¿Por qué tu 401(k) podría no estar disponible después de que dejes un trabajo?

Imagina que acabas de renunciar a tu trabajo para aceptar una nueva oferta dentro o fuera de tu ciudad que representará una gran oportunidad profesional y financiera para ti. Posiblemente, este nuevo empleo cumple con todos los requisitos de tu trabajo soñado, incluyendo una larga temporada de vacaciones y diferentes bonos de productividad.

Sin embargo, debes tomar en cuenta que una vez que te despidas de tu antiguo trabajo por la razón que sea, no puedes dejarlo todo atrás. A fin de cuentas, tienes una cuenta 401 (k) con tu antiguo empleador y ahí hay una cifra abultada de dinero que te pertenece, ¿cierto? Ahora bien, ¿qué opciones tienes en un caso como este? Pues, transferir el dinero de tu vieja 401 (k) a la cuenta de jubilación de tu nuevo empleador, cobrar el dinero o pasarlo a una cuenta IRA.

Eso sí, ten mucho cuidado. Lo que decidas en este punto podría afectar el monto del pago de impuestos al Tío Sam. Además, hay un tema que aún no hemos tocado. Para hacer cualquiera de estos movimientos, necesitas tener acceso a tu cuenta, pero quizás tu empleador te lo niegue. 

¿Sorprendido? Por eso hicimos este artículo. Con nosotros descubrirás por qué tu 401(k) podría no estar disponible después de que dejes un trabajo.

¿Cómo funciona el 401k en USA?

Antes de entrar de lleno en el tema, vamos a aclarar un punto: qué es y cómo funciona la cuenta 401 (k) en los Estados Unidos. El 401 (k) es un plan de jubilación, específicamente un tipo de cuenta de inversión, que le permite a una persona comenzar a guardar su dinero para cuando se retire del trabajo. 

Lo más resaltante de la 401 (k) son sus beneficios fiscales. En este punto, es importante destacar que existen dos tipos de cuenta: la 401 (k) tradicional y la Roth. Para más información, no dejes de visitar en enlace que te dejamos en este párrafo.

¿Qué pasa con el 401k si renuncio? (o si soy despedido)

En principio, debes saber que es ilegal que una empresa te restrinja el acceso a tus fondos personales, que son los que están depositados en tu cuenta 401 (k). Estos fondos no solo incluyen tus aportes, sino también todas las ganancias que ese monto de dinero haya generado a lo largo del tiempo. 

Sin embargo, es posible que -en la práctica- el saldo total de tu cuenta 401 (k) no sea completamente tuyo. ¿Confundido? Vamos a verlo. En una 401 (k) tanto el empleado como el empleador hacen aportes. Ahora bien, puede que tu contrato laboral o, mejor dicho, tu vida laboral en esa empresa haya sido tan corta que no haya cumplido el requisito de años establecido para que esas contribuciones que hizo la compañía sean de tu propiedad. 

En cambio, si alcanzaste el punto de tiempo solicitado para poder disfrutar de esos aportes empresariales, adquirirás un derecho sobre ellos, lo que quiere decir que todos los fondos depositados en la 401 (k) son tuyos. En este caso -y dejando de lado algunas restricciones- la empresa estará obligada a liberarlos. 

Stephen Rischall, CFP, CRPC y socio de Navalign Wealth Partners, declara al respecto que “si tienes restricciones para acceder a los fondos 401 (k) que ya sean tuyos, estarías frente a una ilegalidad”. Adicionalmente, añade que los ex empleados tienen el derecho de retirar todas las contribuciones que les pertenecen, incluyendo las que hayan sido realizadas por el empleador, si corresponde.

En la misma línea de ideas, Mark T. Hebner, fundador y presidente de Index Fund Advisors, explica que: “Si existe un calendario de adquisición de derechos asociado a las contribuciones del empleador y te vas de la empresa antes de esa fecha, legalmente te podrían negar el acceso a ellos”.

