¿Qué es private equity?

El Private Equity se refiere a las instituciones que invierten en otras empresas privadas con un alto potencial de crecimiento a cambio de controlar un porcentaje de la empresa o de sus acciones.

Probablemente has escuchado el término private equity o capital privado bastante en los últimos años. Pero no es exactamente una idea nueva. De hecho, las inversiones en capital privado como las conocemos hoy en día se remontan a la década de 1940.

Pero no fue hasta los años 80 y 90 que la industria comenzó a ver un auge gracias, en parte, a la disponibilidad de crédito (incluido el crédito privado) así como a la deuda con altos rendimientos. Pero puede que haya algunas cosas que no entiendas del sector. Sigue leyendo para saber más sobre el private equity, incluyendo cómo genera valor y algunas de sus estrategias clave.

Información clave:

  • El private equity es el capital o el patrimonio que no se cotiza o negocia públicamente. 
  • Algunos de los artistas más talentosos trabajan con private equity que, debido a la estructura de sus honorarios, pueden ganar millones de dólares.
  • La mayoría de las empresas de capital privado (private equity) están abiertas a inversionistas acreditados o a quienes se considera de alto patrimonio neto.
  • Las principales funciones del capital privado son la ejecución de operaciones y la supervisión de la cartera.
  • Las compras apalancadas y las inversiones de capital de riesgo son dos estrategias clave de inversión en private equity.

¿Qué es el private equity o capital privado?

El private equity es la propiedad o la participación en una entidad que no cotiza en bolsa ni se negocia públicamente. Como fuente de capital de inversión, el capital privado proviene en realidad de personas y empresas de alto patrimonio neto que compran acciones de empresas privadas o adquieren el control de empresas públicas con planes de privatizarlas, para finalmente retirarlas de la lista de las bolsas de valores públicas.

La mayor parte de la industria del capital privado está integrada por grandes inversores institucionales, como los fondos de pensiones, y grandes empresas de capital privado financiadas por un grupo de inversores acreditados.

Dado que la base de la inversión en capital privado es una inversión directa en una empresa (a menudo para obtener un nivel significativo de influencia en las operaciones de la empresa) se requiere un gran desembolso de capital, por lo que la industria está dominada por fondos muy grandes con mucho dinero. La cantidad mínima de capital requerida para los inversores puede variar según la empresa y el fondo. Algunos fondos tienen un requisito de inversión mínima de 250,000 dólares, mientras que otros pueden requerir millones de dólares.

La motivación subyacente de esos compromisos es, por supuesto, la búsqueda de un rendimiento positivo de la inversión (ROI Return On Investment).

Los socios de las empresas de capital privado (private equity) recaudan fondos y los administran para obtener un rendimiento favorable para sus clientes accionistas, normalmente con un objetivo de inversión de entre cuatro y siete años.
Sigue leyendo: ¿Qué es equity?

El sector del private equity

El capital privado ha atraído con éxito a los mejores y más brillantes profesionales de la América corporativa, incluyendo a los más destacados de las empresas de Fortune 500 y a las firmas de consultoría de estrategia y gestión de élite. Los profesionales de mayor rendimiento de los bufetes de contabilidad y de abogados también pueden ser motivo de contratación, ya que los conocimientos contables y jurídicos son requeridos como apoyo a las transacciones en el momento de realizar un trato y esto se traduce en una labor de asesoramiento para la gestión de una empresa de cartera.

Ganancias

La estructura de honorarios de las empresas de capital privado varía, pero normalmente consiste en un honorario de gestión y un honorario de ejecución, en algunos casos un honorario anual de gestión del 2% de los activos gestionados y del 20% de los beneficios brutos en el momento de la venta de la empresa. La forma de incentivar a las empresas puede variar considerablemente.

Dado que una empresa de private equity con 1,000 millones de dólares de activos bajo gestión (AUM o Assets Under Management) puede no tener más de dos docenas de profesionales de la inversión, y que el 20% de los beneficios brutos puede generar decenas de millones de dólares en honorarios para la empresa, es fácil ver por qué el sector del capital privado ha atraído a los mejores talentos.

