Qué es una consolidación de deudas

Consolidación de deudas
12
min de lectura

Compromiso editorial

Si bien no somos asesores financieros, nos esforzamos por ayudarte a tomar decisiones financieras más inteligentes. Aunque nos adherimos a una estricta integridad editorial, este post puede contener referencias a productos publicitados. Aquí tienes una explicación de cómo ganamos dinero.

Mas información

Lo que debes saber

Consolidar deudas simplifica tus pagos, fusionándolos en uno solo, potencialmente con una tasa de interés más baja.

Es útil para manejar múltiples deudas, como tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles y médicos, en un solo pago mensual.

La consolidación no cancela ni reduce las deudas, pero puede mejorar tu puntaje crediticio y ofrecer alternativas de pago más manejables.

Consolidar deudas consiste en fusionar todas tus deudas en una sola deuda más grande. Así, en lugar de pagar mensualmente por separado a múltiples acreedores, agrupas tus pagos en una sola factura, pudiendo conseguir una tasa de interés menor.

Por ejemplo, si tienes cuatro tarjetas de crédito con distinta tasa de interés, vencimientos y pagos mínimos, con un préstamo de consolidación de deuda puedes pagarlas juntas en una sola cuota mensual y con menos intereses.

Noticias Relacionadas

Tener varias deudas diferentes puede llegar a ser algo muy inconveniente debido a las diferentes tasas de interés y vencimientos. Y esto claramente no ayuda si quieres salir de deudas. Por eso, la consolidación de deudas te permite concentrar todos tus saldos a pagar en una sola factura.

Otro gran beneficio de consolidar deudas es que podrás mejorar tu puntaje de crédito al mejorar tu índice de utilización de crédito o «credit utilization ratio».

Importante: Consolidar deudas no las cancelará ni las reducirá, pero puede ser una muy buena estrategia si estás lidiando con pagos atrasados o grandes APRs y APYs.

¿Cuáles deudas se pueden consolidar?

No existe una clasificación estricta pero lo más común es realizar este proceso de consolidación cuando te enfrentas a pagos grandes o que poseen plazos muy largos, como por ejemplo:

Puedes utilizar la consolidación de deudas para fusionar el pago de todas ellas en uno solo. A continuación, veremos los tipos de consolidación de deudas y los revisaremos en detalle.

¿Cómo consolidar una deuda?

Dependiendo del tipo de deuda, encontrarás que un método de consolidación puede ser mucho más conveniente que otro. No hay una regla, y es por eso que un análisis detallado de tus finanzas y de las opciones del mercado puede hacer la diferencia entre un buen trato y uno malo.

Para empezar, estas son tus opciones a la hora de consolidar una deuda en Estados Unidos:

  • Tarjetas de crédito de transferencia de saldos: Algunas compañías de tarjetas de crédito te permiten transferir el saldo de mayor interés a una nueva tarjeta con 0% de interés o con un interés menor al actual. En esta opción debes prestar atención al costo (que puede rondar el 3% y el 5% del monto total) y también a la duración de la bonificación de intereses.
  • Crédito sobre el capital de tu vivienda: Si eres propietario de una casa, puedes consolidar deudas pidiendo un préstamo contra tu patrimonio. A esto se lo conoce en inglés como Home Equity Line Of Credit (HELOC). Normalmente puedes calificar para una tasa de interés más baja que con otros métodos para consolidar deudas, aunque el riesgo de perder tu casa será real.
  • Préstamos 401(k): Puedes consolidar deudas a través de una cuenta 401(K), siempre que tengas un saldo con derechos adquiridos y tu plan permita los préstamos. Si te atrasas en tus pagos, el saldo no pagado contará como una distribución.
  • Préstamos personales: Las tasas de interés de un préstamo personal dependen de la salud de tu crédito, tus ingresos y otros factores. Si tienes un crédito justo o malo (689 o menos) puedes aplicar, pero es posible que no califiques para un préstamo de bajo interés. Los plazos para pagar el préstamo de consolidación de deuda va de los seis meses a los siete años.

Si bien existen diferentes métodos y estrategias para la consolidación de deudas, hay ciertas cuestiones que son comunes en todos los casos. Estamos hablando de pasos necesarios que debes realizar sin importar el tipo de deuda o el método que escojas para consolidarlas.

1. Calcula el total de tu deuda

Lo primero que debes es determinar cuáles son tus pagos pendientes y el monto total que debes. De esa manera, sabrás qué tipo de consolidación de deuda se adapta mejor a tus necesidades. Como opcional, podrías averiguar cuál es el interés de cada una de tus deudas para conocer mejor tu situación.

Para estar seguro, procura llamar por teléfono a cada uno de tus acreedores y corroborar que lo que ves en los papeles es lo que debes en realidad y no haya otros gastos que estés pasando por alto.

También, deberás conocer tu puntaje de crédito porque eso determinará qué opciones puedes elegir. Además, cuanto mejor sea tu puntuación crediticia, menor tasa de interés tendrás que pagar.

2. Compara las ofertas

Este paso es crucial. Debes analizar muy bien todas las opciones de consolidación de deuda que existen y que mencionamos antes. No te lances a la primera opción que encuentres, selecciona al menos tres ofertas de consolidación de deuda y compáralas.

Un interés menor pero con altas comisiones de apertura o tramitación, puede no ser lo más conveniente. Así que, piensa cuál de las opciones te resulta financieramente más adecuada. Pon atención en los tipos de interés, las comisiones, los plazos de pago y todo lo que haya en la letra chica.