Pero, ¿es esta la única razón por la que tu 401(k) podría no estar disponible después que dejes un trabajo? No. Hay otra razón. Si las contribuciones a tu 401 (k) fueron realizadas en su totalidad por la empresa y no había un calendario de adjudicación para ellas, esto podría resultar en la pérdida total de tu cuenta. Así lo señala Jeremy E. Portnoff, MSFS, CFP, CIMA y fundador de Portnoff Financial: “si todos los fondos estuvieran conformados por contribuciones del empleador y no se otorgan, existe la posibilidad de que lo pierdas todo”.

Consejo: Si estás considerando dejar o cambiar de trabajo, es importante que, ante todo, averigues cómo funciona tu cuenta 401 (k), si existe un cronograma o fecha de otorgamiento de fondos y, de no llegar a la fecha, calcular qué proporción del monto total de la cuenta te corresponde. 

Importante: El programa de consolidación de derechos de una empresa, calendario o cronograma de otorgamiento, es lo que determina en qué momento los fondos correspondientes a las contribuciones del empleador pasan a ser propiedad de los trabajadores. Por supuesto, esto no aplica para las contribuciones que hayan hecho los empleados que siempre serán de su propiedad.

¡Cuidado! Los activos de tu cuenta 401(k) podrían congelarse temporalmente

Sí, así como lo lees. El acceso a tus fondos, adquiridos, propios o no, también puede bloquearse de forma temporal. ¿En qué casos? Si hay un litigio relacionado con el plan, por ejemplo. Ante un escenario como este, los activos podrían congelarse hasta que se resuelva la controversia. 

Según Rischall, el acceso restringido a los fondos de una cuenta 401 (k) también puede ocurrir en caso que el patrocinador del plan cambie de administrador o haya un periodo de bloqueo en el que los fondos no se puedan movilizar por cualquier otra causa. Eso sí: este congelamiento debe cumplir con ciertos requisitos legales, como avisarle a los participantes activos con -al menos- 30 días de anticipación.

Finalmente, es importante que sepas que los empleados que hayan sido despedidos recientemente podrían estar sujetos a unas reglas de juego diferentes a estas. Estas reglas se regirán, por ejemplo, por cosas como la resolución de cualquier problema financiero relacionado con la partida del trabajador, como un préstamo o adelanto pendiente. 

¿Qué hacer si mi cuenta 401 (k) está bloqueada o congelada?

Si el acceso a tus fondos se ha bloqueado de forma inesperada, revisa de inmediato tu correspondencia para saber si hay algún mensaje importante que hayas pasado por alto, como una notificación de cambio de administrador. Si estás seguro de no haber recibido ningún aviso, llama al proveedor y pregúntale directamente por qué no tienes acceso a los fondos y cuándo se levantará la medida. 

En caso de que no haya una respuesta satisfactoria o no hay ninguna circunstancia externa que justifique la prohibición de acceso a los fondos, trata de aclarar la situación con tu antiguo empleador. Si no tienes suerte, no dudes en exponer tu caso ante el Departamento de Trabajo o contactar a un abogado

En resumen, por qué tu 401(k) podría no estar disponible después de que dejes un trabajo

Entonces, según vimos en este artículo:

  • Como regla general, tus contribuciones a la cuenta 401 (k) y, por ende, sus ganancias, estarán disponibles cuando dejes a tu actual empleador, ya sea por una renuncia o despido.
  • Sin embargo, es posible que el empleador te niegue el acceso a las contribuciones, pero no a todas, sino a las que él haya realizado. Esto pasaría, en esencia, si dejas tu trabajo antes de que esos fondos se te concedan tal como lo establece el calendario de otorgamiento.
  • El acceso al saldo total de la cuenta 401 (k) puede bloquearse, al menos temporalmente, debido a problemas relacionados con tu salida del trabajo o a un cambio de administrador en el plan.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:



Artículos relacionados:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!