Préstamos de navidad: todo sobre pedir dinero prestado en Navidad

La temporada navideña es tal vez la época más esperada del año, aunque también puede ser la más costosa. Los préstamos de navidad pueden ser una tentación, y meditar sobre pedir dinero prestado en navidad o no puede salvarte de una mala jugada.

Es común gastar dinero en comida, viajes, regalos y cuanta vanidad se nos cruza en el camino; la ola del consumismo nos arropa y nos lleva a adentrarnos en un mar de deudas sin sentido.

Gasto en navidad, ¡las cifras de Papá Noel! 

Según Yahoo! Finanzas el gasto diario de un ciudadano estadounidense en un día corriente oscila entre los US $100 y US $167. Generalmente el dinero se va entre alimentos, salidas nocturnas, transporte y otros gastos comunes. 

Pero lo más sorprendente es que en navidad, esa cifra se multiplica entre 4 a 8 veces haciendo que los préstamos de navidad sean muy requeridos. 

El gasto promedio de un ciudadano americano durante la navidad de 2019 fue de US $846 según cifras reportadas por el sitio Statista.com.

US $846 puede ser mucho dinero para celebrar 2 días del año (nochebuena y año nuevo), es decir, estarías gastando US $423 por día. 

En fin, 8 de cada 10 estadounidenses termina “estresándose” por el gasto excesivo de la navidad. En la alegría de estos días se termina gastando más de lo que se tiene. 

Y cuando no tienes el dinero suficiente para cubrir todos los gastos navideños, lo más probable es que tengas que pedir un préstamo antes de noche buena.

Pero hablamos de otra forma de préstamo personal de emergencia, que puede tener un alto precio.

Por eso te queremos dar algunos consejos prácticos para tomar decisiones acertadas y no sufras los embates de las deudas en enero, justo después de la resaca de año nuevo.

¿Qué es un préstamo navideño?

Los préstamos de navidad no son más que un simple préstamo personal, aunque también hay quienes les llaman préstamos vacacionales y los puedes usar para cualquier gasto que tengas o para un deseo que quieras cumplir en navidad.

Si quieres sacar un préstamo de navidad, probablemente tengas que acudir a algún banco, prestamista o cooperativa de crédito; puedes comparar entre ellos y aceptar la oferta más conveniente para ti.

¿Los préstamos de navidad son una buena idea?

Todo depende de la situación en que te encuentres, pues si tienes dinero suficiente para cubrir los gastos de la temporada navideña ¿Para qué pedir un préstamo?

Es importante que sepas cómo administrar tu dinero en navidad, y uno de los secretos es gastar solo en lo esencial.

Es posible que surja algún compromiso inesperado y te inviten a una cena de amigos o a pequeñas fiestas en el trabajo, donde no estaría mal que aparezcas con un detalle como una botella de vino.

Para esos gastos navideños inesperados, sería ideal que tengas un presupuesto de unos US $30 o US $50 que te sirva como un fondo de emergencia para salir de estos compromisos sin tener que hacer mayores gastos, ni pedir dinero prestado.

Ahora, si es el caso de que realmente no tienes dinero suficiente para cubrir los gastos esenciales, ni para tener un fondo de emergencia, podrías considerar la alguno de los préstamos de navidad.

¿Qué es lo recomendable? Solicitar un préstamo personal sería la mejor alternativa, ya que los préstamos de día de pago pueden ser una trampa. 

Por eso hemos preparado una pequeña lista de consejos donde te explicaremos qué hacer y qué no hacer al pedir dinero prestado en navidad.

Consejos para pedir dinero prestado para Navidad

Como mencionamos, esta lista de consejos para pedir prestado en navidad, te ayudará a entender cómo manejar un préstamo de manera responsable, sin necesidad de estropear tus finanzas a principios del año nuevo.

Comencemos:

Establece un presupuesto navideño con antelación.

Hay personas que arrastran deudas navideñas del año anterior; pasan todo el año haciendo malabares para salir de los intereses generados por la deuda y esto los lleva a un terreno complicado. Pero tranquilo, hay una solución.

Si consideras la idea de manejar un presupuesto desde principio de año; podrías manejar tus finanzas de una mejor manera y conformar un fondo con un ahorro mensual.

