¿Puedo pagar mi hipoteca con tarjeta de crédito?

Pagar la hipoteca cada mes con tarjeta de crédito puede sonar atractivo, pero tienes que saber hay muchas cosas que debes tener en cuenta, así como obstáculos, en este enfoque.

Uno de los mayores problemas es que muchas compañías hipotecarias no permiten a los consumidores utilizar deuda para pagar otros tipos de deuda. Después de todo, una tarjeta de crédito es deuda, ¿no es así?

En este sentido, algunas compañías de terceros han proporcionado esta opción, pero los honorarios que los propietarios deben pagar son a menudo muy costosos, tanto como el 2,5% del pago de la hipoteca cada vez.

Otro gran obstáculo es que no todas las redes de tarjetas de crédito, como por ejemplo American Express, Discover, Visa o Mastercard, permiten que los pagos de la hipoteca se carguen en una cuenta de tarjeta de crédito; y compañías emisoras de tarjetas de crédito como Wells Fargo, Chase o Bank of America también tienen reglas similares.

Los obstáculos de pagar una hipoteca con tarjeta de crédito

Al utilizar una tarjeta de crédito para pagar una hipoteca debes estar mucho más atento a los intereses, ya que si dejas que se acumulen cada mes podrías terminar desembolsando cientos o miles de dólares adicionales. Y ahora suma a esto los honorarios que cobra un tercero o una compañía hipotecaria.

Incluso si utilizas una tarjeta de crédito de viajero o de recompensas y estás disfrutando de sus ventajas, utilizar la tarjeta para pagar tu hipoteca podría desvanecer estas ventajas. De hecho, un propietario de vivienda con un pago de hipoteca de $2.000 que paga un cargo de procesamiento del 2,5% está pagando $50 cada mes, lo que suma $600 al año.

Pagar hipoteca con tarjeta de crédito

¿Es posible pagar una hipoteca con tarjeta de crédito?

Las cuatro razones por las que la gente podría considerar hacer su pago mensual de la hipoteca con una tarjeta de crédito son estas: 

  1. Ganar recompensas de la tarjeta de crédito;
  2. Ahorrar un poco en intereses;
  3. Comprar un par de semanas extra con el propósito de evitar atrasarse;
  4. Evitar a toda costa la ejecución hipotecaria.

Todas estas son razones válidas para querer pagar la hipoteca con una tarjeta de crédito, y las tres primeras pueden darte una ligera ventaja financiera a largo plazo. La cuarta podría ser increíblemente destructiva. A continuación veremos cada opción con más detalle, pero primero, exploremos la logística de pagar una hipoteca con tarjeta de crédito.

Servicios de procesamiento de pagos de terceros

Como hemos mencionado, muchos acreedores no aceptan tarjetas de crédito para el pago de deudas, y eso incluye a los prestamistas hipotecarios. Saben que hacerlo significaría dejar que los clientes cambien una forma de deuda (una de interés relativamente bajo y a veces deducible de impuestos) por otra que tiene un interés relativamente alto y no es deducible de impuestos.

Pero a la ecuación han llegado los procesadores de pagos de terceros. Estas empresas te permitirán usar una tarjeta de crédito para pagar a casi cualquier cosa. El panorama competitivo está siempre en evolución, y el más conocido y aparentemente único jugador que procesa los pagos de hipotecas es Plastiq, que cobra una comisión de transacción del 2,5%.

Ahora bien, pagar la hipoteca con una tarjeta de crédito tiene algunas restricciones, incluso utilizando los servicios de Plastiq. Por ejemplo, los términos y condiciones de la empresa prohíben el uso de una tarjeta Visa o American Express para pagar una hipoteca. Teniendo en cuenta que otros procesadores de pagos han ido y venido en el pasado, Plastiq puede no estar siempre disponible o puede no ser siempre una opción para hacer los pagos de la hipoteca. 

