Social Security: ¿Los últimos años son los más importantes para calcular la pensión?

Durante años, ciudadanos estadounidenses e inmigrantes piensan con preocupación en ese día en el que deberán decirle adiós al trabajo para comenzar su nueva vida como jubilados. Es que una jubilación decente depende de lo que se haga cuando uno es jóven. Por eso, es común preguntarse cuáles son los años más importantes para calcular la pensión.

Cualquiera imaginaría que la fecha de la jubilación es uno de los días más esperados del calendario. Recuerda que, al recibir la jubilación, podrás colgar tu uniforme -por así decirlo- y viajar por el mundo o retirarte a una ciudad con un clima envidiable, ¿cierto?

Sin embargo, no todo es tan fácil o tan simple como parece. Tener suficiente dinero para recibir la pensión de jubilación, contar con un buen plan para jubilarse, terminar de pagar la hipoteca de la casa y ser capaz de ahorrar un monto atractivo en una cuenta de ahorros de máximo rendimiento son quizás cuatro de las tantas prioridades de los ciudadanos del país. A fin de cuentas, de qué serviría tener tanto tiempo libre si como ex-trabajador no eres capaz de cubrir tus gastos diarios o el pago de las facturas médicas.

Quizás por eso muchos optan por retrasar el cobro del Seguro Social pensando que, al hacerlo, obtendrán créditos por la jubilación retrasada. Pero, ¡cuidado! Aunque esta pudiera ser una buena práctica, realmente esos últimos años podrían no ser tan relevantes en el cálculo de tu beneficio. Lamentablemente, se trata de solo un mito que trataremos de derribar el día de hoy con este artículo.

Social Security: ¿Los últimos años son los más importantes para calcular la pensión?

¿Es cierto que los últimos años son los más importantes para el cálculo de la pensión del Seguro Social? Aunque lo hayas escuchado muchas veces, la respuesta es que no. En realidad esto es un mito, algo similar a una leyenda urbana. Se ha repetido tantas veces en el tiempo que las personas terminan pensando que es cierto. Tanto es así que se desconoce su origen.

Ni las empresas de inversiones para el retiro, ni el servicio de rentas internas (IRS o Internal Revenue Service) -y mucho menos, la Administración de Seguro Social- han publicado nada al respecto. Lo que sí es cierto es que los últimos tres años de trabajo de una persona pueden afectar el monto del beneficio que recibirá por concepto de Seguro Social, pero esto no quiere decir necesariamente que estos últimos serán los años más importantes o los únicos que determinarán la cifra en dólares de este beneficio. Recuerda que el cálculo de la pensión se realiza aplicando una fórmula en la que se incluyen los 35 ingresos más altos que un trabajador haya reportado durante toda su vida laboral.

Para que el paso del tiempo no le ocasione pérdidas al trabajador, el SSA ajusta cada año los montos del registro con respecto a la inflación. Cuando llegue el momento de la jubilación, elegirá 35 años de ese historial laboral que, podría decirse, equivalen a los más productivos. Estos años se escogen siguiendo una máxima simple: son aquellos que reportan un mayor número de ganancias anuales. Las ganancias anuales más altas se indexan en un promedio, algo conocido como AIME, y es con este resultado que se calcula el beneficio de la jubilación.

Puede que el origen del mito sea simple. En la mayoría de los casos, los últimos años de la carrera laboral de una persona son los más altos en materia de ganancias. Por eso es probable que sean estos los que más se tomen en cuenta para el cálculo del beneficio. Esto se cumpliría, por ejemplo, si una persona se jubila de un puesto de envergadura o directivo, pero no si el trabajador deja su carrera tempranamente y después sigue trabajando en un puesto más común o estándar, como un vendedor de pólizas de seguro.

¿Cuántos años se cuentan para la jubilación?