En el nivel del mercado medio (de 50 millones a 500 millones de dólares en valor del negocio) los asociados pueden ganar en salarios y bonificaciones de seis cifras, los vicepresidentes pueden ganar aproximadamente medio millón de dólares. Los directores, por otro lado, pueden ganar más de un millón de dólares en compensación (realizada y no realizada) por año.

Tipos de empresas de capital privado o private equity

El espectro de preferencias de inversión se extiende a través de miles de empresas de capital privado que existen. Algunas son solo financistas estrictos o inversores pasivos que dependen totalmente de la gestión para hacer crecer la empresa y proporcionar a los propietarios rendimientos adecuados. Dado que los vendedores suelen considerar que se trata de un enfoque mercantilizado, otras empresas de capital privado se ven a sí mismas como  inversores activos. Es decir, prestan apoyo operacional a la administración para ayudar a construir y hacer crecer una empresa mejor.

Estas empresas pueden tener una amplia lista de contactos y relaciones de nivel C, como los directores generales (CEOs o Chief Executive Officer) y los directores financieros (CFOs o Chief Financial Officer) de un determinado sector, lo que puede ayudar a aumentar los ingresos. También pueden ser expertos en la realización de sinergias y eficiencias operacionales. Si un inversor puede aportar algo especial a un acuerdo que aumente el valor de la empresa con el tiempo, es más probable que sea visto favorablemente por los vendedores como  parte del negocio que en última instancia se convierte en su socio o comprador.

Bancos de inversión

Los bancos de inversión compiten con las empresas de capital privado (también conocidas como fondos de capital privado) para comprar buenas empresas y financiar las que están naciendo. No es sorprendente que las mayores entidades bancarias de inversión (Goldman Sachs (GS), JPMorgan Chase (JPM) y Citigroup (C), por nombrar algunas) a menudo logren los acuerdos más grandes.

En el caso de las empresas de capital privado o private equity, los fondos que ofrecen sólo son accesibles a los inversores acreditados y pueden tener un número limitado de inversores, mientras que los fundadores del fondo suelen tener también una participación bastante grande en la empresa. Sin embargo, algunos de los mayores y más prestigiosos fondos de private equity negocian sus acciones públicamente. Por ejemplo, el Blackstone Group (BX) cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE o New York Stock Exchange) y ha participado en la compra de empresas como Hilton Hotels y SunGard.

¿De qué manera genera valor el private equity?

Las empresas de private equity o capital privado desempeñan dos funciones fundamentales:

  • originar el trato/ejecución de la transacción.
  • supervisión de la cartera.

La ejecución de tratos implica la creación, el mantenimiento y el desarrollo de relaciones con intermediarios de fusiones y adquisiciones (M&A mergers and acquisitions), bancos de inversión y profesionales de transacciones similares para asegurar un flujo de transacciones tanto de alta cantidad como de alta calidad. El flujo de transacciones se refiere a los posibles candidatos a la adquisición enviados a los profesionales del capital privado para la evaluación de las inversiones. Algunas empresas contratan personal interno para identificar y llegar de manera proactiva a los propietarios de las empresas para generar posibilidades de inversión. En un panorama competitivo de fusiones y adquisiciones, la contratación de recursos propios puede ayudar a garantizar que los fondos recaudados se desplieguen e inviertan con éxito.

Además, los esfuerzos de contratación interna pueden reducir los costos relacionados con las transacciones al reducir los honorarios del intermediario de la banca de inversión. Cuando los profesionales de los servicios financieros representan al vendedor, suelen llevar a cabo un proceso de subasta completo. Esto puede disminuir las posibilidades de que el comprador adquiera con éxito una empresa determinada. Como tal, los profesionales de la ejecución de operaciones intentan establecer una relación sólida con los profesionales de las transacciones para llegar pronto a un acuerdo.