Por otro lado, es completamente posible que Mastercard y Discover dejen de permitir que los consumidores utilicen sus tarjetas para pagar hipotecas. Sin embargo, nada descarta que en el futuro existan más opciones para pagar una hipoteca con tarjeta de crédito, quizás con tasas más competitivas o nuevas ventajas.

Reglas entre las redes de tarjetas de crédito

Cada red de tarjetas de crédito tiene normas y reglamentos diferentes sobre si permiten pagos de hipotecas. Mastercard, por ejemplo, acepta los pagos tanto con tarjeta de débito como de crédito. Por otro lado, Visa sólo permite pagos a través de sus tarjetas de prepago y de débito. Discover y American Express no permiten estos pagos en absoluto.

En consecuencia, verifica con el emisor de tu tarjeta de crédito los términos de la misma. Las tarjetas de crédito emitidas por Wells Fargo fueron aceptadas una vez para los pagos de hipotecas siempre y cuando el prestamista estuviese de acuerdo. Sin embargo, la página web de Wells Fargo afirma que ya no es una opción. Y Bank of America tiene una regla similar para sus tarjetas de crédito.

Cómo pagar una hipoteca con tarjeta de crédito

Hay muy pocas personas que pueden comprar una casa con dinero en efectivo y tú probablemente no eres una de ellas. Está bien. Por eso se inventaron las hipotecas. También es por eso que ser aprobado para una es el primer paso en el proceso de compra de una casa.

Hay una trampa con los pagos de la hipoteca, y es esta: tus primeros pagos son en su mayoría intereses. Eso significa que normalmente sólo pagas 50 dólares o menos del saldo principal de tu préstamo. Por lo tanto, el capital que tienes en tu casa es casi nada.

Por ello, usar una tarjeta de crédito puede ayudarte a hacer algo mientras pagas tu hipoteca. Las recompensas de las tarjetas de crédito pueden hacer que ganes dinero en efectivo, millas de viajero frecuente u otros beneficios inmediatos en los pagos de tu hipoteca.

Sin embargo, tendrás que comprobar primero con 3 fuentes: La red de la tarjeta, el emisor, y el prestamista hipotecario. Tal y como hemos mencionado, muchos prestamistas no aceptan tarjetas de crédito. Y si lo hacen, deben pagar una comisión a los emisores de las tarjetas de crédito, lo que vuelve el asunto poco atractivo para ellos. En consecuencia, es posible que necesites utilizar un servicio de terceros para pagar tu hipoteca con una tarjeta de crédito.

Pagando la hipoteca con una tarjeta de crédito para ganar recompensas

Las tarjetas de crédito tienen dos tipos principales de recompensas: Bonos de inscripción y recompensas continuas. Un bono de inscripción puede darte 300 dólares de reembolso por gastar 3.000 dólares en tus primeros tres meses como titular de la tarjeta. Las recompensas continuas pueden devolverle el 2% en cada compra, incluyendo las compras que hagas para ganar el bono de inscripción.

Digamos que el pago de tu hipoteca es de 1.000 dólares. Si incurres en un cargo del 2,5% para hacer ese pago, pierdes 25 dólares. Aún así, podrías salir adelante en uno de estos escenarios:

Si tu tarjeta de crédito ofrece un reembolso contínuo

O el equivalente en puntos o millas. El reembolso debería ser del 3,0% o más en este pago.

No se toma el cargo del procesador de pagos de terceros como un adelanto en efectivo

En caso que la compañía de tu tarjeta de crédito no clasifique el cargo del procesador de pagos de terceros como un adelanto en efectivo, podrías encontrar una ventaja. Los adelantos de efectivo generalmente incurren en honorarios y siempre comienzan a acumular intereses inmediatamente, generalmente a tasas del 20% al 30%. Por ello te recomendamos que leas la letra pequeña del contrato de la tarjeta de crédito para conocer las condiciones sobre los adelantos de efectivo. Si todo se ve bien, haz una pequeña compra de prueba a través del procesador de pagos antes de hacer el pago completo de la hipoteca.