En sí, 35 años, tal como lo dijimos anteriormente. Pero, si una persona trabaja durante 40 años, ¿cuáles se toman en cuenta para el cálculo? Pues, aunque la cantidad base sean 35 años, solo se eligen aquellos que reporten la mayor cantidad de ingresos anuales. Para hacerlo, se suma la cantidad de ingresos mensuales de todos los años -ajustados a la inflación, por supuesto- y se determina cuáles de esos 40 años serán los elegibles para la jubilación.

Nota: Recuerda que estos ingresos representan aquellas ganancias sobre las cuales pagaste impuestos FICA. Todo lo que esté fuera de eso, no será contado en el cálculo.

¿Cómo se calcula mi jubilación?

La fórmula que utiliza el SSA para calcular la pensión o los beneficios de Social Security es compleja y toma en cuenta una gran cantidad de factores. Pero, ¡no te preocupes! Aquí vamos a tratar de iluminar los puntos más importantes. 

Entonces, ya sabes que la SSA utiliza una cantidad base, que es de 35 años. Esos años son los que muestran los ingresos más altos en toda tu carrera laboral. Una vez hecha esta selección, la agencia sumará el total de los ingresos para calcular un promedio anual. Lo que esto quiere decir es que 1) se determinan los ingresos anuales de todos esos 35 años, indexados según la inflación; 2) se suman todos los montos anuales obtenidos, y 3) se divide el total entre 35 años, que es la cantidad base del beneficio.

Nota: El total de ingresos obtenidos después de sumar los montos anuales de esos 35 años de elegibilidad se utilizará como base para otros cálculos del SSA.

Ahora que ya se tiene el ingreso promedio anual (por sus siglas, IPA), se calcula el ingreso promedio mensual (o IPM). Hacerlo es muy simple: se toma la cifra del ingreso promedio anual y se divide entre los 12 meses del año. Es con el IPM que la SSA calcula el monto de la pensión mensual. 

¿Cómo sé cuánto voy a cobrar de jubilación cuando me jubile?

Sin duda -y para mantener tus finanzas en orden- podrías hacer este cálculo cuando el día de tu jubilación se acerque. Incluso tendrías la oportunidad de hacer una especie de proyección para saber cuánto te tocaría recibir mensualmente por concepto de los beneficios de la jubilación del Social Security. 

Para ayudarte en el cálculo, vamos a hacer un breve recuento:

  1. Primero, debes llevar un registro con tus ganancias anuales. Recuerda que estas ganancias son aquellas sobre las que pagas impuestos FICA. Puedes encontrar este registro iniciando sesión en la SSA.
  2. Luego, debes indexar cada monto. Para hacerlo, tan solo necesitas llevar esas cantidades mensuales al equivalente actual. Te recomendamos usar una calculadora de indexación gratuita para hacer esto o guiarte por la indexación realizada por la SSA.
  3. Una vez que tengas todos los montos anuales, selecciona 35 de los años más altos. Recuerda que esa selección debes hacerla después de indexar los montos.
  4. Ahora, suma todos los ingresos anuales de esos 35 años base y divide el total entre 35. Este será tu ingreso promedio anual o IPA.
  5. Cuando obtengas el IPA, divídelo entre los 12 meses del año para obtener el ingreso promedio mensual, o IPM.

Este IPM es lo que utilizarás para calcular tu pensión por jubilación, algo que puedes hacer de la siguiente manera:

  1. Primero, calcula el 90% del ingreso promedio mensual.
  2. Después, calcula el 32% del excedente a ese ingreso promedio mensual (hasta $5,583).
  3. Luego, calcula el 15% de lo que exceda a esos $5,583 del ingreso promedio mensual.
  4. Por último, suma todos los cálculos y este será el monto total de los beneficios de jubilación del Social Security.

¿Cuántos años hay que trabajar para jubilarse en Estados Unidos?

