Qué es una consolidación de deudas ¿Es conveniente?

En Estados Unidos es común tener varias deudas con entidades financieras diferentes. Cada una de esas deudas está sujeta a tasas de interés, vencimientos y cargos varios. Esto hace que pagar cada una por separado sea muy tedioso, por eso, existe algo llamado consolidación de deudas que te permite unificar todas tus deudas en una única factura.

Además, consolidar deudas también te permite reducir un poco la cantidad de dinero que terminarás pagando. Sí, aunque no lo creas, una consolidación de deudas bien planificada y ejecutada puede ser tu pasaje a una mejora integral de tu economía.

Aquí aprenderás todo lo que necesitas saber sobre consolidación de deudas: los tipos que existen, sus beneficios, sus costados negativos y, si continúas leyendo, podrás saber si realmente una consolidación de deudas es la jugada correcta para ti en este momento.

¿Qué es la consolidación de la deuda?

La consolidación de deudas es fusionar varias deudas en una sola. En lugar de hacer pagos mensuales separados a múltiples acreedores (prestamistas, bancos, etc.), los agrupas en un solo pago de un solo prestamista, idealmente a una tasa de interés más baja.

Si bien la consolidación de deudas no cancelará tus deudas ni reducirá los montos que debes, es una estrategia que muchos utilizan para facilitar y abaratar el pago de las mismas.

Si tienes deudas de varios tipos, puedes utilizar la consolidación de deudas para fusionar el pago de todas ellas en uno solo.

  • Tarjetas de crédito
  • Deuda médica
  • Préstamos personales
  • Préstamos estudiantiles
  • Préstamos de auto
  • Préstamos de día de pago

Formas de consolidación de deudas

Tarjetas de crédito de transferencia de balances

Algunas compañías de tarjetas de crédito permiten transferir tu saldo de mayor interés a una nueva tarjeta con 0% de interés u otro tipo de interés que te permitirá pagar el saldo completo con esta nueva tasa más baja pero en un tiempo más acotado. Pagando tu deuda dentro del período de tiempo limitado, puedes ahorrar mucho dinero.

Sin embargo, hay algunas cuestiones que debes tener en cuenta antes de decidirte por esta opción de consolidación de deudas:

Cargos por transferencia de balance: Muchas empresas cobran una tarifa por transferencia de saldo, a menudo entre el 3% y el 5% del monto total transferido. Si la tarifa es lo suficientemente alta, podría anular los beneficios de hacer una transferencia de balance.

Período promocional corto: El tiempo que tienes para pagar tu saldo con la tasa introductoria de transferencia de balance es bastante corto, a menudo entre nueve y 21 meses. Después de eso, tu tasa de interés aumentará, por lo que tendrás que pagar mucho más en intereses a partir de ese momento. Si no puedes pagar tu saldo dentro del período introductorio, entonces podrías terminar en el mismo con el mismo interés alto del que estabas tratando de escapar.

Préstamos y líneas de crédito sobre el capital de tu vivienda

Si eres propietario de una casa, podrías pedir un préstamo contra tu patrimonio para consolidar deudas. A esto se lo conoce comúnmente por su nombre en inglés como Home Equity Line Of Credit (HELOC). La cantidad que puedes pedir prestada estará limitada por el capital que poseas, básicamente el valor de tu propiedad menos el saldo pendiente de tu hipoteca, y otros factores. Generalmente, el valor disponible es suficiente para pagar tu deuda.

Debido a que el préstamo está garantizado por tu casa, normalmente puedes calificar para una tasa de interés más baja que con otros métodos para consolidar deudas.

Sin embargo, utilizar un préstamo sobre el valor líquido de la vivienda puede ser arriesgado. Debido a que tu casa sirve como garantía para asegurar el préstamo, podrías terminar perdiendo tu casa si se atrasa en los pagos.

Préstamos 401(k)

Si tu empleador ofrece un plan de ahorro para la jubilación 401(k), puede optar por permitir que los participantes pidan prestado con cargo a sus cuentas, aunque no todos los planes se lo permiten. Tomar prestado de tu propio 401(k) no requiere una verificación de crédito, por lo que no debería afectar su crédito.

Siempre y cuando tenga un saldo de cuenta con derechos adquiridos en su 401(k), y si su plan permite los préstamos, es probable que se le permita pedir un préstamo contra él. Al igual que con cualquier otro préstamo, tendrás que pagar un préstamo de tu 401(k) con intereses dentro de un plazo determinado. 

Aunque los préstamos 401(k) pueden parecer una gran idea, ¿por qué no preferirías pedir dinero prestado a ti mismo?, hay algunos grandes negativos en este plan más allá de tener que pagar los intereses.