3. Precalifica para una consolidación de deuda

Una vez que hayas decidido qué método utilizarás para consolidar tu deuda, trata de obtener una precalificación. Si se trata de un préstamo, la mayoría de los prestamistas te permiten ver las ofertas de préstamos, que incluyen el plazo, la tasa de interés, comisiones y cuota mensual. Todo ello, sin afectar tu puntaje de crédito.

4. Carga la documentación y completa la solicitud

Si consigues la precalificación y la empresa con la que has tratado te da buena vibra, entonces es momento de aplicar a la oferta. Para ello deberás reunir todos los documentos que requiera el prestamista.

Por lo general, necesitarás copias de tus últimos recibos salariales, resumen bancario o declaraciones de ingresos (si eres autónomo). Deberás cargar la documentación desde el sitio web donde realizas la solicitud. Trata de no demorarte para no atrasar el proceso.

Presta atención a los datos que debes colocar para no cometer errores y que la información coincida con los documentos que adjuntaste. Puede que necesites verificar tu identidad y responder a preguntas sobre tu empleador, tus ingresos y tu situación de vivienda.

6. Consolida tus deudas y haz un solo pago

Luego que te aprueben el préstamo (o la tarjeta de crédito) finalmente llega el momento de reunir todas tus deudas y pagarlas. Para ello, comunícate con cada prestamista o acreedor. Si tienes la opción, el nuevo prestamista podría hacerlo por ti.

¿Es conveniente consolidar las deudas?

Esta pregunta no tiene una única respuesta y depende mucho de las alternativas de consolidación que consigas además de tu voluntad y capacidad de pago. Por lo tanto, aquí te decimos cuándo podría ser una buena idea encarar una consolidación y en qué casos no es tan conveniente.

Es conveniente cuándo:

  • Si tienes un buen puntaje de crédito para acceder a una tarjeta de crédito con 0% interés, o a un préstamo de consolidación de deuda con baja tasa de interés a largo plazo
  • El pago de la deuda se ajusta cómodamente a tu presupuesto, sin afectar tu situación financiera
  • Logras reducir el interés de tu deuda en un 8% o más
  • Eliges un préstamo de consolidación que puedas pagar en cinco años
  • Los pagos mensuales realmente reducen el saldo adeudado y no te limitas a pagar los montos mínimos

Si estableces un plan y pagas en el menor tiempo posible, sin comprometer tus finanzas y logrando bajar los intereses en general, la consolidación de deuda es una gran opción para ti.

No es conveniente cuándo:

  • Tus deudas son pequeñas y puedes pagarlas en un año y medio o menos. No verás una diferencia significativa en el monto a pagar al consolidar tu deuda, por tanto, es una acción innecesaria
  • Tu puntaje de crédito no te permite acceder a una baja tasa de interés. Si el interés es mayor al de tus deudas actuales, difícilmente ahorres dinero consolidando la deuda
  • Tengas que eliminar tus cuentas de crédito más antiguas. Dar de baja viejas cuentas para dar paso a otras nuevas hará que el promedio de años de tu historial de crédito decaiga significativamente, y esto podría afectar negativamente tu puntaje de crédito.
  • No te comprometes a hacer los pagos en tiempo y forma. Cuando normalmente te atrasas en tus pagos y no estás pendiente de los vencimientos, la consolidación de deuda no solucionará tu situación.
  • Si el monto de tu deuda supera la mitad de tus ingresos. Por más que logres reducir el importe a pagar, no será suficiente para llegar cómodamente a los pagos mensuales y podrías poner en riesgo tus finanzas.

En este contexto, antes de elegir una consolidación de deuda lo mejor es buscar una forma de amortizarla. Tampoco es conveniente consolidar deudas si vas a tomar otros créditos o préstamos, o seguirás comprando sin límites con tu tarjeta de crédito.

¿Consolidar deudas afecta tu crédito?

La consolidación de deudas puede afectar positiva o negativamente tu crédito, dependiendo de cómo manejes el proceso y tu situación crediticia.

Consolidar deudas afecta tu crédito vía el historial de pagos, la utilización de crédito y la relación deuda-ingreso; criterios que se usan para el cálculo del FICO ScoreSi es positivo o negativo, depende de varios factores, como si haces los pagos a tiempo.

Evalúa tus opciones de consolidación, compara tasas de interés y evita múltiples consultas duras para proteger tu crédito. Si la consolidación no es adecuada, considera alternativas como programas de administración de deudas, negociación de la deuda, bancarrota o liquidación de deudas.

¿Qué bancos consolidan deudas?

Bank of America, TD Bank, Wells Fargo, Capital One y Citibank, son algunos de los bancos que ofrecen consolidación de deudas. Consulta en cada entidad bancaria para conocer los tipos de consolidación que ofrecen.

¿Qué es mejor, irse a la bancarrota o consolidar las deudas?

Consolidar las deudas es una mejor opción que la bancarrota porque no afectará tu puntaje de crédito. Ahora, si no te preocupa tu valoración crediticia y solo quieres eliminar tus deudas puedes elegir la bancarrota. Dependerá de tu situación y posibilidades.

Sobre el autor

Juani es un experto en finanzas personales enfocado en la comunidad latina en Estados Unidos y uno de los editores de Créditos en USA. Con una trayectoria de más de 4 años, se ha especializado en brindar información valiosa y orientación financiera a miles de latinos en USA. Su misión es guiarte en tu camino hacia la estabilidad económica, abordando temas como la obtención de ayuda gubernamental, el manejo de deudas y el uso inteligente de tarjetas de crédito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados

En esta página

Noticias destacadas

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y noticias actuales

¡Únete a nuestro Newsletter!

Subscríbete a nuestra lista de mails y últimas noticias.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.