Si ganarás un bono de inscripción

Cuando el bono de inscripción vale más que la tarifa de procesamiento, y no podrás ganar el bono de inscripción a través de tus gastos habituales. Esta podría ser la razón más convincente para pagar tu hipoteca una o dos veces con una tarjeta de crédito.

Si ganarás otro beneficio

Las tarjetas de crédito ofrecen muchos beneficios ocultos para la mayoría que no lee la letra chica del contrato. Los beneficios que podrías estar tratando de obtener incluyen el estatus de la aerolínea, el estatus del hotel, una noche de hotel gratis o un boleto de avión gratis para un acompañante.

 Los tipos de interés de las tarjetas de crédito suelen ser tres o cuatro veces más altos que los de las hipotecas, por lo que si no puedes pagar el saldo total de tu tarjeta de crédito en la fecha de pago, no la utilices para hacer el pago de tu hipoteca.

Pagando la hipoteca con una tarjeta de crédito para ganar intereses

Si no tienes saldo en la tarjeta de crédito, tienes un período de gracia sin intereses de unos 21 a 25 días entre el momento en que se emite el extracto de la tarjeta de crédito y el vencimiento del pago. En el transcurso de un año, aprovechando este período de gracia, se mantiene el dinero en efectivo en los ahorros (donde gana intereses) hasta que la fecha de vencimiento de la tarjeta de crédito puede ganar unos cuantos dólares extra. Así que no es algo malo para hacer con las compras que ibas a hacer de todos modos, siempre y cuando nunca te retrases en el pago y no lleves saldo.

Sin embargo, con una comisión de tramitación del 2,5% para pagar una hipoteca con una tarjeta de crédito, no vas a ganar suficientes intereses en tu cuenta de ahorros para salir adelante. Una cuenta de ahorros de alto interés en el mercado actual sólo puede pagar un 2,5% de interés durante 365 días. Ni siquiera te vas a acercar a ganar esa comisión de vuelta con 25 días extra de interés.

Pagando la hipoteca con una tarjeta de crédito para evitar un pago atrasado

El pago de la hipoteca suele vencerse el primero de cada mes. Sin embargo, muchos prestamistas dan a los prestatarios hasta el día 15 para hacer su pago sin un cargo por retraso. Una vez que este período de gracia termina, los prestamistas imponen fuertes cargos por mora, pero un pago tardío no será reportado a las oficinas de crédito hasta que esté 30 días atrasado.

Si necesitas más de 15 días de gracia para pagar tu hipoteca pero quieres evitar un cargo por retraso y daños en tu puntaje crediticio, podrías pagar tu hipoteca con una tarjeta de crédito el día 14, esto con el objetivo de ganarte unos 25 días más para hacer el pago de tu hipoteca. 

Incluso, podrías adelantarte si la comisión del procesador de pagos es menor que la comisión por retraso de tu prestamista y si pagas el saldo total de la tarjeta de crédito en la fecha de vencimiento. Si no lo haces, podrías terminar en peores circunstancias financieras pagando los intereses de la tarjeta de crédito, dependiendo del tiempo que te lleve hacer los pagos correspondientes.

Pagando la hipoteca con una tarjeta de crédito para evitar una ejecución hipotecaria 

Una extensión de la idea anterior es pagar la hipoteca con una tarjeta de crédito para evitar la ejecución hipotecaria. Es comprensible querer hacer todo lo posible para permanecer en tu casa. Sin embargo, si estás tan atrasado en los pagos de la hipoteca que te enfrentas a una ejecución hipotecaria -un proceso que un prestamista no puede iniciar hasta que te retrases 120 días- tus circunstancias financieras son probablemente tan tenues que añadir la deuda de la tarjeta de crédito a tus problemas no es lo mejor para ti. En este sentido, hablar con el prestamista y un asesor de vivienda sobre un plan para evitar la ejecución hipotecaria es una mejor idea.