Si te atrasas en tus pagos, el saldo no pagado contará como una distribución. Y si no estás por lo menos en 50%, podrías enfrentarte a una fuerte factura de impuestos por una distribución anticipada por la cantidad que retiraste. Además, si dejas tu trabajo o eres despedido, puede que tengas que devolver el préstamo en su totalidad de inmediato.

Desde una perspectiva a largo plazo, el dinero que retiras pierde su capacidad de crecimiento. En el tiempo que toma devolver el préstamo, podrías perder los aumentos del mercado que podrían haber impulsado tu fondo de retiro.

Préstamos personales

Otra forma de consolidar deudas es pedir un préstamo personal. Sin embargo, esto sólo es conveniente cuando el préstamo personal tiene una buena tasa de interés.

Las tasas de interés de un préstamo personal dependen de la salud de tu crédito, tus ingresos y otros factores. Si tienes un crédito no tan bueno, es posible que no califiques para un préstamo de bajo interés.

Si decides utilizar un préstamo personal para la consolidación de deudas, utiliza el dinero de tu nuevo préstamo para pagar los saldos existentes de todas las deudas que estás consolidando. Si utilizas una tarjeta de crédito de transferencia de balances, transferirás los saldos existentes a la tarjeta de crédito única.

Realiza los pagos de tu nuevo préstamo en tiempo y forma. Considera la posibilidad de establecer pagos automáticos para este préstamo. Cualquier dinero extra que ganes destínalo a cancelar este nuevo préstamo.

¿Cómo puedes beneficiarte de la consolidación de deudas?

Consolidar deudas puede ayudarte a manejar tu economía de manera más efectiva, ahorrándote dinero en cargos por mora, disminuyendo la cantidad de pagos mensuales y reduciendo el monto de los intereses que estás pagando.

Cuanto mayor sea la diferencia entre las tasas de interés actuales de tus deudas y la nueva tasa de un préstamo para consolidación, mayores serán tus ahorros.

A largo plazo, si puedes reducir tu saldo total, también puedes mejorar tu puntaje crediticio, ya que estarás reduciendo tu índice de utilización de crédito.

Cuándo la consolidación de deudas es una buena idea

Consolidar deudas tiene sentido cuando las personas que realmente se comprometen a reducir su deuda general y a simplificar sus finanzas reduciendo sus pagos mensuales. Los prestatarios que tienen un buen puntaje crediticio suelen ser los que más se benefician de la consolidación de deudas, porque pueden obtener mejores tasas de interés.

Sería ideal que tuvieras un plan para priorizar los pagos de tu nuevo préstamo para consolidación con el fin de pagarlo lo antes posible. La creación de un presupuesto o plan de gastos puede ayudar a garantizar que vivas dentro de tus posibilidades y evitar asumir nuevas deudas.

Cuándo la consolidación de deudas es una mala idea

Si la tasa de interés de tu préstamo de consolidación de deudas es más alta que las tasas de los préstamos que estás pagando actualmente, es posible que no ahorres dinero al consolidar deudas. Si no puedes obtener un préstamo a una tasa que haga efectiva la consolidación de deudas, considera otros métodos para poder pagar tu deuda.

Los prestatarios que no se comprometan a reducir su deuda a largo plazo tampoco obtendrán todos los beneficios de la consolidación. ¿La razón? Pueden terminar incurriendo en nuevas deudas en las tarjetas que acaban de pagar, creando un espiral de endeudamiento difícil de cortar.

Cómo evitar acumular más deudas

Aunque la consolidación de deudas puede ayudarte a pagar aquellas que son de alto interés, no es una solución mágica. Si buscas una consolidación de deudas, es posible que tengas que hacer cambios significativos en tu estilo de vida para asegurarte de no acumular más deudas y que tu plan funcione.

  • Identifica el problema de raíz: Revisa tus estados de cuenta para ver dónde gastas de más. Por ejemplo, puede que descubras que gastas demasiado en comer fuera, o que vas de compras cuando te sientes estresado. Una vez que enfrentes esas causas de fondo, puedes hacer los ajustes adecuados. Busca primero una solución interna.
  • Crear un presupuesto: un presupuesto realista y atenerse a él es el siguiente paso después de analizar detenidamente tus hábitos de consumo. Se trata de establecer límites y evitar llevar los saldos de las tarjetas de crédito de un mes a otro.
  • Mantenerse concentrado: Pagar la totalidad de tu deuda puede llevar meses, o incluso años. Revisa tus estados de cuenta con regularidad para hacerte responsable y mantenerte al tanto. Esto ubicará a tu progreso y a tus metas financieras en primer lugar.

Analiza a fondo cada una de las formas de consolidación de deudas que se te presenten y recién ahí es cuando debes decidir cuál se ajusta mejor a tu caso. No querrás llevarte sorpresas al momento de tener que pagar. Procura leer la letra chica y crear un plan de gastos mensual para mantener tu economía saludable.

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!