Guarda pequeñas cantidades de dinero mes por mes hasta que llegue la temporada navideña; tal vez así las cosas permanecerían bajo control desde enero hasta diciembre.

También hay que hablar de los bonos de navidad, muy comunes en cualquier puesto de trabajo, son de gran beneficio y junto al fondo de ahorro mensual que has venido guardando; será un dúo dinámico que te ayudará a solventar las deudas y gastos durante y después de la navidad.

Evalúa tus tradiciones

En navidad todos aprovechan para reunirse en familia, la época se presta para compartir, de hecho las personas acostumbran a cumplir con algunas costumbres o tradiciones que pueden o no ajustarse al presupuesto.

Una de esas tradiciones es darle un regalo a cada familiar ¿debe ser costoso? 

Claro que no, pero si tienes un círculo familiar muy grande, lo más seguro es que termines gastando cientos de dólares complaciendo una simple tradición. ¿Hay alguna solución para esto? ¡Sí!

Solo tienes que aprovechar la próxima reunión familiar y proponer un intercambio de amigos secretos donde cada uno solo tendría que comprar un único regalo para alguien en especial. 

Ahorras dinero, te diviertes en familia y no tienes que pedir préstamos.

Conviértete en un comprador inteligente. 

¿Por qué comprar en finas tiendas cuando puedes usar los portales ecommerce? 

¿Todo lo que compras debe ser de finas marcas? 

¿por qué no un detalle tipo hand-made en lugar de un regalo superfluo? 

Desde las ventas en línea hasta el uso de un método de gasto solo en efectivo, hay muchas maneras de evitar la tentación de gastar más de lo que originalmente planeó.

Evitar las trampas financieras de Navidad

Hay algunas formas de financiamiento navideño que pueden ser costosas y de alto riesgo, debido a los altos intereses y cortos plazos de pago, lo que podría ser una trampa perfecta para tus finanzas. 

Entre los préstamos no recomendados podemos incluir los siguientes:

1) Préstamos de día de pago

Los préstamos de día de pago, son préstamos a corto plazo donde la tarifa de interés puede ser cuatro veces más alta de lo normal.

Este tipo de préstamo no sobrepasa los US $500, pero es complicado pagarlos cuando solo tienes 4 o 6 semanas como máximo para cancelar el préstamo.

El lado peligroso de los préstamos de día de pago es que no evalúan tu capacidad de pago y esto hace que sea más atractivo para las personas, es como una trampa con el señuelo justo en la entrada.

Muchos terminan entrando en la jaula y deciden pagar tasas de interés elevadas que complican su presupuesto y ahogan su economía. Sin embargo, existen otras opciones saludables para tus finanzas.

Los préstamos personales a través de un banco, cooperativa de crédito o un prestamista podrían tener requisitos de crédito más flexibles, las tasas de interés no serían tan altas y tendrías más tiempo para cancelar la deuda.

2) Préstamos de título de auto

Los préstamos de título de auto son una especie de préstamo de día de pago con la particularidad de que pones como medio de garantía tu automóvil.

Ya sabes cuales son los peligros de este tipo de préstamo, así que no sería una opción perder tu carro por una simple emergencia, por eso te recomendamos otras opciones más favorables como los préstamos personales o simplemente ajusta tus necesidades a tu presupuesto.

Hay un viejo refrán que dice “Cúbrete hasta donde alcance tu frazada” lo cual, sería un consejo ideal para este tipo de situaciones.

3) Tarjetas de crédito de almacenes o tiendas

Algunas tiendas o grandes almacenes te pueden ofrecer tarjetas de crédito por registrarte en su sistema de clientes, incluso podrían darte algún descuento inicial por hacerlo.

El problema con estas tarjetas de crédito es que tienen una tasa de interés muy alta y las recompensas que obtienes por utilizarlas son limitadas. Sumado a esto, algunos almacenes no permiten que utilices la tarjeta de crédito departamental fuera de sus tiendas.

¿Cuál es la solución? 

Puedes buscar una tarjeta de crédito con un APR introductorio del 0%. 

Incluso algunas tarjetas podrían financiar un préstamo sin intereses en el caso de que pagues la deuda en el primer mes, justo antes de la fecha límite, lo que sería ideal para cubrir los gastos de navidad sin necesidad de acumular intereses.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!