¿Cómo obtener un préstamo personal para tu negocio?

Cuando los propietarios de los negocios, especialmente si son muy pequeños o nuevos, no pueden acceder a un préstamo comercial, recurren a otras fuentes de financiamiento. Una de ellas es un préstamo personal solicitado por el dueño del negocio. Pero, ¿sería suficiente este dinero? Puede ser. Piensa que los montos de los préstamos personales varían entre $1,000 y $100,000.

Además, las tasas de interés para este tipo de crédito podrían ser tan bajas como del 4% o tan altas como del 35%. Lo bueno de los préstamos personales es que el plazo de aprobación suele ser mucho más corto, especialmente si los propietarios se decantan por opciones novedosas, como los préstamos en línea.

Ventajas de usar un préstamo personal para un negocio propio

Si estás pensando pedir un préstamo personal para financiar algún proyecto o remodelación en tu negocio, o quizás el desarrollo de un nuevo producto o la implementación de lo último en tecnología, podrías aprovecharte de ciertas ventajas, como las siguientes:

No te pedirán el crédito comercial de tu empresa

Como el titular del préstamo serás tú o los socios de la empresa, el banco o prestamista no verificará el crédito comercial de la empresa. Por ende, no será necesario que el negocio tenga un buen puntaje de crédito, incluso, podría tener uno deficiente. Tampoco necesitarás explicarle al banco por qué tu empresa no tiene crédito; algo que sucede muchísimo cuando las compañías son nuevas.

No es necesario separar la empresa del propietario

Estados Unidos es uno de los países del mundo que tiene más negocios de propiedad individual que corporaciones y compañías anónimas. De hecho, hay 23 millones de empresas en el territorio que se manejan como empresas unipersonales. Dado que no es necesario separar al dueño del negocio de la empresa, el propietario podrá solicitar un crédito personal cuando necesite financiar su negocio.

Podrás predecir los pagos con facilidad

Los préstamos personales son “préstamos a plazos”. ¿Qué quiere decir esto? Que solicitarás una cantidad fija de dinero en calidad de préstamo para devolverla en un plazo de tiempo determinado. A diferencia de las tarjetas de crédito o las líneas rotativas de crédito en las que el pago mensual varía dependiendo del saldo deudor, con este tipo de préstamos siempre sabrás cuánto debes pagar cada mes para finiquitar el préstamo en un período de tiempo específico.

La mayoría de los prestamistas ofrecen préstamos a corto plazo, es decir, de 3, 4 y 5 años de duración; aunque algunos prestamistas incluso trabajan con tiempos de reembolso mucho más largos.

Financiar una startup será mucho más fácil

Las startups a menudo tienen ciertas limitaciones en materia financiera. De hecho, conseguir un préstamo para una empresa que tiene menos de dos años de funcionamiento y que, además, no tiene ingresos significativos, podría ser un completo desafío. Sin embargo, si el dueño accede a un préstamo personal, no requiere entregarle al banco o prestamista información sobre su negocio. En este caso, la startup podría aprovecharse de esos recursos financieros, independientemente de su tiempo de funcionamiento en el mercado.

Cómo obtener un préstamo personal para tu negocio

Desventajas de usar un préstamo personal para un negocio propio

A pesar de que los préstamos personales podrían ser muy útiles, también tienen ciertas desventajas que deberás analizar, como, por ejemplo:

El prestamista verificará tu puntaje de crédito personal

La decisión de pedir un préstamo a título personal conllevará a la revisión de tu propio puntaje de crédito con al menos una de las principales agencias del país, como Equifax o Experian. El sólo hecho de solicitar el préstamo dejará una nota de verificación en tu informe crediticio. A este proceso se le llama «hard inquiry» y afecta de manera leve pero negativamente a tu puntaje. No obstante, algunos prestamistas utilizan una verificación de crédito blanda (conocida como “soft inquiry”). En este caso, tu puntaje no se verá afectado.

Tu puntaje de crédito podría disminuir

Esto está íntimamente relacionado con el punto anterior. Recuerda que cada préstamo que solicitas aparecerá en tu informe de crédito y será tomado en cuenta para el cálculo del score. Incluso si pagas a tiempo, este préstamo podría tener un impacto en la tasa de crédito utilizada o en el límite de crédito disponible, por poner tan solo algunos ejemplos.

El banco podría solicitarte una garantía personal

Como los préstamos personales se otorgan a título individual y no a tu negocio, podrían solicitarte una garantía personal que le asegure al banco o prestamista que podrá cobrar la deuda en caso que no puedas pagar a tiempo. ¿Qué garantías podrían pedirte? El título del carro, la casa, el saldo de una cuenta bancaria, entre otros.