Es importante señalar que los bancos de inversión suelen recaudar sus propios fondos y, por lo tanto, pueden no sólo remitir el trato, sino también ser un licitador competidor. En otras palabras, algunos bancos de inversión compiten con empresas de capital privado en la compra de buenas empresas.

Las adquisiciones

La ejecución de las transacciones implica la evaluación de la gestión, la industria, las finanzas históricas y las previsiones, y la realización de análisis de valoración. Después de que el comité de inversiones autoriza buscar un candidato para la adquisición, los profesionales de la transacción presentan una oferta al vendedor. Si ambas partes deciden seguir adelante, los profesionales del trato trabajan con varios asesores de transacciones para incluir a banqueros de inversión, contables, abogados y consultores para llevar a cabo la fase de ejecución correspondiente. La ejecución debida incluye la validación de las cifras operacionales y financieras declaradas por la administración. Esta parte del proceso es fundamental, ya que los consultores pueden descubrir los factores que pueden acabar con todo el proceso, como pasivos y riesgos importantes y no revelados anteriormente.

Estrategias de inversión de capital privado

Hay muchas estrategias de inversión de private equity. Dos de las más comunes son las compras apalancadas y las inversiones de capital de riesgo.

Compras apalancadas (leveraged buyouts)

Las compras apalancadas son exactamente como suenan: una empresa objetivo es comprada por una empresa de private equity. La compra se financia mediante deuda, que está garantizada por las operaciones y los activos de la empresa objetivo. El adquirente trata de comprar la empresa X con fondos adquiridos mediante el uso de esta empresa X como una especie de garantía. En una compra apalancada, las empresas PE (private equity) adquirentes pueden comprar empresas con sólo tener que aportar una fracción del precio de compra. Al apalancar la inversión, las empresas de PE pretenden maximizar su rentabilidad potencial.

Inversiones de capital de riesgo

El capital de riesgo es un término más general, que se utiliza con mayor frecuencia en relación con la toma de una inversión de capital en una empresa joven en un sector menos maduro. Piensa en las empresas de Internet a principios o mediados del decenio de 1990.

Las empresas de capital de riesgo suelen ver que existe potencial en la industria y, lo que es más importante, en la propia empresa objetivo. Y a menudo este potencial lo observan en la falta de ingresos, flujo de caja y financiación de la deuda de que dispone el objetivo. Las empresas de capital de riesgo pueden tomar importantes participaciones en esas empresas objetivo. Porque esperan que estas se conviertan en una potencia en su creciente industria. Además, al guiar a la dirección de la empresa objetivo, las empresas de capital privado añaden también valor de una manera menos cuantificable.

Supervisión y gestión

La supervisión y la gestión constituyen la segunda función importante de los profesionales de capital privado o private equity.

Entre otras labores de apoyo, pueden guiar a una empresa joven a través de las mejores prácticas de planificación estratégica y gestión financiera. Además, pueden ayudar a institucionalizar nuevos sistemas de contabilidad, adquisiciones e informática para aumentar el valor de su inversión.

Cuando se trata de empresas más establecidas, las empresas de private equity creen que tienen la capacidad para tomar empresas de bajo rendimiento y convertirlas en empresas más fuertes. Esta es la principal fuente de creación de valor en el capital privado. Aunque estas empresas también crean valor al tratar de alinear los intereses de la dirección de la empresa objetivo con los de la empresa de private equity y sus inversores.

Al convertir en privadas las empresas públicas, eliminan el constante escrutinio público de las ganancias trimestrales y los requisitos de presentación de informes. Esto permite a ambas empresas adoptar un enfoque a más largo plazo para mejorar las finanzas.

La compensación de los directivos también suele estar más vinculada al rendimiento de la empresa, añadiendo responsabilidad e incentivo a los esfuerzos de los directivos. Esto y otros mecanismos, lleva finalmente a que la valoración de la empresa adquirida aumente sustancialmente desde el momento de su compra. Creando así una estrategia de salida rentable para la empresa de capital privado. Puede ser una reventa, una oferta pública inicial (IPO initial public offering ) u otra opción.