Encontrando la mejor tarjeta de crédito para pagar una hipoteca

La clave para pagar la hipoteca con una tarjeta de crédito es encontrar una tarjeta que ofrezca recompensas y que hagan que tu inversión valga la pena. Y muchas compañías de tarjetas de crédito ofrecen una amplia gama de tarjetas de recompensas.

Una tarjeta con recompensas de reembolso puede ofrecer recompensas fáciles de cuantificar para pagar tu hipoteca. Si recuperas un porcentaje de tus gastos, la cantidad puede compensar las comisiones que pagarías además de poner más dinero en tu bolsillo.

Las tarjetas de puntos también pueden ser útiles. Muchas tarjetas de crédito permiten a los titulares ganar puntos que luego pueden canjear por dinero o mercancía, por lo que una tarjeta de este tipo puede aumentar tu poder adquisitivo a la vez que haces los pagos de tu hipoteca a tiempo.

El último tipo de tarjeta a considerar es una tarjeta de millas de aerolíneas. Si estás buscando una manera de reducir los costos de tus vacaciones familiares, entonces usar una tarjeta de millas para pagar tu hipoteca puede ayudarte a ganar vuelos gratis.

La clave está en que te asegures de que ganes recompensas que valgan al menos tanto como las comisiones que pagas por usar una tarjeta de crédito para tu hipoteca. Por lo tanto, nuestra recomendación es que evalúes cualquier oferta de tarjeta de crédito a fondo y calcules los números antes de firmar.

Es imprescindible que pagues tu tarjeta de crédito cada mes

Para terminar «adelante» con las recompensas que ganas, tendrás que pagar la cuenta de tu tarjeta de crédito en su totalidad cada mes. Dado que la tasa de interés promedio de las tarjetas de crédito está muy por encima del 17%, pagar la hipoteca con una tarjeta de crédito y llevar un saldo tiene cero sentido.

Debes esforzarte por mantenerte libre de deudas si planeas usar tarjetas de crédito para obtener recompensas. Si terminas endeudado, estarás peor que cuando empezaste. Créenos cuando decimos que si la deuda es inevitable, las recompensas que puedes ganar con una tarjeta de crédito no valen la pena.

Un último consejo

De acuerdo con FICO, que genera los puntajes de crédito que la mayoría de los grandes prestamistas utilizan, la utilización de crédito representa el 30% de tu puntaje de crédito. ¿Qué es la utilización del crédito? Es el porcentaje de tu línea de crédito que estás utilizando en el momento en que se emite tu estado de cuenta. Si no deseas que el hecho de que estés pagando tu hipoteca con tarjeta de crédito afecte tu índice de utilización de crédito, entonces debes pagar el saldo antes de que se emita el estado de cuenta, y no justo antes de la fecha de vencimiento.

Dicho esto, si tienes una línea de crédito alta y sólo usas un porcentaje minúsculo de ella -digamos, menos del 10%- no tienes que preocuparte por pagar tu saldo antes de que salga tu estado de cuenta. Un índice de utilización de crédito tan bajo no debería dañar tu puntuación.

Un ejemplo de cómo pagar tu hipoteca con una tarjeta de crédito

¿Quién no querría pagar su hipoteca con una tarjeta de crédito después de leer un titular como «Esta pareja pagó 100.000 dólares de su hipoteca con una tarjeta de crédito y ganó 2.000 dólares en recompensas»? Es una historia real que la bloguera de finanzas personales Holly Johnson llevó a cabo, y utilizó las recompensas para ayudar a financiar un crucero por el mediterráneo para su familia de cuatro personas.

Sin embargo, pudo lograrlo porque su plataforma como blogger de alto perfil le permitió ganar miles de dólares en transacciones gratuitas de Plastiq al derivar a sus lectores al servicio. La mayoría de nosotros no podemos hacer eso.

