Cómo pagar la hipoteca rápido y por adelantado

La mayoría de las personas que logran su sueño de comprar una casa no podrían estar más felices. Sin embargo, la deuda de la hipoteca es, para muchos, una piedra en el zapato. A fin de cuentas, las cuotas mensuales no suelen ser las más económicas del mundo, aunque podrían ser un poco más bajas que un alquiler. Es por eso que algunos propietarios buscan la manera de pagar su hipoteca rápido.

¿Las razones? Son muchas y van desde quitarse la presión psicológica de tener una deuda tan grande hasta reducir lo que pagarían en intereses. Por supuesto, estas no son las únicas: los jubilados también podrían tener un interés especial en pagar su hipoteca rápido y por adelantado para poder disfrutar de sus ingresos por jubilación por completo.

Si eres de las personas que deseas decirle adiós al estrés o sencillamente poner en práctica una estrategia financiera que te permita reducir cuánto debes pagarle al banco en concepto de intereses, ¡felicidades! Te tenemos una guía especial que te ayudará a pagar tu hipoteca en el menor tiempo posible y te mostrará cómo salir rapido de una hipoteca en menos tiempo en Estados Unidos.

¿Cómo pagar la hipoteca rápido y por adelantado?

Podría decirse que el principal beneficio de pagar la hipoteca antes de tiempo es la disminución del monto de los intereses totales asociados al préstamo hipotecario. Aunque ahora no lo veas, esto podría ser un ahorro más que sustancial.

Piensa que cuanto más grande sea el capital adeudado, más intereses deberás. Si necesitas saber cuánto pagas en intereses por tu hipoteca, y por ende, cuánto podrías ahorrarte si la pagas por adelantado, no dejes de usar la calculadora gratuita de Bankrate.

Cualquiera que sea tu razón para librarte de esos pagos mensuales tan molestos, te tenemos la solución. Mejor dicho, te traemos cuatro métodos infalibles que te ayudarán a pagar tu hipoteca en tiempo récord.

Sigue leyendo: ¿Cuál es el interés de una hipoteca en Wells Fargo?

#1 Hacer pagos extra periódicamente

Pagar quincenalmente

Hay dos formas de realizar pagos adicionales a tu hipoteca para acelerar el proceso de pago. La primera de ellas es dividir el pago mensual de la hipoteca por la mitad y hacer pagos quincenales. Al hacer esto, terminarás pagando 13 (en vez de 12) cuotas durante el año. Esta táctica podría ser muy fácil de implementar porque no tiene un impacto negativo en el presupuesto mensual.

Nota: Para poder decantarte por esta opción, debes hablar primero con el banco o con la cooperativa de crédito que te otorgó la hipoteca. Algunos bancos lo admiten, mientras que otros no. Si tu banco no permite esta modalidad de pago, todavía tienes una opción: ahorra el dinero tal como si tuvieras que pagar tu hipoteca quincenalmente y haz un solo pago extra. Así, podrás reducir el capital y los intereses sujetos al préstamo.

Pagar siempre un poco más

La segunda alternativa para hacer pagos extra es elevar el monto mensual que pagas al banco. Esto te permitirá disminuir el capital de una forma rápida, lo que puede ahorrarte decenas de miles de dólares durante toda la vigencia del préstamo. 

Por ejemplo, supongamos que tu préstamo hipotecario te da un plazo de 30 años para pagar y es de $250,000. La tasa de interés aplicada por el banco es del 4%. Si realizas un pago adicional de $100 mensuales al saldo principal del préstamo, pagarás la hipoteca en 26 años en vez de 30 y te ahorrarás $27,957. Nada mal, ¿cierto?

Nota: Esta segunda opción puede ser una mejor táctica que la que explicaremos de seguida, que es el refinanciamiento; ya que no te compromete a un pago mensual específico. Es decir, si por alguna razón no tienes esos $100 extra para pagar este mes, no serás penalizado y tu puntaje de crédito se mantendrá intacto.

Consejo: Antes de implementar este método de pago en tu hipoteca, ¡habla con el banco! Algunas instituciones financieras omiten informarle a los prestatarios que, cuando hacen esto, están pagando los intereses por adelantado y, en este caso, no estarías haciendo nada. Necesitas que el pago extra reduzca el capital principal y que no se entienda como 1) un abono del próximo mes o 2) un pago adelantado de intereses.

#2 Refinanciar tu préstamo hipotecario

Refinanciar tu préstamo hipotecario para poder pagar la hipoteca antes de tiempo solo tiene sentido si puedes obtener una tasa de interés más baja. Toma en cuenta que hay tarifas asociadas al refinanciamiento, por lo que deberás asegurarte de que la nueva tasa que te ofrece el banco compensará el costo del proceso.

Si escoges refinanciar tu hipoteca a un préstamo de corto plazo, es decir, pasar de un plazo de 30 años para pagar a 15 años, también podría ayudarte a disminuir la tasa de interés y, por supuesto, a lograr el pago anticipado. Usa la calculadora de hipotecas de tu preferencia o la alternativa de Bankrate para comprar los pagos y el interés total de un préstamo a 30 años a otro de 15 años.

#3 Reestructurar el préstamo hipotecario

La reestructuración de la hipoteca es diferente al refinanciamiento, que es el segundo método propuesto en esta guía. Se trata de mantener tu préstamo tal como está, pero pagando una suma global al capital principal para que el banco ajuste su calendario de amortización y reestructure los intereses y el cronograma de pagos al nuevo saldo restante. Esto te dará como resultado un préstamo hipotecario más corto y, por ende, más rápido de pagar.

Un beneficio importante de la reestructuración hipotecaria es que las tarifas serán significativamente más bajas que las del refinanciamiento. Por lo general, las tarifas de reestructuración del préstamo representan unos pocos cientos de dólares. Además, si tienes una tasa de interés baja desde el comienzo, podrás conservarla sin problemas. ¿Y si tienes una tasa de interés alta? Mejor, porque podrás disminuirla hasta alcanzar una más atractiva.

#4 Reducir en lo posible el capital principal

La última alternativa de la lista para pagar la hipoteca rápido y por adelantado es hacer tantos pagos al capital como se pueda. Esta estrategia la pueden utilizar aquellos propietarios que reciben una gran bonificación en su trabajo, una herencia sustanciosa o quienes obtienen un monto de dinero importante por la venta de un artículo valioso. 

Dado que los préstamos de VA y FHA no se pueden reembolsar, los pagos realizados a la suma global podrían ser la mejor opción. Además, con este método te ahorrarás la tarifa bancaria por el refinanciamiento de la hipoteca.

Nota: Recuerda hablar primero con el banco para dejarle en claro que ese dinero extra que estás pagando se dirige a la disminución del capital. 

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!