Aprovechando las ventajas del private equity

Una estrategia para aprovechar el private equity consiste en hacer crecer y mejorar una empresa del mercado medio y venderla a una gran corporación. Los grandes profesionales de la banca de inversión suelen centrar sus esfuerzos en negocios con valores empresariales por valor de miles de millones de dólares. Sin embargo, la gran mayoría de las transacciones residen en el mercado medio (50 millones de dólares a 500 millones) y en el mercado medio-bajo, con valores de 10 a 50 millones de dólares. Debido a que los mejores se inclinan por los negocios más grandes, el mercado medio es un mercado significativamente desatendido. Hay más vendedores que profesionales financieros altamente experimentados y posicionados con amplias redes de compradores y recursos para gestionar un negocio.

El mercado medio es un mercado considerablemente desatendido, con más vendedores que compradores.

Características de las empresas compradas

Muchas de estas pequeñas empresas suelen ofrecer un servicio de atención al cliente de mayor calidad que no ofrecen los grandes conglomerados. Esta y otras ventajas atraen el interés de las empresas de capital privado. Ya que poseen la habilidad y la inteligencia necesarias para explotar esas oportunidades y llevar a la empresa al siguiente nivel.

Por ejemplo, una pequeña empresa que venda productos en una región determinada puede crecer significativamente cultivando canales de venta internacionales. O una industria muy fragmentada puede someterse a una consolidación para crear menos empresas, más grandes. Las empresas más grandes suelen obtener valoraciones más altas que las pequeñas.

Una importante medida de la empresa para estos inversores son las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA). Cuando una empresa de capital privado adquiere una compañía, trabajan junto con la dirección para aumentar significativamente el EBITDA durante su plazo de inversión. Una buena empresa de cartera puede normalmente aumentar su EBITDA tanto de forma orgánica como mediante adquisiciones.

Los inversores de private equity deben tener una gestión fiable, capaz y segura. La mayoría de los gerentes de las empresas de cartera reciben estructuras de compensación de capital y bonos por alcanzar sus objetivos financieros. Esa alineación de objetivos suele ser necesaria antes de que se realice una operación.

Invertir en capital privado

El capital privado a menudo está fuera de la ecuación para las personas que no pueden invertir millones de dólares, pero no debería ser así. Aunque la mayoría de las oportunidades de inversión en capital privado requieren inversiones iniciales elevadas, todavía hay algunas maneras de que los pequeños inversores entren.

Hay varias empresas de inversión de private equity que ofrecen acciones cotizadas en bolsa. Esto da a los inversores medios la oportunidad de poseer una porción del pastel del capital privado. 

Los fondos de inversión tienen restricciones en cuanto a la compra de capital privado debido a las normas de la Comisión de Valores y Bolsa. Estas normas son relativas a la tenencias de valores sin liquidez. Pero los fondos de inversión pueden invertir indirectamente comprando también estas empresas de capital privado que cotizan en bolsa. Estos fondos de inversión se denominan normalmente fondos de fondos.

Los inversores medios también pueden comprar acciones de un fondo cotizado en bolsa (ETF o Exchange-Traded Fund) que tenga acciones de empresas de capital privado.

Conclusión

Las empresas de capital privado (private equity) se han convertido en atractivos vehículos de inversión para personas e instituciones ricas. Comprender lo que implica exactamente el capital privado y la forma en que se crea su valor  son los primeros pasos. Podrás entrar en una clase de activos que se está haciendo gradualmente más accesible a los inversores particulares.

A medida que el sector atrae a los mejores corporativos, éstos suelen tener éxito en el aumento de los valores de sus empresas de cartera. Sin embargo, también hay una feroz competencia en el mercado de fusiones y adquisiciones para que las mejores empresas compren. Por ello, es imperativo que esas empresas establezcan relaciones sólidas con los profesionales de las transacciones y los servicios para garantizar un flujo de transacciones sólido.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!