¿Qué hacer si olvidaste pagar tu resumen de tarjeta de crédito?

Estamos casi a fin de mes y justo ahora notas que no has pagado tu tarjeta de crédito, a pesar de que debías hacerlo el día 22. ¿Te suena familiar? Esta situación es más frecuente de lo que piensas. Incluso hay personas que, revisando su estado de cuenta, se dan cuenta de que el banco ha aplicado un recargo por retraso y todo se ha tratado de un error, ya que pensaban que habían realizado el pago a tiempo. Continúa leyendo que aquí te enseñamos qué debes hacer si olvidaste pagar tu tarjeta de crédito.

Este tipo de escenarios podría sucederle a cualquiera, incluso a los más organizados y a lo que se les suele llamar “consumidores estrella”. Si olvidaste pagar su tarjeta de crédito a tiempo, pudo deberse tan solo a un cambio en la rutina o un imprevisto . Pero hay una luz al final del túnel: siempre que se actúe con rapidez, es posible reducir el daño al reporte de crédito y, por supuesto, el impacto que esto tendrá en el bolsillo.

¿Qué hacer si olvidaste pagar tu tarjeta de crédito? 

Si el retraso es de apenas unos días, puedes evitar una nota de retraso en tu informe de crédito. ¿Cómo? Haciendo -al menos- el pago mínimo de la tarjeta antes de que comience el próximo ciclo de facturación. Recuerda que los emisores y bancos reportan los pagos atrasados después de los 30 días de retraso. Por tanto, hacer el pago antes de esos 30 días podría salvarte de una nota negativa en tu credit score que -por cierto- durará un máximo de siete años y que supone una amenaza para tu puntaje de crédito.

Advertencia: Los pagos atrasados de tu tarjeta de crédito se mantienen en el informe por siete años. ¿Qué quiere decir esto? Que aunque puedas mejorar tu puntaje, la nota negativa no desaparecerá con facilidad.

¿Qué más puedes hacer si olvidaste pagar tu resumen de tarjeta de crédito? Veamos:

Llama al banco y pide un acuerdo

Si es la primera vez que te retrasas en el pago de tu tarjeta, puedes librarte del recargo por retraso y, por supuesto, de la nota negativa en el reporte de crédito con tan solo llamar al banco y solicitarles un plan de pagos. Este método está disponible para las tarjetas Discover it y Citi Double Cash.

Si tienes una tarjeta de crédito diferente, es posible que tengas que pagar el recargo, ya que este se aplica de forma casi automática después de la fecha de vencimiento del pago. Los cargos por pagos atrasados pueden ser tan altos como tu pago mínimo o de unos $28, suponiendo que este sea tu primer retraso en los últimos seis meses. 

Consejo: Ante un retraso, ¡no dejes de comunicarte con el banco! El departamento de cobranza podría acordar un plan de pagos contigo o eliminar la tarifa de recargo siempre que hayas sido un buen consumidor durante los últimos años y te comprometas a pagar de contado. Habla con el agente del banco y explícale por qué te retrasaste.

Nota: Si ya te retrasaste en el primer pago, ¡cuidado! Después del primer pago perdido, el banco podría aplicarte un recargo de $40 -en vez de $28- a partir del segundo retraso.

Relación entre los retrasos y las tasas de interés

Si tan solo te atrasaste un par de días, no tendrás que preocuparte por recibir un aumento en tu tasa de interés, a menos que tengas una tarjeta con un APR promocional o introductorio del 0%.

Las leyes de tarjetas de crédito de los Estados Unidos especifican que los bancos y emisores no pueden imponer un aumento -o tasa de penalización- a menos que el retraso supere o sea igual a los 60 días.

Sin embargo, ¡hay malas noticias! Y es que, perder un pago -independientemente de la razón o el grado de retraso- sí podría hacer que tus tarifas promocionales desaparezcan.

¿Nuestra recomendación? ¡Programa tus pagos!

Si este retraso es un evento aislado, lo mejor que puedes hacer es evitar que vuelva a ocurrir. ¿Cómo? Creando un buen sistema para hacer tus pagos mensuales -incluyendo los de tus facturas de servicios públicos, el alquiler, etc.- antes de las fechas de vencimiento. Esto también pudiera ser especialmente importante si no es la primera vez que te retrasas en el pago de tus tarjetas.

  • Lleva un calendario mensual para pagar tus facturas unos días antes de la fecha.
  • Programa recordatorios en tu calendario o en tu teléfono móvil. Así, siempre estarás al día.
  • También puedes programar recordatorios en tu correo electrónico, al menos si tienes una cuenta Microsoft Outlook o Gmail.
  • Otra opción sería descargar una aplicación móvil de terceros. Puede ser un sistema de recordatorio o un gestor de pagos, como Fintonic, Money Wise, etc.

Otras opciones: Si lo prefieres, también puedes hacer uso de algunas plataformas en línea para programar tus recordatorios. FollowUpThen.com es una de las mejores en este tipo. Para usarla, tan solo tendrás que enviar un correo electrónico (como [email protected]) con alguna información general, como “pagar tarjeta de crédito”. No incluyas información personal en el correo. Recuerda que tan solo necesitas recibir una notificación tres días antes del vencimiento de la factura.

La última alternativa que tienes -y que es casi infalible- es programar tus pagos de forma automática. Puedes asociar tus cuentas a tu tarjeta para que, antes de la fecha de vencimiento del pago, se transfiera la cuota mínima automáticamente. Esto evitará que te retrases con tu tarjeta y también te dará la oportunidad de hacer abonos o pagos de contado por tu cuenta, en caso de que quieras hacerlo.

¿Por qué decimos que es “casi” infalible? Porque necesitas asegurarte de que la cuenta afiliada tenga suficiente dinero como para hacer el pago. De lo contrario, te enfrentarás a un sobregiro, a una tarifa por cheque devuelto o a un pago infructuoso por fondos insuficientes.

Consejo: Si quieres tener un mayor control sobre tu tarjeta, considera cambiar la fecha de vencimiento del pago. Podrás hacerlo llamando al número que está al reverso de tu tarjeta -que es la línea de atención al cliente- o en línea.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!