de la explotación de tu propiedad intelectual.
  • Negocios en línea. Puedes crear y monetizar un blog, un canal de YouTube, un podcast o una tienda en línea. Estas actividades pueden generar ingresos a largo plazo mientras disfrutas de la flexibilidad y la libertad de trabajar desde casa.
  • Crowdfunding y préstamos peer-to-peer. Allí puedes invertir en proyectos o prestar dinero a otras personas a cambio de intereses. Estas plataformas facilitan el acceso a inversiones alternativas y pueden generar ingresos pasivos adicionales.
  • Rentas de activos. Considera la posibilidad de alquilar activos que poseas, como carros, equipos o espacio de almacenamiento. Plataformas de economía compartida o aplicaciones pueden ayudarte a encontrar personas interesadas.
Se requiere una planificación adecuada y cierto nivel de inversión inicial, tiempo y esfuerzo para establecer y mantener las fuentes de ingresos pasivos. Considera tus objetivos financieros y tus habilidades antes de embarcarte en cualquier actividad.

Aprovecha las cuentas de jubilación

Aprovechar las cuentas de jubilación es una estrategia inteligente para asegurar un crecimiento financiero y obtener beneficios fiscales durante tu jubilación. Aquí tienes información sobre cómo maximizar tus contribuciones y sacar el máximo provecho:

  • Plan 401(k). Si tienes acceso a él a través de tu empleador, asegúrate de participar. Revisa las reglas del plan, incluyendo las opciones de inversión disponibles y los límites de contribución anuales establecidos.
  • Muchos empleadores ofrecen igualar las contribuciones del empleado hasta cierto porcentaje, lo que significa que estás obteniendo un rendimiento instantáneo en tu inversión.
  • Contribuciones. En el 2023, el límite de contribución anual es de $20,500 para personas menores de 50 años. Intenta contribuir lo suficiente para aprovechar el igualamiento de tu empleador, ya que esto es un «dinero gratis» que se suma a tus ahorros.
  • Beneficios fiscales. Las contribuciones a un plan 401(k) son deducibles de impuestos, lo que significa que reducen tu ingreso imponible.
  • IRA (Cuenta Individual de Jubilación). Si no tienes acceso a un plan 401(k) o deseas complementar tus ahorros para la jubilación, considera abrir una IRA.
  • Existen diferentes tipos de IRAs: IRAs tradicionales, SEP IRAs, SIMPLE IRAs y Roth IRA.
  • Contribuciones. En el 2023, el límite de contribución anual para una IRA es de $6,000 para personas menores de 50 años. Puedes contribuir a una IRA independientemente de si tienes o no un plan 401(k).

Estrategias adicionales para maximizar las contribuciones

  1. Aumenta tus contribuciones automáticamente. Muchos planes 401(k) y proveedores de IRA ofrecen la opción de aumentar tus contribuciones de forma gradual y automática cada año.
  2. Contribuciones atrasadas. Si tienes más de 50 años, aprovecha las «contribuciones atrasadas» que permiten hacer contribuciones adicionales más allá de los límites estándar, con lo que puedes poner al día tus ahorros para la jubilación.
  3. Utiliza otros vehículos de inversión. Investiga otras opciones de inversión para la jubilación, como cuentas de ahorro de salud (Health Savings Accounts o HSA) o cuentas de inversión individual (Individual Investment Accounts).

Evalúa el seguro médico

Investiga cómo funciona el seguro médico y planifica cómo cubrir los gastos durante la jubilación, especialmente antes de llegar a la edad de elegibilidad. Los altos costos pueden afectar significativamente tus ahorros si no se planifican adecuadamente.

En Estados Unidos existen opciones como Medicare, el seguro de salud a través del Mercado de Seguros de Salud (Health Insurance Marketplace) o los planes de seguro privados. Comprende los costos de un seguro de salud, la cobertura y los beneficios de cada opción.

Pero, ¡cuidado! La elegibilidad para Medicare comienza a los 65 años, si planeas retirarte antes de esa edad, deberás planificar cómo cubrir tus necesidades de atención médica hasta que seas elegible.

Puedes optar por mantener el seguro proporcionado por tu empleador a través del programa COBRA o buscar otras opciones de seguro médico privado hasta que puedas acceder a Medicare. Pero, además:

  • Si tienes alguna enfermedad crónica o necesidades médicas especiales, considera las formas de financiar los tratamientos y los posibles gastos adicionales. Podrías solicitar el Seguro Social por incapacidad y enfermedades.
  • Considera los costos de primas, deducibles y copagos. Estos gastos pueden variar según el tipo de seguro y la cobertura que elijas.
  • Explora opciones de ahorro para gastos médicos. Para cubrir los gastos médicos durante la jubilación, considera las HSA que te permiten ahorrar dinero de manera fiscalmente ventajosa para gastos médicos calificados.
  • Considera la cobertura de atención médica internacional si planeas viajar o vivir en el extranjero durante tu jubilación.