Podría decirse que deberían ser al menos 35 años, ¿cierto? Pero no necesariamente es así. Para poder solicitar los beneficios de la jubilación, el trabajador debe cumplir con ciertos requisitos. Veamos algunos:

  • Tener -al menos- 62 años. Sin embargo, quienes soliciten la jubilación a esta edad podrían experimentar una reducción del monto de la jubilación; algo que veremos con detalle más adelante. Pero si este mismo trabajador espera hasta sus 67 años, obtendrá el total de sus beneficios. 
  • Completar los créditos necesarios para poder jubilarse. Las personas que deseen jubilarse en los Estados Unidos deben tener un total de 40 créditos para obtener los beneficios. Esos créditos se cuentan por año. Cada año equivale a cuatro créditos. Por ende, si necesitas 40 créditos para jubilarte, tendrías que haber trabajado por al menos 10-11 años

Nota: Si quieres saber más sobre los beneficios de la jubilación, puedes usar el planificador de la SSA.

Importante: Si una persona todavía no cuenta con esos 40 créditos que son necesarios para su jubilación, puede usar una calculadora de beneficios de jubilación para determinar cuánto le correspondería recibir en el futuro. 

¿Cómo puedo saber cuánto dinero tengo en mi Seguro Social?

Revisar cuánto tienes acumulado en el Seguro Social no es un procedimiento difícil. Para hacerlo, tendrás que crear una cuenta en la plataforma de la SSA usando una dirección de correo electrónico válida, tu número de Seguro Social y dirección. Una vez que hayas creado la cuenta con éxito, inicia sesión y haz clic en “Ver registro de ganancias”. Ahí podrás ver tus ingresos reportados.

Nota: Si quieres saber más sobre la declaración de ingresos de la Seguridad Social, cómo crear una cuenta, entre otros; no dejes de ver nuestra guía “¿Cómo saber cuánto tengo acumulado en mi Seguro Social?

¿Qué pasa si me retiro antes de la edad plena de jubilación?

Si reclamas tus beneficios antes de la edad plena de jubilación (FRA), tu monto mensual a recibir se reducirá hasta en un 30%, dependiendo de cuántos meses antes de cumplir la edad reglamentaria hayas hecho el reclamo. Si por el contrario, deseas recibir más beneficios por Social Security, lo que puedes hacer es esperar unos tres años después del FRA reglamentario, que se cumple a los 67 años de edad.

¿Por qué decimos esto? Porque por cada año que esperes, podrías ganar un 8% por créditos diferidos. Esta regla se cumple -en la mayoría de los casos- hasta alcanzar la edad de los 70 años. Entonces, si ya tienes 67 años de edad y esperas hasta los 70 para reclamar los beneficios de jubilación, el monto mensual a recibir podría llegar a ser hasta un 32% más alto de lo normal. 

Preguntas frecuentes sobre el monto de los beneficios de Social Security

Si todavía tienes dudas sobre este tema, ¡no te preocupes! Hemos preparado una sección un poco más técnica donde podrás aclararlas al instante.

Si me retiro después de la edad reglamentaria, ¿obtendré más dinero del SSA?

Hay una visión convencional en los Estados Unidos que se basa en retrasar la jubilación para hacer crecer el monto de los beneficios. Técnicamente, al hacer esto el beneficiario podría recibir hasta un 8% más por cada año que retrase el cobro de sus beneficios y este es un margen de ganancia que podría ser muy atractivo, especialmente si se está en un mercado de bajo rendimiento.

Sin embargo, aquí hay otro factor que podría elevar el monto aprobado del SSA. Si se retrasa el cobro de los beneficios de jubilación del Social Security, se podría seguir trabajando y estos años extra podrían aumentar los ingresos mensuales indexados que se utilicen para el cálculo del monto de la jubilación; esto al menos siempre que se logre llegar a un puesto de empleo bien remunerado.

No obstante, esto dependerá de los ingresos adicionales que se pudieran obtener a lo largo de esos años y también de cuán bajos son los ingresos registrados en el histórico. Si la mayoría de los registros muestran que los ingresos más altos se reportaron -por ejemplo- diez años antes de la jubilación, quizás no sea necesario trabajar tres años adicionales para tratar de que el monto de los beneficios crezca en un 8%.