Los pros y los contras de pagar la hipoteca con una tarjeta de crédito

Decidir pagar la hipoteca con una tarjeta de crédito conlleva tanto beneficios como riesgos potenciales, así que asegúrate de considerarlos cuidadosamente antes de seguir adelante.

Ventajas

  • Liberar dinero para ponerlo en otras metas de ahorro. Si necesitas tu dinero líquido para nutrir tu fondo de emergencia o para avanzar en otra meta financiera, el uso de tu tarjeta de crédito para el pago de la hipoteca puede tener sentido. Sólo asegúrate de que puedes recuperar rápidamente el dinero necesario para pagar el saldo que tienes en la tarjeta.
  • Ganar recompensas. Las cantidades de pago de la hipoteca suelen estar en el extremo superior de tus obligaciones mensuales, lo que podría proporcionar valiosas ventajas en una tarjeta de crédito de recompensas en forma de devolución de dinero, millas o puntos.
  • Evitar un cargo por pago tardío. Si tu próximo día de pago no es hasta mucho después del vencimiento de tu hipoteca, podrías evitar ser golpeado con un cargo por mora, que podría costar el 5% de tu pago de capital e intereses o incluso más.

Desventajas

  • Reduce tu línea de crédito disponible. Al hacer el pago de la hipoteca con una tarjeta de crédito, se reduce la cantidad de crédito disponible, probablemente en 1.000 dólares o más, lo que al mismo tiempo reduce tu poder adquisitivo general.
  • Aumenta tu tasa de utilización de crédito. Usar más crédito disponible aumenta la utilización del mismo, lo que podría afectar negativamente tu puntuación crediticia. Es una buena práctica mantener tu proporción por debajo del 30% del monto total de tu línea de crédito así como en todas las tarjetas que tengas.
  • Pagar los gastos de transacción de terceros. Pagarás un cargo por transacción cada vez que utilices un servicio de terceros para pagar un préstamo con una tarjeta de crédito, lo que suma cientos de dólares cada año en el caso de que utilices con regularidad este método para pagar tu hipoteca.

Alternativas al uso de una tarjeta de crédito para la hipoteca

Como hemos dicho en repetidas ocasiones, los propietarios deben sopesar cuidadosamente las consecuencias de utilizar una tarjeta de crédito o un servicio de terceros para pagar su hipoteca mensual. En la mayoría de los casos, los consumidores deben evitar el uso de esta opción porque puede costarles mucho dinero y potencialmente reducir sus calificaciones crediticias.

Si necesitas ayuda con el pago de tu hipoteca, llama a tu prestamista antes de que te retrases y negocia un nuevo programa de pago o de indulgencia en el que el prestamista pueda reducir o suspender los pagos por un período de tiempo limitado.

La Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio también es un buen recurso para localizar un asesor crediticio calificado cerca de ti, quien sin duda podrá ayudarte con tu situación o cualquier problema que te suceda.

En conclusión

Sólo en circunstancias limitadas la persona promedio podría beneficiarse de cargar los pagos de la hipoteca a una tarjeta de crédito. En primer lugar, deberá encontrar un procesador de pagos de terceros que le permita utilizar su tarjeta de crédito para pagar a la compañía hipotecaria.

En segundo lugar, deberá obtener recompensas de la tarjeta de crédito que superen la tarifa de procesamiento de los pagos.

Tercero, deberá pagar el saldo de su tarjeta de crédito en su totalidad, idealmente incluso antes de que se emita el estado de cuenta, no sólo para evitar el pago de intereses, sino también para evitar que su índice de utilización de crédito y su puntaje crediticio se vean afectados. Si puedes hacer todas estas cosas, pagar tu hipoteca con una tarjeta de crédito puede ser una buena alternativa.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:



Artículos relacionados:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!