¿Cómo obtener un préstamo personal para tu negocio?

Aunque la mayoría de los prestamistas, especialmente los bancos y las cooperativas de crédito, le ofrecen préstamos personales a sus clientes; algunos de ellos prefieren indicarle a los aplicantes que soliciten una nueva tarjeta de crédito. No obstante, hay otras opciones disponibles en el mercado. 

Por ejemplo, hay una gran variedad de prestamistas en línea que ofrecen productos de crédito personales. También hay emisores de tarjetas de crédito que cuentan con una cartera de préstamos personales. ¿Nuestra recomendación? Analiza muy bien estas opciones, ya que, dependiendo de tu situación, solicitar un préstamo personal en línea podría ser una grandiosa idea.

Nota: Antes de presentar tu solicitud, revisa tus informes de crédito en las tres principales agencias del país: Equifax, TransUnion y Experian. Así, podrás asegurarte de tener un buen crédito y de que tus informes no presenten errores que tengas que corregir antes de iniciar la aplicación. También es deseable que analices muy bien tu situación financiera actual porque debes asegurarte de que cuentas con la solidez necesaria para asumir un préstamo en estos momentos.

Recuerda: Revisar tu puntaje de crédito no tendrá un impacto negativo en tu score porque los burós de crédito consideran a esta acción como una “soft inquiry”.

Antes de pedir tu préstamo personal para empresas:

Antes de solicitar un préstamo personal para financiar a tu negocio, estudia los costos asociados al préstamo, especialmente:

  • El APR. Además de la tasa de interés, verás que el préstamo que deseas solicitar está ligado a un APR (Annual Percentage Rate), que es la tasa de porcentaje anual. Este factor tiene en cuenta otros costos además del interés, como la tarifa o comisión por la solicitud del crédito.
  • Las tarifas asociadas. Recuerda que los prestamistas pueden cobrar ciertas tarifas por la solicitud del préstamo, tarifas de mantenimiento anual, seguros por impagos, imposición de multas por pagos atrasados, etc.

Advertencia: No le transfieras dinero a ningún prestamista o individuo antes de que te hayan otorgado el préstamo. La Comisión Federal de Comercio le ha advertido en varias oportunidades a los consumidores que hay muchas estafas en materia de préstamos personales, especialmente en línea, en las que ciertos individuos se aprovechan de la necesidad que tienen estos prestatarios de acceder al financiamiento.

Solicitando el préstamo personal para tu negocio

Por lo general, necesitarás tener a la mano para proporcionarle al prestamista tu número de Seguro Social. Recuerda que el banco o la cooperativa de crédito usará este número para verificar tu puntaje de crédito en los burós del país. Esto les permitirá determinar la tasa de interés que pagarás durante el préstamo. 

Mientras más alto sea tu puntaje, más oportunidades tendrás de acceder a un crédito con un APR atractivo, y viceversa. Algunos prestamistas le otorgan préstamos a consumidores con puntajes bajos (cercanos a los 600 puntos) mientras que otros podrían requerir un puntaje mucho más alto.

Recuerda: Es posible que el prestamista te haga ciertas preguntas relacionadas con tus ingresos y tu empleo actual para poder determinar que tienes la capacidad financiera como para asumir el préstamo y pagarlo en el tiempo adecuado. Los requisitos para aplicar y ser aprobado en un préstamo personal varían dependiendo del banco o cooperativa, pero toma en cuenta que la mayoría de los prestamistas no te revelarán cuál es el monto mínimo de ingresos que debes tener para poder calificar.

Nota: Algunos datos, como tu educación o el historial de empleo, podrían ayudarte para ser calificado como beneficiario de un préstamo personal.

Recibiendo el préstamo personal para tu negocio

Si el banco o la cooperativa de crédito aprueba tu solicitud, los fondos se depositarán en tu cuenta bancaria y podrás usarlos de la forma que prefieras. No obstante, recuerda que iniciar y administrar un negocio es arriesgado, así que lo más recomendable sería que elabores un plan de acción antes de utilizar los fondos obtenidos.

Si no tienes una cuenta de ahorro para tu empresa, considera apartar un monto del préstamo para usarlo como fondo de emergencia. Esto te servirá en caso que el flujo de efectivo disminuya en el futuro. 

Recomendación: ¿No sabes de cuánto debería ser tu fondo de emergencia? Los expertos recomiendan que sea equivalente a 3-6 meses de los ingresos promedios de la empresa o 3-6 meses de gastos y costos operacionales.

Recuerda: Pagar tu préstamo a tiempo te permitirá gozar de un mejor crédito en el futuro. Además, siempre que estés al día podrás librarte de las tarifas asociadas a los retrasos, penalizaciones y la aplicación de intereses adicionales.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!