¿Conclusión? Lo primero que se debe hacer antes de optar por esta opción es determinar el potencial del registro histórico actual y compararlo con los ingresos que recibes en tu último puesto de trabajo. 

¿Cómo se realiza la indexación de los salarios reportados al SSA?

El Seguro Social determina los 35 años con ingresos más altos ajustando los montos reportados a la inflación. Esta indexación se realiza utilizando el Índice de Salario Promedio Nacional. Esto garantiza que el cálculo del IPM será ajustado a derecho, ya que asegura que los montos que se escojan para el cálculo tendrán un poder adquisitivo realista.

¿Los años que se usan para calcular el PIA son consecutivos?

No necesariamente. Tal como se señaló anteriormente, el Seguro Social siempre utilizará los mismos porcentajes y los mismos 35 años, independientemente de cuántos años haya trabajado esa persona. Lo que sí cambia con los años es el cálculo del AIME en sí. Dado que para determinar el AIME se escogen los 35 años con los ingresos más altos, los años extra -siempre que también sean altos- eliminarán a aquellos con los ingresos más bajos, pudiendo elevar el cálculo del AIME y, por ende, los beneficios del Seguro Social. 

Como lo que le importa al SSA es elegir los años con mayores ganancias anuales, no necesitará que estos años sean consecutivos. Piensa que esto dependerá muchísimo del cambio de la carrera, de su crecimiento, de eventos aislados -como un accidente incapacitante, por ejemplo- o de la mismísima economía nacional o global. Para que te hagas una idea: en un período de recesión, suelen bajar los salarios. En un período de inflación, suelen aumentar los salarios. 

Pero vamos a ver esto en un ejemplo para entenderlo un poco mejor. Supongamos que John reportó unas ganancias promedio de por vida de $6,000 al mes, es decir, unos $72,000 al año, pero su registro también muestra años con ganancias más bajas que incluso llegan a los $55,500 anuales. 

Si al final de su carrera profesional una empresa importante le ofrece un trabajo como consultor externo por $118,500 al año, esos años extra de trabajo reemplazarán a varios de los años con pocas ganancias. Por ende, esta base salarial máxima de $118,500 reemplazaría el año anterior indexado más bajo, que es de $55,500. Ese excedente -que es de $63,000- aumentará el AIME de los últimos 420 meses en $150.

Nota: Como se destaca en este ejemplo, el factor clave para determinar si vale la pena seguir trabajando para obtener mayores beneficios del Seguro Social dependerá de cuánto se espera ganar en el próximo año y de cuál fue el año de ingresos ajustados por inflación más bajo que se haya registrado en el pasado. Es la diferencia entre estos dos montos lo que determina si es beneficioso esperar o si no es necesario.

¿Cuánto es la pensión mínima en USA?

Según los últimos estudios del Boston College, la pensión promedio en Estados Unidos es de unos $1,400 mensuales. En cuanto a la pensión mínima, varía dependiendo de los años trabajados. Un empleado jubilado que solo haya reportado 11 años de trabajo podría recibir un mínimo de $41.90 mensuales, mientras que si ese mismo trabajador reporta 30 años de trabajo recibiría -como mínimo- $872.50 de beneficio.

Sin embargo, estas disposiciones mínimas casi nunca se aplican, ya que tanto la fórmula como la posibilidad de indexar los salarios reportados permiten que los beneficiarios obtengan un mejor monto mensual de Social Security. Esto se combina -por supuesto- con el esfuerzo de los millones de trabajadores estadounidenses que suelen mantenerse activos -profesionalmente hablando- durante muchos años a lo largo de su vida y también sobre la base del cálculo del salario, que siempre suele estar ajustado al estilo de vida.

Sigue leyendo:

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!