Ten en cuenta los impuestos

Considerar las implicaciones fiscales de tu jubilación anticipada es fundamental para optimizar tus finanzas durante este período. Dentro de las cuestiones que debes evaluar, se encuentran:

  • Conocer las tasas impositivas. Las tasas pueden variar según tu nivel de ingresos, el tipo (ingresos por jubilación, inversiones o ingresos laborales) y las leyes fiscales vigentes. Conocerlas te permitirá planificar y minimizar tu carga tributaria.
  • Considerar la posibilidad de convertir una cuenta 401(k) o una IRA tradicional en una cuenta Roth IRA, lo que implica pagar impuestos sobre los fondos convertidos en el momento de la conversión, pero las distribuciones futuras son libres de impuestos.
  • Planificar la secuencia de retiros. Evalúa cómo y cuándo retirar fondos de diferentes cuentas de jubilación para minimizar tu carga tributaria:
  • retirar fondos de una Roth IRA no afectará tus impuestos
  • retirar fondos de una cuenta tradicional puede generar impuestos sobre la renta
  • Aprovecha las deducciones y créditos fiscales. Durante la jubilación puedes ser elegible para deducciones por gastos médicos, por intereses hipotecarios o el Crédito de Ahorro para la Jubilación (Saver’s Credit).
  • Evalúa el impacto de los ingresos adicionales. Analiza cómo pueden afectar tu carga impositiva los ingresos adicionales. Consulta sobre el impuesto sobre el trabajo por cuenta propia o el impuesto sobre los ingresos netos de inversiones.

Necesitarás seguros, además del seguro de salud

Evaluar tus necesidades de seguro es esencial para garantizar una protección adecuada ante riesgos y eventos imprevistos durante la jubilación. Considera estos diferentes tipos de seguro:

  • Seguro de vida. Proporciona un beneficio monetario a tus beneficiarios en caso de fallecimiento. Si tienes dependientes o deudas pendientes, el seguro de vida puede brindar protección financiera a tus seres queridos en tu ausencia.
  • Seguro de vivienda. Puede incluir un seguro de propietario de vivienda o un seguro de inquilino si vives en una propiedad alquilada. Asegúrate de tener una cobertura que te proteja de daños, robo, responsabilidad civil y otros riesgos asociados.
  • Otros seguros. Considera otros tipos de seguros según tus circunstancias, como seguros de automóviles, de responsabilidad civil, de invalidez o de cuidado a largo plazo. Evalúa si es necesario adquirir cobertura adicional en áreas específicas.
Cualquiera sea el seguro que contrates, revisa regularmente las pólizas, asegúrate de comprender los términos y condiciones y ajusta la cobertura según tus cambios en la situación financiera y personal.

Ventajas y desventajas de retirarse a los 50

Si aún no te decides, conocer las ventajas y desventajas de una jubilación anticipada puede ayudarte a aclarar la situación.

Ventajas

  • Mayor tiempo para disfrutar de la jubilación. Podrás dedicarte a actividades que disfrutes y pasar tiempo con tus seres queridos, viajar, dedicarte a pasatiempos, hacer voluntariado u otras actividades.
  • Flexibilidad y libertad. Tendrás libertad para tomar decisiones sobre cómo gestionar tu tiempo y evitar la presión del trabajo a tiempo completo.
  • Mejora en la calidad de vida. Puedes evitar el estrés y las demandas laborales, lo que puede beneficiar tu bienestar físico y mental.
  • Oportunidades para perseguir nuevos proyectos. Puedes dedicarte a una segunda carrera, iniciar tu propio negocio o trabajar en proyectos creativos.
  • Salud y bienestar. Tendrás más tiempo para hacer ejercicio, cuidar tu salud y adoptar hábitos saludables.

Desventajas

  • Menos tiempo para acumular ahorros. Necesitarás ahorrar una cantidad considerable de dinero en un período de tiempo más corto, lo que podría requerir sacrificios financieros significativos.
  • Mayor duración de la jubilación. Tendrás que asegurarte de tener suficientes fondos para cubrir tus gastos durante un período potencialmente largo: necesitarás un plan de retiro sólido y una estrategia de inversión adecuada.
  • Riesgo de quedarte sin dinero. Si te retiras temprano, dependerás de tus ahorros para retirarte hasta que seas elegible para la seguridad social y otros programas de jubilación, con el riesgo de que tus ahorros no sean suficientes.
  • Pérdida de beneficios laborales. Retirarse antes de cumplir los requisitos para recibir beneficios (como seguro médico o pensiones) puede significar renunciar a ellos antes de tiempo. Asegúrate de tener un plan que cubra esas necesidades.
  • Impacto en la seguridad social. La seguridad social paga un beneficio completo a la edad de jubilación completa; si te retiras antes, se aplicarán reducciones proporcionales a tus beneficios mensuales.
  • Falta de estructura y propósito. El trabajo no solo proporciona un ingreso, sino también estructura, propósito y conexiones sociales. Al retirarte temprano, puedes enfrentar desafíos para llenar el vacío dejado por la vida laboral.

Sigue leyendo:

Sobre el autor

Maricel es autora publicada desde 2013 y tiene más de cinco años de experiencia en elaboración y gestión de contenidos. Su objetivo en Créditos en USA es acercarte toda la información que necesitas acerca de finanzas personales o comerciales, para que sea más fácil para tí decidir y administrar el futuro de tu economía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados

En esta página

Noticias destacadas

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y noticias actuales

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y últimas noticias.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.